Gobierno de La Rioja

Núm. 62
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Sábado 18 de mayo de 1996
AYUNTAMIENTO DE CERVERA DEL RÍO ALHAMA
III.C.30

Aprobación definitiva del Reglamento de Piscinas Municipales y de la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante y Mercadillo Municipal

En virtud de los acuerdo s provisionales de Aprobación del Reglamento de Piscinas Municipales y de la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante y Mercadillo Municipal adoptados por este Ayuntamiento el día 5 de febrero de 1996, puntos (11 y 12), con exposición al público del mismo por plazo de treinta días, efectuado mediante anuncio fijado en el tablón de Edictos y publicado en el Boletín Oficial de La Rioja nº 24, de fecha 20 de febrero de 1996, no habiéndose presentado reclamaciones, quedando definitivamente aprobados los referidos acuerdos de conformidad la propia resolución Corporativa, en cumplimiento de los artículos 70.2 y 65 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, a continuación se inserta texto íntegro de los acuerdos y de las Ordenanzas.

Contra dichos acuerdos y Ordenanzas, podrá interponerse, de conformidad el artículo 52.1 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal de Justicia de La Rioja, en el plazo de dos meses contados desde el día siguiente al de la presente publicación en el Boletín Oficial de La Rioja, en la forma y plazos que establecen las Normas Reguladoras de dicha Jurisdicción.

Cervera del Río Alhama, a 27 de marzo de 1996.- El Alcalde.

D. MIGUEL ANGEL ALONSO GUTIERREZ, SECRETARIO DEL

AYUNTAMIENTO DE CERVERA DEL RIO ALHAMA (LA RIOJA)

CERTIFICO: Que entre los acuerdos adoptados por el Ayuntamiento Pleno en sesión extraordinaria celebrada con fecha 5 de febrero de 1.996 y a reservas de los términos de su redacción (Artº 206 del. R.O.F.) figura uno que copiado literalmente dice asi:

11º.- REGLAMENTO DE MERCADO MUNICIPAL.

Intervino el Sr. Alcalde para explicar la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante fuera de un establecimiento y del Mercadillo Municipal, señalando la necesidad de tener una Normativa que regule el Mercado Municipal. con objeto de garantizar el debido control sanitario y los derechos de los consumidores.

Tras breve deliberación sobre el particular, por unanimidad de los diez Concejales asistentes, y por tanto con el quorun de la mayoría absoluta legalmente requerido para adoptar este acuerdo según dispone el.artículo 47.H de l.a Ley Reguladora de Bases del Régimen Local 7/1985 se acordó prestar aprobación al Dictamen de la Comisión Informativa de Sanidad que se convierte en acuerdo de Pleno.

1º.- Aprobar inicialmente la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante fuera de un establecimiento y del Mercadillo Municipal..

2 .- Exponer este acuerdo en el B.O. de La Rioja a efectos de reclamaciones durante el plazo de 30 días.

3º.- En el supuesto de no presentarse reclamaciones contra este acuerdo inicial durante el periodo de exposición al público, elevar el mismo a definitivo.

12 - REGLAMENTO DE PISCINAS MUNICIPALES.

Intervino el Sr. Alcalde para explicar la Ordenanza Reguladora del servicio de Piscinas Municipales, señalando la necesidad de tener una Normativa que regule dichas Instalaciones.

Trás breve deliberación sobre el particular, por unanimidad de los diez Concejales asistentes, y por tanto con el quorun de la mayoría absoluta legalmente requerido para adoptar este acuerdo según dispone el.artículo 47.H de la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local 7/1985 se acordó prestar aprobación al Dictamen de la Comisión Informativa de Sanidad que se convierte en acuerdo de Pleno.

1 .- Aprobar inicialmente la Ordenanza Reguladora del Servicio de Piscinas Municipales

2º.- Exponer este acuerdo en el B. O. de La Rioja a efectos reclamaciones durante el plazo de 30 días.

3º.- En el supuesto de no presentarse reclamaciones contra este acuerdo inicial, durante el periodo de exposición al público, elevar el mismo a definitivo.

