Gobierno de La Rioja

Núm. 164
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Jueves 23 de diciembre de 2004
AYUNTAMIENTO DE HORMILLEJA
III.C.26

Aprobación definitiva de la imposición de la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa de cementerio municipal y su reglamento

No habiéndose presentado reclamaciones contra el acuerdo de aprobación provisional de la imposición de la Ordenanza fiscal reguladora de la tasa de cementerio municipal y su Reglamento, durante el plazo de treinta días de exposición al público del expediente, efectuada mediante anuncio fijado en el tablón de anuncios y publicado en el Boletín Oficial de La Rioja nº 137, de fecha 26 de octubre de 2004, quedan definitivamente aprobados la Ordenanza de referencia y su Reglamento, de conformidad con lo dispuesto en el Art. 17.3 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales y la propia resolución corporativa.

En cumplimiento de lo dispuesto en los Arts. 17.4 de la citada Ley y 70 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, a continuación se inserta el texto íntegro del acuerdo y de la Ordenanza y Reglamento aprobados, elevados ya a definitivos, a todos los efectos legales.

Contra dicho acuerdo, podrá interponerse, de conformidad con el Art. 19 del RDL 2/2004, de 5 de marzo, recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja en el plazo de dos meses, contado desde el día siguiente al de la presente publicación en el Boletín Oficial de La Rioja, previo el recurso de reposición ante este Ayuntamiento en el plazo de un mes.

Hormilleja a 9 de diciembre de 2004.- El Alcalde, Jesús Santiago Martínez Abalos.

Don José María Eguizabal García, Secretario del Excmo. Ayuntamiento de Hormilleja La Rioja.

Certifico: Que el Pleno de este Ayuntamiento en sesión celebrada el día 8 de octubre de 2004, adoptó, entre otros, el siguiente acuerdo:

Vistos los proyectos elaborados de la Ordenanza fiscal reguladora de la tasa de cementerio municipal y el Reglamento de dicho servicio; el informe de Secretaría sobre la legislación aplicable y el procedimiento a seguir para la aprobación de la referida Ordenanza.

El Pleno de este Ayuntamiento, en virtud de lo dispuesto en los artículos 15, 16 y 17 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y 22.2 d), 47.1 49 y 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, por unanimidad, Acuerda:

Primero.- Aprobar con carácter provisional la imposición de la Ordenanza reguladora de la tasa de cementerio municipal y su Reglamento.

Segundo.- Someter dicha Ordenanza y el Reglamento del servicio de cementerio a información pública y audiencia de los interesados, con publicación en el Boletín Oficial de La Rioja y tablón de anuncios del Ayuntamiento, por el plazo de treinta días para que puedan presentar reclamaciones o sugerencias, que serán resueltas por la Corporación. De no presentarse reclamaciones o sugerencias en el mencionado plazo, se considerará aprobada definitivamente sin necesidad de acuerdo expreso por el Pleno.

Tercero.- Disponer, asimismo, que el acuerdo definitivo, así como el texto íntegro de la Ordenanza y Reglamento, serán publicados en el Boletín Oficial de La Rioja.

Y para que conste y surta efectos, expido la presente de orden y con el visto bueno del Sr. Alcalde, en Hormilleja a nueve de diciembre de dos mil cuatro.

Vº. Bº. El Alcalde, El Secretario.

Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa de Cementerio Municipal de Hormilleja

Fundamento y Naturaleza

Artículo 1.- En uso de las facultades concedidas por los artículos 133.2 y 142 de la Constitución y por el artículo 106 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 15 a 19 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales, este Ayuntamiento establece la tasa del cementerio municipal de Hormilleja que se regirá por la presente Ordenanza Fiscal, cuyas normas atienden a lo prevenido en el Art. 57 de la citada Ley de Haciendas Locales.

Hecho Imponible

Artículo 2.- Constituye el hecho imponible de la tasa la prestación de los servicios del cementerio municipal, tales como: asignación de espacios para enterramientos; permisos de construcción de panteones o sepulturas; ocupación de los mismos; reducción; incineración; movimiento de lápidas; colocación de lápidas; verjas y adornos; conservación de los espacios destinados al descanso de los difuntos y cuales quiera otros que, de conformidad con lo prevenido en el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria sean procedentes o se autoricen a instancia.

Sujeto Pasivo

Artículo 3.- Son sujetos pasivos contribuyentes los solicitantes de la concesión de la autorización o de la prestación del servicio y, en su caso, los titulares de la autorización concedida.

