Gobierno de La Rioja

Núm. 1
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Sábado 1 de enero de 2000
AYUNTAMIENTO DE ANGUIANO
III.C.24

Aprobación definitiva de Ordenanza

No habiéndose presentado reclamaciones contra el acuerdo provisional de modificación de la Ordenanza reguladora de la limpieza pública durante el plazo de treinta días de exposición al público del expediente, efectuada mediante anuncio fijado en el tablón de anuncios y publicado en el Boletín Oficial de La Rioja nº 138, de fecha 11 de noviembre de 1999, queda definitivamente aprobado el acuerdo de referencia, de conformidad con el art. 49 de la Ley 7/1985, y la propia resolución corporativa.

En cumplimiento de lo dispuesto en el art. 70 de la Ley 7/1985, de 2 de abril a continuación se inserta el texto íntegro del acuerdo y de la Ordenanza, elevados ya a definitivos, a todos los efectos legales y especialmente el de su entrada en vigor.

Contra dicho acuerdo y Ordenanza, que ponen fin a la vía administrativa, podrá interponerse recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja en el plazo de dos meses, contado desde el día siguiente al de la presente publicación en el Boletín Oficial de La Rioja.

Potestativamente, podrá interponerse recurso de reposición ante el Pleno Municipal, en el plazo de un mes contado desde el día siguiente al de la publicación.

Anguiano a 20 de diciembre de 1999.- El Alcalde, Luis López Rubio.

Don José María Eguizabal García, Secretario del Excmo. Ayuntamiento de Anguiano (La Rioja).

Certifico: Que este Ayuntamiento celebró sesión pública ordinaria, en primera convocatoria, el día veintinueve de octubre de mil novecientos noventa y nueve, adoptando, entre otros, el siguiente acuerdo:

Dada cuenta del expediente tramitado para modificación del tributo que a continuación se detalla, así como su ordenación con arreglo a la Ordenanza Fiscal redactada al efecto y la imposición de la Ordenanza reguladora de la limpieza pública, con arreglo al procedimiento regulado en los artículos 15 y siguientes de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre.

Vista la propuesta de la Alcaldía de modificación de la tarifa exigible por los derechos de licencia de apertura de los chiringuitos, el concejal Gregorio Sáenz pregunta si es la mínima que se puede proponer y considera que es una medida para que no se instalen.

El Sr. Alcalde le replica que ha tenido en cuenta las tarifas que cobran en otros municipios y que por darle servicio al pueblo no los colocan.

A continuación Ángel Romero manifiesta que la propuesta es desorbitada y propone establecer las tarifas teniendo en cuenta los m2 de superficie de los chiringuitos, según la siguiente escala:

de 40 a 60 m2, a razón de 100.000 pts.

de 60 a 80 m2, a razón de 150.000 pts

de 80 a 100 m2 a razón de 200.000 pts

Sometida a votación la propuesta de la Alcaldía, el Pleno Municipal, por cinco votos a favor, dos en contra y ninguna abstención, acuerda:

No aprobar la modificación de la tasa por licencia de apertura de establecimientos, con arreglo a la Ordenanza Fiscal redactada al efecto.

Admitida a trámite la propuesta alternativa, es rechazada por el Pleno Municipal al no obtener el quórum de la mayoría absoluta requerido por el art. 47.3.h) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.

A continuación, vista la propuesta de la Alcaldía de imposición de la Ordenanza reguladora de la limpieza pública, la Corporación Municipal por siete votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, y por tanto, con el quórum de la mayoría absoluta legal de sus miembros, acuerda:

Primero.- Aprobar con carácter provisional la imposición de la Ordenanza reguladora de la limpieza pública.

Segundo.- Este acuerdo, junto con el expediente, se expondrán al público durante el plazo de treinta días hábiles, mediante anuncio publicado en el tablón de anuncios y en el Boletín Oficial de La Rioja, dentro de los cuales los interesados podrán examinarlo y presentar las reclamaciones que estimen oportunas.

Tercero.- En el supuesto de que no se formulen reclamaciones, dicho acuerdo se entenderá definitivamente adoptado.

Y para que conste y surta efectos expido la presente de orden y con el visto bueno del Sr. Alcalde, en Anguiano a veinte de diciembre de mil novecientos noventa y nueve.