Y para que conste y surta sus efectos expido y firmo el presente de orden y con el visto bueno del Sr. Alcalde-Presidente en Cervera del Río Alhama, a veintisiete de marzo de mil novecientos noventa y seis.- Vº Bº El Alcalde-Presidente.- El Secretario.

ORDENANZA REGULADORA DE LA VENTA AMBULANTE Y MERCADILLO MUNICIPAL.

CAPÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES

1º.- El Ayuntamiento de Cervera del Río Alhama establece el Mercadillo de los Viernes en la forma tradicional, pero sujeto en lo sucesivo a lo previsto en la presente Ordenanza.

2º.- El mercadillo podrá ser utilizado por todas las personas naturales, enumerados después exclusivamente, cumpliendo por lo demás todos los requisitos necesarios para esta actividad, además de lo establecido en las presentes normas.

3º.- La venta ambulante se realizará en puestos o instalaciones desmontables, que serán instaladas a la hora de comienzo y desmanteladas y retiradas a la terminación del mercadillo sin posibilidad de prórroga alguna.

Excepcionalmente podrá autorizarse la venta sirviendo de elemento auxiliar, vehículo de tracción mecánica, si reúne condiciones higiénico-sanitarias para ello.

4º.- Se autoriza de manera excepcional la venta de productos perecederos de temporada y las frutas, verduras y hortalizas que realicen directamente los agricultores, siempre que se trate de productos propios de su explotación agraria, sin que en ningún caso puedan actuar como intermediarios de otros agricultores, pues en tal caso deberán satisfacer las cuotas de licencia fiscal como si fueran comerciantes profesionales.

5º.- La venta que se realiza por los comerciantes en el «Mercadillo de los Viernes», sólo podrá efectuarse de acuerdo con las condiciones y términos que se establecen en la presente Ordenanza.

CAPÍTULO II.- MERCADILLO DE LOS VIERNES

6º.- El mercadillo autorizado queda definido de la siguiente manera:

- CERVERA DEL RÍO ALHAMA

- Denominación: Mercadillo de los Viernes.

- Zona de ubicación: Plaza Escultor Daniel, ó cualquier otra que el Ayuntamiento determine.

- Fecha de celebración: Los viernes de cada semana, salvo que coincida con día festivo, o sean días de Fiestas Patronales.

- Horario: El horario de apertura será a las 8 horas y de cierre a las 14 horas.

- RINCÓN DE OLIVEDO

- Denominación: Mercadillo de los Domingos.

- Zona de ubicación: Plaza San Pedro, ó cualquier otra que el Ayuntamiento determine.

- Fecha de celebración: Los domingos de cada semana.

- Horario: El horario de apertura será a las 8 horas y de cierre a las 14 horas.

- CABRETON

- Denominación: Mercadillo de los Viernes y Domingos.

- Zona de ubicación: Plaza La Iglesia, ó cualquier otra que el Ayuntamiento determine.

- Fecha de celebración: Los viernes y domingos de cada semana.

- Horario: El horario de apertura será a las 8 horas y de cierre a las 14 horas.

- VALVERDE

- Denominación: Mercadillo de los Martes y Jueves.

- Zona de ubicación: Plaza de la Rioja, ó cualquier otra que el Ayuntamiento determine.

- Fecha de celebración: Los martes y jueves de cada semana.

- Horario: El horario de apertura será a las 8 horas y de cierre a las 14 horas.

- VENTAS

- Denominación: Mercadillo de los Viernes.

- Zona de ubicación: Avda de la Rioja, ó cualquier otra que el Ayuntamiento determine.

- Fecha de celebración: Los viernes de cada semana.

- Horario: El horario de apertura será a las 8 horas y de cierre a las 14 horas.

Productos que pueden ser vendidos:

a) Frutas, verduras y hortalizas.

b) Artículos textiles y de marroquinería.

c) Cerámica, loza y cristal.

d) Calzado.

e) Juguetería.

f) Flora y plantas (naturales y artificiales).

g) Cassettes y discos.

h) Los encurtidos serán autorizados a la venta siempre que estén perfectamente envasados y etiquetados, prohibiendo su venta a granel.

