Gobierno de La Rioja

Núm. 9
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Jueves 18 de enero de 2007
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
III.A.52

Resolución nº 2, de 5 de enero de 2007, del Director General de Calidad Ambiental, por la que se concede la Autorización Ambiental Integrada y se formula la Declaración de Impacto Ambiental de la actividad de recubrimientos metálicos en el término municipal de Logroño promovida por Cromolux Tratamientos S.L. Expte. A.A.I. 07-2006/IPPC 027

Antecedentes de hecho

Primero. Con fecha 28 de junio de 2006 se presenta, ante la Dirección General de Calidad Ambiental, la solicitud de autorización ambiental integrada de la actividad de recubrimiento metálico con zinc, níquel y cromo de piezas de acero, latón y zamak, promovida por Cromolux Tratamientos S.L., ubicada en Pol. Ind. La Portalada I, C/ Circunde 33-I, en el término municipal de Logroño, conforme a la descripción recogida en el Anexo I. Junto a la solicitud, se presenta el informe del Ayuntamiento de Logroño acreditativo de la compatibilidad del proyecto con el planeamiento urbanístico.

Segundo. Dado que el volumen de las líneas completas destinadas al tratamiento es superior a 30 m3, la actividad está incluida en el grupo 4, apartado g) del Anexo I de la Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de impacto ambiental y, en el apartado 2.6 del Anejo I de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, encontrándose, por tanto, afectada por las citadas disposiciones.

Tercero. En la redacción del proyecto se han tenido en cuenta las directrices establecidas por el documento de referencia sobre las mejores técnicas disponibles para el tratamiento superficial de metales y plásticos, adoptado por la Comisión Europea en agosto de 2006.

Cuarto. Durante la tramitación de este expediente se realizó el período de información pública preceptivo para ambos procedimientos mediante anuncio en el Boletín Oficial de La Rioja núm. 93 de 13 de julio de 2006. Transcurrido el plazo de exposición de treinta días hábiles no se recibieron alegaciones de particulares.

Quinto. Con fecha 22 de agosto de 2006 y según lo establecido en el artículo 18 de la Ley 16/2002, se solicita informe al Ayuntamiento de Logroño, que con fecha 5 de septiembre de 2006 emite informe en el que comunica que la instalación se ajusta al cumplimiento de los aspectos que son competencia de ese Ayuntamiento.

Sexto. Según lo previsto en el artículo 17 de la Ley 16/2002, se solicita informe a los siguientes organismos:

1. Dirección General de Salud Pública.

2. Dirección General de Ordenación y Desarrollo Económico.

3. Dirección General de Política Territorial.

Fundamentos de derecho

Primero. El expediente ha sido tramitado e informado conforme al procedimiento establecido en la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación y la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común y demás normativa de general aplicación. Con arreglo al artículo 11.4 de la Ley 16/2002, se ha incluido en el procedimiento de otorgamiento de la autorización ambiental integrada las actuaciones en materia de evaluación de impacto ambiental reguladas en el Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de impacto ambiental y sus posteriores modificaciones.

Segundo. En la Comunidad Autónoma de La Rioja el órgano competente para otorgar la autorización ambiental integrada y formular la declaración de impacto ambiental es el Director General de Calidad Ambiental, de acuerdo con el artículo 8 de la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja, modificada por la Ley 10/2003, de 19 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas para el año 2004.

Visto cuanto antecede, a propuesta del Servicio de Integración Ambiental, en uso de las atribuciones conferidas por la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja,

Resuelvo

Primero. Formular Declaración de Impacto Ambiental para la actividad de recubrimientos metálicos promovida por Cromolux Tratamientos S.L., ubicada en Pol. Ind. La Portalada I, C/ Circunde 33-I, en el término municipal de Logroño, considerando que el proyecto es ambientalmente viable y conceder a la misma la Autorización Ambiental Integrada, señalando que en el ejercicio de la actividad se deberán cumplir las siguientes medidas:

1. Valores límite de emisión:

1.1. Se establecen los siguientes valores límite de emisión de contaminantes a la atmósfera:

1.1.1. Foco 1 correspondiente a la caldera empleada para el calentamiento de las soluciones de las cubas:

* Óxidos de nitrógeno (medido como NO2): 300 ppm

* Monóxido de carbono: 625 mg/Nm3

* Partículas: 150 mg/Nm3

* Dióxido de azufre: 850 mg/Nm3

* Opacidad (índice de Bacharach): 2

1.1.2. Focos 2 y 3 correspondientes a las líneas de níquel-cromo y de zincado:

* Óxidos de nitrógeno (medido como NO2): 300 ppm.