Vº Bº El Alcalde.- El Secretario

Anexo: Ordenanza reguladora de la Limpieza Publica

Titulo I. Disposiciones generales

Artículo 1.- La presente Ordenanza tiene por objeto regular en el término municipal de Anguiano, las siguientes situaciones, actividades y comportamientos:

a) La limpieza de la vía pública como consecuencia del uso común general de los ciudadanos.

b) La prevención del estado de suciedad como consecuencia de las manifestaciones públicas en la calle, y la limpieza de los bienes de dominio público municipales en lo que respecta a su uso común especial privativo.

Artículo 2.- En ningún caso quedan incluidos en los apartados anteriores los residuos afectados por la Ley de Residuos Tóxicos y Peligrosos, ni los residuos radiactivos que se regirán por su legislación específica.

Artículo 3.- Las normas de la presente Ordenanza se aplicarán por analogía a los supuestos que no estén expresamente regulados y que, por su naturaleza, estén comprendidos en su ámbito de aplicación.

Artículo 4.- 1.-Tanto las personas físicas como jurídicas están obligadas a observar una conducta encaminada a evitar y prevenir la suciedad.

2.- Asimismo, podrán poner en conocimiento de la Alcaldía, por escrito, las infracciones que en materia de limpieza pública presencien, o de las que tengan un conocimiento cierto.

3.- Será responsabilidad del Ayuntamiento atender las reclamaciones, denuncias y sugerencias que presenten por escrito los ciudadanos, ejerciendo las acciones que en cada caso correspondan.

Artículo 5.

1.- Todos los ciudadanos están obligados al cumplimiento de esta Ordenanza y de cuantas disposiciones complementarias con ella relacionada dicte en cualquier momento la Alcaldía.

2.- La autoridad municipal podrá exigir en todo momento el cumplimiento inmediato de la presente Ordenanza, exigiendo al causante de una infracción la corrección de la misma, sin perjuicio de la imposición de la sanción que corresponda.

3.- La Alcaldía podrá imponer la sanción que se establece al efecto en la presente Ordenanza, a los que con su comportamiento contravinieren lo dispuesto en la misma.

Artículo 6.

1.- El Ayuntamiento podrá realizar subsidiariamente los trabajos de limpieza que, según la presente Ordenanza,corresponda efectuar directamente a las personas físicas o jurídicas imputándoles el coste de la limpieza, y sin perjuicio de las sanciones que correspondan en cada caso.

2.- En las mismas condiciones que en el apartado anterior, el Ayuntamiento podrá subsidiariamente llevar a cabo los trabajos de mantenimiento, reparación y limpieza de los elementos y partes exteriores de los inmuebles, carga, retirada, transporte y eliminación de los materiales residuales abandonados, y actuar de igual forma, en cuantas actuaciones supongan el incumplimiento de la presente Ordenanza.

Titulo II. De La Limpieza Publica

Capítulo I. De la limpieza pública como consecuencia del uso común general de los ciudadanos.

Articulo 7.- Se considera como vía pública: las calles, paseos, travesías, avenidas, plazas, parques y demás bienes de uso público, destinados directamente al uso común general de los ciudadanos.

Artículo 8.

1.- Queda prohibido tirar y abandonar en la vía pública, así como en solares y terrenos públicos cualquier tipo de residuo.

2.- Los residuos sólidos de pequeño volumen tales como papeles, colillas, envoltorios, peladuras, etc.. deberán depositarse en las papeleras.

3.- Los materiales residuales voluminosos, o los de pequeño tamaño en gran cantidad, deberán ser evacuado y retirados conforme a lo dispuesto para la recogida de residuos sólidos urbanos, o de acuerdo con los correspondientes servicios de recogida.

Si por sus características fuera imposible su retirada por los servicios municipales, ésta se efectuará por los particulares siguiente las directrices que marque el servicio municipal y la legislación vigente.

4.- Se prohíbe arrojar cigarrillos, colillas y otras materias encendidas en las papeleras. En todo caso, deberán depositarse en ellas una vez apagados.

5.- Se prohíbe igualmente tirar a la vía pública cualquier clase de desperdicio desde los vehículos, ya estén parados o en marcha, especialmente el contenido de los ceniceros.

6.- Se prohíbe orinar en la vía pública.

7.- Se prohíbe arrojar a la vía pública desde las ventanas, terrazas, balcones, de los edificios, viviendas o establecimientos cualquier tipo de residuo sólido urbano.

8.- Queda prohibido realizar cualquier operación que puedan ensuciar la vía pública y de forma especial el lavado, limpieza, cambio de aceite de vehículos y el vertido de aguas procedentes de cualquier tipo de limpieza.

