Gobierno de La Rioja

Núm. 117
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Sábado 3 de septiembre de 2005
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
III.A.14

Resolución nº 643, de 1 de septiembre de 2005, del Director General de Calidad Ambiental por la que se formula la Declaración de Impacto Ambiental del Plan Especial del Alto Oja. Expte. E.A.E. 2-2004

Según se establece en el artículo 6 de la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja, deberán someterse al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental los planes y programas relacionados en la Directiva 2001/42/CE, de 27 de junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, con el fin de conseguir un desarrollo sostenible a través de la integración de aspectos ambientales en la preparación y adopción de estos planes y programas.

De conformidad con el artículo 3 de la citada Directiva, serán objeto de evaluación ambiental todos los planes y programas que se elaboren con respecto a la ordenación del territorio urbano y rural o la utilización del suelo y que establezcan el marco para la autorización en el futuro de proyectos sujetos a la normativa vigente en materia de Evaluación de Impacto Ambiental, entre los que se incluye el Plan Especial del Alto Oja objeto de esta Declaración de Impacto Ambiental y que se describe en su Anexo I.

En virtud de las atribuciones conferidas por la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja, que en su artículo 8 determina que el Director General de Calidad Ambiental ostentará las competencias establecidas por la legislación en materia de Evaluación de Impacto Ambiental, éste es el órgano ambiental para ejercer en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja las funciones relativas a esta materia.

En este sentido, el 11 de mayo de 2005 la Dirección General de Política Territorial del Gobierno de La Rioja solicitó la tramitación del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental del Plan Especial del Alto Oja como promotora del mismo mediante la remisión al órgano ambiental de este Plan y de su Estudio de Impacto Ambiental.

Según lo dispuesto en el artículo 13 la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja, se dio inicio a un periodo de información pública de treinta días mediante la publicación del correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de La Rioja Nº 63, de 12 de mayo de 2005, y se procedió a la petición de informes sectoriales.

Por otra parte, en el procedimiento de autorización sustantiva del Plan se llevaron a cabo diversas consultas y reuniones, además de la publicación de dicho documento en la página web del Gobierno de La Rioja, como complemento a la fase de información pública y con el fin de facilitar su acceso a los ciudadanos y organismos interesados.

Una vez finalizado el trámite de información pública y a la vista de los informes emitidos por los organismos sectoriales, con fecha 22 de junio de 2005 y 18 de agosto de 2005 se solicitó la subsanación de diversos aspectos del Plan y su Estudio, documentación que fue aportada con fecha 12 y 31 de agosto de 2005.

De este modo, considerando que el expediente ha tenido la tramitación adecuada de acuerdo con el procedimiento establecido en la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja y a los solos efectos ambientales, a propuesta del Servicio de Integración Ambiental de la Dirección General de Calidad Ambiental se formula la siguiente

Declaración de Impacto Ambiental

Examinada la documentación presentada por el promotor en relación con el Plan Especial del Alto Oja y de acuerdo con los antecedentes expuestos, se considera ambientalmente viable el Plan de referencia siempre que se cumpla el siguiente condicionado ambiental, que no exime del cumplimiento de las medidas contempladas en su Estudio de Impacto Ambiental, en tanto no sean contradictorias con las aquí dictadas.

Capítulo I.- Condiciones generales.

1.- En la ejecución del Plan Especial del Alto Oja se deberán contemplar las medidas preventivas, correctoras y compensatorias establecidas en la presente Declaración de Impacto Ambiental.

2.- La Dirección General de Política Territorial será la responsable de la ejecución del Programade Vigilancia Ambiental, así como del cumplimiento de lo establecido en el Estudio de Impacto Ambiental y en esta Declaración de Impacto Ambiental.

3.- No son objeto de esta Declaración de Impacto Ambiental los instrumentos o programas de desarrollo del Plan Especial del Alto Oja ni aquellas actuaciones que deban ser objeto de posteriores procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental según la normativa vigente en esta materia, como es el caso de determinados proyectos de urbanización o infraestructuras.

4.- Se deberá garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental en la tramitación de las autorizaciones y licencias necesarias para el desarrollo de nuevas infraestructuras, proyectos o actividades previstas o derivadas de este Plan.

Capítulo II.- Medidas preventivas y correctoras.

1.-Protección de la atmósfera y del ambiente acústico.

1.1.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se dispondrán los medios necesarios para minimizar la generación de polvo, gases contaminantes, ruidos y vibraciones mediante el mantenimiento preventivo de los motores de la maquinaria, la optimización de los planes de trabajo y la reducción de los recorridos de la maquinaria pesada.

2.- Protección del sistema hidrológico.

