Gobierno de La Rioja

Núm. 103
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Sábado 24 de agosto de 2002
AYUNTAMIENTO DE HORMILLEJA
III.C.33

Aprobación definitiva de las Ordenanzas de circulación y limpieza pública

El Pleno del Ayuntamiento, en sesión extraordinaria celebrada día trece de noviembre de dos mil uno, adoptó el acuerdo provisional de aprobación de las Ordenanzas Municipales de Circulación y Limpieza Pública. Efectuada la exposición pública del expediente, durante el plazo de treinta días hábiles, mediante anuncio en el Tablón deEdictos del Ayuntamiento y Boletín Oficial de La Rioja, y no habiéndose presentado reclamaciones ni alegaciones al mismo, queda elevado a definitivo el referido acuerdo, de conformidad con los artículos 49 y 70 de la Ley 7/1985, y la propia resolución corporativa.

En cumplimiento del citado artículo 70, a continuación se inserta el texto del acuerdo, elevado a definitivo a todos los efectos legales, y las Ordenanzas referenciadas.

Contra dicho acuerdo y Ordenanzas podrá interponerse, de conformidad con el artículo 46 de la Ley 29/ 1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, en el plazo de dos meses, contados desde el día siguiente al de la publicación del presente anuncio en el Boletín Oficial de La Rioja, en la forma que establece la vigente ley reguladora de dicha jurisdicción.

I.- Parte dispositiva del acuerdo de aprobación de las citadas Ordenanzas.

Estimada la necesidad de regular el tráfico del Municipio, dadas sus peculiaridades urbanísticas, mediante una Ordenanza de Circulación, especialmente en relación a aspectos de señalización, estacionamiento y retirada de vehículos en las vías públicas y Visto lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 339/ 1990, de 2 de marzo, que aprueba el Texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y demás normativa concordante. Considerada, asimismo, la propuesta de la Alcaldía referente a la creación de la Ordenanza reguladora de la Limpieza Pública, dada la necesidad de regular aquello relacionado con la limpieza de la vía pública y prevención de suciedad en el municipio. Previa deliberación, la Corporación Municipal, por unanimidad de votos a favor, y por tanto con el quórum de la mayoría absoluta legal de sus miembros, acuerda: Primero.- Aprobar inicialmente la Ordenanza Municipal de Circulación. Segundo.- Aprobar inicialmente la Ordenanza reguladora de la Limpieza Pública.

Tercero.- De conformidad con lo estipulado en el artículo 49 de la Ley 7/ 1985, Reguladora de las Bases de Régimen Local, exponer al público el presente acuerdo, durante el plazo de treinta días, contados a partir del siguiente al de la publicación del presente acuerdo en el Boletín Oficial de La Rioja, durante cuyo plazo los interesados podrán examinar el expediente y presentar las reclamaciones que estimen oportunas. En el supuesto de que no se presenten reclamaciones, este acuerdo se entenderá definitivamente adoptado. Cuarto.- El acuerdo definitivo, así como el texto íntegro de las Ordenanzas aprobadas, será publicado en el Boletín Oficial de La Rioja, dando cuenta a la Administración del Estado y a la Comunidad Autónoma de La Rioja. En Hormilleja, a 30 de julio de 2002.- La Alcaldesa, Izaskun Mintegui Rubín.

II. Texto íntegro de la ordenanza Municipal de Circulación:

Ámbito de aplicación

Artículo 1.- La presente Ordenanza, que complementa lo dispuesto por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y demás normativa concordante, será de aplicación en todas las vías públicas urbanas de la localidad.

Señalización

Artículo 2.- 1. La señalización preceptiva se efectuará de forma específica, para tramos concretos de la red viaria municipal, o de forma general para toda la población, en cuyo caso las señales se colocarán en todas las entradas a ésta.

2. Las señales que existen a la entrada de las zonas de circulación restringida rigen en general para todo el interior de sus respectivos perímetros.

Artículo 3.- 1. No se podrá colocar señal preceptiva o informativa sin la previa autorización municipal.

2. Tan solo se podrán colocar señales informativas que a criterio de la Autoridad municipal, tengan un auténtico interés general.

3. No se permitirá la colocación de publicidad en las señales o al costado de éstas.

4. Se prohíbe la colocación de panfletos, carteles, anuncios o mensajes en general que impidan o limiten a los usuarios la normal visibilidad de semáforos o señales o que puedan distraer su atención.