* Cloruro de hidrógeno: 460 mg/Nm3.

1.2. Por lo que respecta a las emisiones al agua, las características y composición de los efluentes que se vierten a la red de colectores municipales se sujetarán estrictamente a las prohibiciones y limitaciones establecidas en el Título II de la Ordenanza Municipal del Uso del Alcantarillado y Control de Vertidos de Aguas Residuales del Ayuntamiento de Logroño.

1.3. En la fase de explotación de la instalación, las emisiones de ruido no superarán los límites de niveles sonoros establecidos en la Ordenanza de protección del medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones en la ciudad de Logroño, aprobada por acuerdo plenario de fecha 3 de noviembre de 2005.

2. Protección del suelo y de las aguas subterráneas:

2.1. La actividad desarrollada por la instalación observará los siguientes condicionantes para la protección de suelos y aguas subterráneas:

2.1.1. Dispondrá de zonas de almacenamiento adecuadas para los residuos peligrosos. El almacenamiento de residuos y las instalaciones necesarias para el mismo deberán, en todo caso, cumplir con la legislación y normas técnicas que le sea de aplicación. El tiempo de almacenamiento de los residuos peligrosos no podrá exceder de seis meses y el de los residuos no peligrosos no podrá ser superior a los dos años.

2.1.2. Toda la instalación responderá a las exigencias de la reglamentación vigente sobre almacenamiento de productos químicos y sus correspondientes Instrucciones Técnicas Complementarias, así como sobre instalaciones petrolíferas y sus correspondientes Instrucciones Técnicas Complementarias.

2.1.3. Se establecerán redes de recogida de aguas residuales y aguas pluviales, de acuerdo con lo establecido en el proyecto presentado para la obtención de la presente autorización.

2.1.4. En la zona de patio exterior canalizada hacia la red de aguas pluviales se evitará cualquier vertido residual industrial que mediante arrastre pueda alcanzar dicha canalización, procediéndose en el supuesto de derrames accidentales a su oportuna e inmediata recogida en seco y posterior gestión.

2.2. De acuerdo con lo establecido en el artículo 3.6. del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados y a la vista del informe preliminar de situación del suelo, se da por cumplido el trámite previsto en el artículo 3.1. del citado Real Decreto.

3. Procedimientos y métodos de gestión de residuos:

3.1. Se inscribe a Cromolux Tratamientos S.L. en el Registro de Actividades de Producción de Residuos, con el siguiente número de inscripción: LR/B26349076/001/P1.90

3.2. Se autoriza a que la instalación genere los residuos peligrosos y cantidades incluidas en el anexo II de la presente resolución. El citado anexo contiene los residuos declarados en su solicitud y se actualizará con los que en el futuro se incluyan, en cumplimiento de la obligación de comunicar a la Dirección General de Calidad Ambiental cualquier modificación o ampliación de los datos declarados.

3.3. La empresa queda obligada a:

3.3.1. Separar adecuadamente y no mezclar los residuos peligrosos, entre sí o con residuos no peligrosos, evitando particularmente aquellas mezclas que supongan un aumento de su peligrosidad o dificulten su gestión. Los residuos generados deberán quedar segregados conforme a las categorías contempladas.

3.3.2. Envasar y etiquetar los recipientes que contengan residuos peligrosos en la forma que reglamentariamente se determine. Las condiciones de envasado y etiquetado se hallan especificadas en los artículos 13 y 14 del Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, derogada por la Ley 10/1998.

