Gobierno de La Rioja

Núm. 45
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Jueves 3 de abril de 2008
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
III.A.15

Aprobación definitiva del Plan General Municipal de Bañares

El Pleno de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, en sesión celebrada el día 7 de marzo de 2008, acordó aprobar definitivamente el Plan General Municipal de Bañares.

Lo que se hace público para general conocimiento y para dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 97 de la Ley 5/2006 de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja con la advertencia de que contra este acuerdo que no pone fin a la vía administrativa, podrán interponerse los siguientes recursos:

1. Por el Ayuntamiento o cualesquiera otras Administraciones Públicas, recurso contencioso administrativo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de la presente publicación. No obstante, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 44.1 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, podrá interponer el requerimiento previo que allí se cita en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de la presente publicación.

2. Por los particulares, recurso de alzada ante la Excma. Sra. Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de la presente publicación.

Asimismo y en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 70.2 de la Ley 7/1.985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local en este mismo Anuncio y mediante Anexo, se procede a publicar la normativa urbanística aprobada así como la Memoria Ambiental formulada.

Logroño a 13 de marzo de 2008.- El Director General de Política Territorial, Presidente de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Luis García del Valle Manzano.

Capítulo I. Normas Generales.

Sección Primera: Objeto, Ámbito, Alcance y Vigencia.

Artículo 1. Objeto y alcance.

El presente Plan General Municipal tiene por objeto clasificar el suelo para el establecimiento del régimen jurídico correspondiente, definir los elementos fundamentales de la estructura general adoptada para la ordenación urbanística del territorio y establecer las determinaciones orientadas a promover su desarrollo y ejecución, según el artículo 54 de la Ley 10/98 de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Rioja (en adelante, LOTUR)

Este Plan General se ha redactado teniendo en cuenta las determinaciones y directrices establecidas por los instrumentos de ordenación territorial.

Las ordenanzas están jerárquicamente subordinadas a la legislación urbanística vigente, Ley 10/1998, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, en adelante LOTUR, Ley 6/1998, de Régimen de Suelo y Valoraciones, demás legislación estatal en lo que no contradiga la legislación autonómica.

En todo caso será de aplicación bien directamente o de forma subsidiaria a las presentes Normas Urbanísticas, el Plan Especial de Protección del Medio Ambiente Natural de La Rioja, PEPMANR, las Normas Urbanísticas Regionales.

Asimismo será de aplicación en todo el municipio el resto de la legislación vigente en La Riojarelativa a suelo, medio ambiente, ordenación del territorio y demás materias que puedan afectar al objeto del Plan.

Artículo 2. Ámbito temporal

Vigencia. Una vez aprobadas definitivamente las Normas entrarán en vigor al día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja. La vigencia del Plan General será indefinida, según el artículo 100 de la LOTUR.

Revisión. Se estima un plazo máximo de ocho años para proceder a la revisión del presente Plan General. Esta podrá producirse anticipadamente si se dieran los supuestos detallados en el artículo 101 de la LOTUR.

Con independencia de las iniciativas de revisión del Plan General que pudieran promover la Corporación Municipal por motivos de oportunidad o legalidad, la revisión del planeamiento será preceptiva cuando:

a.- Se haya desarrollado un 80% del suelo previsto para edificar.

b.- Cuando la aprobación de cualquier Plan Supramunicipal así lo aconseje.

c.- Por imperativo de la Comunidad Autónoma u Organismo competente.

Modificación. Las modificaciones del presente Plan deberán seguir las determinaciones del artículo 102 de la LOTUR. Para su tramitación se estará a lo dispuesto por los artículos 103 y 104.

Las propuestas de modificación deberán basarse en un estudio justificativo de la modificación y su incidencia en la ordenación general.

Las modificaciones puntuales seguirán las mismas tramas y representaciones gráficas convencionales del Plan General Municipal.

Nulidad. La nulidad, anulación o modificación de alguna de las partes del Plan no comprenderá a las restantes, salvo en el supuesto de que dicha nulidad, anulación o modificación suponga la inaplicabilidad de las restantes.

Artículo 3. Ámbito territorial

El ámbito territorial del Plan General se extiende a todo el término municipal de Bañares.

Artículo 4. Contenido

El Plan General se compone de los siguientes documentos:

- Memoria informativa

- Memoria justificativa

- Normas Urbanísticas

- Catalogo de elementos protegidos y afecciones

- Programa de actuación y estudio económico y financiero

- Planos

Artículo 5. Obligatoriedad en la observancia del Plan.

El Plan es de obligado cumplimiento en los términos establecidos por la Ley del Suelo, además de directamente ejecutivo, como señala el artículo 95 LOTUR.

Artículo 6. Interpretación

Las normas de este Plan se interpretarán atendiendo a su contenido y con sujeción a los objetivos y finalidades expresados en la memoria. En caso de duda o contradicción entre sus determinaciones prevalecerá la interpretación más favorable a la menor edificabilidad y a la mayor dotación de espacios libres o de equipamiento comunitario.

Los posibles errores materiales que se detecten en este documento podrán corregirse mediante acuerdo simple de la Corporación, publicación en el Boletín Oficial y comunicación del acuerdo a la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja.

Toda aclaración o interpretación que suscite dudas razonables requerirá un informe técnico-

jurídico sobre el tema, en el que consten las posibles alternativas de interpretación, definiéndose la Corporación sobre cual es la correcta, incorporándose en lo sucesivo como nota aclaratoria de las Normas.

Cuando las anteriores sean de tal entidad que afecten a aspectos sustanciales de las determinaciones del documento, deberá seguirse una tramitación idéntica a la establecida para las modificaciones de las Normas.

En caso de discrepancia entre la documentación escrita en la Normativa y sus anexos y la documentación gráfica, será predominante lo expresado en la primera.

Cuando la contradicción se produzca entre diferentes planos, será predominante lo indicado en el plano de menor escala y mayor grado de detalle.

Cuando la discrepancia se produzca entre dos apartados del Plan, primará lo dicho en las determinaciones de carácter específico sobre las de carácter general.

Asimismo, las determinaciones incluidas en las Fichas de Ordenación, primarán sobre las Normas del Plan de Carácter General.

Sección segunda: normas sobre presentación y tramitación de expedientes urbanísticos para el desarrollo del plan general

Artículo 7. Competencia

El desarrollo del Plan General corresponde al Ayuntamiento. Los particulares podrán promover planes para el desarrollo de las previsiones del Plan General cuando no exista indicación contraria. El Ayuntamiento facilitará a las Corporaciones, asociaciones y particulares la participación en la elaboración del planeamiento urbanístico. La definición de los sistemas de actuación de las unidades de ejecución corresponde al Ayuntamiento.

Artículo 8. Sectores.

El sector es el ámbito normal del planeamiento parcial. No obstante podrá procederse a la agrupación de sectores a los solos efectos de realizar el planeamiento de desarrollo de forma conjunta, sin que ello suponga transferencias de edificabilidad o intensidad de los usos, así como concentración de espacios libres. Únicamente se permitirá la concentración de dotaciones complementarias en unidades adecuadas sin perjuicio del mantenimiento del aprovechamiento propio de cada sector.

Artículo 9. Planes Parciales.

El objeto de los Planes Parciales será desarrollar el Plan General mediante la ordenación detallada del suelo urbanizable delimitado o incorporar al proceso de desarrollo urbanístico sectores de suelo urbanizable no delimitado. Deberá aportarse la documentación por triplicado, redactada por técnico competente y visada por el Colegio Profesional Correspondiente.

Contendrá las determinaciones que figuran en los artículos 73 y 74 de la LOTUR. La documentación técnica mínima será la detallada en los artículos 57 a 64 del Reglamento de Planeamiento aprobado por Real Decreto 2159/1978, o por la normativa que lo sustituya. La tramitación se realizará conforme a lo especificado en el artículo 91 de la LOTUR

Los particulares pueden solicitar autorización previa para la redacción de planes parciales de los sectores delimitados en plazos coherentes. El Ayuntamiento puede no acceder a la autorización por razones justificadas de conveniencia. Una vez obtenida la autorización se podrá iniciar la redacción del plan parcial recomendándose el contacto entre los redactores y los técnicos municipales.

Presentado el plan parcial en el Ayuntamiento será revisado para ver si cumple con los requisitos legales, debiendo ser rechazados en caso contrario para su modificación antes de ser sometidos a trámite, salvo que sean defectos subsanables en el propio acto de aprobación inicial.

Los informes técnicos podrán incidir en el grado de adecuación del documento a los criterios urbanísticos generales y analizarán la oportunidad de los aspectos que contradigan dichos criterios. Se prestará especial atención a la adecuación del trazado y dimensiones de la trama viaria.

Cumplido el trámite de información pública el Ayuntamiento procederá a la aprobación provisional pudiendo imponer las correcciones, modalidades y plazos procedentes en función de los informes y las alegaciones.

Aun si no se delimitan unidades de ejecución se aportará la lista completa de los propietarios afectados por el plan parcial.

Artículo 10. Planes Especiales

El objeto de los Planes Especiales será el determinado por el artículo 76 de la LOTUR. Deberá aportarse la documentación por triplicado, redactada por técnico competente y visada por el Colegio Profesional Correspondiente. La documentación técnica mínima será la detallada en elartículo 77 del Reglamento de Planeamiento o por la normativa que lo sustituya. La tramitación se realizará conforme a lo especificado en el artículo 91 de la LOTUR.

Artículo 11. Estudios de Detalle.

El objeto de los Estudios de Detalle será completar o adaptar determinaciones establecidas para el suelo urbano.

Deberá aportarse la documentación por triplicado, redactada por técnico competente y visada por el Colegio Profesional Correspondiente. Contendrá las determinaciones que figuran en el artículo 78 de la LOTUR. La documentación técnica mínima será la detallada en el artículo 66 del Reglamento de Planeamiento o por la normativa que lo sustituya. La tramitación se realizará conforme a lo especificado en el artículo 93 de la LOTUR

Cuando el estudio de detalle esté promovido por particulares será necesario la aportación de una lista de propietarios e interesados afectados directamente.

Deberá estudiarse especialmente la posible incidencia del estudio de detalle en el aprovechamiento urbanístico.

Artículo 12. Documentación mínima de los Estudios de Detalle.

Los estudios de detalle aportarán como mínimo la siguiente documentación gráfica y explicativa, acompañando a la memoria justificativa de su conveniencia y de la procedencia de las soluciones adoptadas:

- Planos copia de la documentación del Plan que desarrollen.

- Planos de relación del estudio de detalle con el entorno.

- Plano de características de la ordenación de volúmenes, alineaciones y rasantes.

- Plano de parcelas propuestas.

- Ficha de características superficiales y volumétricas de la ordenación actual y de la propuesta con expresión detallada para cada una de las parcelas propuestas.

- Relación de los propietarios e interesados afectados directa o indirectamente con indicación de su domicilio. A estos efectos se consideran afectados directamente los comprendidos en el ámbito del estudio de detalle e indirectamente los colindantes o aquellos que pudieran ver afectadas sus condiciones de asoleo, acceso y vistas en un entorno próximo.

Artículo 13. Plan de Etapas.

El plan de etapas de los planes parciales fijará los plazos de ejecución de la urbanización de cada unidad de ejecución, dentro de la previsión temporal del presente Plan General. Deberán establecerse plazos con criterios similares en la definición de unidades de ejecución no fijadas por el plan.

Artículo 14. Proyectos de urbanización

El objeto de los Proyectos de urbanización será ejecutar los servicios y dotaciones establecidos en el planeamiento. Deberá aportarse la documentación por triplicado, redactada por técnico competente y visada por el Colegio Profesional Correspondiente. Contendrá las determinaciones que figuran en el artículo 79 de la LOTUR. La documentación técnica mínima será la detallada en el artículo 69 del Reglamento de Planeamiento o por la normativa que lo sustituya. La tramitación se realizará conforme a lo especificado en el artículo 93 de la LOTUR.

Sección tercera: normas sobre diseño y calidad para proyectos de obras de urbanización

Artículo 15. Características del viario.

Se recomienda no diferenciar uso peatonal de uso rodado en vías de anchura inferior a 9 m, prohibiéndose tal diferenciación con desnivel cuando las secciones transversales sean iguales o menores de 6 m.

Se diferencian las aceras convencionales, elevadas sobre el nivel de la calzada como prolongación de la misma. En este último caso la acera se diferenciará de la calzada por el tratamiento de revestimiento.

En todas las aceras cuya anchura sea igual o superior a 2 m, deberán colocarse alcorques y árboles cada 10 m lineales, en las aceras de anchura inferior podrá justificarse la no colocación de alcorques y árboles por motivos de facilidad de tránsito, soleamiento, etc.

En obras de reparación o ampliación de viario, se utilizará el mismo tipo de firme existente o en todo caso el que disponga el Ayuntamiento.

En nuevas urbanizaciones, el tratamiento de firme y aceras será homogéneo para cada zona diferenciada del núcleo urbano.

El trazado de los itinerarios públicos de carácter peatonal o mixto se realizará procurando que los desniveles puedan salvarse con rampas de pendientes iguales o menores del 8% en sentido longitudinal y del 2% en sentido trasversal.

Los pavimentos serán duros, antideslizantes y sin resaltes distintos del propio grabado de las piezas.

Las rejas y registros situados en el viario estarán enrasados en el pavimento circundante y la separación entre perfiles no superará los 2 cm.

Los alcorques, registros de instalaciones y cualquier otro accidente propio de las instalaciones o del ajardinamiento urbano, llevarán rejilla u otros elementos perfectamente enrasados que impidan la caída de personas.

Las aceras de las nuevas urbanizaciones tendrán una anchura mínima de un metro.

Se establecen las siguientes secciones mínimas y condiciones de firmes:

Calles de tráfico denso:

Si el pavimento es asfáltico deberá llevar una capa de rodadura de 5 cm de espesor y una capa asfáltica de 7 cm de mezcla bituminosa, sobre base y súbase granulares de 20 cm, de espesor cada una de zahorras compactadas.

Si el pavimentado es de hormigón, el espesor de éste será de 20 cm con mallazo de acero sobre una base de compactadas del mismo espesor.