El bacalao, se autoriza la venta en envases íntegros y etiquetados, prohibiendo su venta en porciones.

Ambos productos seguirán estas normas, siempre que no necesiten alguna otra condición especial de conservación.

i) En el mismo apartado de productos autorizados se incluye, el punto I, para la venta de Productos de Charcutería, con este enunciado:

Podrán ser puestos a la venta estos productos siempre que, su venta sea integra, y no en porciones perfectamente etiquetado y que no necesiten condiciones específicas de conservación.

Productos que no pueden ser vendidos:

a) Carne, aves, caza fresca, refrigerados y congelados.

b) Pescados y mariscos frescos y congelados.

c) Leche quesos, natas, mantequillas y huevos.

d) Anchoas, ahumados y semiconservas.

Y en general cualquier producto alimenticio que no se encuentre autorizado según la relación de productos reseñados anteriormente.

No se podrán vender tampoco ningún animal vivo, ya sea para uso doméstico o para su posterior sacrificio.

CAPÍTULO III.- CONDICIONES Y REQUISITOS

7º.- Para el ejercicio de este tipo de ventas, el comerciante deberá cumplir los siguientes requisitos:

a) Estar dado de alta en el epígrafe correspondiente de la licencia fiscal de actividades comerciales e industriales, y encontrarse al corriente del pago de la correspondiente tarifa.

b) Satisfacer los tributos de carácter municipal establecidos para este tipo de venta en las Ordenanzas, o en su defecto los aplicables al comercio establecido.

c) Reunir las condiciones y requisitos exigidos por la normativa reguladora del producto objeto de venta ambulante. En caso de frutas, verduras y hortalizas, el titular y todos los que despachen al público dispondrán del correspondiente carnet de manipulador de alimentos vigente, y expedido por la autoridad sanitaria competente.

d) Estar al corriente en el pago de las cotizaciones de la Seguridad Social.

e) En caso de extranjeros deberán acreditar además estar en posesión de los correspondientes permisos de residencia y trabajo por cuenta propia, a cuyo fin la Dirección Territorial de Economía y Comercio evacuará el informe establecido en el R.D. 1884/75, de 26 de julio.

f) Estar en posesión de la autorización municipal correspondiente.

8º.- Las personas interesadas en la obtención de la correspondiente licencia municipal para el ejercicio de la venta en el mercadillo, presentará en el Ayuntamiento solicitud, especificando en la misma los elementos y

circunstancias que constituyen y caracterizan el ejercicio pretendido acreditando el cumplimiento de los requisitos establecidos en el párrafo anterior.

9º.- La autorización municipal será concedida por la Alcaldía discrecionalmente, y en su otorgamiento se tendrá en cuenta el número de puestos de ventas del mismo tipo de productos de forma que el mercado quede equilibrado en cuanto a la oferta de productos.

Los Órganos Competentes, previamente informarán el cumplimiento de cada peticionario de los requisitos legales previstos en el Artº 7º de esta Ordenanza, y de los demás establecidos para la regulación del producto cuya venta se autoriza. La autorización tendrá carácter personal e intransferible.

La autorización municipal se reflejará en una Tarjeta de Identificación, de cada puesto en la que quedarán recogidos todos los documentos, siendo obligatorio para el comerciante tenerla a la vista en cualquier momento que le sea requerida por las autoridades municipales ó sanitarias. Todo comerciante que al requerimiento de esta tarjeta, presente otra o no sea la autorizada por el Ayuntamiento, perderá automáticamente su condición de autorizado para ocupar el puesto que tenía asignado.

La autorización municipal tendrá un período de vigencia anual, a cuyo término el interesado, y con un mes mínimo de antelación, deberá solicitar se le otorgue nueva autorización acreditando si fuera necesario los extremos que se consideren oportunos.