3.3.3. Llevar un registro de las operaciones en relación con los residuos peligrosos, en el que, como mínimo, deberán constar los datos que se indican en el artículo 17 del Real Decreto 833/1988 y punto 1 del artículo único del Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el anterior.

3.3.4. Suministrar a las empresas autorizadas para llevar a cabo la gestión de residuos la información necesaria para su adecuado tratamiento y eliminación.

3.3.5. Antes del día 1 de marzo de cada año, deberá presentar a la Dirección General de Calidad Ambiental, la declaración anual a que se refieren los artículos 18 y 19 del Real Decreto 833/1988. En caso de disponer de los medios adecuados se adjuntará copia en disquete o enviará copia de dicha declaración por correo electrónico a la siguiente dirección: residuos.industriales@larioja.org, indicando en el asunto o tema declaración anual de productores de residuos peligrosos.

3.3.6. Informar inmediatamente a la Dirección General de Calidad Ambiental en caso de desaparición, pérdida o escape de residuos peligrosos.

3.3.7. Entregar los residuos generados, siempre que no procedan a gestionarlos por sí mismos, a un gestor autorizado, para su valorización o eliminación. Todo residuo potencialmente reciclable o valorizable deberá ser destinado a estos fines, evitando su eliminación en todos los casos posibles.

4. Sistemas y procedimientos para el tratamiento de emisiones y residuos, con especificación de la metodología de medición, su frecuencia y los procedimientos para evaluar las mediciones:

4.1. Control y evaluación de la contaminación atmosférica:

4.1.1. Los valores de emisión a la atmósfera se expresarán como valores medios semihorarios medidos a lo largo de ocho horas con tres medidas como mínimo. Para las mediciones de opacidad se han de realizar tres series de mediciones puntuales de, como mínimo, diez minutos de duración cada una.

4.1.2. El caudal volumétrico real y las concentraciones de contaminantes se referirán a condiciones normalizadas de temperatura (273 K) y presión (101,3 kPa) de gas seco.

4.1.3. Los resultados de las mediciones del foco 1 (partículas sólidas, SO2, Nox, CO) se normalizarán con referencia al contenido total de oxígeno de un 3%, exceptuando aquellos casos en los que el oxígeno medido sea inferior al oxígeno de referencia, de acuerdo con la siguiente fórmula:

Ccorr - Cmed x ((21 - Oref)/(21-Omed))

Ccorr: Concentración de emisión referida a gas seco en condiciones normalizadas y corregida a la concentración de oxígeno de referencia, según la instalación y tipo de combustible.

Cmed: Concentración de emisión medida, referida a gas seco en condiciones normalizadas, expresada en mg/m3.

Oref: Concentración de oxígeno de referencia, expresada en %.

Omed: Concentración de oxígeno medida, referida a gas seco en condiciones normalizadas, expresada en %.

4.1.4. Se adoptarán medidas de autocontrol de las emisiones con una periodicidad, al menos, anual.

4.1.5. Las instalaciones serán inspeccionadas por un Organismo de Control Autorizado en La Rioja, al menos, una vez cada tres años, en los términos previstos en el artículo 21 de la Orden de 18 de octubre de 1976 sobre prevención y corrección de la contaminación industrial de la atmósfera. Los informes del Organismo de Control Autorizado se remitirán a la Dirección General de Calidad Ambiental en los tres primeros meses del año siguiente. En los informes se incluirán, además de los requisitos requeridos en la legislación vigente, una certificación sobre el cumplimiento de los valores límite de emisión. Se medirán también el oxígeno, el dióxido de carbono, el monóxido de carbono y la temperatura de salida de los gases, así como los parámetros que se reflejen en el libro de registro.

4.1.6. Se considerará que se respetan los valores límite de emisión a la atmósfera cuando ninguno de los valores medios semihorarios supere los valores fijados en el punto 1 de la presente resolución.