Resto del viario existente:

Para firmes asfálticos la composición del pavimento será idéntica con espesor de 4 cm, en las capas de rodadura e intermedia y de 20 y de 15 cm para base y súbase respectivamente.

Si el pavimentado es de hormigón se aplicará las determinaciones previstas para las calles de tráfico denso.

Será de obligado cumplimiento el resto de disposiciones indicadas al efecto en el Decreto 19/2000, de 28 de abril, Reglamento de accesibilidad en relación con las Barreras Urbanísticas y Arquitectónicas, en desarrollo parcial de la Ley 5/1994, de 19 de julio.

Artículo 16. Zonas verdes y Espacios libres públicos.

Las zonas de tierra dispondrán de un drenaje adecuado y estarán delimitadas perimetralmente.

En jardinería se utilizarán plantas, arbustos y árboles de especies adaptadas a las características climáticas del municipio.

Tanto las plantaciones como el mobiliario urbano deberán concebirse unitariamente con el pavimento, obras de fábrica e instalaciones, de forma que se cree un conjunto coherente en cuanto a color, diseño y materiales.

Los posibles muros de contención se realizarán con su cara vista en mampostería o sillería del lugar, o en hormigón visto.

Artículo 17. Abastecimiento de agua.

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 59 a 67 de las Normas Urbanísticas Regionales (en adelante, NUR), o de la normativa que las sustituya, y en todo caso las siguientes.

Las aguas que se destinen al consumo de la población deberán poseer las condiciones de potabilidad química y bacteriológica que se marquen en la legislación vigente, debiéndose proceder a su inspección periódica.

Las instalaciones de captación, conducción, depósitos y red deberán disponer de las protecciones adecuadas para la protección del agua en cualquier circunstancia. Los materiales y diseños serán tales que faciliten la limpieza y desinfección.

La dotación mínima de agua potable en las zonas residenciales será de 200l/habitante y día considerando una ocupación de 3.5 habitantes/vivienda.

La presión mínima en el punto más desfavorable será de una atmósfera.

Siempre que sea preciso utilizar un sistema de bombeo se preverá la construcción de un depósito acumulador cuya capacidad debe ser igual al de consumo de un día, colocándose como mínimo dos bombas.

Se procurará que la red sea mallada, a fin de asegurar el servicio en caso de avería.

Se colocarán llaves de paso registrables en la vía pública para aislar los tramos de la red y en cada acometida domiciliaria.

Las tuberías serán preferentemente de polietileno con unión sin soldaduras, admitiéndose otros materiales y uniones, siempre que se justifique su calidad y adecuación funcional.

Se colocarán bocas de riego en distancias no superiores a 40 m e hidrantes según normativa de aplicación.

Se exigirá en cualquier punto una presión mínima de prueba en fábrica de 10 atmósferas para tubos, valvulería y piezas especiales.

Las acometidas se realizarán a costa de los particulares interesados, previa obtención de la correspondiente licencia municipal.

Los cementerios y los abastecimientos de agua de consumo humano deberán ser autorizados por la Dirección General de Salud y Desarrollo Sanitario.

Artículo 18. Saneamiento, alcantarillado y depuración.

Deberá ajustarse a las disposiciones previstas en la Ley 11/2006, de 27 de diciembre, de medidas fiscales y administrativas para el año 2007, por la que se modifica la Ley 5/2000, de 25 de octubre, de saneamiento y depuración de aguas residuales:

Los instrumentos de ordenación territorial y de planeamiento urbanístico cuya tramitación se inicie con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley y que prevean suelos sometidos a procesos integrales de urbanización, de renovación o de reforma interior, así como el desarrollo de suelo urbanizable delimitado deberán disponer de redes de alcantarillado separativas de las aguas pluviales. Los edificios de nueva construcción o remodelación integral deberán contar con conducciones y conexiones separadas de aguas residuales y pluviales para su posterior adecuada integración a la red municipal. (Disposición adicional sexta de la Ley 5/2000).

Las nuevas urbanizaciones deberán disponer de algún sistema de aprovechamiento de las aguas pluviales. Para ello se preverán sistemas de recogida, almacenamiento y reutilización para el riego de zonas verdes y su uso en jardinería, de forma que permitan la reducción del consumo de agua de la red de suministro de abastecimiento del municipio, incorporando en su caso la conexión para los excedentes del sistema elegido a la red separativa (Disposición adicional sexta de la Ley 5/2000).

Las actuaciones de reordenación en suelo urbano, de más de 50 viviendas en bloque o 20 viviendas aisladas o adosadas que cuenten con zona verde o espacio libre deberán disponer de algún sistema de aprovechamiento contemplado en el párrafo anterior, salvo justificación de su inviabilidad (Disposición adicional sexta de la Ley 5/2000).

La conexión de los vertidos de las nuevas actuaciones a las redes de saneamiento municipales o a los colectores generales para el tratamiento de las aguas residuales generadas en instalaciones públicas de depuración supondrá la participación del promotor en los gastos de construcción o ampliación de aquellas (artículo 46 de la Ley 5/2000). En caso de optar por la construcción de una instalación independiente, y con el fin de garantizar que la planta se pueda integrar en el servicio público de gestión del Gobierno de La Rioja, se precisa de la participación del Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja en las fases de proyecto y construcción de la instalación, de modo que se garantice que las condiciones de vertido y los costes de explotación sean similares a los del resto de infraestructuras de depuración públicas.

Las conducciones serán subterráneas y se colocarán siempre a un nivel inferior de las de abastecimiento de agua.

Se dispondrá obligatoriamente pozos de registro en acometidas a la red, encuentros de conductos, cambios de pendiente, de sección o dirección a una distancia máxima de 50 m. En cambios de cota mayores de 80 cm se utilizarán pozos de resalto.

Se colocarán sumideros para agua de lluvia y riego por cada 600m2 y a una distancia máxima de 50 m.

Las juntas entre tuberías deberían ser estancas, utilizándose preferentemente la solución de junta de goma.

Cuando el afluente no vierta directamente al colector municipal deberá disponerse del correspondiente sistema de depuración.

Se prohíben los pozos ciegos, autorizándose el uso de fosas sépticas en las construcciones autorizadas en suelo no urbanizable.

Las acometidas se harán a costa de los particulares interesados previa obtención de la correspondiente licencia. Se prohíbe expresamente la perforación de los conductos. Se colocarán arquetas previas de registro y se conectará preferentemente a los pozos de la red.

Artículo 19. Suministro de energía eléctrica.

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 74 a 79 de las NUR, o de la normativa que las sustituya, y en todo caso las siguientes.

El grado de electrificación en vivienda y las cargas totales se determinarán según la MI BT OIO.

Sólo se permitirá el tendido aéreo en media y alta tensión en suelo no urbanizable. En el suelo urbano el tendido de baja tensión se recomienda subterráneo, tanto el de servicio domiciliario como el de alumbrado público. Esta situación será obligatoria para las nuevas urbanizaciones, tanto en suelo urbano como urbanizable.

Artículo 20. Alumbrado exterior.

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 80 a 87 de las NUR, o de la normativa que las sustituya y en todo caso las siguientes.

La disposición de las luminarias será ordenada, cubriendo todo el área de uso. El nivel de iluminación media de las vías será de al menos de 15 Lux. Éste podrá reducirse hasta un mínimo de 6 Lux en zonas verdes y espacios libres.

Se cuidará la elección y diseño de las luminarias con el fin de conseguir la correcta integración con su entorno. Se recomienda la utilización de lámparas de vapor de sodio a alta presión.

Artículo 21. Telefonía y otros servicios por cable.

Las redes deberán ser subterráneas, permitiéndose redes aéreas siempre que el carácter del entorno y la edificación lo permitan. En todo caso en el cruce de calles la red deberá ser enterrada con arquetas de registro.

En las nuevas urbanizaciones las redes serán siempre subterráneas.

Artículo 22. Pavimentación, jardinería y mobiliario urbano.

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 88 a 95 de las NUR, o de la normativa que las sustituya y en todo caso las siguientes.

La plantación de arbolado se estará a lo dispuesto en el Código Civil y las siguientes determinaciones:

Se prohíbe la plantación de árboles junto a los linderos; tan sólo podrán colocarse setos o arbustos de una altura no superior a 2.20 m.

Los árboles de porte bajo, de altura inferior a los 3 m, podrán situarse a un mínimo de 2 m del lindero. Los árboles de mayor porte deberán situarse a una distancia como mínimo de 4 m del lindero.

Sección cuarta: normas de disciplina e intervención en el uso del suelo

Artículo 23. Consulta e información urbanística

La solicitud de información urbanística se realizará en el impreso oficial correspondiente. El informe relativo a la solicitud será evacuado por el técnico municipal en el plazo de un mes, a contar desde la fecha de solicitud

Artículo 24. Plazo para solicitar licencia

En los terrenos no incluidos en Unidades de Ejecución, el derecho al aprovechamiento urbanístico ha sido adquirido con la aprobación definitiva del Plan General Municipal. El plazo para la solicitud de licencia de edificación será de ocho años desde la adquisición del derecho al aprovechamiento.

Para los terrenos incluidos en Unidades de Ejecución, los plazos se indican en el apartado correspondiente, perteneciendo a la categoría de Suelo Urbano No Consolidado y excepcionalmente en Suelo Urbano Consolidado.

Para los terrenos no incluidos actualmente en Unidades de Ejecución, pero que queden incluidos en las futuras que el Ayuntamiento pudiera delimitar, los plazos se indicarán en la correspondiente delimitación.

Artículo 25. Actos sujetos a licencia

Están sujetos a previa licencia los siguientes actos:

1º.- Obras de urbanización.

2º.- Establecimiento de servicios urbanos o modificación de los existentes.

3º.- Parcelación o Reparcelación de Terrenos.

4º.- Movimiento de tierras.

5º.- Explotación de minas y canteras.

6º.- Tala de árboles.

7º.- Obras de nueva planta.

8º.- Obras de reforma o ampliación.

9º.- Obras de conservación, reparación y mejora.

10º.- Obras Menores.

11º.- Primera utilización de los edificios y modificaciones del uso de los mismos.

12º.- Demolición de las construcciones.

13º.- Colocación de carteles, anuncios o letreros visibles desde la vía pública.

14º.- Las obras de cerramiento o cercado de terrenos y solares.

15º.- Instalación, apertura, modificación, ampliación o transformación de establecimientos comerciales o industriales y almacenes; así como la modificación, sustitución o cambio de lugar de máquinas, motores y demás aparatos industriales cuando puedan suponer variación de los supuestos en la licencia concedida inicialmente.

16º.- Instalación y funcionamiento de grúas y otros medios auxiliares en las construcciones.

17º.- Uso común, especial y normal de los bienes de uso público.

18º.- Cualesquiera actos de los señalados en los Planes de Ordenación.

Artículo 26. Alcance y contenido de la licencia.

1º.- Las licencias se entenderán otorgadas salvo el derecho de propiedad sin perjuicio a terceros salvo que afecten a dominio público, y no podrán ser invocadas por los particulares para excluir o disminuir la responsabilidad civil o penal en que incurran en el ejercicio de las actividades correspondientes.

2º.- Las licencias se entenderán otorgadas con arreglo a las condiciones generales establecidas en la vigente legislación, en las presentes ordenanzas y en las expresadas en el acto de otorgamiento, así como a las implícitas definidas por las Normas urbanísticas, según la clase y destino del suelo y las condiciones de edificabilidad y uso.

3º.- No podrán justificarse la vulneración de las disposiciones legales o normas urbanísticas en el silencio o insuficiencia del contenido de la licencia.

4º.- La licencia de obras no exime de la obtención de cualquier otra exigible por la legislación vigente de carácter general o municipal.

Artículo 27. Solicitud de la licencia.

La solicitud se formulará en el impreso oficial correspondiente dirigido a la Alcaldía y suscrito por el interesado o por persona que le represente, con los datos acreditativos de la personalidad y domicilio del solicitante y la situación y circunstancias de la finca, así como de la actividad, obra o instalación para la que se solicite licencia.

Con la solicitud se acompañarán los documentos que, según la naturaleza de la licencia, se determinen en los artículos siguientes.

Artículo 28. Otorgamiento de las licencias.

El procedimiento de otorgamiento de las licencias es el establecido en la legislación vigente tanto urbanística como de régimen local.

Si del examen de la documentación que se acompaña la solicitud de licencia se dedujera la existencia de deficiencias subsanables, se procederá a formular los reparos correspondientes que se comunicarán al interesado.

Si en el plazo de 15 días o plazo que se señale no se subsanan las deficiencias apuntadas, se entenderá que se renuncia a la solicitud de licencia formulada inicialmente, procediendo a su archivo sin más tramites.

El procedimiento para las licencias urbanísticas es el previsto en los artículos 181 y siguientes de la LOTUR y en los artículos 1 a 6 del Reglamento de Disciplina Urbanística o normativa quelo sustituya.

Artículo 29. Iniciación y caducidad.

1º.- Las actividades autorizadas por la licencia deberán iniciarse dentro del año siguiente a la notificación del acto de otorgamiento y no podrán suspenderse por plazo superior a seis meses. Dichos plazos podrán prorrogarse con arreglo al régimen establecido por la Ley de Procedimiento Administrativo.

2º.- El Ayuntamiento, por razones de policía urbana y de adecuado cumplimiento de las normas urbanísticas, podrá señalar en el acto de otorgamiento o con posterioridad al mismo un plazo para la terminación de la actividad autorizada por la licencia.

3º.- Transcurridos los plazos de iniciación, suspensión o terminación y, en su caso, las prórrogas, las licencias quedaran caducas, previa instrucción de expediente y declaración al efecto.

Artículo 30. Ordenes de ejecución

El Ayuntamiento podrá ordenar, por motivos de interés turístico o cultural la ejecución de obras de conservación y reforma de edificaciones, para lo que se seguirán las determinaciones del artículo 185 de la LOTUR y de los artículos 10 y 11 del Reglamento de Disciplina Urbanística o normativa que lo sustituya.

Artículo 31. Clasificación.

Las licencias de obras de edificación se clasifican en las siguientes categorías:

a) Licencias para obras de nueva planta.

b) Licencia para obras de reforma.