Artículo 4.- 1. El Ayuntamiento procederá a la retirada inmediata de toda aquella señalización que no esté debidamente autorizada o no cumpliese las normas en vigor.

Actuaciones especiales

Artículo 5.- La Administración Municipal, por razones de seguridad u orden público, o para garantizar la fluidez de la circulación, podrá modificar eventualmente la ordenación existente en aquellos lugares donde se produzcan grandes concentraciones de personas o vehículos y también en casos de emergencia. Con este fin, se podrán colocar o retirar provisionalmente las señales que sean convenientes, así como tomar las oportunas medidas preventivas.

Obstáculos en la vía publica

Artículo 6.- 1. Se prohíbe la colocación en la vía pública de cualquier obstáculo u objeto que pueda estorbar la circulación de peatones o vehículos.

2. No obstante lo anterior, por causas debidamente justificadas, podrán autorizarse ocupaciones temporales de la vía pública en los lugares en los que, no generándose peligro alguno por la ocupación, menos trastorno se ocasione al tráfico.

Artículo 7.- Todo obstáculo que distorsione la plena circulación de peatones o vehículos habrá de ser convenientemente señalizado.

Artículo 8.- 8.1. Por parte de la Autoridad municipal se podrá proceder a la retirada de los obstáculos cuando:

1º.Entrañen peligro para los usuarios de las vías.

2º.No se haya obtenido la correspondiente autorización.

3º.Su colocación haya devenido injustificada.

4º.Haya transcurrido el tiempo autorizado o no se cumplieren las condiciones fijadas en la autorización.

8.2. Los gastos producidos por la retirada de los obstáculos, así como por su señalización especial, serán a costa del interesado.

Peatones

Artículo 9.- Los peatones circularán preferentemente por las aceras. Si la vía pública careciere de aceras, los peatones transitarán por la izquierda de la calzada.

Estacionamiento

Artículo 10.- El estacionamiento de vehículos se regirá por las siguientes normas:

1.Los vehículos se podrán estacionar en fila, es decir, paralelamente a la acera; en batería perpendicularmente a aquella; y en semibatería, oblicuamente.

2.En ausencia de señal que determine la forma de estacionamiento éste se realizará en línea.

3.En los lugares habilitados para estacionamiento con señalización en el pavimento, los vehículos se colocarán dentro del perímetro marcado.

4.Los vehículos, al estacionar, se colocarán de forma que se interfiera lo menos posible el paso de otros vehículos y peatones.

Artículo 11.- Queda prohibido estacionar en las siguientes circunstancias:

1.En los lugares donde lo prohíben las señales correspondientes.

2.En aquellos lugares donde se impida o dificulte la circulación.

3.Donde se obligue a los otros conductores a realizar maniobras antirreglamentarias.

4.En doble fila, tanto si en la primera se halla un vehículo como un contenedor u otro objeto o algún elemento de protección.

5.En cualquier otro lugar de la calzada distinto al habilitado para el estacionamiento.

6.En aquellas calles donde la calzada no permita el paso de una columna de vehículos.

7.En las esquinas de las calles cuando se impida o dificulte el giro de cualquier otro vehículo.

8.En condiciones que estorbe la salida de otros vehículos estacionados reglamentariamente.

9.En los espacios de la calzada destinados al paso de viandantes.

10.En las aceras, andenes, paseos centrales o laterales y zonas señalizadas con franjas en el pavimento, tanto si es parcial como total la ocupación.

11.En aquellos tramos señalizados y delimitados como parada de transporte público o escolar, zonas de carga y descarga, vados y zonas reservadas en general.

14. En un mismo lugar por más de veinte días consecutivos.

15. En las zonas que, eventualmente, hayan de ser ocupadas por actividades autorizadas, o en las que hayan de ser objeto de reparación, señalización o limpieza. En estos supuestos la prohibición se señalizará convenientemente y con la antelación suficiente.

Artículo 12.- En las calles con capacidad máxima para dos columnas de vehículos y de un sentido único de circulación, los vehículos serán estacionados a un solo lado de la calle, a determinar por la Autoridad Municipal.