La autorización municipal contendrá indicación expresa de:

a) El emplazamiento, número, calle, reservando para el titular en el mercado, el cual será siempre el mismo salvo que por antelación, se le otorgue otro diferente, que tendrá en la medida de lo posible, parecidas características al inicialmente reservado.

b) Los productos y horario autorizados en que podrá llevarse a cabo la venta ambulante, no pudiéndose vender otros productos que los autorizados en la tarjeta de identificación.

c) Las tasas a ingresar en el Ayuntamiento con arreglo a lo previsto en la correspondiente Ordenanza Fiscal.

El ingreso de las tasas se llevará a cabo trimestralmente el primer viernes de cada trimestre, en la Tesorería del Ayuntamiento contra entrega de justificante de pago.

Anualmente, y teniendo en cuenta el funcionamiento y la experiencia acumulada de este mercado, la Alcaldía o la Comisión responsable de este servicio evaluará el número de puestos por cada tipo de venta.

10º.- Las autorizaciones para el ejercicio de la venta ambulante, tienen carácter discrecional, y por consiguiente pueden ser revocadas cuando se cometan infracciones graves ó muy graves tipificadas en el R.D.1945/83, de 22 de Junio.

Son causas además de la retirada de la autorización municipal, las siguientes:

a) La falta de pago de las tasas municipales.

b) La no utilización del puesto durante dos meses consecutivos, sin causa justificada, aún habiéndose abonado las tasas correspondientes.

c) La no limpieza reiterada del puesto y su entorno, una vez finalizado el mercadillo y retirado las instalaciones.

d) La ocupación abusiva o injustificada de los terrenos no autorizados o reservados a otros comerciantes, de forma reiterada, atendiendo lo informado por el vigilante de mercados.

e) La autorización de terrenos reservados a fin o venta diferente de lo autorizado durante más de un viernes.

f) La falta de respeto y consideración al vigilante de mercados, Agentes de la Policía Local y demás servicios de inspección.

- La retirada de la autorización municipal podrá ser temporal hasta un período de sanción de 6 meses, o definitiva, en cuyo caso el sancionado no podrá volver a ejercitar su actividad durante el período de vigencia de su autorización. En todos los casos será oído el titular, previo informe del vigilante de mercados.

- La revocación por cualquiera de las causas señaladas en los párrafos anteriores, no dará derecho a indemnización o compensación de ningún tipo.

- Los puestos que queden libres por los motivos expresados, quedarán a disposición del Ayuntamiento, que podrá adjudicarlos de nuevo, siguiendo los trámites previstos en esta Ordenanza y de orden de presentación de solicitudes.

- Los puestos que durante la celebración del mercadillo queden vacantes por ausencia de su titular, no podrán ser ocupados por otros, correspondiendo al encargado del mercadillo hacer cumplir esta norma.

- La venta ambulante se realizará en puestos o instalaciones desmontables, debidamente acondicionadas para este servicio de venta autorizada.

- Se prohíbe la venta desde camiones, furgonetas o vehículos tienda, cuando no reúnan las condiciones higiénico sanitarias idóneas.

11º.- Queda prohibido ubicar los puestos ó instalaciones fuera de los lugares reservados, por tanto, en los accesos a viviendas, establecimientos comerciales y edificios públicos.

12º.- Dentro del mercadillo no se podrá realizar propaganda o publicidad de ninguna clase, tanto escrita como auditiva, que perjudique los intereses de los demás comerciantes y el pacifico tránsito de los clientes.

13º.- La autorización para el ejercicio de la venta ambulante no dará derecho a su titular a realizar ninguna ocupación superficial y sólo autoriza a estacionar el tiempo necesario para realizar las operaciones o transacciones

propias del Comercio autorizado.

14º.- Los vehículos autorizados, propiedad de cada comerciante y utilizados para el transporte de las mercancías, cumplirán en todo momento las exigencias de estacionamiento marcadas por el Ayuntamiento, o los agentes de la Policía Local.

CAPÍTULO IV.- OBLIGACIONES Y DERECHOS DE LOS VENDEDORES

15º.- Obligaciones de los vendedores.