Se conceptuarán como tales:

* Las obras de reforma, ampliación y modificación de estructura y aspecto exterior de las edificaciones, siempre que no sean obras de las enumeradas como menores.

* Construcción o instalación de servicios, cocinas, escaleras, conductos, etc. en tanto que modifiquen elementos comunes del edificio.

* Instalación o modificación de ascensores y montacargas.

* Las obras de tabiquería por las que se varía sustancialmente el destino de las edificaciones o se modifique el número de viviendas.

* Las obras, inicialmente consideradas como menores, pero cuya intensidad o escala, hagan aconsejable, a juicio del Ayuntamiento, su conceptuación como obras de reforma o nueva planta, o las obras menores acumuladas o sucesivas sobre una misma edificación.

c) Licencias para obras menores.

Se califican como obras menores las que no resulten incluidas en los apartados anteriores y especialmente las siguientes:

1º.- Obras que requieren proyecto visado y dirección facultativa:

* Construcción de barracones y quioscos para exposición y venta.

* Instalación de marquesinas para comercio.

* Construcción de pozos y fosas sépticas (Se admiten sistemas homologados en sustitución del proyecto).

2º.- Obras que requieren Estudio de Seguridad y Dirección Facultativa.

* Establecimiento de vallas o cercas de precaución de obras.

* Construcción de puentes, andamios y similares para obras de construcción.

* Ejecución de catas, pozos y senderos de exploración.

* Acodalamiento de fachadas.

* Modificación de balcones, repisas, elementos salientes.

* Demolición de edificios de una planta y con altura inferior a 4 m., o exentos de una sola planta (se exigen dos juegos de fotografías adicionalmente).

* Instalación de andamios de altura superior a una planta.

* Aquellas obras que afecten a la estructura y al aspecto exterior de las construcciones, cuya intensidad o escala, a juicio del Ayuntamiento, no haga necesaria la redacción de un proyecto técnico.

Junto a la solicitud de licencia se presentará la siguiente documentación:

-Oficios de dirección técnica, visados por los colegios profesionales correspondientes

-Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

-Documento que describa escrita y/o gráficamente las obras con indicación de su extensión y situación.

-Presupuesto de las obras firmado por el constructor de las mismas, con indicación de materiales, cantidades y precios.

3º.- Obras que no requieren dirección facultativa.

* Colocación de rótulos, banderas y anuncios luminosos.

* Colocación de anuncios excepto los situados sobre la cubierta de los edificios.

* Colocación de postes.

* Colocación de toldos.

* Construcción, reparación y supresión de vados en las aceras.

* Ocupación provisional de la vía pública.

* Trabajos de nivelación que no alteren en más de un metro las cotas naturales del terreno, cuando no afectan a vías o cauces públicos.

* Construcción o instalación de barracones de obra.

* Reparación de cubiertas y azoteas.

* Pintura, estuco y reparación de fachadas de edificios no incluidos en catálogos de interés histórico artístico o sin ordenanza especial.

* Colocación de puertas y persianas en aberturas sin modificación de los huecos.

* Colocación de rejas.

* Construcción, reparación o sustitución de tuberías de instalación, desagües y albañales.

* Derribo de cubiertas provisionales de una planta y de menos de 50 m2 de superficie.

* Pintura de patios y medianeras que no den a la vía pública y no precisen andamio.

* Blanqueo, empapelado y pintura y estuco de habitaciones, escaleras y portales.

* Reparación y sustitución de solados.

* Instalación de aparatos sanitarios.

* Demolición y construcción de tabiques o mostradores.

* Colocación y reparación de escayolas y chapados.

La documentación a presentar será la misma que en el apartado anterior, con excepción del oficio de dirección técnica y del estudio de seguridad.

Las solicitudes de licencia de obras menores requieren para su tramitación ir acompañadas de un documento en el que se describan escrita y/o gráficamente las obras con indicación de su extensión y situación, así como un presupuesto de las mismas.

En los supuestos en que se exija proyecto o dirección, se presentarán los correspondientes documentos firmados por facultativo competente y visados por los colegios profesionales respectivos y la hoja de dirección visada por los correspondientes colegios profesionales.

Artículo 32. Actos preparatorios.

Antes del comienzo de las obras y previa o simultáneamente con la petición de licencia, se solicitará el señalamiento de las alineaciones que correspondan.

Fijado el día y hora para el señalamiento, deberá personarse técnico competente en el lugar indicado, representando a la propiedad.

El señalamiento se marcará en el terreno con puntos o referencias precisas, que se indicarán en un acta de replanteo duplicada, firmada por el facultativo municipal. La copia se entregará al interesado quedando el original en el expediente.

Artículo 33. Documentación de la licencia de obras.

1º.- Cuando con arreglo al Proyecto presentado la edificación del inmueble se destine específicamente a establecimientos de características determinadas, no se concederá licencia de obras sin autorización previa de apertura.

2º.- Con la solicitud de licencia de obras de nueva planta, ampliación o reforma de edificios existentes, se acompañarán los siguientes documentos:

a) Copia compulsada de la Escritura de Propiedad del terreno donde se pretende edificar, o documento equivalente que acredite la titularidad.

b) Si el solicitante de la licencia no es el titular, documento notarial que acredite su representación.

c) Dos ejemplares del proyecto técnico redactado por técnico competente y visado por el Colegio Profesional correspondiente, acompañado de los cuestionarios de estadística y fiscalía exigidos. Si se exigiere la tramitación ante otros organismos se pedirán un número mayor de ejemplares.

d) Oficios de direcciones facultativas debidamente visados.

e) Cuando proceda, escritura de mancomunidad de patios, inscrita en el Registro de la Propiedad.

f) Previsión del plazo de ejecución de la obra.

g) Cuando proceda, Estudio de Seguridad y Salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio Profesional correspondiente.

h) En caso de ser necesario, memoria de control de calidad redactada por técnico competente y visado por el Colegio Profesional correspondiente.

3º.- El Proyecto al que se refiere el apartado anterior contendrá los siguientes documentos:

a) Memoria en la que se describan e indiquen los datos no representados gráficamente en los planos. Además, cuando en el edificio hubieran de ejercerse actividades industriales, deberán consignarse las características y situación de las mismas. Igualmente incluía un resumen de características relativas a la superficie y volumen fijados, número de viviendas, altura de cornisa, vuelos de balcones y voladizos, dimensiones de los patios, presupuesto final y descompuesto según los módulos de valoración resultantes, etc. a efectos demostrativos del cumplimiento de la Ordenación aplicable.

b) Planos de emplazamiento, a escala mínima 1/1.000, de cimentación, saneamiento, de las distintas plantas, secciones necesarias para la definición del edificio, alzados correspondientes a cada fachada, planta de cubiertas y de estructuras, todos ellos a escala mínima 1/100, siendo las plantas en el caso de viviendas a escala mínima 1/50, y planos de instalaciones a escala mínima 1/100.

c) Pliego de condiciones y presupuestos.

d) Los demás documentos exigidos por disposiciones vigentes.

4º.- Podrá limitarse la documentación precisa a la exigida para un proyecto básico, en cuyo caso la licencia no amparará la iniciación de la obra sin que previamente se presente y apruebe el proyecto de ejecución referido a la totalidad de las obras o a las distintas fases en que se vayan ejecutando.

5º.- Para las licencias de obras de reforma o de ampliación, deberán presentarse los documentos correspondientes a obras de nueva planta y que sean precisos para la reforma o ampliación que se pretende. Por otra parte, se definirá perfectamente el estado actual mediante plantas, secciones y alzados (admitiéndose la fotografía como sustitución de los alzados), así como el uso o actividad a que va a destinarse el local reformado o ampliado.

Artículo 34. Modificaciones.

Las obras autorizadas por la licencia se ejecutarán con estricta sujeción al proyecto técnico, en los extremos fundamentales, entendiéndose como tales los comprendidos en el anexo resumen de la memoria, permitiéndose variaciones de detalle que sin contravenir ordenanzas se adapten a las necesidades del momento y sin perjuicio de que en el certificado final de la obra a presentar para la licencia de primero ocupación se constaten todas las variaciones que se hayan efectuado durante el transcurso de la misma, así como el presupuesto real de las obras ejecutadas, que deberá estar debidamente visado.

Artículo 35. Condiciones previas o simultaneas a la licencia de obras: cesión, equidistribución y urbanización.

En aquellos terrenos en los que sea necesario cumplir con los deberes de cesión, equidistribución o urbanización, se procederá de la siguiente manera en relación con la licencia de obras.

a) En lo referente a la cesión los terrenos incluidos en unidades de ejecución no podrán obtener licencia de construcción hasta el acceso por la Administración a la titularidad de los mismos.

b) En las unidades de ejecución con necesidad de equidistribución, no podrá concederse licencia de construcción hasta que alcance el grado de firmeza en vía administrativa el acto de aprobación del proyecto de reparcelación o de compensación.

c) Respecto a las obras de urbanización de parcelas que no tengan la condición de solar, deberán realizarse previamente a la solicitud de licencia de edificación.

En el caso de que no existiera proyecto municipal, se deberán acompañar al proyecto de construcción el correspondiente proyecto de urbanización, con los niveles de precisión y diseño exigidos con carácter general para los mismos, cuyas determinaciones deberán ajustarse a las normas municipales al respecto.

d) Puede también simultanearse la ejecución de las obras de urbanización con la edificación propiamente dicha.

En este caso, la Administración concederá licencia si por el estado de realización de las obras de urbanización la Administración considera previsible que a la terminación de la edificación la parcela de que se trate contará con todos los servicios necesarios para tener la condición de solar. Podrá optarse por la presentación de un proyecto de urbanización independiente del de construcción, que en todo caso deberá presentarse previa o simultáneamente al mismo.

La aceptación de las obras de urbanización, construidas de acuerdo con los proyectos de urbanización citados, será condición previa para la concesión de la licencia de primera ocupación.

Independientemente de la efectiva realización de las obras de urbanización, se deberá presentar junto con la solicitud de licencia, justificante de haber depositado la fianza correspondiente a las citadas obras de urbanización, que en ningún caso será inferior al 100 % del importe estimado de las mismas.

Serán de obligado cumplimiento las exigencias de los artículos 40, 41 y 42 del Reglamento de Gestión Urbanística.

Artículo 36. Otras obligaciones del propietario o promotor.

El propietario está obligado a:

a) Poner en conocimiento de la Administración Municipal los nombres de los técnicos que dirijan las obras.

b) Cursar a la Administración Municipal, con arreglo al modelo oficial si lo hubiere, un parte en el momento de enrase de las fábricas a la altura del techo de la planta baja, aparte de la necesaria comunicación para inspección previa a la concesión de licencia de primera ocupación.

c) Construir o reponer la acera frontera a la finca, sin perjuicio de las obligaciones de urbanización simultánea a que se aludía en el artículo anterior.

d) Reponer o indemnizar los daños que se causen al suelo y vuelo de la vía pública.

e) Retirar los materiales sobrantes, andamios, vallas y barreras que aún no lo hubieran sido.

f) Reponer el arbolado dañado y colocar la placa distintiva del número de policía correspondiente a la finca, así como la rotulación de la calle cuando se trate de fincas situadas en extremos de cualquier calle (con arreglo al modelo oficial).

g) Las posibles modificaciones que como consecuencia de modificación de edificaciones, o, implantación de nuevas, afectaran a centros de transformación existentes y/o a variantes de las líneas eléctricas de 13.000 V. que discurren por el término municipal, se tendrán en cuenta en el contenido de los Estudios de Detalle y deberán ser costeadas por el promotor de las obras en las que se ampara la licencia de las obras causa de dichas modificaciones.

Artículo 37. Terminación de las obras.

1º.- Terminadas las obras o instalaciones, el titular de la licencia, lo pondrá en conocimiento del Ayuntamiento mediante el oportuno escrito al que deberá acompañar:

a) Certificado expedido por el facultativo o facultativos directores de las obras, en el que se acredite además de la fecha de su terminación, el que éstas se han realizado con el proyecto o sus modificaciones aprobadas y que están en condiciones de ser utilizadas.

b) Liquidación de las obras de urbanización ejecutadas al amparo de lo dispuesto en el Artículo 40º del Reglamento de Gestión, con una Memoria descriptiva y documentación gráfica de las obras realmente ejecutadas.

2º.- Comunicada la terminación de las obras o instalaciones, y tras la inspección realizada por los servicios técnicos municipales, se propondrá la concesión de la licencia de ocupación, uso o puesta en servicio de las mismas. Si se observase algún defecto, se comunicará la hoja dereparos correspondiente para la subsanación de las deficiencias observadas.

Al otorgarse la licencia de ocupación se procederá a la devolución del depósito o cancelación del aval bancario constituido conforme a lo dispuesto en el Artículo 34º, si no se hallaren pendientes de ejecución o de pago algunas de las obras, reparaciones o gastos cuyo importe garantizará el depósito, en cuyo caso su devolución no tendrá lugar hasta que dichas obras hayan sido ejecutadas y satisfechas.

Articulo 38. Obras de Urbanización.

Con la solicitud de licencia de obras de urbanización, se acompañarán, por triplicado los siguientes documentos:

a) Plano de situación a escala igual o superior a ?.000.

b) Proyecto técnico (constructivo) redactado por técnico competente y visado por el Colegio Profesional correspondiente.

c) Justificante de haber depositado la fianza correspondiente a la realización de las obras, que en ningún caso será inferior al 100% del importe de las mismas.

d) Oficio de Dirección Técnica, visado por el Colegio Profesional correspondiente.

e) Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio Profesional correspondiente.

El proyecto técnico estará integrado como mínimo por los siguientes documentos:

a) Memoria descriptiva de las características de la obra o servicio con detalle de los cálculos justificativos de las dimensiones y materiales proyectados.

b) Plano de situación de las obras e instalaciones en relación con el conjunto urbano y con el Plan de Ordenación en el que estén incluidas.

c) Plano topográfico con curvas de nivel, con equidistancia de un metro en el que se indique la edificación y arbolado existente, así como los servicios y servidumbres existentes y su restitución (en su caso).

d) Plano de perfiles de los terrenos.

e) Planos acotados y detallados de las obras y servicios.

f) Presupuesto de las obras y de las instalaciones con resumen general.

g) Pliego de condiciones económico-facultativas, con indicación del orden de ejecución, así como de los plazos de las distintas etapas y del plazo total.