Responsables

Artículo 4.- Responderán solidariamente de las obligaciones tributarias del sujeto pasivo las personas físicas o jurídicas a que se refieren los artículos 38 y 39 de la Ley General Tributaria.

Serán responsables subsidiarios los administradores de las Sociedades y los Síndicos, Interventores o Liquidadores de quiebras, concursos, sociedades y entidades en general en los supuestos y con el alcance que señala el Art. 40 de la Ley General Tributaria.

Exenciones Subjetivas

Artículo 5.- Están exentos los servicios que se presten con ocasión de:

a) Los enterramientos de cadáveres de pobres de solemnidad.

B) Las inhumaciones que ordene la Autoridad Judicial.

Cuota Tributaria

Artículo 6.- La cuota tributaria se determinará por aplicación de la siguiente tarifa:

Concesiones a largo plazo (99 años):

a) Concesión de terreno para panteones: 1.900 euros

b) Concesión de un nicho: 900 euros

Concesiones a corto plazo:

a) En sepultura en tierra (5 años): 100 euros

b) En sepultura en tierra, años sucesivos, 2 años: 50 euros

c) En nichos (5 años): 120 euros

d) En nichos, años sucesivos, 2 años: 60 euros

Mantenimiento anual:

a) panteón: 15 euros

b) nicho: 4 euros

c) sepultura en tierra: 7 euros

Devengo

Artículo 7.- Se devenga la tasa y nace la obligación de contribuir cuando se solicite la actuación. No se realizará el servicio sin que se haya efectuado el pago correspondiente.

Declaración, Autoliquidación e Ingreso

Artículo 8.- 1. Los sujetos pasivos solicitarán la prestación de los servicios de que se trate. La solicitud deberá ir acompañada de la correspondiente autoliquidación. La solicitud de permiso de construcción de mausoleos y panteones, irá acompañada del correspondiente proyecto y memoria, autorizados por facultativo competente.

2. La tasa a la que da lugar la prestación de dichos servicios será objeto de autoliquidación en el modelo facilitado por el Ayuntamiento e ingresado el importe resultante previamente a la solicitud de los servicios de que se trate.

Infracciones y Sanciones

Artículo 9.- En todo lo relativo a la calificación de infracciones tributarias, así como de las sanciones que a las mismas correspondan en cada caso, se estará a lo dispuesto en los artículos 183 y siguientes de la Ley General Tributaria.

General

Articulo 10.- En todo lo no establecido en la presente Ordenanza, se estará a lo que disponga el Reglamento.

Disposición final.

La presente Ordenanza fiscal entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja y será de aplicación a partir del día 1 de enero de 2005, permaneciendo en vigor hasta su modificación o derogación expresa.

Reglamento del Servicio de Cementerio Municipal de Hormilleja

El presente Reglamento viene a regular el ejercicio de las competencias del Régimen Local definidas en el Art. 25.2. letra j) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de la Bases del Régimen Local, en relación con el cementerio municipal, de acuerdo con lo previsto en el Reglamento de Policía Sanitaria y Mortuoria y que comprende la gestión y administración del mismo.

Este Reglamento Municipal tiene presente la Ley 14/1986, de 25 de abril, Generad de Sanidad, el Reglamento de Policía Sanitaria y Mortuoria de 20 de julio de 1974 aprobado por Decreto 2263/1974, de 20 de julio, y el Decreto 30/1998, de 27 de marzo, de la Consejería de Salud, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de La Rioja, por el que se aprueba el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria.

Para los aspectos económicos de la gestión del servicio, el Ayuntamiento de Hormilleja ha dictado la oportuna ordenanza fiscal reguladora.

Disposiciones Generales

Artículo 1.- El Ayuntamiento de Hormilleja aprueba el presente Reglamento al amparo del Art. 4.1. a) y 25.2. j) de la Ley 7/1985,de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

Artículo 2.- El cementerio municipal de Hormilleja es un bien de servicio público que está sujeto a la autoridad municipal a la que corresponde su administración, dirección y cuidado, salvo en aquellos que sean competencia propia de otras autoridades y organismos.

Artículo 3.- Corresponde al Ayuntamiento:

a) La organización, conservación y acondicionamiento del cementerio, así como las construcciones funerarias de los servicios e instalaciones.

B) La autorización a particulares para la realización en el cementerio de cualquier tipo de obras o instalaciones, así como su dirección e inspección.