Artículo 13.- 1. El Ayuntamiento podrá establecer zonas de estacionamiento reservadas para disminuidos físicos. Tendrán derecho a estacionar en estas zonas reservadas aquellas personas que acrediten de forma fehaciente y mediante certificado de organismo oficial que tenga la competencia para ello más de un 33% de invalidez. Previa solicitud del interesado se otorgará autorización del Ayuntamiento y se expedirá un distintivo que será adherido al vehículo del que sea titular la persona disminuida.

Artículo 14.- Ciclomotores y Motocicletas:

1.El estacionamiento en la calzada se hará en semibatería, ocupando una amplitud máxima de un metro y medio.

2.Cuando las calles carezcan de acera, el estacionamiento se efectuará aproximando lo más posible tales vehículos a los extremos de la calzada, siempre que se permita la circulación de cualesquiera otros vehículos y no se obstruyan puertas, ventanas, etc. de fincas colindantes.

Retirada de vehículos de la vía publica

Artículo 15.- La Administración Municipal podrá proceder, si el obligado a efectuarlo no lo hace, a la retirada del vehículo de la vía y su traslado, en los siguientes casos:

1. Siempre que constituya peligro o cause grave trastorno a la circulación o al funcionamiento de algún servicio público.

2. En caso de accidente que impidiera continuar la marcha.

3. Cuando haya estado inmovilizado durante más de veinte días, bien por deficiencias del propio vehículo, bien por que se pueda presumir racionalmente su abandono en la vía pública.

4.Cuando el vehículo estuviese estacionado en doble fila sin conductor.

5.Cuando obligue a los otros conductores a realizar maniobras excesivas, peligrosas o antirreglamentarias.

6.Cuando ocupe total o parcialmente un vado, a requerimiento del titular, durante el horario señalado.

7.Cuando esté estacionado en una zona reservada para carga y descarga, durante las horas de su utilización.

8.Cuando esté estacionado en una parada de transporte público señalizada y delimitada.

9.Cuando esté estacionado delante de las salidas de emergencia de locales destinados a espectáculos públicos durante las horas que se celebren.

10.Cuando esté estacionado total o parcialmente encima de una acera, andén, paseo, zona de precaución o zona de franjas en el pavimento, careciendo de autorización expresa.

11.Cuando impida la visibilidad de las señales de tráfico al resto de los usuarios de la vía.

12.Cuando esté estacionado en un paso de peatones señalizado.

13.Cuando esté estacionado en un punto donde esté prohibida la parada mediante la correspondiente señal de tráfico.

14. Cuando esté estacionado en plena calzada.

15.Cuando esté estacionado en una reserva de aparcamiento para disminuidos físicos.

Artículo 16.- La Administración Municipal también podrá retirar los vehículos de la vía pública, o desplazarlos a otro lugar de la misma, en los siguientes casos:

1.Cuando estén estacionados en un lugar expresamente reservado para la celebración de un acto público debidamente autorizado.

2.Previo requerimiento al titular del vehículo, cuando resulte necesario para la limpieza, reparación o señalización de la vía pública.

3.En casos de emergencia.

Estas circunstancias se harán advertir, en su caso, con el máximo tiempo posible, y los vehículos serán conducidos a lugar autorizado más próximo, con indicación a sus conductores de la situación de éstos. Artículo 17.- Los gastos que se originen como consecuencia de la retirada del vehículo serán por cuenta del titular, que habrá de abonarlos o garantizar su pago como requisito previo a la devolución del vehículo, sin perjuicio del derecho a interponer los recursos que correspondan.

Artículo 18.- La retirada del vehículo se suspenderá inmediatamente, si el conductor comparece antes de que se haya iniciado su marcha con el vehículo enganchado y tome las medidas necesarias por hacer cesar la situación irregular en la cual se encontraba éste. Si bien, el gasto ocasionado por la salida del transporte autorizado para la retirada del vehículo deberá ser abonado por el causante, como requisito previo a la suspensión de la retirada y sin perjuicio del derecho del interesado a interponer los recursos que le asisten.

Vehículos abandonados

Artículo 19.- Se considerará que un vehículo está abandonado si existe alguna de las circunstancias siguientes:

1.Que esté estacionado por un período superior a veinte días en el mismo lugar de la vía.

2.Que presente desperfectos que permitan presumir racionalmente una situación de abandono.