2.1.- Las actuaciones que requieran la captación de aguas del cauce o del subsuelo mediante la apertura de pozos, así como el vertido directo o indirecto de aguas residuales a cauce deberán contar con la preceptiva concesión o autorización del Organismo de Cuenca.

2.2.- Los vertidos de aguas residuales a las redes de los sistemas de saneamiento y depuración deberán ser autorizados y tratarse con el fin de garantizar el cumplimiento de los umbrales establecidos para los parámetros marcados en la normativa vigente en La Rioja.

2.3.- La ejecución de obras sobre la zona de Dominio Público Hidráulico o de policía (100 m de anchura a ambos lados de un cauce público) requerirá la preceptiva autorización del Organismo de Cuenca.

2.4.- En caso de que los terrenos afectados por las actuaciones del Plan se encuentren en zona inundable (periodo de avenida de 500 años), se recuerda al promotor la conveniencia de analizar los riesgos y, en consecuencia, adoptar las medidas adecuadas, con arreglo a lo previsto en la legislación de Protección Civil al efecto.

2.5.- Se respetará en las márgenes una anchura libre de 5 m en toda la longitud de la zona colindante con el cauce con objeto de preservar la servidumbre de paso destinada al personal de vigilancia y ejercicio de actividades de pesca y salvamento, entre otras.

2.6.- En las riberas de los ríos Oja y Ciloria se establecerán las figuras urbanísticas necesarias para garantizar la continuidad y conservación de estos espacios naturales, teniendo además en consideración las conclusiones de los estudios de inundabilidad realizados.

2.7.- Las futuras edificaciones de carácter residencial deberán tener la planta baja, o el sótano si lo hubiera, a una cota tal que no sean afectadas por la avenida de 100 años, ni se produzca la condición de inundación peligrosa (aquella que puede producir víctimas, interrumpir un servicio imprescindible para la comunidad o dificultar gravemente las actuaciones de emergencia) para la de 500 años.

2.8.- Las construcciones no residenciales (industriales, comerciales, etc.) Deberán situarse a cotas suficientes para evitar que durante la avenida de 100 años se produzcan alturas de inundación sobre el suelo superiores a 0,5 m, salvo que se hubieran adoptado en el entorno medidas impermeabilizadoras hasta el nivel de dicha avenida.

2.9.- Las actuaciones previstas en el Plan deberán adaptarse en todo caso a las disposiciones establecidas en el Plan Director de Abastecimiento de Agua a Poblaciones 2002- 2015 y en el Plan Director de Saneamiento y Depuración de Aguas 2000- 2010 o en sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

2.10.- Se evitará el movimiento de maquinaria por cauces y las actuaciones que, directa o indirectamente puedan afectar negativamente a la calidad de las aguas, tales como vertido de aceites o grasas procedentes de la maquinaria.

3.- Protección del suelo y la geomorfología.

3.1.- Se evitará su contaminación por el vertido incontrolado de residuos, cumpliendo en todo caso la legislación vigente en esta materia y las disposiciones establecidas en el Plan Director de Residuos 2000- 2006 o sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

3.2.- En caso de detectarse la existencia de suelos contaminados en la ejecución de cualquier actuación de desarrollo del Plan, deberá comunicarse este hecho a la Dirección General de Calidad Ambiental y actuar de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

3.3.- Se procederá al sellado y restauración de los puntos incontrolados de residuos existentes en estos municipios.

3.4.- Tanto los depósitos de materiales como las zonas de aparcamiento de la maquinaria se localizarán en zonas que no afecten al medio natural y provistas de las medidas necesarias para evitar la afección a los suelos.

3.5.- En caso de utilizar en las explanaciones o en la urbanización materiales de préstamo, éstos procederán de explotaciones mineras debidamente autorizadas.

3.6.- No se realizarán tareas de reparación y mantenimiento de maquinaria, vehículos y herramientas a motor en las zonas de actuación.

3.7.- Se delimitarán todas las zonas en obras con el fin de evitar afecciones más allá de lo estrictamente necesario.

3.8.- La capa superficial de tierra vegetal será retirada conservándose adecuadamente para su posterior utilización en la restauración. El acopio se realizará en cordones de 2 m de altura máxima.

3.9.- Al finalizar las obras se retirarán correctamente todos aquellos materiales que no se vayan a utilizar con posterioridad y se llevará a cabo una limpieza exhaustiva del emplazamiento y de los caminos de acceso.

3.10.- Se consideran adecuadas las medidas compensatorias previstas en el Estudio de Impacto Ambiental, que deberán desarrollarse en los correspondientes Programas de Vigilancia Ambiental: plantación de vegetación autóctona, creación de espacios verdes, plantación de cortavientos, utilización de setos vivos, construcción de líneas de drenaje que impidan la formación de cárcavas, etc.

4.- Protección de la vegetación.