C) El otorgamiento de las concesiones sepulcrales y reconocimiento de derechos sepulcrales de cualquier clase.

D) La percepción de los derechos y tasas que se establezcan legalmente.

De la Administración del Cementerio

Artículo 4.- La Administración del cementerio corresponde por delegación al Concejal del Ayuntamiento y en su ausencia, al Alcalde, encargado de los servicios funerarios municipales al que corresponden las siguientes competencias:

a) Abrir y cerrar las puertas del cementerio a la hora señalada para los servicios funerarios municipales en cada época del año.

B) Expedir las licencias de inhumaciones, exhumaciones y traslados.

C) Expedir cédulas de entierro.

D) La conservación y vigilancia del cementerio.

E) Impedir la entrada o salida del cementerio de restos mortales y objetos, si no se dispone de la correspondiente autorización.

F) Llevar el Libro Registro de Entierros

g) Expedir los títulos y anotar las transmisiones de acuerdo con los decretos municipales correspondientes.

H) Cobrar los derechos y tasas por prestación de los servicios funerarios del cementerio, de conformidad con la ordenanza fiscal correspondiente.

I) Cualquier otra referente a la organización y funcionamiento del cementerio.

Artículo 5.- Ni el Ayuntamiento ni ninguno de sus órganos o personal, asumirá responsabilidad alguna respecto a robos o desperfectos que puedan cometerse por terceros en las sepulturas y objetos que se coloquen en el cementerio, fuera de los casos previstos en la legislación vigente.

Del Orden y Gobierno del Cementerio

Artículo 6.- Las instalaciones del cementerio se acomodarán a lo previsto en el Reglamento de Policía Sanitaria y Mortuoria.

Artículo 7.- En el cementerio se habilitará uno o diversos lugares destinados a osario general para recoger los restos resultantes de la limpieza y desalojo de nichos o sepulturas. En ningún caso, se podrán reclamar los restos una vez depositados en el osario.

Artículo 8.- Las obras que se realicen en el cementerio por los particulares deberán ejecutarse durante el horario fijado por el órgano del Ayuntamiento responsable de los servicios funerarios y deberá n contar con las licencias y autorizaciones necesarias.

Inhumaciones, Exhumaciones y Traslados

Artículo 9.- Las inhumaciones, exhumaciones y traslado de cadáveres o restos se efectuarán según las normas del Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria y de acuerdo con lo dispuesto en los artículos siguientes:

Artículo 10.- Toda inhumación, exhumación o traslado se realizará con la autorización expedida por los Servicios funerarios municipales y de las autoridades sanitarias correspondientes en caso de ser necesarias.

Articulo 11.- En toda petición de inhumación la empresa funeraria o el interesado presentarán en las oficinas municipales los documentos siguientes:

a) Título funerario o solicitud de éste

b) Solicitud de licencia de inhumación

c) Autorización judicial, en los casos distintos a la muerte natural

Artículo 12.- A la vista de la documentación presentada se expedirá la licencia de inhumación y cédula de entierro.

Artículo 13.- La cédula de entierro será devuelta por la empresa funeraria o interesado a los servicios funerarios municipales debidamente firmada como justificación expresa que aquél se ha llevado a cabo.

Artículo 14.- El número de inhumaciones sucesivas en cada una de las sepulturas sólo será limitada por su capacidad respectiva, salvo limitación voluntaria, expresa y fehaciente dispuesta por el titular.

Artículo 15.- 1.- No se podrán realizar traslados de restos sin la obtención del permiso expedido por los servicios funerarios municipales. Este permiso solo se concederá en los siguientes supuestos:

a) Cuando los restos inhumados sean dos o más nichos se trasladen a uno solo, devolviendo las presentes concesiones al Ayuntamiento.

B) Cuando se trate de traslados procedentes de otros Municipios.

C) En aquellos casos excepcionales que lo autoricen los servicios municipales.

2.- A pesar de ello, salvo disposición general que lo autorice, no podrán realizarse traslados de restos hasta que hayan transcurrido dos años desde su inhumación o cinco si la causa de la muerte representa un grave peligro sanitario. Las excepciones a los citados se les aplicarán de conformidad con lo previsto en el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria.

Artículo 16.-

A) La exhumación de un cadáver o de los restos, para su inhumación en otro cementerio precisará autorización del titular de la sepultura de la que se trate, acompañada de la correspondiente autorización sanitaria, teniendo que transcurrir los plazos establecidos en el artículo anterior.