Artículo 20.- 1. Los vehículos abandonados serán retirados. Inmediatamente se iniciará los trámites tendentes a la determinación de su titular, a quien se le ordenará la retirada de su vehículo del lugar donde éste se encuentre depositado, debiendo efectuarla en el plazo máximo de un mes desde la notificación.

2. Los derechos correspondientes al traslado y permanencia en el lugar de depósito serán por cuenta de su titular.

Medidas especiales

Artículo 21.- Cuando circunstancias especiales lo requieran, se podrán tomar las oportunas medidas de ordenación del tránsito, prohibiendo o restringiendo la circulación de vehículos, así como reordenando el estacionamiento.

Artículo 22.- Atendiendo a las especiales características de una determinada zona de la localidad, la Administración municipal podrá establecer la prohibición total o parcial de la circulación o estacionamiento de vehículos o ambas cosas, a fin de reservar todas o alguna de las vías públicas comprendidas dentro de la zona mencionada a su utilización exclusiva por los residentes en las mismas, vecinos en general, peatones, u otros supuestos.

Artículo 23.- En tales casos, las calles habrán de tener la oportuna señalización a la entrada y a la salida, sin perjuicio de poderse utilizar otros elementos móviles o fijos que impidan la circulación de vehículos en la zona afectada.

Artículo 24.- Las mencionadas restricciones podrán:

1.Comprender la totalidad de las vías que estén dentro de su perímetro o sólo algunas de ellas.

2.Limitarse o no a un horario preestablecido.

3.Ser de carácter diario o referirse solamente a un número determinado de días.

Artículo 25.- Cualquiera que sea el carácter y alcance de las limitaciones dispuestas, éstas no afectarán la circulación de los siguientes vehículos:

1.Los del servicio de extinción de incendios y salvamento, las ambulancias y, en general, los que sean necesarios para la prestación de servicios públicos.

2.Los que transporten enfermos o impedidos que habiten en un inmueble de la zona.

3.Los que en la misma sean usuarios de garajes y se dispongan a su utilización.

Paradas de transporte publico

Artículo 26.- 1. La administración municipal determinará los lugares donde deberán situarse las paradas de transporte público, escolar o de taxis.

Carga y descarga

Artículo 27.- 1. La carga y descarga de mercancías únicamente podrá realizarse en los lugares habilitados al efecto.

2. A tal fin, cuando la citada actividad haya de realizarse en la vía pública y no tenga carácter ocasional, los propietarios de los comercios, industrias o locales afectados habrán de solicitar del Ayuntamiento la reserva correspondiente.

3.- Las operaciones de carga y descarga habrán de realizarse con las debidas precauciones para evitar molestias innecesarias, procurando no dificultar la circulación tanto de peatones como de vehículos y con la obligación de dejar limpia la vía pública.

Vados

Artículo 28.- El Ayuntamiento, previa solicitud del interesado, autorizará las reservas de la vía pública necesarias para la entrada a garajes, fincas e inmuebles. Dichas reservas habrán de estar señalizadas convenientemente.

Contenedores

Artículo 29.- 1. Los contenedores de residuos de obras y los de desechos domiciliarios, habrán de colocarse en aquellos puntos de la vía pública que se determinen por parte del órgano municipal competente.

2. En ningún caso podrá estacionarse en los lugares reservados a tal fin.

Precauciones de velocidad en lugares de afluencia

Artículo 30.- En las calles por las que se circule por un solo carril y en todas aquellas en las que la afluencia de peatones sea considerable, así como en las que están ubicados centros escolares, los vehículos reducirán su velocidad a la adecuada y tomarán las precauciones necesarias.

Circulación de motocicletas

Artículo 31.- 1. Las motocicletas no podrán circular entre dos filas de vehículos de superior categoría, ni entre una fila y la acera.

2. Tampoco podrán producir molestias ocasionadas por aceleraciones bruscas, tubos de escape alterados u otras circunstancias anormales.

Bicicletas

Artículo 32.- Si circulan por la calzada, lo harán tan cerca de la acera como sea posible, excepto cuando hubiere carriles reservados a otros vehículos. En este caso, circularán por el carril contiguo al reservado.

Permisos especiales para circular

Artículo 33.- Los vehículos que tengan un peso o unas dimensiones superiores a las autorizaciones reglamentariamente no podrán circular por las vías públicas de la localidad sin autorización municipal.

