Gobierno de La Rioja

Núm. 115
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Jueves 31 de agosto de 2006
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
III.A.24
Resolución nº 569, de 24 de agosto de 2006, del Director General de Calidad Ambiental, por la que se concede la Autorización Ambiental Integrada para el cebadero de porcino en el término municipal de Alfaro promovido por Explotación Agropecuaria Cofín Expte. A.A.I. Nº 04/2005

Antecedentes de hecho

. Con fecha 29 de diciembre de 2005 se presenta, ante la Dirección General de Calidad Ambiental, la solicitud de autorización ambiental integrada del proyecto de cebadero de porcino, con capacidad para 4.000 cerdos, promovido por Explotación Agropecuaria Cofín, ubicado en el Paraje de Cofín, en el término municipal de Alfaro, conforme a la descripción recogida en el Anexo I. Junto a la solicitud, se presenta el informe del Ayuntamiento de Alfaro acreditativo de la compatibilidad del proyecto con el planeamiento urbanístico.

. Dado que la capacidad de la explotación supera las 2.500 plazas para cerdos de cebo de más de 20 kg, la actividad está incluida en el apartado 9.3.b del Anejo I de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.

. En la redacción del proyecto se han tenido en cuenta las directrices establecidas por el documento de referencia sobre las mejores técnicas disponibles para las instalaciones ganaderas, adoptado por la Comisión Europea en julio de 2003.

. Durante la tramitación de este expediente se realizó el período de información pública preceptivo mediante anuncio en el Boletín Oficial de La Rioja núm. 6 de 14 de enero de 2006. Transcurrido el plazo de exposición de treinta días hábiles no se recibieron alegaciones de particulares.

. Transcurrido el período de información pública y según lo dispuesto en el artículo 19 de la Ley 16/2002, se remite copia del expediente a la Confederación Hidrográfica del Ebro, que con fecha 4 de julio de 2006 emite informe favorable.

. Con fecha 2 de marzo de 2006 y según lo establecido en el artículo 18 de la Ley 16/2002, se solicita informe al Ayuntamiento de Alfaro.

. Según lo previsto en el artículo 17 de la Ley 16/2002, se solicita informe a los siguientes organismos:

1. Dirección General de Medio Natural.

2. Dirección General del Instituto de Calidad de La Rioja.

3. Dirección General de Salud Pública.

4. Dirección General de Política Territorial.

Fundamentos de derecho

. El expediente ha sido tramitado e informado conforme al procedimiento establecido en la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación y la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común y demás normativa de general aplicación.

. En la Comunidad Autónoma de La Rioja el órgano competente para otorgar la autorización ambiental integrada es el Director General de Calidad Ambiental, de acuerdo con el artículo 8 de la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja, modificada por la Ley 10/2003, de 19 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas para el año 2004.

Visto cuanto antecede, a propuesta del Servicio de Integración Ambiental, en uso de las atribuciones conferidas por la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja, resuelvo:

. Conceder Autorización Ambiental Integrada para el cebadero de porcino con capacidad para 4.000 cerdos, promovido por Explotación Agropecuaria Cofín, ubicado en el Paraje de Cofín, en el término municipal de Alfaro, señalando que en el ejercicio de la actividad se deberán cumplir las siguientes medidas:

1. Valores límite de emisión:

1.1. Deberán cumplirse los siguientes valores límite de emisión anuales para una capacidad de 4.000 cerdos de engorde de acuerdo con el proyecto presentado:

* Metano (CH4): 15.800 kg/año

* Oxido nitroso (N2O): 760 kg/año

* Amoníaco (NH3): 8.320 kg/año

* Partículas: 2.000 kg/año

1.2. El volumen estimado de deyecciones ganaderas producidas en la instalación, de acuerdo con los índices incluidos en el Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo, por el que se establecen normas básicas de ordenación de las explotaciones porcinas, será de 8.600 m3/año, equivalente a 29.000 kg/año de nitrógeno. Los purines generados en la explotación se gestionarán mediante su valorización como abono órgano-mineral, de acuerdo con las especificaciones señaladas para ello en el Real Decreto 324/2000.

1.3. Por lo que respecta a las emisiones al agua se señalan las siguientes condiciones:

1.3.1. Las aguas procedentes de los servicios del personal de la explotación se evacuarán por infiltración al terreno previo tratamiento en una fosa séptica. Se realizará el vaciado de los lodos generados en la fosa con la periodicidad que sea necesaria para su correcto funcionamiento.

1.3.2. Se prohíbe expresamente el vertido de residuos junto con las aguas residuales, que deberán ser retirados por gestor autorizado. El almacenamiento temporal de lodos y residuos no deberá afectar ni suponer riesgos para el dominio público hidráulico.

1.3.3. Queda expresamente prohibido el vertido directo o indirecto de purines a cualquier cauce de aguas, canal de riego, desagües o redes de saneamiento, así como la infiltración al terreno.

2. Protección del suelo y de las aguas subterráneas:

2.1. Se adoptarán las medidas que sean necesarias para garantizar, en todo momento, las adecuadas condiciones de impermeabilidad, estanqueidad, resistencia y estabilidad mecánica de los elementos constructivos de la balsa de almacenamiento de purines.