Los comerciantes debidamente autorizados para ejercer el comercio en mercadillo, deberán:

a) Tratar con respeto y cortesía a los clientes que acudan a su puesto de venta.

b) Mantener en perfectas condiciones de limpieza e higiene el puesto de venta y sus aledaños.

c) Mantener permanentemente en sus estantes, totalmente aislados del suelo las mercancías y productos destinados a la venta.

d) Respetar la delimitación y medidas del puesto, sin dificultar nunca el paso por las calles.

e) Obedecer las órdenes y directrices que marque el vigilante del mercado y los demás servicios de inspección municipal de la Comunidad Autónoma o de la Administración del Estado facilitando cuantos documentos o muestras le sean reclamados.

f) Denunciar cuantas irregularidades observen y supongan incumplimiento de las disposiciones de esta ordenanza y de las demás normas que se mencionan en los párrafos siguientes.

g) Cumplir siempre lo dispuesto en la Ley 26/84, de 19 de Julio, Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y en la reglamentación técnica que afecte a cada uno de los supuestos de venta ejercidos.

h) Las demás señaladas en esta Ordenanza.

- Derechos de los vendedores.

Los vendedores, debidamente autorizados para ejercer en el mercadillo, tendrán los siguientes derechos:

a) Al ejercicio pacifico de la venta de sus productos y mercancías, sin que el mismo pueda ser alterado por la actitud de los demás comerciantes o clientes.

b) A que el Ayuntamiento haga respetar a terceros la localización, medidas y situación de los puestos autorizados a cada vendedor.

c) Las demás señaladas en esta Ordenanza y en las Leyes.

CAPÍTULO V.- INSPECCION Y SANCIÓN

16º.- El Ayuntamiento por mediación del servicio de inspección municipal, sanitaria y veterinaria, girará cuantas visitas de inspección, a oficio a instancia de parte, que considere pertinentes para vigilar y garantizar el debido cumplimiento por los titulares de las autorizaciones, de cuanto se dispone en esta Ordenanza y especialmente de las exigencias y condiciones higiénico-sanitarias.

17º.- Las infracciones a lo dispuesto en la presente Ordenanza serán sancionadas en cada caso por las autoridades competentes de acuerdo con la legislación vigente y singularmente con lo previsto en el CAPÍTULO IX, y disposición final 2ª de la Ley 26/84, de 14 de Julio, siendo de aplicación el R.D.1945/83 de 22 de Junio, previa la instrucción del correspondiente expediente administrativo. 18º.- El Ayuntamiento iniciará y tramitará en el ámbito de su competencia, los procedimientos sancionadores respecto de las infracciones establecidas en el último R.D. mencionado, con arreglo a lo dispuesto en la vigente Legislación de Régimen Local, sancionando las infracciones señaladas hasta el límite de la cuantía que para el ejercicio de la potestad sancionadora se establece en el Art. 59 del R.D. Legislativo 781/86, de 18 de Abril.

Lo dispuesto en el apartado anterior no afecta a las facultades de revocación previstas en esta Ordenanza.

20º.- El vigilante de mercados, representa al Ayuntamiento de Cervera del Río Alhama y deberá ser por tanto permanentemente respetado por todos los vendedores y clientes del mercadillo, los cuales acatarán las directrices y órdenes que dicte, señalando entre sus competencias las siguientes:

a) Cuidar de que la actividad en el interior del mercadillo se realice con normalidad, de acuerdo con lo dispuesto en esta Ordenanza y demás disposiciones vigentes, dando cuenta al Ayuntamiento por escrito de las anomalías que observe en el funcionamiento del mercadillo.

b) Atender las quejas y reclamaciones del público y vendedores resolviendo de inmediato aquellas que así lo aconsejen, dando cuenta en cualquier caso a la Alcaldía-Presidencia, mediante los correspondientes partes de incidencias.

c) Llevar debidamente ordenadas y archivadas copias de las autorizaciones concedidas compulsadas por el Ayuntamiento poniendo en conocimiento de los vendedores la finalización de la vigencia de éstas a cada uno de los afectados, a los efectos de renovar la autorización.

d) Archivar por riguroso orden de presentación, copia de las solicitudes que se presenten, comunicando al interesado primero en la lista de espera, cuando quede vacante alguno de los puestos.

e) Velar por el buen orden, policía y limpieza del mercado.

f) Notificar a los vendedores las comunicaciones del Ayuntamiento que les afecte directamente.

g) Mantener continuamente informada a la Alcaldía-Presidencia o Concejal Delegado del Servicio de todo aquello que de alguna relevancia ocurra en el mercadillo.

h) Cuantas otras funciones resulten de esta Ordenanza, o le fueran encomendadas por la Alcaldía, Delegado del Servicio o Funcionario del que dependa administrativamente.