Las autorizaciones indicadas en el punto anterior podrán ser para un solo viaje o para un determinado periodo.

Usos prohibidos en las vías publicas y paseos.

Artículo 34.- 1. No se permitirá en las zonas reservadas al tránsito de peatones, ni en las calzadas, los juegos o diversiones que puedan presentar un peligro para los transeúntes, para las personas que los practiquen, o para los inmuebles del lugar.

Artículo 35.- Señales de circulación y marcas viales.

Todos los usuarios de las vías objeto de esta Ordenanza están obligados a obedecer las señales de circulación y las marcas viales, así como las indicaciones de la Administración Municipal.

Artículo 36.- Otras señales.

Todos los usuarios de las vías objeto de esta Ordenanza están obligados a respetar las señales de balizamiento en sus distintas formas, tanto obligatorias, como prohibitivas o restrictivas.

Procedimiento sancionador.

Artículo 37.- Las infracciones a las disposiciones de esta Ordenanza, serán sancionadas por la Alcaldía con multa de hasta 150 euros cada una, sin perjuicio de las sanciones que se puedan imponer por infracción a la Ley de Seguridad Vial.

Artículo 38.- Para la imposición de la/s sancion/es concreta/s se tendrá en cuenta los siguientes criterios de graduación: 1º. La existencia de intencionalidad. 2º. La naturaleza del perjuicio causado. 3º. La reincidencia en la comisión de infracciones reguladas en esta Ordenanza durante el periodo de los tres meses inmediatamente anteriores.

Artículo 39.- Las resoluciones dictadas en expedientes sancionadores se ajustarán a lo dispuesto en el Reglamento de Procedimiento para el Ejercicio de la Potestad Sancionadora, con expresa notificación al interesado de los recursos que le asisten legalmente.

Disposición Final.- La presente Ordenanza entrará en vigor y comenzará a aplicarse al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja, una vez aprobada con carácter definitivo, permaneciendo en vigor hasta su modificación o derogación expresas.

III. Texto íntegro de la Ordenanza reguladora de la limpieza pública

I. Disposiciones generales

Artículo 1º.- La presente Ordenanza tiene por objeto regular en el término municipal de Hormilleja las siguientes situaciones, actividades y comportamientos:

1. La limpieza de la vía pública como consecuencia del uso común general de los ciudadanos. Asimismo, la inspección y la realización subsidiaria de la limpieza de los solares de propiedad pública o privada.

2. La prevención del estado de suciedad como consecuencia de las manifestaciones públicas en la calle, y la limpieza de los bienes de dominio público municipales en lo que respecta a su uso común especial privativo.

3. La acumulación, cargas, transporte y vertido de tierras, escombros y otros materiales similares y asimilables, producidos como consecuencia de obras, construcciones, derribos, etc.

Artículo 2º.- Las normas de la presente Ordenanza se aplicarán por analogía a los supuestos que no estén expresamente regulados y que, por su naturaleza, estén comprendidos en su ámbito de aplicación.

En ningún caso quedan incluidos los residuos afectados por la Ley de Residuos Tóxicos y Peligrosos, ni los residuos radiactivos que se regirán por su legislación específica.

Artículo 3º.- 1. Tanto la personas físicas como jurídicas están obligadas a observar una conducta encaminada a evitar y prevenir la suciedad.

2. Asimismo, podrán poner en conocimiento de la Alcaldía, por escrito, las infracciones que en materia de limpieza pública presencien, o de las que tengan un conocimiento cierto.

3. Será responsabilidad del Ayuntamiento atender las reclamaciones, denuncias y sugerencias que presenten por escrito los ciudadanos, ejerciendo las acciones que en cada caso correspondan.Artículo 4º.- 1. Todos los ciudadanos están obligados al cumplimiento de esta Ordenanza y de cuantas disposiciones complementarias con ella relacionada dicte en cualquier momento la Alcaldía.

2. La autoridad municipal podrá exigir en todo momento el cumplimiento inmediato de la presente Ordenanza, exigiendo al causante de una infracción la corrección de la misma, sin perjuicio de la imposición de la sanción que corresponda.

3. El Ayuntamiento, por Providencia de la Alcaldía, a propuesta de los servicios municipales correspondientes, podrá imponer la sanción que se establece al efecto en la presente Ordenanza, a los que con su comportamiento contravinieren lo dispuesto en la misma.