2.2. No podrá efectuarse el riego agrícola con purines en condiciones climatológicas desfavorables y, en ningún caso, cuando el suelo se encuentre helado o cubierto de nieve, encharcado o saturado de agua, en terrenos llecos o eriales permanentes, ni tampoco cuando el terreno posea una pendiente mayor del 20%.

2.3. La utilización de purines en terrenos sin cultivo desarrollado o cuando el estado del cultivo lo permita, deberá realizarse mediante el enterramiento de los mismos en el plazo de 24 horas. Se deberá esparcir el estiércol lo más cerca posible del momento en que se vaya a producir el máximo crecimiento del cultivo y la absorción de nutrientes.

3. Procedimientos y métodos de gestión de residuos:

3.1. Vistos los cálculos de producción anual de purines, la capacidad de almacenamiento prevista para los mismos (2.980,70 m3) se considera suficiente.

3.2. La balsa de almacenamiento de purines dispondrá de un adecuado sistema de cobertura, mediante la utilización de lonas, materiales flotantes (granulados naturales o artificiales, membranas, etc.) U otros sistemas de similar eficacia, a fin de minimizar las emisiones a la atmósfera y la recogida en la balsa de aguas pluviales limpias. Además, la balsa deberá contar con un resguardo útil de 20 cm., al menos, para evitar desbordamientos.

3.3. La gestión de los animales muertos se efectuará de acuerdo con las normas establecidas al respecto en el Real Decreto 1429/2003, de 21 de noviembre, por el que se regulan las condiciones de aplicación de la normativa comunitaria en materia de subproductos de origen animal no destinados al consumo humano.

3.4. Los residuos producidos en las instalaciones deberán gestionarse conforme a lo establecido en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos y el Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, modificado por el Real Decreto 952/1997, de 20 de junio.

4. Sistemas y procedimientos para el tratamiento de emisiones y residuos, con especificación de la metodología de medición, su frecuencia y los procedimientos para evaluar las mediciones:

4.1. Control y evaluación de la contaminación atmosférica:

4.1.1. La empresa dispondrá de un libro-registro de emisiones a la atmósfera adaptado al modelo del Anexo IV de la Orden de 18 de octubre de 1976, foliado y sellado por la Dirección General de Calidad Ambiental, en el que se harán constar, de forma clara y concreta, los datos notificados al Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes. Los volúmenes del libro-registro que se hayan completado se archivarán y permanecerán en custodia del titular de la instalación durante cinco años por lo menos.

4.2. Se dispondrá de un libro de gestión de purines, que contendrá la siguiente información:

4.2.1. Cantidades de estiércoles producidos.

4.2.2. Identificación de las parcelas agrícolas destinatarias de los estiércoles, señalando: fecha, cantidad aplicada, porcentaje de la parcela utilizada para la operación, dosis aplicada, sistema de aplicación utilizado, cultivo al que se destina dicha parcela y tiempo transcurrido hasta su enterramiento. Además, para cada una de las parcelas utilizadas, se deberá contar con el consentimiento por escrito del propietario de la misma para la aplicación de los estiércoles producidos en la explotación.

4.2.3. Anotación de cualquier incidencia significativa.

4.3. El libro de gestión de purines se encontrará permanentemente actualizado, ubicado en las instalaciones y a disposición de todo el personal que, en el ejercicio de sus funciones, pueda realizar labores de verificación e inspección de la actividad.

4.4. Con independencia de los informes de carácter interno, se realizará un informe anual que incluirá todas las incidencias ambientales y las medidas de control contenidas en la Autorización Ambiental Integrada. Los informes serán remitidos anualmente a la Dirección General de Calidad Ambiental, evaluados de conformidad por una entidad acreditada de control en el campo del medio ambiente.

5. Medidas relativas a las condiciones de explotación en situaciones distintas de las normales que puedan afectar al medio ambiente:

5.1. Deberán tomarse las medidas necesarias para evitar impactos ambientales y paisajísticos originados por el cese completo de la actividad, entre ellos el vaciado completo de la balsa de purines, la demolición de las edificaciones existentes y la retirada a vertedero controlado de escombros y la restitución de los terrenos.

6. Otras prescripciones:

6.1. Para la puesta en funcionamiento de la instalación deberá remitir a la Dirección General de Calidad Ambiental:

6.1.1. Certificación emitida por técnico competente y visada por el Colegio Oficial al que pertenezca, en la que se acredite que las instalaciones y la actividad se ajustan al proyecto presentado, en especial, a lo establecido en el Anexo específico sobre gestión de residuos, presentado en diciembre de 2005.

6.1.2. Libro-registro de emisiones a la atmósfera adaptado al modelo del Anexo IV de la Orden de 18 de octubre de 1976.

6.2. Anualmente en el periodo que se establezca por la legislación se notificará al Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes y, prioritariamente a través de internet, los datos de las emisiones de contaminantes indicados en las sublistas sectoriales específicas de contaminantes, según la actividad, recogidas en el documento de orientación para la realización del EPER.