4.1.7. La instalación dispondrá de un libro-registro, por cada foco, de emisiones a la atmósfera adaptado al modelo del Anexo IV de la Orden de 18 de octubre de 1976, foliado y sellado por la Dirección General de Calidad Ambiental, en el que se harán constar, de forma clara y concreta, los resultados de las mediciones de control y autocontrol, incluidas las realizadas por los Organismos de Control Autorizados. Asimismo, se reflejarán los balances estequiométricos de los elementos determinados en las sublistas sectoriales específicas de contaminantes, según la actividad, recogidas en el documento de orientación para la realización de un inventario europeo de emisiones contaminantes. Los volúmenes del libro-registro que se hayan completado se archivarán y permanecerán en custodia del titular de la instalación durante, al menos, cinco años.

4.2. Control y evaluación de las aguas residuales:

4.2.1. Deberá disponer de una arqueta de toma de muestra del vertido de acuerdo con lo establecido en la Ordenanza Municipal del Uso del Alcantarillado y Control de Vertidos de Aguas Residuales del Ayuntamiento de Logroño, que deberá permanecer en todo momento accesible y registrable.

4.2.2. El titular deberá realizar las operaciones de mantenimiento y limpieza necesarias de todos los elementos que integran la instalación de tratamiento del vertido y de los equipos de medición, toma de muestras y control necesarios para facilitar la medida y vigilancia de los vertidos.

4.3. Control y evaluación de los residuos gestionados y generados:

4.3.1. La empresa deberá presentar los documentos de control y seguimiento ante la Dirección General de Calidad Ambiental en el plazo de los 15 días siguientes a la fecha en que se efectúe el traslado de los residuos producidos.

4.3.2. La empresa deberá conservar, durante un periodo mínimo de cinco años, los documentos de aceptación emitidos por gestor autorizado a que se refiere el Art. 34 del R.D. 833/1988. Asimismo deberá conservar durante un plazo de cinco años los ejemplares de los documentos de control y seguimiento de los residuos peligrosos.

4.4. Programa de Vigilancia Ambiental.

4.4.1. Con independencia de los informes de carácter interno necesarios para asegurar el funcionamiento y autocontrol del Programa de Vigilancia Ambiental, el promotor emitirá un informe con periodicidad anual. Este informe hará referencia a los aspectos indicados en el Programa de Vigilancia propuesto en el Estudio de Impacto Ambiental y en este condicionado, evaluará la eficacia de las medidas correctoras adoptadas y, en su caso, propondrá medidas adicionales o modificaciones en la periodicidad de los controles a realizar.

4.4.2. Los informes serán remitidos anualmente a la Dirección General de Calidad Ambiental del Gobierno de La Rioja, evaluados de conformidad por una entidad acreditada de control en el campo del medio ambiente. Del examen de esta documentación podrán derivarse modificaciones de las actuaciones previstas, en función de una mejor consecución de los objetivos de la presente Declaración de Impacto Ambiental.

4.4.3. En caso de que se presenten circunstancias excepcionales que impliquen deterioros ambientales o situaciones de riesgo, se emitirá un informe especial, sin perjuicio de las comunicaciones que procedan a los órganos competentes.

4.4.4. El Director Ambiental designado será el responsable de la ejecución del Programa de Vigilancia Ambiental, así como del cumplimiento de lo establecido en el proyecto de autorización ambiental integrada y estudio de impacto ambiental y en esta resolución.

5. Medidas relativas a las condiciones de explotación en situaciones distintas de las normales que puedan afectar al medio ambiente:

5.1. Cuando las mediciones de control o autocontrol muestren que se han superado los valores límite de emisión, se informará inmediatamente a la autoridad competente.

5.2. En caso de vertidos accidentales a la red deberá comunicarse inmediatamente al Ayuntamiento de Logroño.

6. Otras prescripciones:

6.1. Para que sea efectiva la autorización deberá remitir a la Dirección General de Calidad Ambiental:

6.1.1. Certificado emitido por técnico competente y visado por el Colegio Oficial al que pertenezca, en el que se acredite que las instalaciones y la actividad se ajustan al proyecto presentado.

