Gobierno de La Rioja

Núm. 132
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Sábado 7 de octubre de 2006
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
III.A.22

Resolución nº 625, de 26 de septiembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental sobre la decisión de no sometimiento al procedimiento de Evaluación de impacto Ambiental del Plan Especial del ámbito "Peñaescalera", promovido por el Ayuntamiento de Nájera en el término municipal de Nájera (EAE nº 32/2006)

Examinado el expediente de referencia son de apreciar los siguientes hechos:

1. Según la documentación presentada, el objeto de este Plan Especial es el desarrollo de un sector de 48.419,82 m2 de Suelo Urbano no consolidado de uso dotacional polivalente destinado a la construcción de una residencia geriátrica, un recinto ferial, viviendas de protección oficial, oficinas, red viaria y aparcamientos.

2. El 22 de agosto de 2006 la Dirección General de Política Territorial solicitó informe al órgano ambiental sobre el Plan Especial de referencia, con objeto de su tramitación ante la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja.

3. Con este motivo, con fecha 25 de agosto de 2006 se inició la fase de consultas a las Administraciones públicas afectadas con el fin de determinar la necesidad de someter este Plan Especial a evaluación ambiental.

A los citados hechos son de aplicación los siguientes fundamentos de derecho:

Primero.- En la tramitación del presente expediente le son de aplicación, además de la legislación específica en la materia, la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja, la Ley 4/2005, de 9 de junio, de Funcionamiento y Régimen Jurídico de la Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja, y la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Segundo.- Este Plan Especial establece el uso de una zona de reducido ámbito territorial, según se recoge en la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, así como el marco para el desarrollo de un proyecto de urbanización incluido en el Grupo 7 b) del Anexo II de la Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental.

La Ley 9/2006 establece en su artículo 4 que en este supuesto el Plan Especial sólo deberá someterse al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental cuando así lo decida el órgano ambiental en cada caso, tras consultar previamente a las Administraciones públicas afectadas. Dicha decisión deberá motivarse públicamente en función de los criterios establecidos en el Anexo II de dicha Ley.

Tercero.- Según los criterios de selección del Anexo II de la Ley 9/2006, y a la vista de los informes sectoriales recibidos, se considera que el Plan Especial del ámbito "Peñaescalera" no producirá impactos adversos significativos sobre su entorno, ya que no se prevé la existencia de problemas ambientales considerables relacionados con este Plan ni se considera pertinente para la integración de consideraciones ambientales para la promoción del desarrollo sostenible o para la implantación de legislación comunitaria o nacional en materia de medio ambiente. Por otra parte, afecta a una superficie de Suelo Urbano no consolidado de uso dotacional polivalente. No se prevé la aparición de efectos acumulativos o sinérgicos, ni la aparición de riesgos para la salud humana o el medio ambiente. Los impactos potenciales de esta actuación afectarán a una pequeña área geográfica y a un reducido tamaño de población. Además, no se considera que se vayan a superar estándares de calidad ambiental o de valores límite.

Resuelve

1. No someter el Plan Especial del ámbito "Peñaescalera" al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.

2. Establecer el cumplimiento de las siguientes medidas preventivas y correctoras:

- La ejecución de obras sobre la zona de Dominio Público Hidráulico o de policía (100 m de anchura a ambos lados de un cauce público) requerirá la preceptiva autorización del Organismo de Cuenca.

- Se respetará en las márgenes una anchura libre de 5 m en toda la longitud de la zona colindante con el cauce con objeto de preservar la servidumbre de paso destinada al personal de vigilancia y ejercicio de actividades de pesca y salvamento, entre otras.

- Las futuras edificaciones de carácter residencial deberán tener la planta baja, o el sótano si lo hubiera, a una cota tal que no sean afectadas por la avenida de 100 años, ni se produzca la condición de inundación peligrosa (aquella que puede producir víctimas, interrumpir un servicio imprescindible para la comunidad o dificultar gravemente las actuaciones de emergencia) para la de 500 años.

- Las construcciones no residenciales (industriales, comerciales, etc.) deberán situarse a cotas suficientes para evitar que durante la avenida de 100 años se produzcan alturas de inundación sobre el suelo superiores a 0,5 m, salvo que se hubieran adoptado en el entorno medidas impermeabilizadoras hasta el nivel de dicha avenida.

- En cuanto al sistema de saneamiento, se recomienda la instalación de una red separativa de aguas pluviales y fecales, así como estudiar en la medida de los posible la ejecución de medidas para la reutilización sostenible de las aguas residuales, sobre todo en lo que respecta a las aguas pluviales.

- En el diseño de la zona colindante con el río Najerilla se deberá conservar o restaurar adecuadamente una banda de vegetación natural que discurra por las riberas de dicho río, garantizando su funcionamiento como corredor ecológico.

- Se gestionarán adecuadamente los distintos tipos de residuos generados durante la fase de construcción de las viviendas mediante gestor autorizado.

- Se realizará un correcto manejo y gestión de las tierras sobrantes. A este respecto, se recomienda la búsqueda de un destino final distinto del vertedero para este residuo (por ejemplo restauración de alguna gravera cercana o recuperación de terrenos degradados), sobre todo en lo que se refiere a las tierras vegetales. En caso de llevarse finalmente a vertedero, éste deberá estar autorizado para la recepción de residuos inertes.

3. Trasladar la presente Resolución al Ayuntamiento de Nájera, a la Dirección General de Política Territorial y al Servicio de Integración Ambiental, con los recursos que procedan.

Logroño, a 26 de septiembre de 2006.- El Director General de Calidad Ambiental, Fernando Flores Martínez.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 64% de las personas esto les resultó útil.
Subir