Artículo 5º.- El Ayuntamiento podrá encargar realizar subsidiariamente los trabajos de limpieza que, según la presente Ordenanza, corresponda efectuar directamente a las personas físicas o jurídicas imputándoles el coste de la limpieza, y sin perjuicio de las sanciones que correspondan en cada caso. Asimismo el Ayuntamiento podrá, subsidiariamente, eliminar los materiales residuales abandonados, y actuar de igual forma, en cuantas actuaciones supongan el incumplimiento de la presente Ordenanza.

II. De la Limpieza Pública

Artículo 6º.- Se considera como vía pública: las calles, paseos, travesías, avenidas, plazas, parques y demás bienes de uso público, destinados directamente al uso o disfrute común general de los ciudadanos.

Artículo 7º.- 1.Queda prohibido tirar y abandonar en la vía pública, así como en solares y terrenos públicos, cualquier tipo de residuo.

2. Los residuos sólidos de pequeño volumen tales como papeles, envoltorios, peladuras, etc., deberán depositarse en las papeleras.

3. Los materiales residuales voluminosos, o los de pequeño tamaño en gran cantidad, deberán ser evacuados y retirados conforme a lo dispuesto para la recogida de residuos sólidos urbanos, o de acuerdo con los correspondientes servicios de recogida.

Si por sus características fuera imposible su retirada por los servicios municipales, ésta se efectuará por los particulares siguiendo las directrices que marque el servicio municipal y la legislación vigente.

4. Se prohíbe tirar a la vía pública cualquier clase de desperdicio desde los vehículos, ya estén parados o en marcha, especialmente el contenido de los ceniceros.

5. Se prohíbe orinar o hacer deposiciones en la vía pública.

6. Queda prohibido realizar cualquier operación que pueda ensuciar la vía pública, y de forma especial, el lavado y limpieza de cualquier tipo de vehículo o remolque y el vertido de aguas procedentes de cualquier tipo de limpieza.

7. Se prohíbe arrojar cigarros puros, cigarrillos, colillas u otras materias encendidas en las papeleras. Se depositarán en ellas una vez apagadas.

8. Se prohíbe arrojar a la vía pública desde ventanas, terrazas, balcones, aberturas exteriores, etc., de los edificios cualquier tipo de residuo sólido urbano.

9. La limpieza de pasajes y solares particulares, retranqueo de locales comerciales y portales, patios interiores, corresponde a sus propietarios.

III. De la suciedad de la vía publica a consecuencia de obras y otras actividades.

Artículo 8º.- 1.Todas las actividades que puedan ocasionar suciedad en la vía pública, cualquiera que sea el lugar en que se desarrollen, y sin perjuicio de las licencias o autorizaciones que en cada caso sean procedentes, exigen de sus titulares la obligación de adoptar las medidas necesarias para evitar que se ensucie la vía pública, y retirar los materiales residuales resultantes, y conservar el espacio en el que desarrollan su cometido y las proximidades del mismo, en perfectas condiciones de limpieza.

2. La autoridad municipal podrá requerir al responsable para que efectúe las acciones de limpieza que correspondan.

Articulo 9º.- Se prohíbe el abandono, deposición o vertido en la vía pública de cualquier material residual.

Articulo 10º.- Cuando se trate de edificios en construcción, rehabilitación, reforma o derribo, será el contratista de la obra el responsable de la limpieza pública que se vea afectada por las obras y subsidiariamente el promotor de la obra.

Articulo 11º.- 1. Finalizadas las operaciones de carga, descarga, de cualquier vehículo que pueda producir suciedad en la vía pública, el personal responsable de dichas operaciones, y subsidiariamente, los titulares de los establecimientos y obras donde se hayan efectuado, procederán a la limpieza de la vía pública y de los elementos de ésta que se hubieran ensuciado, así como a la retirada de los materiales vertidos.

2. las personas mencionadas en el apartado anterior, y por el mismo orden, serán las responsables de las infracciones a la presente Ordenanza y de los daños que de las mismas se deriven.

Articulo 12º.- 1. Se prohíbe limpiar las hormigoneras en las vías públicas, así como en cualquier otro lugar queno sea la propia planta del hormigonado o el punto de destino del hormigón.