6.1.2. Informe de un Organismo de Control Autorizado en los mismos términos que lo expresado en el punto 4.1. de la presente resolución.

6.1.3. Libro-registro de emisiones a la atmósfera adaptado al modelo del Anexo IV de la Orden de 18 de octubre de 1976.

6.2. Anualmente en el periodo que se establezca por la legislación se notificará al Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes o al que los sustituya y, prioritariamente a través de internet, los datos de las emisiones de contaminantes indicados en las sublistas sectoriales específicas de contaminantes, según la actividad, recogidas en el documento de orientación para la realización del EPER correspondientes a la actividad.

Segundo. La presente autorización tiene un plazo de vigencia de ocho años. Con una antelación mínima de diez meses a la fecha de vencimiento, el titular solicitará su renovación, de acuerdo con el procedimiento administrativo que se establecerá reglamentariamente.

Tercero. Esta autorización queda condicionada a la obtención del informe favorable correspondiente al cumplimiento de los requisitos establecidos en la presente resolución, previa visita de comprobación de las instalaciones, o de la certificación emitida por una Entidad Acreditada de Control en el campo del medio ambiente.

Cuarto. Serán consideradas causas de extinción de la presente autorización las siguientes:

1. La extinción de la personalidad jurídica de la empresa, salvo que se acuerde la transmisión de la misma.

2. La declaración de quiebra de la empresa cuando la misma determine su disolución expresa como consecuencia de la resolución judicial que la declare.

3. La solicitud de extinción del titular de la autorización declarando el cese de la actividad.

4. El cambio de circunstancias que motivaron el otorgamiento de la autorización.

5. Cualquier otra causa que determine la imposibilidad definitiva, sea física o jurídica, de continuar con la actividad.

Quinto. Podrán modificarse las condiciones de la autorización, con anterioridad al plazo de vigencia de la misma, en los siguientes casos:

1. El traslado de la actividad de ubicación, el cambio de titularidad o la modificación sustancial de la misma, en cuyo caso, deberá comunicarse a la Dirección General de Calidad Ambiental, indicando razonadamente, en atención a los criterios señalados en el artículo 10.2 de la Ley 16/2002, si se considera que se trata de una modificación sustancial o no, acompañándose de los documentos justificativos oportunos, siendo de aplicación lo señalado en los artículos 10.4 y 10.5 de la citada Ley.

2. La aparición de mejores tecnologías disponibles en el mercado que permitan la introducción de nuevos condicionantes o valores límite, que permitan reducir significativamente las emisiones sin imponer costes excesivos, en cuyo caso, la Dirección General de Calidad Ambiental actuará de oficio para la modificación de los condicionantes de la autorización de acuerdo con lo establecido en la Ley 16/2002.

3. El surgimiento de nuevas regulaciones y normas ambientales que impliquen la adopción de valores límite o condicionantes más restrictivos que los inicialmente impuestos.

Sexto. La presente autorización se otorga sin perjuicio del resto de autorizaciones y licencias que le resulten exigibles.

Séptimo. Publicar la presente resolución en el Boletín Oficial de La Rioja.

Octavo. Trasladar esta resolución a Cromolux Tratamientos S.L., al Ayuntamiento de Logroño, a la Dirección General de Ordenación y Desarrollo Económico, al Servicio de Gestión y Control de Residuos y al Servicio de Integración Ambiental.

La presente resolución no pone fin a la vía administrativa y contra la misma cabe interponer recurso de alzada en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de su notificación, ante la Exma. Sra. Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, de acuerdo con los artículos 107.1, 114 y 115 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/1999, de 13 de enero.

En Logroño, a 5 de enero de 2007.- El Director General de Calidad Ambiental, Fernando Flores Martínez

Anexo I: Descripción del proyecto

La empresa Cromolux Tratamientos S.L. centra su actividad en el tratamiento superficial de piezas de acero, latón y zamak, con recubrimientos de zinc, níquel y cromo. La actividad se desarrolla en una nave de 1.348 metros cuadrados en un polígono industrial.