B) Si la inhumación se ha de efectuar en otra sepultura del mismo cementerio, se precisará, además, la conformidad del titular de esta última. A pesar de ello, deberán cumplirse, para su autorización por los servicios funerarios municipales, los requisitos expuestos en el artículo anterior.

De los Derechos Funerarios

Artículo 17.- El derecho funerario comprende las concesiones y arrendamientos a que se refiere el presente título. Los derechos funerarios serán otorgados y reconocidos por el Ayuntamiento, de acuerdo con las prescripciones de este Reglamento y con las normas generales sobre contratación local, de conformidad con los convenios de uso y gestión que hubiere establecido.

Artículo 18.- Todo derecho funerario se inscribirá en el Libro Registro correspondiente, acreditándose las concesiones mediante la expedición del título que proceda.

Artículo 19.- El derecho funerario implica sólo el uso de las sepulturas del cementerio, cuya titularidad dominical corresponde al titular del cementerio.

Artículo 20.- El derecho funerario definido en el artículo anterior, tendrá por causa y finalidad el sepelio de cadáveres y restos humanos y, por tanto, tan solo podrá obtenerse en momento de la defunción y en los supuestos citados en el artículo 15.

Artículo 21.- Los nichos y cualquier tipo de construcción que haya en el cementerio se considerarán bienes fuera del comercio. En consecuencia, no podrán ser objeto de compraventa, permuta o transacción de ninguna clase. Sólo serán válidas las transmisiones previstas en este Reglamento.

Artículo 22.- Las obras de carácter artístico que se coloquen, y cualquier otro tipo de instalación fija existente, revertirán a favor del Ayuntamiento al finalizar la concesión. Una vez instaladas, no podrán retirarse del cementerio municipal sin autorización expresa del Ayuntamiento.

Artículo 23.- Cuando muera el titular sin haber otorgado testamento o sin haber dejado ningún pariente, el derecho funerario revertirá al Ayuntamiento, una vez transcurrido el plazo para el que fue otorgado.

Artículo 24.- El disfrute del derecho funerario llevará implícito el pago de la tasa o exacción correspondiente, de conformidad con las disposiciones de la ordenanza fiscal municipal relativa a esta materia.

Artículo 25.- Las concesiones y arrendamiento podrán otorgarse:

a) A nombre de una sola persona física.

B) A nombre de una comunidad o asociación religiosa o establecimiento asistencial u hospitalario, para uso exclusivo de sus miembros beneficiarios o acogidos.

C) A nombre de Corporaciones, Fundaciones o Entidades legalmente constituidas, para uso exclusivo de sus miembros o empleados.

D) A nombre de los dos cónyuges en el momento de la primera adquisición.

Artículo 26.- Las concesiones de sepulturas tendrán una duración de cinco años. A su término el titular o las personas que se subroguen por herencia u otro título, podrán escoger entre solicitar una concesión o arrendamiento de una fosa de restos o trasladar los existentes de la sepultura que se trate al osario general.

Artículo 27.- 1. Los entierros que sucesivamente se realicen en una misma sepultura, no alterarán el derecho funerario. Únicamente si un cadáver es enterrado cuando el plazo que falta para el fin de la concesión, o en su caso de la prórroga, es inferior al legalmente establecido para el traslado o remoción de cadáveres, el citado plazo se prorrogará excepcionalmente por un período de cinco años desde la fecha del entierro.

2.- Al término de esta prórroga de cinco años, se aplicará lo que dispone el artículo anterior, sin que se pueda practicar en este período ningún nuevo enterramiento en la sepultura.

3.- Se realizará una lista pública donde figura el orden de remoción y enterramiento en la sepultura.

Artículo 28.- Los arrendamientos de sepulturas o fosas se adjudicarán por un plazo de dos años, o cinco si la defunción hubiese tenido lugar por enfermedad infecciosa. Si por necesidades del servicio hubiera de rescindirse el arrendamiento antes de finalizar el plazo, el titular será indemnizado por el plazo pendiente de transcurrir, teniendo en cuenta el importe de la tasa abonado.

Artículo 29.- 1.- Transcurrido el período de alquiler, podrán otorgarse nuevas prorrogas, siempre que los interesados lo soliciten con ocho días de antelación a la fecha de la terminación.

2.- Cada una de las prórrogas tendrá un plazo no inferior a un año ni superior a cinco, con una duración máxima total de veinte años.

3.- Transcurrido este tiempo, regirá lo establecido en el artículo 26.