Disposición Final: La presente Ordenanza, entrará en vigor, una vez que se haya tramitado su aprobación conforme a lo dispuesto en el Artº 49 de la Ley 7/85 de Bases de Régimen Local, y publicada íntegramente en el Boletín Oficial de La Rioja.

REGLAMENTO DEL SERVICIO DE PISCINAS MUNICIPALES DE CERVERA DEL RÍO ALHAMA (LA RIOJA)

CAPÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES.

Artículo 1º.- Las Piscinas Municipales de Cervera del Río Alhama han sido construidas para el uso y disfrute de los vecinos y cuantas personas concurran a ellas, durante el periodo de tiempo que el Ayuntamiento acuerde establecer en época estival.

El Ayuntamiento prestará el Servicio al amparo de la competencia atribuida al municipio en el artículo 25.2 m. de la Ley 7/1985, reguladora de las Bases de Régimen Local.

Artículo 2º.- El Servicio se desarrollará con sujeción a lo dispuesto en el presente Reglamento, sin perjuicio de la aplicación de las demás disposiciones legales y reglamentarias vigentes.

CAPÍTULO II: DEL PERSONAL ENCARGADO DE LA VIGILANCIA, GESTIÓN, MANTENIMIENTO Y SERVICIO DE LAS PISCINAS.

Artículo 3º.- El Ayuntamiento determinará el número y condición del personal preciso para el cuidado y vigilancia de las piscinas municipales, así como para la atención de sus servicios, de acuerdo con la normativa vigente.

Artículo 4º.- El personal destinado al cuidado y protección de las personas e instalaciones deberá utilizar la indumentaria precisa para su inmediato reconocimiento por los usuarios.

Artículo 5º.- Todo el personal que preste servicio en las instalaciones deberá esmerarse en el trato con el público procurando en todo momento encontrase al servicio del usuario.

Al frente del personal citado deberá encontrarse una persona responsable que cuidará del correcto funcionamiento de las instalaciones y servicios, de la observancia de las disposiciones legales, así como de recibir y de atender las posibles quejas de los usuarios. Para el mejor cumplimiento de sus funciones, la persona responsable estará autorizada por la Alcaldía para adoptar las medidas precisas para mantener el orden en el recinto de las piscinas y asegurar en todo momento la integridad de personas y bienes.

Artículo 6º.- En todo caso las piscinas contarán con el Servicio de Socorrista a cargo del personal con conocimientos suficientes y acreditados objetivamente en materia de salvamento y primeros auxilios, que permanecerá en las instalaciones durante todo el tiempo de funcionamiento de las mismas, en disposición de prestar su ayuda a los usuarios que se hallen en peligro como consecuencia de su inmersión.

CAPÍTULO III: DE LA ENTRADA DE LOS USUARIOS AL RECINTO.

Artículo 7º.- El Servicio de Piscinas Municipales se prestará de acuerdo al horario que será fijado mediante resolución de Alcaldía, y solamente comprenderá horas del día con luz solar. Se autorizará el acceso a las instalaciones a todas aquellas personas que hayan abonado el precio de la entrada y que no se encuentren en alguna de las excepciones que se mencionan en los artículos siguientes:

El acceso al recinto de las piscinas se realizará únicamente por el lugar señalado al efecto, durante el horario fijado por el Ayuntamiento.

Artículo 8º.- Queda prohibida la entrada a todas aquéllas que padezcan enfermedades contagiosas, especialmente afecciones cutáneas sospechosas, pudiendo ser reconocidas para estos efectos por el personal sanitario.