4.1.- En la revegetación se utilizarán especies procedentes de la Región de Identificación y Utilización de Material Forestal de Reproducción nº 14, denominada "La Rioja" y definida por el Ministerio de Medio Ambiente ("Catálogo de especies herbáceas y leñosas bajas autóctonas para la revegetación de zonas degradadas en La Rioja". Gobierno de La Rioja, 2003).

5.- Protección de la fauna.

5.1.- Las instalaciones eléctricas deberán cumplir el Decreto 32/1998, de 30 de abril, por el que se establecen normas de carácter técnico para las instalaciones eléctricas con objeto de proteger la avifauna.

6.- Protección de los espacios naturales.

6.1.- En el desarrollo de nuevas infraestructuras, proyectos o actividades previstas o derivadas de este Plan se tendrán en consideración los valores naturales y las restricciones de uso establecidas en los distintos planes de ordenación o gestión de cada espacio natural, como es el caso del Plan Especial de Protección del Medio Ambiente Natural de La Rioja, de los diversos Planes de Ordenación de los Recursos Naturales o de los Planes de Recuperación de Especies Amenazadas aprobados hasta la fecha.

6.2.- En el caso de actuaciones a desarrollar en Zonas Especiales de Conservación de Importancia Comunitaria, cualquier proyecto que, sin tener relación directa con la conservación del lugar o sin ser necesario para la misma, pueda afectar de forma apreciable a los citados lugares, ya sea individualmente o en combinación con otros proyectos, deberá acompañarse de un informe de evaluación de sus repercusiones ambientales en el espacio, incluidas las correspondientes medidas correctoras, que deberá ser preceptivamente informado por la Consejería competenteen materia de medio ambiente. En el caso de que a dicho proyecto le sea de aplicación la normativa vigente en materia de Evaluación de Impacto Ambiental, este informe de evaluación de sus repercusiones ambientales se incluirá dentro del correspondiente Estudio de Impacto Ambiental.

6.3.- En el desarrollo de sectores urbanizables colindantes con zonas protegidas se deberán establecer espacios de amortiguación de usos que eviten impactos indirectos sobre dichos espacios, como sistemas generales o zonas verdes asociadas.

6.4.- No deberá interrumpirse la conectividad ecológica entre los espacios naturales protegidos y hábitats de interés comunitario existentes a través de vías pecuarias, cauces hidrológicos, etc. Estos elementos de conexión deberán conservarse o restaurarse para asegurar su funcionalidad.

7.- Protección del paisaje.

7.1.- Una vez finalizadas las obras se procederá a la limpieza, restauración vegetal e integración paisajística de la zona afectada.

7.2.- En el caso de que se produzcan tierras inertes sobrantes, se recomienda destinarlas a la restauración de algún espacio degradado cercano.

7.3.- Las obras a ejecutar en el desarrollo del Plan deberán respetar los valores culturales y arquitectónicos existentes en la zona.

8.- Protección de las infraestructuras.

8.1.- Dados los elevados valores naturales de la zona de influencia del Plan, los proyectos de desarrollo de las propuestas realizadas en el Plan para las infraestructuras de acceso y senderos, así como los planes especiales de reforma interior de las aldeas, requerirán evaluación ambiental antes de su aprobación y ejecución.

Capítulo III.- Programa de Vigilancia Ambiental.

1.- El órgano responsable del seguimiento del Plan remitirá un informe anual en el que se hará referencia a los aspectos indicados en el Programa de Vigilancia propuesto en el Estudio de Impacto Ambiental y en este condicionado, se evaluará la eficacia de las medidas correctoras adoptadas y, en su caso, se propondrán medidas adicionales o modificaciones en la periodicidad de los controles a realizar.

2.- En caso de que se presenten circunstancias excepcionales que impliquen deterioros ambientales o situaciones de riesgo, se emitirá un informe especial, sin perjuicio de las comunicaciones que procedan a los órganos competentes, y con el fin de poder tomar las medidas extraordinarias que procedan.

3.- Del examen de esta documentación podrán derivarse modificaciones de las actuaciones previstas, en función de una mejor consecución de los objetivos de la presente Declaración de Impacto Ambiental.

Capítulo IV.- Condiciones adicionales.

1.- Esta Dirección General podrá dictar condiciones adicionales a la presente Declaración de Impacto Ambiental por iniciativa propia o a propuesta del órgano sustantivo en función de los resultados del seguimiento de los trabajos realizados durante la ejecución del Plan o ante la manifestación de cualquier tipo de impacto no contemplado inicialmente.

2.- Si una vez emitida esta Declaración se manifestase algún otro impacto severo o crítico sobre el medio ambiente, el órgano sustantivo por iniciativa propia o a solicitud del órgano ambiental podrá suspender cautelarmente la ejecución del Plan, hasta determinar cuáles son las causas de dicho impacto y se definan las medidas correctoras precisas para corregirlo o minimizar sus efectos.