2. Queda prohibido el transporte de hormigón con vehículo hormigonera sin llevar cerrada la boca de descarga con un dispositivo que impida el vertido de hormigón en la vía pública.

3. Del incumplimiento de los apartados anteriores serán responsables el propietario y el conductor del vehículo, quedando obligados a la limpieza del hormigón que se vierta, y de la vía pública afectada, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Articulo 13º.- Se prohíbe el abandono de muebles, enseres particulares y residuos voluminosos en la vía pública, salvo los que estén en espera de ser retirados por el servicio de recogida de los mismos, en el supuesto de establecerse este servicio, los días y horas establecidos.

Artículo 14º.- Será obligación de los titulares de las terrazas mantener éstas y cada uno de los elementos que la componen en las debidas condiciones de limpieza, seguridad y ornato. Al término de la jornada propia de la actividad se deberá realizar las tareas de limpieza necesarias de la superficie ocupada por el velador.

IV. De la limpieza y mantenimiento de los inmuebles, urbanizaciones y solares de propiedad privada.

Articulo 15º.- 1. Los propietarios de inmuebles están obligados a mantenerlos en la debidas condiciones de seguridad, limpieza y ornato público.

2. Corresponde a los propietarios la limpieza de pasajes de uso privado, de los patios interiores, los solares particulares y similares.

3. El Ayuntamiento ejercerá el control e inspección del estado de limpieza de los elementos objeto de los apartados anteriores, pudiendo requerir a los responsables para su limpieza, de acuerdo con las instrucciones que al efecto dicten los servicios municipales.

4. Lo propietarios de solares y terrenos deberán mantenerlos libres de desechos y residuos, y en las debidas condiciones de salubridad, higiene, seguridad y ornato público. Esta prescripción incluye la exigencia de la desratización y desinfección de los solares.

V. Repercusiones de la limpieza respecto a la tenencia de animales en la vía publica.Articulo 16º.- 1. Los propietarios son los responsables de los daños o afecciones a personas y/ o cosas y de cualquier acción que ocasione suciedad en la vía pública por animales de su pertenencia.

2. En ausencia del propietario, será responsable subsidiaria la persona que condujese al animal en el momento de producirse la acción.

3. Ante la situación de que un animal causara suciedad en la vía pública, la Autoridad Municipal está facultada, en todo momento, para exigir del propietario o tenedor del animal la reparación inmediata de la afección causada.

Articulo 17º.- Como medida higiénica ineludible, las personas que conduzcan ganado lanar, vacuno, caprino y caballar por la vía pública y los titulares de perros que permanezcan sueltos, o que estando atados invadan la vía pública, están obligados a controlar que aquellos no hagan sus deposiciones sobre la vía pública o bien la ensucien de cualquier otro modo, y en su caso, a retirar de inmediato de la vía pública afectada cualquier tipo de residuo y suciedad ocasionados, sin perjuicio de incurrir en la sanción que se reseña en la presente de la Ordenanza.

VI. De la limpieza como consecuencia del uso común especial y privativo de las manifestaciones publicas en la calle.

Articulo 18º.- De acuerdo con lo establecido en el artículo 1, el presente Título contempla las normas a seguir para mantener la limpieza del Municipio en estos aspectos:

a) El uso común especial y el uso privativo de los bienes de dominio público municipal.

b) La prevención de la suciedad que pudiera producirse como consecuencia de actividades públicas en la vía pública.

Articulo 19º.- 1. La suciedad de la vía pública producida como consecuencia del uso común especial y del privativo, será responsabilidad de sus titulares.

2. Los titulares de establecimientos, sean o no fijos, tales como bares, cafés, quioscos, puestos de venta y similares, establecimientos de temporada, están obligados a mantener en las debidas condiciones de limpieza el espacio urbano sometido a su influencia, así como los elementos instalados en él.

3. El Ayuntamiento podrá exigir a los titulares a que se refiere el apartado anterior, la colocación de recipientes homologados para el depósito y retención de los residuos producidos por el consumo en sus establecimientos, correspondiéndoles también la limpieza y mantenimiento de dichos elementos.