Las personas que no se hallen en pleno uso de sus facultades mentales, deberán ir acompañadas de persona adulta que vigile sus actuaciones.

Artículo 9º.- Se impedirá el acceso de los menores de doce años que no vayan acompañados de adultos, salvo en casos de asistencia a cursos de aprendizaje de natación.

Artículo 10º.- Queda prohibida la entrada al recinto con cualquier tipo de animal.

Artículo 11º.- Los usuarios serán responsables de los daños causados en las instalaciones, bienes y demás elementos del Servicio incluidas plantas, césped, árboles, etc., debiendo reparar el daño ocasionado de forma inmediata.

Artículo 12º.- Los usuarios estará obligados a observar las elementales normas de educación ciudadana y decoro para que el recinto se halle en perfectas condiciones para su uso, debiendo utilizar los servicios, papeleras, ceniceros y similares, puestos a su disposición, quedando expresamente prohibido abandonar desperdicios dentro del recinto.

Los trajes de baño deberán atemperarse a los usos y costumbres de la localidad.

Artículo 13º.- En el caso de que alguna persona alterase el orden público, molestase de palabra u obra a los usuarios de la piscina o impidiese su disfrute, será expulsada del recinto sin perjuicio de las sanciones que puedan ser impuestas legalmente.

CAPÍTULO IV: DEL USO DE PISCINAS E INSTALACIONES.

Artículo 14º.- No se permitirá la entrada a la zona del recinto destinada a baño de personas, con calzado de calle, en paseos ni zonas de estancia que rodean los vasos.

Artículo 15º.- Los bañistas, antes de su primera inmersión en el agua, deberán ducharse y adoptar las demás medidas de higiene para la saludable convivencia en el recinto; se recomienda el uso de gorro de baño. No pueden usarse jabones, champús o similares en las duchas del exterior, destinadas a bañistas.

Artículo 16º.- Queda terminantemente prohibido jugar dentro del recinto de las instalaciones con balones, pelotas o similares, así como aquellas actividades que puedan poner en peligro la integridad física de los usuarios o causarles molestias.

Queda asimismo prohibido el uso de balones, colchonetas de aire y similares dentro del vaso de la piscina, excepto en el de chapoteo.

Artículo 17º.- Queda prohibido utilizar envases de vidrio en la zona reservada a bañistas. Preferiblemente se evitará fumar y en todo caso se debe extremar el cuidado en apagar los cigarros y depositarlos en las papeleras.

Artículo 18º.- Los usuarios de las piscinas deberán acceder a la instalación de bar, debiendo abonar las consumiciones al ser servidas. Los precios fijados serán similares a los del resto de establecimientos existentes en la localidad.

Artículo 19º.- Queda prohibido el acceso a las instalaciones de mantenimiento y servicio propias del recinto, así como a cuantos almacenes existan.

Artículo 20º.- Es obligatorio el uso de chancletas u otro calzado de baño en los locales destinados a vestuarios y aseos.

INSTALACIONES DEPORTIVAS: «PISTAS DE TENIS:»

Las pistas de Tenis se utilizarán pidiendo hora al encargado de recaudación de taquilla de las Piscinas, previo el pago del importe fijado en la Ordenanza Fiscal que para este ejercicio está establecido en 200.- Ptas/hora.

La solicitud de pista deberá hacerse dentro del día que se pretenda utilizar.

En principio, solamente podrá utilizarse 1 hora diaria, salvo que exista disponibilidad de horario.

«FRONTÓN MUNICIPAL»

La utilización del Frontón seguirá el uso y costumbre tradicional. Si bien el Encargado de las Piscinas, en el supuesto que detecte abusos en cuanto a su utilización, podrá establecer la misma normativa que para las pistas de tenis.

CAPÍTULO V: GESTIÓN DEL SERVICIO.

Artículo 21º.- Las personas interesadas en disfrutar de las Piscinas Municipales podrán obtener en las Oficinas municipales los correspondientes abonos, previo pago del precio público establecido reglamentariamente por el Ayuntamiento.