Artículo 9.- El Ayuntamiento podrá indicar por anticipado la prohibición de aparcar en aquellas calles que su estado de limpieza lo requiera, a fin de efectuar una limpieza a fondo de las mismas en días determinados, mediante comunicados en los propios vehículos y bandos.

Capítulo II. De la suciedad en la vía pública a consecuencia de obras y actividades diversas.

Artículo 10.

1.- Todas las actividades que puedan ocasionar suciedad en la vía pública, cualquiera que sea el lugar en que se desarrollen, y sin perjuicio de las licencias o autorizaciones que en cada caso sean procedentes, exigen de sus titulares la obligación de adoptar las medidas necesarias para evitar que se ensucie la vía pública, y retirar los materiales residuales resultantes, y conservar el espacio en el que desarrollan su cometido y las proximidades del mismo, en perfectas condiciones de limpieza.

2.- La autoridad municipal podrá requerir al responsable para que efectúe las acciones de limpieza que correspondan.

Artículo 11.

1.- Se prohíbe el abandono, deposición o vertido en la vía pública de cualquier material residual.

Artículo 12.

1.- Finalizadas las operaciones de carga, descarga, de cualquier vehículo que pueda producir suciedad en la vía pública, el personal responsable de dichas operaciones, y subsidiariamente, los titulares de los establecimientos y obras donde se hayan efectuado, procederán a la limpieza de la vía pública y de los elementos de ésta que se hubieran ensuciado, así como a la retirada de los materiales vertidos.

2.- Las personas mencionadas en el apartado anterior, y por el mismo orden, serán las responsables de las infracciones a la presente Ordenanza.

Artículo 13.

1.- Se prohíbe limpiar las hormigoneras en las vías públicas, así como en cualquier otro lugar que no sea la propia planta del hormigonado o el punto de destino del hormigón.

2.- Queda prohibido el transporte de hormigón con vehículo hormigonera sin llevar cerrada la boca de descarga con un dispositivo que impida el vertido de hormigón en la vía pública.

3.- Del incumplimiento de los apartados anteriores serán responsables el propietario y el conductor del vehículo, quedando obligados a la limpieza del hormigón que se vierta, y de la vía pública afectada, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Artículo 14.

1.- Se prohíbe el abandono de muebles, enseres particulares y residuos voluminosos en la vía pública, salvo los que estén en espera de ser retirados por el servicio de recogida de los mismos, los días y horas establecidos.

2.- Será potestad de los servicios municipales la retirada sin previo aviso de todo objeto material abandonado enla vía pública.

3.- Los materiales retirados por los servicios municipales serán trasladados para su depósito o eliminación, a los lugares previstos a tal fin por la Autoridad Municipal.

4.- El depósito o tratamiento de estos materiales se regirá, en todo momento, por la legislación en vigor y, en lo no previsto, por lo que disponga la Autoridad Municipal competente.

5.- Los gastos ocasionados por la recogida, transporte y custodia de estos materiales, deberán abonarlos los propietarios o los productores de deshechos.

Capítulo III. Repercusiones en la limpieza respecto a la tenencia de animales en la vía pública.

Artículo 15.

1.- Los propietarios son los responsables de los daños o afecciones a personas y cosas y de cualquier acción que ocasionen suciedad en la vía pública por animales de su pertenencia.

2.- En ausencia del propietario, será responsable subsidiaria la persona que condujese al animal en el momento de producirse la acción.

3.- Ante la situación de que un animal causara suciedad en la vía pública, los agentes municipales están facultados, en todo momento para exigir del propietario o tenedor del animal la reparación inmediata de la afección causada.

Artículo 16.

1.- Como medida higiénica ineludible, las personas que conduzcan ganado vacuno, lanar, caprino y caballar por la vía pública y los titulares de perros que permanezcan sueltos o que estando atados invadan la vía pública, están obligados a impedir que aquellos hagan sus deposiciones en la misma, y en su caso, a retirar de la vía pública afectada las deposiciones realizadas, sin perjuicio de incurrir en la sanción que se reseña en el Anexo de la Ordenanza.

Titulo III. De la limpieza como consecuencia del uso común especial y privativo de las manifestaciones publicas en la calle.

Artículo 17.- De acuerdo con lo establecido en el artículo 1, el presente Título contempla las normas a seguir para mantener la limpieza del Municipio en estos aspectos:

a) El uso común especial y el uso privativo de los bienes de dominio público municipal.

b) La prevención de la suciedad que pudiera producirse como consecuencia de actividades públicas en la vía pública.