En la actividad objeto del proyecto se distinguen tres líneas de tratamiento: línea de zincado en bombo, línea de zinc a bastidor y línea de níquel-cromo.

El zincado en bombo se aplica cuando la pieza a tratar es de pequeño tamaño y el rozamiento entre las piezas dentro del bombo no influye en el acabado. El funcionamiento de la línea es por autómatas, así las piezas son introducidas en los bombos, de tal manera que el autómata va sumergiendo los bombos en las diferentes cubas, durante el tiempo y a la temperatura determinada por el programa seleccionado. El tratamiento se inicia con un proceso de desengrasado seguido por un decapado con ácido clorhídrico, previa una operación de lavado. Posteriormente y tras los lavados correspondientes, se procede a un desengrasado electrolítico, que consiste en un baño con tensoactivos alcalinos al cual se le suministra una corriente catódica que produce hidrógeno y limpia la superficie mediante un barrido. A continuación se realiza un activado, que es un proceso preparatorio del zincado, consistente en un baño diluido de ácido clorhídrico. Tras el activado se procede al zincado, en un baño en el que se introducen bolas de zinc, sosa cáustica y diversos aditivos. Finalmente se procede al pasivado, que consiste en un tratamiento antioxidante mediante un recubrimiento químico. Se realizan dos modalidades de pasivado: el pasivado amarillo, que utiliza cromo (VI) y el pasivado azul, que utiliza cromo (III). Tras los correspondientes lavados, las piezas son introducidas en la secadora.

El zincado estático o zincado a bastidor se aplica cuando la pieza a tratar es de mayor tamaño, por lo que las piezas son colgadas una a una en bastidores adaptados a su geometría. Las fases del sistema productivo son muy similares a la línea de bombo, excepto que en esta línea no hay secadora sino que una vez concluido el proceso de zincado, el bastidor retorna a la posición de la primera cuba donde, por medio de aire caliente, se secan las piezas.

El funcionamiento de la línea níquel-cromo puede ser tanto manual, colgando las piezas en un bastidor, como automática, introduciendo las piezas en bombo. El proceso de tratamiento consta de las mismas etapas que los tratamientos anteriores hasta el proceso de activado, salvo que en este caso se realizan dos desengrasados electrolíticos, uno catódico y otro anódico. Una vez realizado el lavado posterior al activado, se procede al niquelado y al cromado. Tras los correspondientes lavados se procede al blanqueado con bisulfito sódico y posteriormente, a un lavado a temperatura normal y otro con agua a unos 60ºC, para finalmente pasar a la fase de secado. Cuando se cuelgan las piezas de esta línea en bastidores, es necesario realizar un desniquelado electrolítico de los bastidores, para lo que se introducen en una cubeta con desmetalizante y posteriormente se realiza un lavado.

El suministro de agua a la actividad se realizará únicamente a través de la red de abastecimiento de agua potable del polígono industrial. El consumo anual previsto es de 10.600 m3.

La instalación cuenta con una planta de tratamiento para depuración de las aguas de lavado y algunos baños concentrados consistente en: bloque de acumulación de enjuagues y concentrados, reactor de floculación y bloque de filtración. El tratamiento de todos los efluentes de lavado, más los concentrados añadidos por dosificación, se lleva a cabo en un reactor equipado con instrumental de control y medición, que regula los reactivos necesarios para la depuración, cuya duración es variable en función de las concentraciones de los contaminantes contenidos en las aguas. El agua depurada es vertida por gravedad al acumulador de agua depurada y los lodos resultantes son trasladados a un decantador de lodos y de ahí pasan a un filtro prensa. El agua procedente de este proceso de filtración es retornada al depósito general de efluentes para cumplir un nuevo ciclo de depuración

La tecnología de la depuradora permite a la empresa recircular el agua tratada, minimizando así el consumo de agua y el caudal de vertido. Se estima una recirculación del agua depurada de un 30 a un 40%. El resto se une con las aguas procedentes de los aseos y son conducidas hasta la red de alcantarillado del polígono industrial.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 63% de las personas esto les resultó útil.
Subir