Las tarjetas de abono se extenderán en el modelo establecido por el Ayuntamiento, previa presentación de los siguientes documentos:

a) Documento Nacional de Identidad o Libro de Familia en su defecto.

b) Fotografía reciente tamaño carnet.

Previamente a la entrega de la tarjeta de abono, deberá abonarse el precio correspondiente en la forma que se establezca.

La adquisición de la tarjeta de abono dará derecho al acceso al recinto de las Piscinas Municipales durante el periodo de su vigencia, debiendo ser exhibida junto con el D.N.I. ante los encargados del servicio cada vez que se pretenda entrar en el recinto, a fin de acreditar la condición de abonado.

La tarjeta de abonado es personal e intransferible, siendo retirada en aquellos casos en que se compruebe su incorrecta utilización, con independencia de las demás sanciones que pudieran corresponderle al infractor. La mencionada tarjeta podrá ser retirada como sanción, por incumplimiento reiterado de las normas establecidas en el presente Reglamento.

Artículo 22º.- Existirá la siguiente clase de abono:

a) De temporada, que abarcará todo el periodo estival que permanezcan abiertas las piscinas al público. En la Ordenanza Fiscal se detalla la clase e importes de los correspondientes abonos existentes.

Artículo 23º.- Los billetes de entrada diaria se adquirirán en la entrada de las piscinas y darán derecho a disfrutar de las instalaciones por el periodo de tiempo que se encuentren abiertas el día de su adquisición. Para poder volver a entrar después de salir en el mismo deberán obtener de los encargados la correspondiente contraseña. Los usuarios deberán conservar en su poder el billete de entrada mientras permanezcan en el interior del recinto de las piscinas y los encargados podrán exigir su exhibición en cualquier momento.

Artículo 24º.- Queda totalmente prohibido el acceso al recinto de las piscinas de forma gratuita a toda persona, excepto a:

a) Los menores de 4 años, que han de estar acompañados de persona adulta.

b) El personal encargado de la vigilancia y el servicio de las piscinas, cuando realice tales servicios.

c) Las autoridades, funcionarios, técnicos, sanitarios y similares que acudan en el ejercicio de sus funciones.

Quienes autoricen o toleren el acceso gratuito a las personas que deban abonar los importes correspondientes, serán sancionados y estarán obligados al abono de las cantidades defraudadas, sin perjuicio de las responsabilidades de todo orden que pueda exigírseles.

CAPÍTULO VI: DISPOSICIONES FINALES.

Artículo 25º.- El Ayuntamiento se reserva el derecho a cerrar las piscinas municipales en cualquier momento por razones sanitarias, climatológicas, de orden público, de festividad de carácter tradicional o por cualquier otra circunstancia que lo justifique, no pudiendo reclamar por ello los abonados o usuarios en general, ninguna indemnización o devolución de cantidad alguna.

Igualmente, el Ayuntamiento se reserva el derecho a expulsar e impedir la entrada a las personas que incumplan el Reglamento.

Artículo 26º.- El Ayuntamiento no se responsabiliza de los daños a las personas o bienes a consecuencia de actitudes imprudentes.

Tampoco se responsabiliza el Ayuntamiento de los objetos que se extravíen o pierdan en el interior del recinto de las piscinas. Quienes encuentren objetos o desconozcan a su legítimo dueño deberán entregarlos al personal encargado de las piscinas, que los custodiarán, bajo su responsabilidad, hasta su entrega a quien acredite ser su propietario.

Artículo 27º.- Los usuarios que realicen actos contrarios a lo establecido en el presente Reglamento y demás normativa aplicable, serán sancionados en la forma y cuantía establecida legalmente.

Artículo 28º.- Se faculta al Sr. Alcalde para dictar cuantas disposiciones sean necesarias para la plena efectividad de lo dispuesto por este Reglamento.

Artículo 29º.- El presente Reglamento aprobado inicialmente por el Pleno del Ayuntamiento en sesión celebrada el día 5 de febrero de 1.996, entrará en vigor de acuerdo con lo dispuesto en la legislación vigente y regirá hasta que se acuerde su modificación o derogación expresas.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 64% de las personas esto les resultó útil.
Subir