Artículo 18.

1.- La suciedad de la vía pública producida como consecuencia del uso común especial y del privativo, será responsabilidad de sus titulares.

2.- Los titulares de establecimientos, sean o no fijos, tales como bares, cafés, quioscos, puestos de venta y similares, establecimientos de temporada, están obligados a mantener en las debidas condiciones de limpieza el espacio urbano sometido a su influencia, así como los elementos instalados en él.

3.- El Ayuntamiento podrá exigir a los titulares a que se refiere el apartado anterior, la colocación de recipientes homologados para el depósito y retención de los residuos producidos por el consumo en sus establecimientos, correspondiéndoles también la limpieza y mantenimiento de dichos elementos.

Asimismo, les podrá exigir la constitución de una garantía en función de los previsibles trabajos extraordinarios de limpieza que pudiera corresponder efectuar a consecuencia de la suciedad producida. De encontrarse el espacio ocupado y el de su influencia, en perfectas condiciones de limpieza, la garantía les será devuelta. En caso contrario, se deducirá de la misma el importe de los trabajos extraordinarios a realizar o realizados.

Titulo IV. Régimen sancionador

Artículo 19.- Constituyen infracción administrativa en relación con las materias que regula la presente Ordenanza los actos u omisiones que contravengan lo establecido en las normas que integran su contenido.

Artículo 20.- Las infracciones serán sancionadas conforme se determina en el Anexo de la presente Ordenanza, por el Alcalde, dentro de los límites que la legislación aplicable autorizada y sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales a que hubiera lugar en su caso.

Artículo 21.

1.- Las responsabilidades derivadas del incumplimiento de las obligaciones señaladas en la Ordenanza serán exigibles no sólo por los actos propios, sino también por los de aquellas personas de quien se deba responder y por el poseedor de los animales de los que se fuere propietario.

2.- Cuando se trate de obligaciones colectivas, tales como limpieza de elementos comunes, la responsabilidad será atribuida a la respectiva comunidad de propietarios o habitantes del inmueble si aquella no está constituida.

Artículo 22.- La graduación de las sanciones estará en función de la reincidencia en las infracciones que pudieran cometerse. A estos efectos, será considerado reincidente el titular o particular que hubiere sido sancionado en los dos meses precedentes, por el mismo concepto, una o más veces.

Artículo 23.- Con independencia de las sanciones que pudieran imponerse, deberán ser objeto de adecuado resarcimiento los daños que se hubieran irrogado en los bienes de dominio público, previa evaluación por los servicios municipales correspondientes.

Anexo

Art. Incumplido 1ª Infracción 2ª Reincidencia 3ª Reinc.

8.1 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.2 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.3 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.4 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.5 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.6 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.7 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

8.8 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

10.1 5.000 pts 10.000 pts 15.000 pts

11.1 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

12.1 5.000 pts 10.000 pts 15.000 pts

13.1 5.000 pts 10.000 pts 15.000 pts

13.2 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

14.1 2.000 pts 5.000 pts 10.000 pts

Las sanciones correspondientes al artículo 16.1 de la presente Ordenanza se realiza conforme al siguiente criterio:

1ª infracción:

Ganado vacuno y caballar, 2.000 pts por unidad con un mínimo de 6.000 pts.

Ganado lanar y caprino, 6.000 pts

2ª infracción:

Ganado vacuno y caballar, 4.000 pts por unidad con un mínimo de 12.000 pts.

Ganado lanar y caprino, 12.000 pts

3ª infracción:

Ganado vacuno y caballar, 6.000 pts por unidad con un mínimo de 24.000 pts.

Ganado lanar y caprino, 24.000 pts

Art. Incumplido 1ª Infracción 2ª Reincidencia 3ª Reinc.

18.2 5.000 10.000 15.000

18.3 5.000 10.000 15.000

Vigencia.- La presente Ordenanza comenzará a regir desde su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja, siendo de aplicación a partir del 1 de enero del 2000 y permanecerá vigente sin interrupción en tanto no se acuerde su modificación o derogación.

Aprobación.- La presente Ordenanza que consta de veintitrés artículos, fue aprobada de forma provisional, en sesión de fecha 29 de octubre de 1999 por el Ayuntamiento Pleno, entrando en vigor conforme a las disposiciones vigentes.

Anguiano a 20 de diciembre de 1999.- El Alcalde

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 64% de las personas esto les resultó útil.
Subir