3.- La presente Resolución no prejuzga ni exime al promotor de cualesquiera otros informes o autorizaciones que fueran necesarios con arreglo a la normativa sectorial correspondiente y cuya obtención, cuando resulte pertinente, deberá ser gestionada por el interesado.

4.- En caso de que el Plan Especial del Alto Oja sea objeto de modificaciones sustanciales posteriores a esta Declaración de Impacto Ambiental, deberá consultar ante el órgano ambiental sus posibles efectos sobre el medio ambiente, así como la necesidad o no de someter de nuevo el citado Plan al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.

En Logroño, a 1 de septiembre de 2005.- El Director General de Calidad Ambiental, Fernando Flores Martínez.

Anexo I- El Plan Especial del Alto Oja

El Plan Especial del Alto Oja es una iniciativa de la Dirección General de Política Territorial del Gobierno de La Rioja que surge como respuesta a la problemática detectada en otros estudios realizados en la zona y a la creciente presión turística que soportan los municipios de Ezcaray, Ojacastro, Valgañón y Zorraquín, asegurando mediante un desarrollo sostenible el mantenimiento de los recursos naturales y de una calidad de vida aceptable para las generaciones futuras.

El Plan tiene por objeto proponer delimitaciones de suelo para el establecimiento del régimen jurídico correspondiente, definir los elementos fundamentales de la estructura general adoptada para la ordenación turística del territorio y establecer las determinaciones orientadas a promover su sostenibilidad, desarrollo y ejecución:

Recuperación y protección de las márgenes y riberas del tramo alto del río Oja y sus afluentes, con especial énfasis en el deslinde del cauce público como paso previo a actuaciones positivas de conservación de los ecosistemas ribereños.

Propuesta de medidas de saneamiento de aguas residuales.

Propuesta de ordenación de los diversos usos y aprovechamientos a que está sometido el río, así como sus márgenes y riberas, con la posibilidad de incluir un diseño de sendero de ribera, homologado con la red de grandes senderos europeos.

Definición de propuesta global de defensa de cultivos, infraestructuras y poblaciones ribereñas mediante un adecuado tratamiento de las márgenes de las riberas, compatible con la preservación de su elevado valor ecológico.

Recomendaciones para el aprovechamiento urbanístico y turístico del ámbito, así como de los usos que puedan derivarse, con el fin de evitar el deterioro del medio y sin embargo fomentar y apoyar un turismo acorde con el desarrollo de esta zona de montaña.

Mantenimiento en los núcleos urbanos de la trama y tipologías arquitectónicas.

Compatibilización del futuro crecimiento en el suelo urbanizable con los especiales valores de la zona.

Preservación de los valores naturales y paisajísticos del entorno de la Sierra de la Demanda y su área de influencia en el valle del río Oja.

Protección y aprovechamiento del patrimonio cultural.

Compilación de los proyectos y planes sectoriales que afecten al ámbito delimitado, ya elaborados y en funcionamiento.

Integración de la Agenda 21 local de Ezcaray.

En este sentido, se realiza la siguiente clasificación del suelo:

Suelo no urbanizable: De protección de alta montaña (cumbres y Valdezcaray), de áreas de interés ecológico, de prados de fondo de valle, forestal y de la montaña atlántica.

Suelo urbano: Incluye los cuatro núcleos existentes, a los que se añaden los suelos urbanizables ya desarrollados mediante planes parciales aprobados definitivamente y las aldeas de Ojacastro y Ezcaray. Se propone el desarrollo de las aldeas deshabitadas mediante Planes Especiales de Reforma Interior.

Además de estas propuestas urbanísticas, en el Plan se recogen las siguientes:

Valores históricos y artísticos: Directrices para la protección de los cascos históricos de estos municipios.

Valores turísticos: Creación de nuevos trazados de la red de senderos o mejora de los existentes y de un centro de turismo en Ojacastro.

Infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y depuración .

Comunicaciones: Mejora de los accesos y firmes, creación de aparcamientos, mejora de la señalización, etc.

Según se establece en la Normativa Urbanística definida en el Plan, los instrumentos de planeamiento urbanístico que se aprueben con posterioridad a su entrada en vigor deberán ajustarse a las determinaciones contenidas en el mismo referidas a las zonas de especial protección, así como clasificar el suelo con arreglo a las normas y criterios en él establecidos, deforma que se respeten las limitaciones de uso impuestas.

Por su parte, las propuestas de clasificación de suelo y las directrices para el suelo urbanizable contenidas en el Plan Especial no serán vinculantes, si bien deberán ser consideradas como alternativas por los planeamientos municipales y justificar sus posibles modificaciones.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 63% de las personas esto les resultó útil.
Subir