Artículo 39. Parcelación.

1.- Con la solicitud de licencia de parcelación se acompañarán los siguientes documentos:

a) Memoria en la que se haga referencia al Plan que establezca las condiciones de parcelación describiéndose la finca o parcelas con expresión de su superficie y linderos, y se justifique jurídica y técnicamente la operación de parcelación. Se deberán describir las parcelas resultantes con expresión de su superficie, linderos y características.

b) Plano de situación o emplazamiento a escala no inferior a ?.000.

c) Plano topográfico de información a escala 1/500 en el que se sitúen los lindes de la finca y se representen los elementos naturales y constructivos existentes.

d) Plano de parcelación acotado a la misma escala.

2.- No se podrá realizar parcelación alguna que dé lugar a lotes de superficie o dimensiones inferiores a las determinadas como mínimas por el planeamiento, salvo que dichos lotes sean adquiridos simultáneamente por los propietarios de terrenos colindantes con el fin de agruparlos con sus fincas para constituir una nueva.

Artículo 40. Movimiento de tierras, explotaciones y canteras.

1º.- Con la solicitud de licencia se acompañarán los siguientes documentos:

a) Plano de emplazamiento a escala ?.000.

b) Plano topográfico de la parcela a escala 1/500, indicando cotas, edificación y arbolado existente y la posición de las fincas o construcciones vecinas que puedan ser afectadas por el desmonte o terraplén.

c) Plano de los perfiles que se consideren necesarios para apreciar el volumen y características de la obra, así como los de detalle precisos que indiquen las precauciones a adoptar en relación a la obra, vía pública y fincas o construcciones vecinas.

d) El resto de documentación será la misma que la exigida para las obras de urbanización.

2º.- El Ayuntamiento exigirá en su caso, un análisis geotécnico del terreno o solar.

3º.- Al frente de tales obras habrá un técnico titulado que asuma expresamente la función de cuidar de la correcta ejecución de los trabajos, de acuerdo con los documentos presentados y con las órdenes de la dirección facultativa.

Artículo 41. Cerramiento o cercado de terrenos y solares.

Junto a la solicitud de licencia se presentará la siguiente documentación.

a) Documento que describa escrita y/o gráficamente las obras con indicación de su extensión y situación.

b) Presupuesto de las obras firmado por el constructor de las mismas, con indicación de materiales, cantidades y precios

Artículo 42. Actividades previstas en el Decreto 62/2006 de 10 de noviembre por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo del Título 1, "Intervención administrativa" de la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección de Medio Ambiente de La Rioja.

1º.- Con la solicitud de licencia de apertura de actividades previstas en el Decreto 62/2006 se acompañará la documentación prevista en el Decreto 62/2006 de 10 de noviembre para cada actividad.

Artículo 43. Tramitación específica de las licencias para actividades contenidas en el Decreto 62/2006.

Se estará en lo dispuesto en el Decreto 62/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo del Título I, "Intervención Administrativa", de la Ley 5/2002, de 8 de octubre, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja.

La licencia podrá supeditarse a las visitas de comprobación, efectuadas por técnicos municipales, exigiéndose al interesado la puesta en marcha de las instalaciones, para comprobar la eficacia de las medidas correctoras.

La actividad no podrá ejercerse hasta que se otorgue la licencia de apertura.

El Alcalde podrá ordenar, en cualquier momento, que se gire visita de inspección por un técnico municipal a las instalaciones o actividades que estén ya en funcionamiento, a fin de comprobar el cumplimiento de las condiciones de la licencia.

Respecto de la caducidad se estará a lo dispuesto con carácter general salvo si se trata de instalaciones de "temporada", en cuyo caso no computará el período de inactividad habitual.

Artículo 44. Reforma, ampliación o traspaso de actividades contenidas en el Decreto 62/2006.

No se podrá conceder licencias para la ampliación o reforma ni se autorizará el traspaso de industrias o actividades, a no ser que las medidas correctoras que se adopten eliminen con la debida garantía las causas determinantes de su calificación según el Decreto 62/2006.

En todos estos casos se requerirá la incoación de un nuevo expediente, como si se tratase de nueva instalación.

Artículo 45. Comprobación e inspección

Se comunicará por escrito a la Alcaldía el momento en que estén realizadas las instalaciones, aportando el Certificado final de obra suscrito por técnico competente, para que pueda girarse la correspondiente visita de comprobación, dentro del plazo máximo de quince días, desde la anterior comunicación.

En el supuesto de que las instalaciones no respondan al proyecto aprobado, o bien que las medidas correctoras no tengan la efectividad previstas, el Ayuntamiento comunicará tal hecho al interesado para que proceda a efectuar las correcciones necesarias, no otorgándole la licencia de apertura hasta tanto no sean subsanadas las deficiencias observadas.

Una vez realizada la visita de comprobación y acreditado el cumplimiento efectivo de las condiciones de la Licencia y Normas Generales, Legales y reglamentarias, por la Alcaldía se otorgará la Licencia de Apertura, autorizándose desde este momento el funcionamiento de la instalación o actividad.

El Ayuntamiento podrá ordenar en cualquier momento, que por un Funcionario Técnico se gire visita de inspección a las actividades que vengan desarrollándose, o instalaciones que funcionen, para comprobar el cumplimiento de las condiciones exigidas en la licencia.

Las revisiones periódicas que se practiquen tendrán por objeto constatar el mantenimiento de estas condiciones.

Se requerirá al propietario, administrador o gerente de las actividades a que se refieren estas Normas para que en el plazo que se señale, corrija las deficiencias comprobadas. Este plazo se fijará de forma discrecional en función del posible peligro, las posibilidades de corrección, las condiciones de la actividad, las contingencias que puedan derivarse tanto de su paralización como de su continuidad, etc. En caso de peligro inminente, el cierre será inmediato.

Las visitas de comprobación que se lleven a cabo en cumplimiento de la primera notificación al efecto tras la concesión del permiso de instalación, no devengarán derecho económico alguno.

Devengarán derechos de Servicio de Inspección las que hayan de realizarse en virtud de requerimiento por necesidad imputable al solicitante de la licencia, por no haber puesto éste las condiciones precisas para la comprobación, o sean consecuencia de corrección de deficiencias apreciadas.

Las visitas de comprobación e inspección que procedan por causa de denuncias o de oficio, y de las que resulte acreditado el incumplimiento de limitaciones impuestas o de preceptos de esta Ordenanza, devengarán derechos de Servicio.

A efectos de imposición del derecho de servicio se considerará visita el desplazamiento del personal inspector, aún cuando no se realice siquiera el acceso al lugar de la inspección.

Toda persona natural o jurídica podrá denunciar ante el Ayuntamiento el anormal funcionamiento de cualquier actividad, instalación o vehículo comprendido en el Decreto 62/2006. Si la denuncia resultara injustificada, serán a costa del denunciante los gastos que origine la inspección.

Artículo 46. Sanciones, Recursos, Libro Registro.

Agotados los plazos sin que los requisitos hayan subsanado las deficiencias detectadas, el Alcalde, a la vista de los resultados de las comprobaciones llevadas a cabo y dando audiencia al interesado, dictará providencia imponiendo alguna de estas sanciones:

a) Multa.

b) Retirada temporal de la licencia, con la consiguiente clausura o cese de la actividad mientras subsista la sanción.

c) Retirada definitiva de la licencia concedida.

En el mismo escrito en que se efectúe la notificación de las multas, se concederá un nuevo plazo a los sancionados para que corrijan las deficiencias que motivaron la imposición de aquellas, al final del cual se girará la oportuna visita de comprobación, pudiendo retirarse la licencia y procediéndose, por tanto, a la clausura y cesación de la actividad después de impuestas tres multas consecutivas por reiteración en las faltas mencionadas.

Las sanciones que se indican en los presentes Artículos, se aplicarán sin perjuicio de que el Alcalde pase el tanto de culpa a los Tribunales de Justicia si se apreciase la existencia de materia delictiva en la actuación del titular de la actividad, tanto por lo que se refiere a los fraudes o manipulaciones dolosas, como por lo que a desacatos de que puede ser objeto dicha Autoridad. Contra las resoluciones del Alcalde, concediendo o denegando las licencias para el ejercicio de alguna de las "actividades", a que se refiere el Decreto 62/2006 y contra las sanciones que imponga el Alcalde en esta materia, se dará el recurso Contencioso-Administrativo, agotada previamente la vía administrativa.

Artículo 47. Actividades no incluidas en el Decreto 62/2006 por su escasa entidad

Solicitud.

Al solicitar la Licencia Municipal, se presentará por duplicado los siguientes documentos:

1º.- Instancia en modelo Oficial.

2º.- Estudio Técnico. El Estudio Técnico tendrá como mínimo los siguientes requisitos y documentos:

a) Memoria: Describirá el tipo de instalación a realizar, así como las medidas correctoras adoptadas, para subsanar los ruidos, vibraciones, evacuación de gases a la atmósfera, vertidos a cauces públicos y todas otras causas que atenten contra la sanidad ambiental.

b) Planos: Los de la instalación, con detalle de la potencia en CV, y emplazamiento.

c) Presupuesto: El general de la instalación.

Artículo 48. Modificación o instauración de usos.

Con la solicitud de licencia se acompañarán los siguientes documentos:

a) Memoria justificativa detallada del nuevo uso. Cuando el uso pretendido comprende el ejercicio de actividades industriales, deberán consignarse, además, la categoría y situación de las mismas.

b) Plano de emplazamiento a escala 1/500 en el que se exprese claramente la situación de la finca con referencia a las vías públicas. Indicando claramente si el edificio existente se ajusta o no a las alineaciones y rasantes.

c) Plano de plantas y fachadas con las secciones necesarias para su completa inteligencia. (Se admitirá la fotografía para sustituir los alzados de estado actual).

d) Indicación de los canales de acceso de los servicios y de las conexiones de carácter obligatorio con las redes de distribución existentes y expresión de las potencias y caudales establecidos en el caso de que estos se modifiquen sustancialmente.

e) Justificación específica de que el proyecto cumple, en su caso, las prescripciones relativas a prevención de incendios y reserva de espacios para aparcamientos.

f) Certificación expedida por facultativo competente acreditativa de que el edificio es apto para el nuevo uso, conforme a la normativa aplicable en función del mismo y con especial referencia al cumplimiento de las condiciones de estabilidad y de aislamiento térmico y acústico, cuando las condiciones originales se vean afectadas. Cuando la solicitud de licencia para modificar objetivamente el uso del edificio, viene aparejada a la realización de obras de ampliación o reforma, deberán cumplirse, además, las prescripciones establecidas para la clase de obras de que se trate.

Artículo 49. Suelos y áreas degradadas.

Se estará a lo dispuesto en el Real Decreto 9/2005 de 14 de enero por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados. Los titulares de actividades potencialmente contaminadoras del suelo estarán obligados a remitir antes de enero de 2007 informe preliminar de situación para cada uno de los suelos en los que desarrolla dicha actividad.

Las actividades agrícolas y ganaderas que puedan constituir focos difusos de contaminación del suelo y de las aguas naturales y subterráneas estarán a lo dispuesto en su normativa específica y en la relativa a zonas vulnerables.

Con respecto a las actuaciones en suelo urbano se ha de garantizar la inexistencia de afecciones sobre el suelo producidas por vertidos de aceites, grasas y combustibles procedentes de máquinas y motores tanto en las obras de edificación y urbanización como en el resto de actuaciones que necesiten licencias de obras, así como en otras actividades industriales y comerciales que pudieran estar realizándose en este tipo de suelo, como por ejemplo talleres mecánicos.

Del mismo modo se ha de garantizar la inexistencia de afecciones en suelos de uso industrial producidas por vertidos de cualquier sustancia peligrosa o por la generación de residuos, así como en actividades correspondientes a otros usos del suelo, como las agrícolas y ganaderas.

Artículo 50. Demolición de edificios.

1º.- Las solicitudes de licencia para demoliciones y derribo de construcciones, se presentarán suscritas por el interesado o por la persona que lo represente y por el facultativo designado para dirigirlas.

2º.- Con la solicitud se acompañarán como mínimo los siguientes documentos:

a) Plano de emplazamiento a escala 1/500.

b) Croquis de plantas, alzados y secciones.

c) Memoria técnica explicativa de las características de los trabajos, programa y coordinación de los mismos y precauciones a tomar con relación a la propia obra, vía pública y predios vecinos.

d) Documento acreditativo de que el peticionario asume la obligación de que las obras se ejecutarán por una empresa constructora competente, en la que haya un técnico titulado que cuide de la correcta ejecución de los trabajos, de acuerdo con los documentos presentados y con las órdenes de la dirección facultativa.

e) Fotografías en las que se pueda apreciar si existen elementos de interés especial para elAyuntamiento desde el punto de vista histórico artístico tradicional.

f) Comunicación de la aceptación de los facultativos designados como directores de las obras, visada por los Colegios Oficiales correspondientes.

3º.- Cuando se trate del derribo de edificios en ruina inminente, sin perjuicio de lo establecido en la legislación protectora de edificios de interés histórico-artístico, y previa resolución de la Alcaldía, podrá prescindirse del proyecto de derribo, si bien éste deberá ser dirigido por facultativo competentes, debiéndose presentar en un plano no superior a diez días una memoria descriptiva del proceso de demolición, con las precauciones adoptadas, presupuesto del mismo y a ser posible dos juegos de fotografías del edificio antes de su demolición.

4º.- Cuando se trate de órdenes de ejecución emanadas del Ayuntamiento, si el plazo dado es superior a un mes se procederá como en un derribo normal, con presentación del proyecto, si el plazo concedido es inferior, se procederá como si de una ruina inminente se tratara a los efectos de presentación de documentos.

Artículo 51. Instalación y funcionamiento de grúas.