Asimismo, les podrá exigir la constitución de una garantía en función de los previsibles trabajos extraordinarios de limpieza que pudiera corresponder efectuar a consecuencia de la suciedad producida. De encontrarse el espacio ocupado y el de su influencia, en perfectas condiciones de limpieza, la garantía les será devuelta. En caso contrario, se deducirá de la misma el importe de los trabajos extraordinarios a realizar o realizados.

VII. Del servicio de recogida de residuos domiciliarios y de otros residuos sólidos urbanos.

Articulo 20º.- 1. El servicio de recogida de residuos domiciliarios se realizará por medio de los contenedores puestos a efecto por el Ayuntamiento.

2. La ubicación de los contenedores será establecida por el Ayuntamiento.

3. Queda prohibido el traslado de los contenedores fuera de su reserva de espacio.

4. Queda prohibido aparcar vehículos de forma que impidan el normal desenvolvimiento de los servicios de recogida.

Articulo 21.- 1. Se prohíbe el abandono de residuos domiciliarios en la vía pública, así como en solares y terrenos públicos o privados. Los usuarios están obligados a depositarlos en el interior de los diferentes contenedoresinstalados al efecto, en bolsas preferentemente biodegradables y debidamente cerradas.

2. Se prohíbe el depósito de bolsas de residuos en las papeleas públicas.

VIII. De la recogida, transporte y vertido de tierras y escombros.

Articulo 22º.- 1. A los efectos de la presente Ordenanza, se designan con el nombre de contenedores para obras, los recipientes normalizados, especialmente diseñados para ser cargados y descargados sobre vehículos de transporte especial, y destinados a la recogida de los materiales residuales procedentes de las obras.

2. No se podrá colocar más de un contenedor para la misma obra, cuando se trate de ocupaciones de la vía pública.

Artículo 23º.- 1. Las operaciones de instalación y retirada deberán realizarse de modo que no causen molestias a los ciudadanos.

2. Al retirar los contenedores, el titular de la licencia de obras, deberá dejar en perfectas condiciones de limpieza, la superficie de la vía pública afectada por su ocupación, quien será responsable del estado de la vía pública, así como de los posibles daños causados en la misma.

Artículo 24º.- Los vehículos en que se efectúe el transporte de tierras y escombros reunirán las debidas condiciones para evitar el vertido de su contenido sobre la vía pública. En la carga de estos vehículos se adoptarán las precauciones necesarias para impedir que se ensucie la vía pública.

IX. De las infracciones y sanciones.

Articulo 25º.- Constituyen infracción administrativa en relación con las materias que regula la presente Ordenanza los actos u omisiones que contravengan lo establecido en las normas que integran su contenido.

Articulo 26º.- Las infracciones serán sancionadas por la Alcaldía conforme se determina en la presente Ordenanza, dentro de sus atribuciones y sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales a que hubiera lugar en su caso.

Articulo 27º.- 1. Las responsabilidades derivadas del incumplimiento de las obligaciones señaladas en la Ordenanza serán exigibles no sólo por los actos propios, sino también por los de aquellas personas de quien se deba responder y por el poseedor de los animales de los que se fuere propietario.

2. Cuando se trate de obligaciones colectivas, la responsabilidad será atribuida a la respectiva comunidad de propietarios o habitantes del inmueble si aquella no está constituida.

Articulo 28º.- 1. La graduación de las sanciones estará en función de la naturaleza del perjuicio causado y la reincidencia en las infracciones que pudieran cometerse. A estos efectos, será considerado reincidente el titular o particular que hubiere sido sancionado en los tres meses precedentes, por el mismo concepto, una o más veces. 2. Con independencia de la sanción que pudiera imponerse, deberán ser objeto de adecuado resarcimiento los daños que se hubieran producido en los bienes de dominio público, previa evaluación por los servicios municipales correspondientes.

Artículo 29º.- Las infracciones a lo dispuesto en esta Ordenanza dará lugar a las siguientes sanciones:

a) Por comisión de la 1ª Infracción: Multa de 20,00 euros a 50,10 euros.

b) Por 1ª Reincidencia: Multa de 50,11 euros a 90,10 euros.

c) Por 2ª Reincidencia: Multa de 90,11 euros a 120 euros.

Disposición Final.- La presente Ordenanza entrará en vigor y comenzará a aplicarse al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja, una vez aprobada con carácter definitivo, permaneciendo en vigor hasta su modificación o derogación expresas.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 63% de las personas esto les resultó útil.
Subir