6.3. Con el fin de mitigar su impacto paisajístico se deberá implantar una pantalla vegetal arbolada de forma perimetral a las instalaciones.

6.4. Con objeto de impedir el atrapamiento de pequeños animales en la balsa de almacenamiento de purines deberá reforzarse el vallado perimetral propuesto mediante la instalación en la parte inferior del mismo de una malla conejera con una altura de unos 60 cm.

6.5. En relación con las normas mínimas de bienestar animal, se tendrá en cuenta lo recogido en el Real Decreto 1135/2002, de 31 de octubre, relativo a las normas mínimas para la protección de cerdos. La explotación debe aplicar y mantener los programas y normas sanitarias contra las principales enfermedades del cerdo bajo control veterinario.

. La presente autorización tiene un plazo de vigencia de ocho años. Con una antelación mínima de diez meses a la fecha de vencimiento, el titular solicitará su renovación, de acuerdo al procedimiento administrativo que se establecerá reglamentariamente.

. Esta autorización queda condicionada a la obtención del informe favorable correspondiente al cumplimiento de los requisitos establecidos en la presente resolución, previa visita de comprobación de las instalaciones, o de la certificación emitida por una Entidad Acreditada de Control en el campo del medio ambiente.

. Serán consideradas causas de extinción de la presente autorización las siguientes:

1. La extinción de la personalidad jurídica de la empresa, salvo que se acuerde la transmisión de la misma.

2. La declaración de quiebra de la empresa cuando la misma determine su disolución expresa como consecuencia de la resolución judicial que la declare.

3. La solicitud de extinción del titular de la autorización declarando el cese de la actividad.

4. El cambio de circunstancias que motivaron el otorgamiento de la autorización.

5. Cualquier otra causa que determine la imposibilidad definitiva, sea física o jurídica, de continuar con la actividad.

. Podrán modificarse las condiciones de la autorización, con anterioridad al plazo de vigencia de la misma, en los siguientes casos:

1. El traslado de la actividad de ubicación, el cambio de titularidad o la modificación sustancial de la misma, en cuyo caso, deberá comunicarse a la Dirección General de Calidad Ambiental, indicando razonadamente, en atención a los criterios señalados en el artículo 10.2 de la Ley 16/2002, si se considera que se trata de una modificación sustancial o no, acompañándose de los documentos justificativos oportunos, siendo de aplicación lo señalado en los artículos 10.4 y 10.5 de la citada Ley.

2. La aparición de mejores tecnologías disponibles en el mercado que permitan la introducción de nuevos condicionantes o valores límite, que permitan reducir significativamente las emisiones sin imponer costes excesivos, en cuyo caso, la Dirección General de Calidad Ambiental actuará de oficio para la modificación de los condicionantes de la autorización de acuerdo con lo establecido en la Ley 16/2002.

3. El surgimiento de nuevas regulaciones y normas ambientales que impliquen la adopción de valores límite o condicionantes más restrictivos que los inicialmente impuestos.

. La presente autorización se otorga sin perjuicio del resto de autorizaciones y licencias que le resulten exigibles.

. Publicar la presente resolución en el Boletín Oficial de La Rioja.

. Trasladar esta resolución a Explotación Agropecuaria Cofín, al Ayuntamiento de Alfaro, a la Confederación Hidrográfica del Ebro, a la Dirección General del Instituto de Calidad de La Rioja, al Servicio de Gestión y Control de Residuos y al Servicio de Integración Ambiental.

La presente resolución no pone fin a la vía administrativa y contra la misma cabe interponer recurso de alzada en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de su notificación, ante la Exma. Sra. Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, de acuerdo con los artículos 107.1, 114 y 115 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/1999, de 13 de enero.

En Logroño, a 24 de agosto de 2006.-El Director General de Calidad Ambiental, Fernando Flores Martínez.

Anexo I: Descripción del Proyecto

La actividad objeto del proyecto es la de granja de cebo intensivo de ganado porcino. La capacidad de la explotación es de 4.000 cabezas de cerdo, para lo cual dispone de 2 naves, con 156 corraletas cada una. Cada corraleta tiene una superficie exterior de 3 x 3 m, de los cuales 3 x 2.5 corresponden a superficie enrejillada.

Las instalaciones están compuestas además por 4 silos de almacenamiento de piensos, 2 depósitos de 3.000 litros cada uno para almacenamiento de agua y 1 balsa de almacenamiento de purines.

El abastecimiento de agua se realiza mediante bombeo desde una balsa que posee el promotor próxima a la parcela donde se ubican las naves. Se ha estimado una demanda anual de agua de unos 3.719 m3.

Se proyecta un sistema de emparrillado parcial sobre fosas interiores, las cuales junto con la balsa exterior, permiten alcanzar una capacidad total de almacenamiento de purines de 2.980,70 m3 (473,70 m3 correspondientes a las fosas interiores y 2.507 m3 a la balsa exterior)

Los estiércoles producidos se valorizarán mediante su aplicación en fincas de cultivo, disponiendo de una superficie apta total de 211,72 hectáreas, según el Plan de producción y gestión de estiércol aportado al expediente.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 61% de las personas esto les resultó útil.
Subir