1º.- Con la obtención de licencias para la instalación de grúas torre en la construcción se acompañarán los siguientes documentos:

a) Plano de ubicación de la grúa con relación a la finca donde se realice la obra y sus colindantes, con indicación de su altura máxima, posición de contrapeso, y de las áreas del barrido de la pluma y del carro del que cuelgue el gancho, así como de la altura de las edificaciones e instalaciones existentes en la zona de barrido. Si tuviera que instalarse en terreno vial, se indicará asimismo el espacio máximo a ocupar por la base de apoyo, y se deberá justificar la excepcionalidad de la ocupación.

* Posible ubicación de otras grúas torre en solares que estén situados dentro del radio de acción de la grúa objeto de licencia. En este caso tendrá que especificarse, entre otras cosas, área de barrido de la grúa o grúas colindantes, alturas de la pluma, etc., de tal forma que se tenga conocimiento de la posible incidencia, en cuanto a su instalación, de estas grúas con la que se pretende instalar.

* Cuando en un mismo solar se quieran ubicar dos o más grúas, se especificará concretamente este hecho, señalando sus áreas de barrido, así como la altura de las respectivas plumas, en orden a conocer los volúmenes de barrido coincidentes.

* En el supuesto de que la grúa que se pretende instalar tenga que desplazarse con asiduidad dentro de la obra, ello se reseñará debidamente, indicando sus posiciones más favorables en lo que es referente al área de barrido, altura de la pluma, etc.

b) Póliza de seguros con cobertura de la responsabilidad civil que pueda producir el funcionamiento de la grúa y su estancia en la obra por un importe no inferior a 150.000 euros, importe actualizable anualmente por acuerdo municipal. En caso de que la póliza de seguros cubra cualquier clase de riesgo de la empresa constructora, deberá hacerse mención expresa de que la póliza cubra igual y simultáneamente los riesgos individuales y derivados de la instalación y funcionamiento de cada una de las grúas que posea la empresa.

c) Certificación de la casa instaladora suscrita por técnico competente acreditativa del perfecto estado de los segmentos de la grúa a montar y de asumir la responsabilidad de su instalación hasta dejarla en perfecto estado de funcionamiento. En dicha certificación deberán hacerse constar las cargas máximas en las posiciones más desfavorables que puedan ser transportadas por la grúa, en los distintos supuestos de utilización que se prevean.

2º.- Para conceder la licencia de funcionamiento de la grúa, una vez instalada, se aportará adicionalmente el siguiente documento. Documento, visado por el colegio Oficial correspondiente y expedido por técnico competente, acreditativo de que éste asume el control de buen funcionamiento y la seguridad de la grúa mientras la misma permanezca en la obra, atendiendo especialmente a la base o cimentación de la misma, su estabilidad, etc.

3º.- En el supuesto de que se desplace o traslade la grúa dentro de la misma obra se solicitará nueva licencia.

Sección quinta: Definiciones.

Artículo 52. Definiciones.

- Alineación

Las alineaciones marcadas en los planos se considerarán límites entre las parcelas de dominio privado y los espacios libres, vías, calles, plazas, zonas verdes, etc. de uso y dominio públicos.

- Altura de la edificación.

Es la distancia vertical entre la rasante y la cara inferior del forjado de la última planta. La rasante se tomará en el punto medio de la fachada. Se expresa en metros.

Altura máxima de cumbrera.

La altura máxima de cumbrera se establece en un plano horizontal situado a 4 metros por encima de la cara inferior del forjado de cubierta de la edificación.

- Cumbrera

Es el punto más alto de intersección de los faldones de la cubierta.

- Cubiertas

Pueden distinguirse dos tipos: planas e inclinadas. En este último caso, se definen las siguientes condiciones:

a) Anchura máxima del alero (cm)

b) Pendiente máxima de la cubierta (%)

c) Altura máxima desde la cumbrera hasta la cara inferior del forjado de techo de la última planta (m)

- Edificabilidad.

Se define la edificabilidad máxima mediante un coeficiente que determina la relación entre la edificabilidad total y la superficie neta de la parcela, expresado en metro cuadrado de techo por metro cuadrado de suelo (m2t/m2s).

Computarán todas las superficies construidas cubiertas y cerradas de la planta baja y de las alzadas. Las superficies cubiertas abiertas computarán el 50% en las plantas alzadas.

No computarán para el cálculo de la edificabilidad las superficies de las plantas de sótano y semisótano, la superficie de la planta de bajocubierta siempre que no se destine a usos residenciales, las superficies no cubiertas de las plantas alzadas ni las superficies abiertas a la vía pública de la planta baja.

- Fondo, o Fondo Edificable.

Distancia desde la alineación, medida sobre una recta perpendicular a la misma, que establece un límite a la edificación por la parte posterior. Se estable un fondo máximo, en metros, que podrá ser igual para todas las plantas del edificio o especifico para la planta baja.

- Línea de separación entre zonas de ordenación

Separa ámbitos de ordenación homogénea en cuanto a parámetros edificatorios y destino del suelo. Puede coincidir con la alineación. En este caso tendrá la considerará de alineación.

- Línea de soportal

Marca con carácter vinculante el retranqueo obligatorio de la planta baja respecto a la alineación.

- Número de Plantas

Se define el número de plantas mediante la expresión B + x, donde B hace referencia a la planta baja y x al número de plantas alzadas. En este parámetro no se consideran incluidas las plantas de sótano, semisótano ni bajocubierta.

Sin embargo, la planta bajocubierta se contabilizará dentro del número de plantas fijado cuando la distancia entre la línea de la cornisa y el forjado de la planta bajo cubierta sea igual o mayor de 1.20 m.

Se define también, en cada caso la altura máxima de cada planta (medida entre las caras inferiores de los forjados correspondientes), obteniéndose la altura total de la edificación mediante la suma de las mismas.

- Ocupación

Se define como la superficie de la proyección horizontal de las edificaciones sobre la parcela, incluso la edificación bajo rasante. Se indica la ocupación máxima mediante un coeficiente que determina la relación entre la ocupación total y la superficie de la parcela, expresado en %. Podrá expresarse también mediante un valor absoluto, en m2

- Parcela.

Es la unidad de suelo susceptible de ser edificado.

- Planta Baja

Es aquella planta en la que la cara inferior del forjado del suelo o de la solera, se encuentre en todos sus puntos por debajo de un plano horizontal situado un metro por encima de la rasante transversal media, estando la cara inferior del forjado del techo por encima de este plano

- Plantas Alzadas

Aquellas situadas por encima de la planta baja

- Bajocubierta

Es la planta situada entre la cubierta y el forjado de techo de la última de las plantas alzadas.

La planta bajocubierta tendrá la consideración de planta alzada si la distancia entre la línea de la cornisa y el forjado de la planta bajocubierta es igual o mayor de 1.20 m.

- Rasantes.

Se entenderá por rasante el nivel del acerado en la alineación. Toda edificación deberá ajustarse a las alineaciones y rasantes oficiales y, en su defecto, a las reales o actuales, o, las provisionales que para una parcela específica, para una parte o la totalidad de un núcleo sean señaladas por el Ayuntamiento.

- Retranqueo.

Distancia mínima a la que debe de quedar cualquier punto de la edificación (vuelos, cubierta, porches, escaleras, etc.) desde los límites de la parcela, excepto sótanos y semisótanos. Se establecen retranqueos a la alineación y a los linderos, expresados ambos en metros.

- Semisótanos.

Es aquella planta en la que la cara inferior del forjado del techo se encuentra en todos sus puntos por debajo de un plano horizontal situado un metro por encima de la rasante transversal media.

A los efectos de esta definición debe entenderse como techo la cara inferior del forjado correspondiente.

- Sótanos.

Es aquella planta en la que la cara inferior del forjado del techo se encuentra en todos sus puntos por debajo de la rasante transversal media de la parcela.

- Superficie de techo edificable.

Expresada en m2t. Indica la suma de todas las superficies cubiertas cerradas de las plantas situadas sobre rasante, así como los cuerpos salientes cerrados, y los abiertos en la proporción señalada para las viviendas de Protección Oficial (según los casos 100 % y 50 %). Incluye las edificaciones o cuerpos de edificación auxiliares y las existentes que se conserven.

No computarán para el cálculo las superficies de las plantas de sótano y semisótano, la superficie de la planta de bajocubierta siempre que no se destine a usos residenciales, las superficies no cubiertas de las plantas alzadas ni las superficies abiertas a la vía pública de la planta baja.

- Usos.

Uso característico: Se denomina uso característico aquél que, en primer lugar es considerado por la ordenación establecida por este Plan General Municipal para una parcela determinada.

Uso compatible: Se define como uso compatible aquel que, introducido en una zona en la que no es predominante, no implica alteraciones sustanciales en el tejido existente.

Uso prohibido: Se define como uso prohibido aquel que implicaría alteraciones sustanciales en el tejido existente.

- Vuelos

Se entienden por vuelos aquellas partes de las plantas alzadas que sobresalen de la alineación. Se establecen las siguientes condiciones:

a) Longitud máxima, definida mediante un porcentaje de la longitud de la alineación (%)

b) Fondo máximo, que podrá ser absoluto (cm), o relativo, cifrado en un porcentaje de la anchura del vial

c) Altura mínima sobre la rasante (m)

Artículo 53. Definiciones de usos

Residenciales:

En general son los destinados a la residencia de las personas. Dentro de este grupo se incluyenlos espacios libres privados al servicio de las viviendas.

Vivienda unifamiliar: es la situada en parcela independiente, en edificio aislado o adosado a otro, de vivienda o distinto uso, y con acceso exclusivo.

Vivienda colectiva: edificio constituido por viviendas con accesos comunes.

Vivienda de guarda o vinculada a actividad: vivienda vinculada a uso por el guarda o propietario de una actividad inseparablemente unida. La vivienda nunca podrá desvincularse de la actividad.

Hotelero: es el uso correspondiente a los edificios o parte de los mismos destinado al alojamiento colectivo, normalmente temporal. Se incluyen residencias, albergues, pensiones, hoteles, moteles, casas de huéspedes y casas rurales.

Resto de usos:

Industrial: es el uso que comprende una actividad de transformación de materias, montaje, tratamiento, etc. así como almacenes para guarda, conservación y distribución de productos naturales o manufacturados.

Industrias artesanales: son aquellas de las anteriores que se distinguen por la transformación principal realizada de forma artesanal y que no generan molestias incompatibles con el uso residencial, siempre que la superficie máxima sea inferior a 300 m2, en caso de superarse esta superficie pasarán a ser consideradas uso industrial.

Almacenes agrícolas: son aquellos cuyo uso es el de almacenaje de productos agrícolas sin transformar vinculados directamente a la actividad agrícola, tales como almacenes de grano, silos de grano, almacenes de frutas, verduras, hortalizas, patatas, etc.

Agropecuarios, pabellones ganaderos: son los edificios o parte de los mismos destinados al uso ganadero de cría, engorde, estabulación, etc. de animales, tales como granjas de cerdos, pollos, vaquerías, establos de lanares, etc.

Garaje-aparcamiento: uso destinado a la guarda o estancia de vehículos de turismo, así como espacios anexos vinculados tales como pasos, escaleras, depósitos para venta de vehículos, etc.

Terciario, locales comerciales y tiendas: son los usos de aquellos edificios o parte de los mismos dedicados a la venta de productos o artículos tales como alimentos, ropa, electrodomésticos, mobiliario, libros, papelería, etc. Se incluyen así mismo los espacios vinculados tales como aseos, vestuarios, etc.

Oficinas: Se incluyen los edificios o parte de los mismos en los que predominen actividades administrativas o burocráticas de carácter público o privado, Banca, Bolsa, despachos profesionales y similares.

Equipamientos: Son aquellos usos vinculados directamente con el servicio. Pueden estar vinculados a la Administración, local, provincial o nacional o tener carácter privado. Se incluyen también dentro de estos usos consultorios, clínicas, hospitales, tanatorios, escuelas, guarderías, usos religiosos, etc.

Espectáculos públicos, culturales e instalaciones turístico-recreativas: son aquellas actividades o usos dedicados al público con carácter cultural o recreativo tales como cines, teatros, conciertos, salas de exposiciones, salas de conferencias, campos deportivos, pistas deportivas, estadios deportivos, boleras, gimnasios, restaurantes, cafeterías, bodegones, discotecas, clubes, pubs, salas de fiesta, bingos, salones recreativos, etc.

Zonas verdes y espacios libres públicos: Son los que se dan en zonas de uso y dominio público destinadas a parques y jardines.

Infraestructuras: Usos correspondientes a redes de servicio, por ejemplo redes de abastecimiento de agua, saneamiento, depuradoras, redes eléctricas y transformadores.

Espacio libre privado: Es el complementario a la vivienda para disfrute de los espacios libres.

Otros: Quioscos, juegos infantiles.

Sección sexta: Normas de carácter general.

Artículo 54. Régimen Urbanístico del suelo.

La Normativa clasifica todo el término municipal en tres categorías. Suelo urbano, no urbanizable y urbanizable

El suelo urbano a su vez se divide a su vez en dos categorías:

- Suelo urbano consolidado.

- Suelo urbano no consolidado.

- Suelo no urbanizable.

Suelo urbanizable, será todo aquel que no esté clasificado como suelo urbano o no urbanizable.

A su vez se subdivide en:

- Suelo urbanizable delimitado

- Suelo urbanizable no delimitado.

Artículo 55. Sistemas generales

Como Sistemas Generales se definen la carretera LR-309, la LR-111, y la LR-203, y se incluye la prevista autovía A-12. Se incluye como Sistema General la glorieta prevista en la intersección de la LR-203 y la LR-309 dentro del núcleo urbano.

Artículo 56. Ruidos y vibraciones.

En materia de ruidos y vibraciones se estará a lo dispuesto, con carácter general, en la Ordenanza Municipal reguladora sobre control de la contaminación por ruidos y vibraciones, que acompaña como anexo a la presente Normativa.

Artículo 57. Régimen de usos.

En materia de usos, se establecerá para cada zona, en su respectiva ficha, el uso característico, los compatibles y prohibidos. Dicha clasificación será vinculante a la hora de realizar un nuevo uso del suelo.