Artículo 30.- En cualquier caso, no atender los requerimientos para la rehabilitación de cualquier título funerario a la terminación de los plazos establecidos en este Reglamento, implicará la reversión del derecho correspondiente al Ayuntamiento con la sepultura que le represente, y el traslado de los restos existentes en las sepulturas, cuyo derecho no haya sido renovado, al osario común.

Artículo 31.- A pesar del plazo señalado en las concesiones y arrendamientos, si por cualquier motivo hubiera de clausurarse el cementerio antes de finalizar el citado plazo, los titulares de los respectivos derechos, podrán ser indemnizados por el plazo pendiente de transcurrir, aunque para el cálculo de la indemnización se tendrá en cuenta únicamente el importe de la tasa abonado, y no el de la obra o instalaciones ejecutadas por el concesionario o arrendatario.

Artículo 32.- 1.- Existirán sepulturas destinadas a cadáveres correspondientes a personas que carezcan absolutamente de medios económicos para sufragar los gastos derivados del sepelio. Estas no podrán ser objeto de concesión o arrendamiento y su utilización no reportará ningún derecho. En las mismas no se podrá colocar ninguna lápida o epitafio.

2.- Transcurrido el plazo señalado en el artículo 15.2 se procederá al traslado de los restos a la fosa común.

Artículo 33.- 1.- De conformidad con lo previsto en el artículo 23 de este Reglamento, al producirse la muerte del titular de un derecho funerario, tendrán derecho a la transmisión a su favor, por este orden, los herederos testamentarios, cónyuge superviviente, o, si falta, las personas a las que les corresponde la sucesión intestada.

2.- Si el causante hubiere instituido diversos herederos o si no hubiere cónyuge superviviente, y diversas personas resultasen herederas del interesado, la titularidad del derecho funerario será reconocida a favor del coheredero que por mayoría designen los restantes, en el plazo de tres meses a partir de la muerte del causante o de la fecha en que sea dictado el auto de declaración de herederos. Si no fuese posible la mayoría, el derecho será reconocido al coheredero de mayor edad.

Artículo 34.- Se estimarán válidas las cesiones a título gratuito del derecho funerario sobre sepulturas por actos inter.-vivos a favor de familiares del titular, en línea directa y colateral hasta el cuarto grado, ambos por consaguinidad y hasta el segundo grado por afinidad, así como elefectuado a cónyuges o personas que acrediten lazos de afectividad y convivencia con el titular por un mínimo de cinco años anteriores a la transmisión. Así mismo se estimarán válidas aquellas que se definan a favor de hospitales, entidades benéficas o religiosas con personalidad jurídica según la Ley.

Artículo 35.- Las sucesivas transmisiones de un derecho funerario no alterarán la duración del plazo para el cual fue inicialmente concedido.

Artículo 36.- El titular de un derecho funerario podrá renunciar, siempre que en la sepultura correspondiente no haya restos inhumados. A este efecto, se dirigirá solicitud al Ayuntamiento, que deberá ser posteriormente ratificado mediante comparecencia del interesado, o en su caso, de su representante legal.

Artículo 37.- Se decretará la pérdida o caducidad del derecho funerario, con reversión de la correspondiente sepultura al Ayuntamiento, en los casos siguientes:

a) Por estado ruinoso de la edificación, declarado con el informe técnico previo, y en cumplimiento del plazo que se señale al titular para su reparación o adecentamiento, previa tramitación del expediente, con audiencia del interesado.

B) Por abandono de la sepultura. Se considerará como tal el transcurso de un año desde la muerte del titular sin que los herederos o personas subrogadas por herencia u otro título hayan instado la transmisión, a su favor.

Si los herederos u otras personas subrogadas por herencia u otro titulo compareciesen instando la transmisión y la sepultura se encontrase en estado deficiente, deberá ser acondicionada en el plazo de tres meses, transcurrido el cual sin haberse realizado las reparaciones necesarias, se decretará la caducidad del derecho funerario, con reversión al Ayuntamiento.

C) Por el transcurso de los plazos por los que fue concedido el derecho, sin haber solicitado su renovación o prórroga de conformidad con lo establecido en el presente título.

D) Por falta de pago de los derechos o tasas dentro de los plazos correspondientes.

E) Por renuncia expresa del titular en la forma prevista en el artículo 36.

El presente Reglamento entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja y será de aplicación a partir del día 1 de enero de 2005, permaneciendo en vigor hasta su modificación o derogación expresa.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 64% de las personas esto les resultó útil.
Subir