A continuación se especifican las condiciones particulares de algunos usos. El resto de usos deberán ajustarse a las disposiciones vigentes en la materia.

Artículo 58. Vivienda

Vivienda unifamiliar se considera la situada en parcela independiente, en edificio aislado o adosado a otro con acceso exclusivo.

Vivienda colectiva se considera el edificio constituido por viviendas con accesos comunes.

Los apartamentos no se consideran categoría distinta a la de vivienda, deben cumplir las condiciones de vivienda mínima.

No se permiten viviendas independientes en sótanos o semisótanos. En todo caso el programa principal, estar, cocina y dormitorios, se situará sobre rasante.

Toda vivienda debe ser exterior, por lo tanto debe cumplir una de las siguientes condiciones:

- Tendrá huecos a calle o plaza.

- Recaerá a un espacio libre unido a calle, plaza o espacio cerrado en el que se pueda incluir en planta un círculo de 16 metros de diámetro, siempre que su abertura sea como mínimo de seis metros y que su profundidad sea igual o menor a vez y media la anchura.

- Recaerá a un espacio cerrado con un ancho mínimo de dos tercios de la altura entre el nivel de piso de la vivienda y la altura máxima de coronación permitida, en el muro opuesto.

Toda vivienda contará al menos con un estar-comedor-cocina, un dormitorio de dos camas y un aseo con lavabo, inodoro y ducha.

Todas las habitaciones y cocina contarán con luz y ventilación directas. Todas las habitaciones serán independientes entre sí. El cuarto de aseo o baño tendrá entrada independiente.

Artículo 59. Secado de ropa.

Toda vivienda contará con un sistema de secado de ropa, que podrá ser uno de los siguientes:

- Tendederos en patios de parcela interior.

- Tendederos a patio de manzana cerrada.

- Secadoras de aire caliente o similares.

La capacidad de secado será proporcional al programa de la vivienda, con un mínimo de 5 metros de cuerda para viviendas de hasta dos dormitorios, y de 7,50 metros para viviendas de más de dos dormitorios. El tendedero tendrá una superficie mínima de 2 metros cuadrados.

Artículo 60. Basura.

Queda prohibida la instalación de vertederos de basuras, así como trituradores de residuos con vertido a la red de alcantarillado.

Artículo 61. Aparcamiento.

1º.- Se permite el uso de aparcamiento en planta baja, semisótanos y sótanos, siempre que la finca no esté situada en vías en las que, por su tránsito o especiales características urbanísticas, elAyuntamiento prohíba el tráfico rodado y el uso de aparcamiento.

2º.- Los aparcamientos se permiten en todas aquellas calles con un ancho superior a los cinco metros, quedando prohibido en aquellas que no cumplan con esta condición.

3º.- Las rampas de acceso tendrán una pendiente máxima del 16% en tramos rectos y del 12% en los curvos, con un espacio horizontal de 5 m. de fondo desde la acera hacia el interior con una pendiente máxima del 5 %. La anchura de la rampa no será inferior a tres metros.

En el caso de acceso unitario o doble en viviendas unifamiliares, las rampas de acceso podrán tener una pendiente en tramos rectos de un 20 % con el espacio horizontal de 3 m. de longitud y un 10 % de pendiente. Para que sea aplicable esta reducción, será condición inexcusable que el vallado o cerco laterales a la salida de la rampa permitan una buena visibilidad sobre el vial.

4º.- La altura libre mínima en sótano será de 2,2 m.

5º.- El recinto del aparcamiento deberá quedar aislado del resto de la edificación por muros o forjados resistentes al fuego y con suficiente aislamiento acústico.

6º.- Será obligatoria la previsión de aparcamientos en planta baja o sótano en número no inferior a una plaza por vivienda en todos aquellos edificios que tengan igual o más de 10 viviendas (o apartamentos). Cuando se trate de residencias u hoteles, tres camas equivaldrán a una vivienda.

7º.- Las dimensiones mínimas de la plaza normalizada de aparcamiento serán de 2,20 metros de anchura por 4,50 metros de profundidad y contará con acceso directo a los pasillos de circulación. Las que no cumplan con estas exigencias serán admitidas pero no computarán a los efectos del cumplimiento del número de plazas mínimo. Las plazas dobles contarán como normalizadas ambas exclusivamente en viviendas unifamiliares, en el resto de los casos sólo contabilizará la exterior.

8º.- Las plazas no normalizadas especificarán claramente su carácter en los planos de proyecto con la leyenda "Plaza que no reúne los requisitos mínimos exigidos por las Normas Urbanísticas". Dicha especificación se hará constar en las transferencias de propiedad, presentando compromiso el promotor en tal sentido.

9º.- Cuando existan pilares, se admitirá medir la anchura a ejes de los mismos, si bien la dimensión mínima libre entre sus caras no será inferior a 2,50 metros.

10º.- El pasillo mínimo de circulación es una banda de 3 metros de ancho con un radio mínimo interior de 1,50 metros y exterior de 4,50 metros. Si el pasillo es de doble sentido la banda mínima será de 4,50 metros.

11º.- Cuando al pasillo den aparcamientos en batería la dimensión mínima del pasillo será de 4,50 metros. Si los aparcamientos son en línea la plaza normalizada tendrá una longitud mínima de 5 metros. Para las maniobras de acceso a plaza, las trayectorias de entrada y salida quedarán libres de obstáculos con un radio exterior igual o superior a 4,50 metros.

Artículo 62. Locales comerciales y tiendas.

1º.- El uso de locales comerciales y tiendas se permite en todas las plantas del edificio, siempre que el uso de local comercial y tiendas esté permitido en la ficha de esa determinada zona.

2º.- En el caso de que en el edificio exista uso de viviendas, deberán tener acceso independiente y sólo podrán situarse los locales y tiendas en planta baja y primera.

3º.- Todo local o tienda contará con un aseo con lavabo e inodoro. El inodoro no podrá dar directamente al local o tienda, pudiendo el vestíbulo contener el lavabo.

4º.- Se instalarán las medidas necesarias para garantizar al vecindario y viandantes la supresión de molestias por ruidos, olores, humos, etc.

5º.- Cuando los locales se desarrollen en varias plantas, las de sótano no podrán destinarse al acceso público, salvo para aseos.

6º.- No se admiten locales independientes en planta sótano.

Artículo 63. Oficinas.

1º.- Se instalarán las medidas necesarias para garantizar al vecindario y viandantes la supresión de molestias por ruidos, olores, humos, etc.

2º.- Cuando las oficinas se desarrollen en varias plantas, las de sótano no podrán destinarse al acceso público, salvo para aseos.

3º.- En el caso de que en el edificio exista uso de viviendas, deberán tener acceso independientey sólo podrán situarse en planta baja y primera. Se permiten en el resto de las plantas cuando estén incluidas en el programa de vivienda.

Artículo 64. Espectáculos Públicos, culturales e instalaciones turístico-recreativas.

1º.- Les será de aplicación además de las prescripciones de la legislación general, fundamentalmente el Reglamento de Espectáculos, todas las condiciones establecidas para el uso de locales comerciales.

2º.- En aquellos locales, que por tener cocina u oficio en que se confeccionen y preparen comidas (Bares, Cafeterías, Restaurantes, etc.) se dispondrá de la conveniente evacuación de humos y olores por los conductos generales del edificio (si estuviesen preparados al efecto) o por conductos independientes.

3º.- En aquellos locales, tales como Bares, Cafeterías, Restaurantes, en los que el Ayuntamiento estime que pueden producirse humos y olores procedentes de cocinas y oficios, deberán disponerse conductos de ventilación que sobresalgan al menos en 40 cm por encima de la cubierta del edificio.

4º. El uso cultural no tiene limitaciones superficiales ni de situación.

Artículo 65. Equipamientos.

1º.- Se prohíben expresamente los usos de Prisiones y Manicomios. No obstante podrán ser autorizados excepcionalmente por la corporación municipal adoptándose las medidas correctoras y preventivas necesarias y que se consideren oportunas por la corporación.

2º.- Los demás usos institucionales tales como Conventos y Monasterios, Centros Parroquiales y Capillas, Enseñanza en todos sus grados y especialidades, etc., podrán instalarse sin más limitaciones que las establecidas para la parcela de su situación y las condiciones de usos que les sean aplicables (las de vivienda para las instituciones predominantemente residenciales).

Artículo 66. Usos agropecuarios.

1º.- Se prohíben las granjas, vaquerías, establos, y en general todo tipo de explotación ganadera dentro del casco urbano.

2º.- Asimismo se permitirá la cría de animales pequeños (conejos, gallinas, patos, etc.) siempre y cuando sean para exclusivo consumo familiar. En todo caso, el Ayuntamiento podrá exigir un Informe Sanitario favorable en el que se demuestre la inexistencia de peligros sanitarios y molestias para la vivienda y vecindario.

Dada la extraordinaria incidencia negativa del porcino, se prohíbe expresamente su estancia en el ámbito de estas Ordenanzas, salvo en el número de animales necesarios para el estricto consumo familiar (matanza), que como máximo pueden ser dos ejemplares para engorde (dos cerdos "gordos") y una reproductora (cerda "madre"), o tres ejemplares, en total, para engorde.

3º.- En las mismas condiciones de explotación familiar se permite la guarda de maquinaria y aperos de labranza, así como el almacenamiento eventual de productos agrícolas de cosecha propia.

4º.- Todos los usos enumerados en este artículo se permiten en planta baja, debiendo ser independiente de la vivienda y locales del edificio. Únicamente en el caso de bodegas familiares se tolera su situación bajo rasante. Igualmente se tolera el uso de los desvanes resultantes bajo cubierta para la aireación y secado de los productos alimenticios de consumo familiar.

Sección séptima: Condiciones técnicas y constructivas.

Artículo 67. Normas técnicas generales.

Se deberá justificar el cumplimiento específico de la normativa reseñada a continuación, o de la que la sustituya, así como del resto de la reglamentación técnica de obligado cumplimiento.

Condiciones de habitabilidad. En las viviendas, deberán cumplirse las Normas de habitabilidad de La Rioja, aprobadas mediante Decreto 51/2002 de 4 de octubre

Condiciones de accesibilidad. Será de aplicación obligada el Reglamento de Accesibilidad aprobado por Decreto 19/2000, en aquellas actuaciones edificatorias indicadas en la disposición undécima, capitulo 3.

Condiciones acústicas: Deberán cumplirse las determinaciones de la Norma Básica NBE-CA-82 sobre condiciones acústicas en los edificios. (Esta norma será sustituida por el CTE-HR, Documento Básico de Protección contra el Ruido cuando entre en vigor)

Condiciones térmicas: Deberán cumplirse las determinaciones del CTE-HE Documento Básico Ahorro de Energía.

Condiciones de protección contra incendios. Se seguirán las determinaciones del CTE-SI, Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio.

Condiciones exigibles a las estructuras. En lo referente al cálculo de las cargas que afectan a la edificación se seguirá la Norma Básica NBE-AE-88, sobre acciones en la edificación (Esta norma será sustituida por el CTE-SE-AE, Documento Básico de Seguridad Estructural Acciones en la Edificación, cuando entre en vigor). Para estructuras de hormigón se seguirá la Instrucción de hormigón estructural EHE, aprobada por Real Decreto 2661/98. Para estructuras metálicas se seguirá la Norma Básica NBE-AE-95 sobre estructuras de acero en los edificios (Esta norma será sustituida por el CTE-SE-A, Documento Básico de Seguridad Estructural Acero, cuando entre en vigor). En el caso de muros de carga de ladrillo, se aplicará la Norma Básica NBE-FL-90 sobre muros resistentes de fábrica de ladrillo (Esta norma será sustituida por el CTE-SE-F, Documento Básico de Seguridad Estructural Fábrica, cuando entre en vigor).

Será de aplicación el resto de Documentos Básicos de Seguridad Estructural del CTE cuando los mismos entren en vigor.

Condiciones exigibles a las cubiertas. Deberán cumplirse las determinaciones de la Norma Básica NBE-QB-90 sobre cubiertas con materiales bituminosos. (Esta norma será sustituida por el CTE-

HS, Documento Básico de Salubridad, cuando entre en vigor)

Condiciones exigibles a las instalaciones. Se cumplirán el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión REBT, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios RITE y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, así como la Ley para el acceso a la Infraestructuras comunes de telecomunicación ICT y el Reglamento de Aparatos Elevadores. Deberán cumplirse las determinaciones del CTE-HE Documento Básico Ahorro de Energía.

Condiciones de control de calidad en la construcción. Se cumplirá el decreto 14/1993 sobre disposiciones mínimas de control de calidad del Gobierno de La Rioja

Condiciones de seguridad en la construcción. Se cumplirá el Real Decreto 1627/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.

Seguridad de Utilización. Se cumplirá el CTE-SU Documento Básico de Seguridad de Utilización.

Código Técnico de la Edificación. Además de los documentos anteriormente indicados serán de aplicación tanto el Código Técnico de la Edificación como los Documentos Básicos que lo desarrollen según los mismos entren en vigor.

Artículo 68. Escaleras, ascensores y portales.

Se estará a lo dispuesto en la CTE-DB-SI, así como a las posibles modificaciones que se realicen de esta norma.

En viviendas unifamiliares la huella mínima será de 25 cm y la tabica máxima de 19 cm y su anchura superior a 90 centímetros.

Artículo 69. Instalaciones.

1º.- Las nuevas construcciones que por cambio de alineaciones pudieran afectar a la ubicación de centros de transformación existentes, deberán prever la restitución de los mismos siendo costeada dichas modificaciones por el promotor.

2º.- Serán preceptivas las siguientes instalaciones; instalación eléctrica para alumbrado y usos domésticos, instalación de agua fría y caliente. Estas instalaciones tendrán que cumplir las reglamentaciones particulares que para cada una de ellas se hallen vigentes.

3º.- Todos los aparatos provistos de desagüe, incluso sus rebosaderos dispondrán de sifón hidráulico, registrable y accesible.

4º.- Las bajantes de fecales serán independientes de las de pluviales. Todas las bajantes estarán ventiladas en cubierta.

5º.- Los tubos serán de gres, fundición, fibrocemento o cemento bituminizado. Se admitirán también los de materiales plásticos, autorizados por la Dirección General de Arquitectura, Economía y Técnica de Construcción. Se admite el Zinc y el plomo para pluviales.

Su sección no será nunca inferior a 8 cm, y tendrán un desarrollo vertical o con inclinaciones nosuperiores a 30º.

Se aconseja que vayan por el exterior, protegiendo los dos primeros metros desde la acera contra su posible rotura.

6º.- Se dispondrá una red interior de evacuación del edificio con los ramales secundarios necesarios para que un ramal principal conduzca todas las aguas fecales y de lluvia a la red general de evacuación. Los materiales exigidos son los mismos que para tuberías bajantes de fecales.

Asimismo se dispondrá una arqueta en el ramal principal, situada en el interior de la finca e inmediatamente anterior a la unión con la red general de saneamiento.

Sección octava: Condiciones de composición y estéticas.

Artículo 70. Composición de los edificios.

1º.- Sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación vigente y en las Normas, la composición de los edificios y sus fachadas será libre.

2º.- En edificios construidos y a partir de la planta baja no podrán efectuarse, cambios de carpintería exterior, materiales de revestimiento, color o textura de los acabados, cerramientos de terrazas y tendederos, etc. En parte de la fachada sin que previamente se presente proyecto conjunto de la fachada con la solución unitaria o global más adecuada, que deberá ser aprobado por el Ayuntamiento, que podrán apreciar los factores de uniformidad y composición necesarios para que la fachada no resulte de efecto desordenado y caótico.

3º.- Por idénticas razones se prohíben cualquier tipo de tejavanas, cristaleras y tinglados de escasa entidad y mal encaje con los materiales del resto del edificio situado en áticos, terrazas, balcones, etc., sin que previamente se presente proyecto unitario que merezca la aprobación del Ayuntamiento.

En todos los casos se deberá cumplir las condiciones de volumen permitidas, sin que pueda aumentarse la superficie o volumen cerrada como máxima en vuelos ni pueda incrementarse el aprovechamiento general fijado por las Ordenanzas.

Artículo 71. Conservación y ornato Públicos.

1º.- Sin perjuicio de lo establecido en la Ley del Suelo, el Ayuntamiento en Pleno podrá acordar con arreglo a las facultades que la ley le concede, condiciones de ornato públicos de terrenos, edificios, carteles, anuncios, etc. con carácter general o para determinadas zonas o calles.

2º.- En cualquier caso, los paramentos verticales de los edificios deberán ser tratados como obra acabada sin permitir fachadas o medianerías de material soporte no preparado para ser visto, sin cubrir o revocar en armonía con el resto del edificio.

3º.- No se permitirán tratamientos inferiores para las plantas altas o ampliaciones, excepción hecha de las diferencias que se acusen entre plantas bajas y de pisos a la manera tradicional del lugar.

4º.- Se establece la obligatoriedad de canalización subterránea de las líneas para conducción de energía eléctrica, telefónicas y telegráficas, en todo el ámbito de estas Ordenanzas.

Artículo 72. Normas para la conservación de las constantes típicas más interesantes.

Sin perjuicio del establecimiento de Ordenanzas al respecto, más aquilatadas y concretas, las construcciones se deberán atener a las siguientes:

1º.- Quedan prohibidas las cubiertas planas y aterrazada s total o parcialmente en más de un 50% del faldón correspondiente. Todas las cubiertas serán de teja color rojizo, quedando prohibido cualquier otro material como acabado de cubierta (fibrocemento, pizarra, etc) salvo en los edificios públicos promovidos por la administración, que en cualquier caso justificarán la adopción de otras soluciones y deberán contar con aprobación explícita del ayuntamiento. Se podrán instalar placas solares en las cubiertas de los edificios, debiendo quedar ocultas y protegidas desde la calle. La pendiente máxima para cubiertas será del 60% y se resolverán a dos o cuatro aguas.

2º.- Se deberán utilizar como materiales de fachada los tradicionales. Predominarán los colores ocres.

3º.- Se prohíbe expresamente el chapeado en fachadas, así como el hormigón visto, cerramientos de bloque de vidrio y muros cortina o similares.

4º.- Los canalones y bajantes que queden vistos desde la vía pública se realizarán en cobre o material de color similar.

5º.- Se prohíben las carpinterías en el color natural del aluminio. Para las existentes, se procurará darles un tratamiento de pintura mate, oscura.

6º.- No se excluyen otras soluciones que se justifiquen, pero ello requerirá documentación de análisis de los precedentes utilizados, de adecuación a los edificios colindantes y de fundamentación rigurosa de la solución propuesta.

Artículo 73. Edificios de valor histórico-artístico o ambiental.

Los edificios señalados como de valor histórico-artístico o ambiental, son los recogidos en el Catálogo de Protección y se les aplicarán las siguientes normas:

1º.- Las obras de reforma se realizarán conservando todos los elementos arquitectónicos que dan carácter al edificio, y si se encontraran elementos ocultos que anteriormente no estuviesen visibles, se procurará devolverles su antigua función armonizándoles con los nuevos que se precisan para la función por la cual se hace reforma.

2º.- Está prohibida su demolición o reforma sin permiso del Consejo Superior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja u organismo que lo sustituya.

Sección novena: Condiciones de seguridad

Artículo 74. Seguridad y solidez en construcciones.

Toda construcción habrá de reunir, con sujeción a las disposiciones generales, las condiciones de solidez que la estática requiera, bajo la responsabilidad de la dirección facultativa de la obra.

Esto no obstante, el Ayuntamiento podrá comprobar las indicadas condiciones sin que ello represente obligación ni responsabilidad para él de ningún género.

Los propietarios están obligados a conservar los edificios y construcciones en perfecto estado de solidez, a fin de que no causen daño a personas o bienes.

Artículo 75. Vallas de precaución y vallado de obras.

En toda obra de nueva planta, derribo o reforma de fachadas se colocarán vallas de protección mientras duren las obras de 2 m como mínimo de altura. El espacio que podrá ocuparse con la valla de precaución estará en proporción con al anchura de la calle, pero en ningún caso podrá adelantarse más de 1 m contados desde la línea de fachada. La Alcaldía, previo informe técnico, y a fin de posibilitar adecuadamente el tránsito de peatones, podrá alterar las anteriores características y la sustitución de la valla por otro sistema de protección.

Cuando se trate de obras circunstanciales que no supongan una necesidad de vallado de precaución, se atajará el frente con una cuerda, junto a la cual se mantendrá un operario para dar los avisos oportunos a los transeúntes.

Una vez finalizadas las obras indispensables en la planta baja, se sustituirá la valla de precaución por una protección volada a más de 3 m o sobre pies derechos.

La anchura de la protección, altura y ángulo de los petos de la plataforma y en su caso la colocación de más plataformas, redes u otras protecciones, se ejecutarán con arreglo a las características del edificio, debiéndose garantizar la seguridad de los viandantes y cumpliendo, en su caso, la normativa legal que le sea de aplicación.

Será obligatoria la instalación de luces de señalización con intensidad suficiente en cada extremo o ángulo saliente de las vallas.

Entendiéndose la instalación de las vallas con carácter provisional en tanto duren las obras, cuando éstas se interrumpan durante más de un mes deberá suprimirse la valla y dejar libre el tránsito público, sin perjuicio de adoptar las pertinentes medidas de precaución.

Se colocarán lonas o redes de protección de la vía pública entre los forjados de las plantas mientras se realicen en éstos trabajos que comporten peligro para los peatones.

Mientras dure la edificación o reparación de una casa que ofreciese peligro o dificultad para el tránsito por las calles, se atajará en las inmediaciones de la obra en la forma que para cada caso determine la autoridad municipal.

Los materiales se colocarán y prepararán dentro de la obra y cuando no fuera posible, la colocación y preparación se hará en el punto o espacio que la autoridad municipal designe.

Artículo 76. Protección del arbolado y Servicios Urbanísticos.

Cuando se realicen obras próximas a una plantación de arbolado, servicio o tendido existente, se atenderá a respetarlos, estableciendo las protecciones necesarias para que no se les dañe. Cuando a pesar de ello sea necesario afectar parcial o totalmente los servicios o arbolado existente se atendrá a hacerlo previa autorización del servicio correspondiente, y en el caso del arbolado coincidiendo con la época de reposo vegetal, debiéndose cortar con hacha las raíces alcanzadas de grueso superior a 5 cm, que se cubrirán con cualquier cicatrizante de los existentes en el mercado y procediendo al retapado de las raíces en un plazo no superior a tres días desde la apertura de la zanja, regándose a continuación.

Queda prohibido depositar cualquier tipo de materiales de obra en los alcorque s del arbolado, verter ácidos, jabones o cualquier otra clase de productos nocivos y utilizar el arbolado para clavar carteles, sujetar claves o cualquier otra finalidad análoga de la que pueda resultar perjuicio para aquel.

Tanto en el diseño de nuevos espacios verdes públicos o privados como en los ya existentes se dejarán zonas libres de arboleda en las proximidades de líneas eléctricas de alta tensión que hayan de mantenerse con los criterios en cuanto a distancias establecidas en el Artículo 35º del Reglamento de Líneas Eléctricas aéreas de Alta Tensión.

Artículo 77. Aparatos elevadores y Grúas torre.

Los aparatos elevadores de materiales y las grúas torre no podrán situarse en la vía pública, y sí en el interior de la casa o solar o dentro de la valla de precaución, salvo casos excepcionales y con autorización pertinente.

La instalación de estos aparatos se ajustará a las disposiciones generales reguladoras de la materia. En el caso de las grúas torre, como norma general, el carro del que cuelga el gancho de la grúa no podrá rebasar el espacio acotado por los límites del solar y la valla de precaución. No obstante, en casos debidamente justificados podrá permitirse rebasar el límite citado siempre que por parte del facultativo directos de la obra se proponga una solución complementaria o sustitutiva de la mencionada valla que garantice la seguridad de la utilización de la vía pública.

Si, por las dimensiones del solar, el área del funcionamiento del brazo hubiere de rebasar el espacio acotado por los límites del solar y la valla de obra, deberá hacerse constar expresamente esta circunstancia, así como el compromiso de adoptar las máximas prevenciones para evitar contactos con líneas de conducción eléctrica, áreas de barrido de otras grúas, elementos situados en la cubierta de las edificaciones, etc.

En los supuestos excepcionales del presente Artículo, el otorgamiento o denegación de la licencia será facultad discrecional del Ayuntamiento.

Artículo 78. Cerramiento de solares.

Cuando existe algún solar sin edificar o se produzca el derribo de una finca, sin que se prevea su construcción en el plazo máximo de tres meses, será obligatorio adoptar las siguientes disposiciones alternativas:

a) Cercar los solares en alineación oficial con una valla o cerca opaca convenientemente acabada y con espesor suficiente para asegurar su solidez y conservación. Su altura será como mínimo de 2 metros.

b) Alternativamente se podrá realizar un tratamiento superficial del suelo consistente en la extensión de una capa de pavimento que impermeabilice el mismo, la realización de las convenientes pendientes para el desagüe y drenaje de las aguas de lluvia así como la completa consolidación de las edificaciones circundantes para evitar que puedan producirse desprendimientos que afecten al uso que se pretende. En estos casos el solar deberá ponerse a disposición del Ayuntamiento para su utilización como aparcamiento, zonas de juego y de recreo, pudiéndose establecer los convenios correspondientes para utilización pública.

Artículo 79. Obras de excavación de sótanos.

Para la excavación de sótanos que puedan afectar por su proximidad a los servicios de agua, electricidad y pavimentación de aceras y calzadas deberá presentarse junto con los documentos exigidos para obtener la licencia el procedimiento constructivo para realizar las obras de excavación y cimentación, suscrito por técnico competente, que garantice la no afección del viario público.

Artículo 80. Deber de conservación.

1º.- Los propietarios de las edificaciones deberán conservarlas en buen estado de seguridad, salubridad y ornato público.

2º.- El procedimiento para exigir el deber de conservar, podrá iniciarse de oficio o a instancia de cualquier persona que tuviere conocimiento de su incumplimiento, y en su caso la Comunidad Autónoma. Formulada la denuncia, los Servicios Técnicos correspondientes practicarán la inspección del edificio y emitirán un informe que constará de las siguientes partes:

a) Descripción de los daños denunciados y cuantos pudieran apreciarse en la inspección, indicando las causas de los mismos.

b) Relación de las obras necesarias para reparar los daños antes mencionados.

c) Determinación de los plazos de comienzo y ejecución de las obras relacionadas y estimación de su carácter urgente si existiese.

3º.- Emitido el informe Técnico a que hace referencia el Artículo anterior, el Ayuntamiento, si lo considera, ordenará al propietario del inmueble el cumplimiento de lo indicado, concediéndose un plazo máximo de 10 días para presentar las alegaciones que estime oportunas, salvo en los casos de urgencia y peligro.

A la vista de las alegaciones presentadas y previo informe, si fuera preciso, se elevará propuesta de resolución al Ayuntamiento para que si lo considera oportuno ordene al propietario de lo indicado en el informe técnico, con apercibimiento de que, transcurrido alguno de los plazos señalados sin haberse llevado a cabo lo ordenado, se ejecutará a su costa por los Servicios Municipales o Empresa a la que se adjudique el ejercicio de la acción subsidiaria, de acuerdo con lo dispuesto en los Artículos 104º y 106º de la Ley de Procedimiento Administrativo.

4º.- La resolución anterior se pondrá en conocimiento de los inquilinos o arrendatarios, haciéndoles saber el derecho que les asiste de realizar las obras ordenadas, según lo dispuesto en el citado Artículo 110 de la ley de Arrendamientos Urbanos.

Artículo 81. Ejecución subsidiaria.

1º.- Notificado a los interesados el acuerdo requerido en el Artículo anterior con expresión de los recursos pertinentes, y comprobado su incumplimiento, los Servicios Técnicos emitirán nuevo informe y redactarán el proyecto con indicación del presupuesto de las obras ordenadas.

2º.- Para el caso de urgencia y peligro, en el informe se indicará el coste estimado de las obras, redactándose posteriormente el proyecto de ejecución.

3º.- A la vista de este informe, el Ayuntamiento acordará la puesta en práctica de la ejecución subsidiaria. Simultáneamente, y como medida cautelar, acordará el cobro del importe total estimado de las obras a realizar, conforme autoriza el Artículo 106º de la Ley de Procedimiento Administrativo, que se considera efectuado con carácter provisional y en calidad de depósito.

4º.- Este acuerdo se notificará al interesado con expresión de los recursos que procedan e indicación del lugar y plazo de ingreso en período voluntario con la advertencia de que transcurrido dicho plazo sin haberlo efectuado, se actuará por vía de apremio.

5º.- Asimismo, se procederá a la incoación de expediente sancionador por infracción urbanística, en cumplimiento de lo establecido en el Artículo 10º, apartado 3, del Reglamento de Disciplina Urbanística.

Artículo 82. Peligro inminente.

1º.- Si existiera peligro inminente, se procederá conforme a la necesidad que el caso exige, a cuyo efecto la Alcaldía ordenará a la propiedad la adopción de las medidas necesarias para evitar daños y perjuicios a las personas o cosas. Si el propietario no cumpliese lo ordenado en el plazo que se señale, el Ayuntamiento procederá a la ejecución subsidiaria.

En los casos de urgencia debidamente razonada en el informe técnico, las obras se comenzarán en el plazo señalado, sin perjuicio de solicitar posteriormente la correspondiente licencia en el plazo que se indica. Deberán asimismo especificarse las condiciones en que hayan de ejecutarse las obras, cuyo control se llevará en la forma que se especifica en la Sección siguiente.

Artículo 83. Estado ruinoso de las edificaciones.

La declaración del estado ruinoso de los edificios procederá en los siguientes supuestos:

a) Cuando el coste de las obras necesarias sea superior al 50% del valor actual del edificio oplantas afectadas, excluido el valor del terreno.

b) Cuando el edificio presente un agotamiento generalizado de sus elementos estructurales o fundamentales.

c) Cuando se requiera la realización de obras que no pudieran ser autorizadas por encontrarse el edificio en situación de fuera de ordenación.

Si el propietario no cumpliere lo acordado por el Ayuntamiento, lo ejecutará éste a costa del obligado.

Si existiere urgencia y peligro en la demora, el alcalde bajo su responsabilidad y por motivos de seguridad, dispondrá lo necesario respecto a la habitabilidad del inmueble y desalojo de sus ocupantes.

Reglamentación detallada del suelo urbano.

Sección primera: Disposiciones generales.

Artículo 84. Unidad edificable.

1º.- Se considerará edificable la parcela que, mereciendo la calificación legal de solar de conformidad con lo establecido en el Art 8º de la LOTUR cumpla con las condiciones marcadas por la Ficha correspondiente a su zona:

2º.- Cuando no se cumplan las condiciones fijadas en el apartado anterior la parcela será considerada como inedificable, debiéndose aplicar los mecanismos establecidos en la Legislación General.

3º.- En los terrenos no incluidos en Unidades de Ejecución, el derecho al aprovechamiento urbanístico ha sido adquirido con la aprobación definitiva del Plan General Municipal. El plazo para la solicitud de licencia de edificación será de ocho años desde la adquisición del derecho al aprovechamiento.

4º.- Para los terrenos incluidos en Unidades de Ejecución, los plazos se indican en el apartado correspondiente, perteneciendo a la categoría de Suelo Urbano No Consolidado.

5º.- Para los terrenos no incluidos actualmente en Unidades de Ejecución, pero que queden incluidos en las futuras actuaciones que el Ayuntamiento pudiera delimitar, los plazos se indicarán en la correspondiente delimitación.

6º.- Quedan exceptuados de las prescripciones dimensionales citadas los solares entre edificios colindantes, ya construidos, que no estén en estado ruinoso, en cuyo caso se armonizará la nueva construcción con uno de los edificios contiguos en el sentido de adoptar sus líneas generales de composición.

7º.- Las profundidades edificables máximas serán las marcadas por los planos de ordenación y las respectivas fichas.

Artículo 85. Alturas de los edificios

1º.- La altura máxima de los edificios será la marcada en las fichas correspondientes a cada tipo de suelo.

2º.- La altura se medirá desde la rasante en el punto medio de la fachada hasta la cara inferior del forjado de la última planta. Se expresa en metros.

En solares que den a calles con diferentes alturas el volumen edificable quedará dentro de la envolvente que definan las alturas máximas correspondientes a cada calle, los planos respectivos inclinados un 70 % desde el punto del vuelo máximo y el plano horizontal a una altura de 4 m sobre la altura máxima de la calle más alta.

3º.- Por encima de la altura reguladora máxima sólo se autorizará la construcción de:

a) Las chimeneas

b) Conductos para ventilación

c) Instalaciones especiales (p. ej., antenas y dispositivos generadores de energía limpia).

Cualquier elemento de ésta deberá quedar por debajo del plano horizontal situado a 4 m sobre la cara superior del último forjado completo.

4º.- Se permitirán plantas de sótano.

Artículo 86. Bajocubierta

Se podrá utilizar el bajocubierta como zona habitable.

Si se destina a usos residenciales computará edificabilidad.

Artículo 87. Cubiertas

Se permiten los huecos en cubierta verticales y en fachada basados en la tipología tradicional.

Las cubiertas serán inclinadas. La máxima pendiente de la cubierta será del 60 %.

No se permiten las cubiertas y ventanas en mansarda.

No se permiten salientes formando buhardilla.

Artículo 88. Alturas de las plantas

1º.- Las alturas máximas y mínimas libres de las Plantas Bajas y Pisos, serán las siguientes:

Planta Baja: Máximo, 3,50. Mínimo 2,50

Planta Pisos: Máximo, 2,80. Mínimo 2,50

Sótanos y Semisótanos: Mínimo 2,20

2º.- En vestíbulo, pasillos y cuartos de baños, la altura libre mínima podrá rebajarse hasta 2,20 m; en el resto de las habitaciones podrá permitirse esta altura rebajada en una superficie menor del 30% de la habitación.

Artículo 89. Patios de Parcela.

1º.- Se estará a lo dispuesto en la Normas de Habitabilidad de La Rioja, o cualquier otra que las sustituya o modifique.

2º.- Se permite la mancomunidad de patios, debiéndose formalizar escritura pública constitutiva de derecho real recíproco de servidumbre con respecto a la edificación a construir posteriormente, que se inscribirá en el Registro de la Propiedad y se presentará en el Ayuntamiento al solicitar licencia.

Las rasantes de patios mancomunados no diferirán en mas de tres metros, debiendo estar comunicados entre si en el resto de su altura, permitiéndose no obstante, la separación de muros cuya elevación no exceda de 2 m más una verja que tampoco sea superior a 2 m.

3º.- Se permiten los patios abiertos a fachada siempre que su abertura sea el doble de su profundidad.

4º.- Los patios particulares de parcela deberán tener acceso directo para proceder a su limpieza y mantenimiento, a través de la vivienda que, teniendo uso exclusivo del mismo, soporte el mantenimiento y limpieza del mismo.

5º.- Para ventilación de baños y aseos se admiten ventilaciones forzadas tipo Shunt o similar, siempre que el sistema empleado posea certificado de idoneidad técnica y se ajuste a lo dispuesto en la legislación general. No se admitirán patios o patinillos para ventilación de baños y aseos que sean inferiores a las dimensiones mínimas establecidas en el apartado 2.

Artículo 90. Retranqueos

En el caso de apertura de huecos deberá respetarse lo establecido en el Código Civil o legislación superior que lo reglamente, estableciéndose un mínimo de 3 metros, salvo acuerdo registrado entre las propiedades o la existencia de servidumbre registrada, que deberá acreditarse junto a la solicitud de licencia.

La edificación deberá retranquearse en su totalidad. Se prohíben los retranqueos tanto en plantas bajas como en alzadas.

Artículo 91. Longitud máxima de fachada.

2º.- En el caso de solares cuyas fachadas sean superiores a los 10 m el proyecto de edificación deberá realizar distintas composiciones de fachadas, evitando así la aparición de excesivas longitudes de edificios con la misma fachada. Se pretende así, mantener la tipología de pequeño núcleo rural en el cual los edificios son diferentes unos de otros.

Artículo 92. Entrantes, salientes y vuelos en Planta Baja.

1º.- Con carácter general no se permitirán retranqueos que se aparten de la alineación oficial en aquellas edificaciones en las que no se permiten retranqueos edificación.

2º.- Ninguna farola, letrero, moldura, portada ni saliente alguno podrá sobresalir de la fachada más de 10 cm, hasta la altura de tres metros y medio contada desde la rasante de la calle.

3º.- Se permitirán elementos tales como cortinas o toldos, que serán de los llamados de quita y pon. En cualquier caso ninguno de sus elementos, incluido flecos estará a menos altura de 2,20 m, sobre la rasante de la calle.

4º.- En calles con ancho menor a 5m. se permitirá en edificaciones de nueva planta retranqueosen toda la longitud de la fachada y cuya función sea ceder este retranqueo como vial al Ayuntamiento para contribuir a una mayor anchura de la calle.

Artículo 93. Soportales

Se mantendrán los soportales existentes, teniendo en cuenta que haya una continuidad de dintel con los colindantes, y una proporción similar de vano y macizo.

En ningún caso se sustituirá la piedra por un material de inferior calidad.

En los edificios de obra nueva, en calle Hermanos de Cura y Lope y Calle José Antonio y General Mola junto a los soportales existentes se terminaría el conjunto, dejando soportales similares a las edificaciones colindantes.

Artículo 94. Tribunas, balcones y voladizos.

1º.- No se permiten cuerpos volados en fachadas principales salvo que en las Fichas se señalen.

2º.- No se permitirá ninguna clase de vuelo sobre los patios que disminuya o altere las condiciones mínimas de lado y superficie establecidas.

3º.- El vuelo máximo permitido será de un 10% de la anchura de la calle, vía o plaza, a la que la fachada de frente, en todo caso, como máximo de 100 cm.

4º.- Los cuerpos cerrados, balcones y miradores quedarán separados de las medianerías en una longitud igual a su vuelo, y como mínimo 0,6m, salvo acuerdo de los titulares de los solares afectados que mediante inscripción en el Registro de la Propiedad deberá acreditarse ante el Ayuntamiento de manera simultanea a la solicitud de la licencia, salvo que se trate de un solo propietario y quede plenamente garantizada la solución de la fachada

5º.- El vuelo de los aleros no podrá exceder en más de 50 cm al vuelo máximo permitido en anterior el apartado 3.

6º.- No se permite ningún tipo de vuelo por debajo de los 3,5 m de altura sobre la rasante.

7º.- No se permite ningún tipo de vuelo en calles de anchura inferior a 6 m.

Artículo 95. Obligaciones para ejercitar el derecho a edificar.

Será obligación de los propietarios edificar de acuerdo con las determinaciones que marca el planeamiento dentro de los plazos marcados.

Para poder edificar será necesario de acuerdo con la legislación urbanística el completar a su costa la urbanización necesaria para que los terrenos alcancen la condición de solar.

Asimismo los propietarios cederán de forma gratuita los terrenos que queden fuera de las alineaciones establecidas por el planeamiento siempre que no superen el 10% de la superficie de la finca.

Dicha cesión se materializará de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 30.3 del Real Decreto 1093/1997, de 4 de julio, por el que se aprueban las Normas Complementarias al Reglamento para la Ejecución de la Ley Hipotecaria sobre la Inscripción en el Registro de la Propiedad de Actos de Naturaleza Urbanística.

Artículo 96. Edificios fuera de ordenación

Serán declarados fuera de ordenación los edificios e instalaciones erigidas con anterioridad a la aprobación definitiva del planeamiento que resultaren disconformes con el mismo, aplicándose el régimen establecido por la ley.

No podrán realizarse en ellos obras de consolidación, aumento de volumen, modernización o incremento de su valor de expropiación, pero sí las pequeñas reparaciones que exigieren la higiene, ornato y conservación del inmueble.

Sin embargo, en casos excepcionales podrán autorizarse obras parciales y circunstanciales de consolidación cuando no estuviere prevista la expropiación o demolición de la finca en el plazo de quince años, a contar desde la fecha en que se pretendiese realizarlas.

Cuando la disconformidad con el planeamiento no impida la edificación en el mismo solar que ocupa el edificio, el propietario podrá demolerlo y reconstruirlo con sujeción a dicho planeamiento.

Sección segunda: Ordenanza especial para los edificios protegidos.

Artículo 97. Ámbito.

Las presentes Ordenanzas Especiales son de aplicación a los edificios protegidos incluidos en el Catálogo de Protección.

En el resto de los edificios, aun sin estar protegidos, si existe o aparece algún escudo heráldico o similar deberá ser conservado, ya que son Bienes de Interés Cultural según la Ley 7/2004, de 18 de octubre, de Patrimonio Cultural, Histórico Español. En caso de derribo los mismos se volverán a colocar en fachada.

Asimismo, en el resto de edificios se conservarán las fachadas de piedra existentes, recercados y dinteles de piedra en caso de restauración o rehabilitación del edificio, y recuperándose los que se encuentren ocultos por añadidos posteriores. En el caso de existencia de zócalos de piedra o muros el Ayuntamiento podrá exigir su reintegración en el nuevo edificio.

Cualquier actuación en los edificios protegidos o recogidos en el Catálogo de Protección deberá contar con el informe favorable y previo del Consejo Superior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja para poder obtener licencia municipal.

Artículo 98. Condiciones especiales para las acciones sobre los edificios protegidos.

Las acciones permitidas en los edificios son las tendentes a su conservación, consolidación, eliminación de añadidos y modificaciones inadecuadas y acondicionamiento para su correcta utilización.

De acuerdo con el principio de conservación, cualquier intervención sobre los edificios deberá mantener los elementos que no atenten contra cualquier otro de los principios (consolidación, eliminación de añadidos y modificaciones inadecuadas y acondicionamiento).

Con el principio de consolidación se pretende que la intervención garantice la perfecta estabilidad física del edificio y las medidas adecuadas frente a la agresión de los elementos. Las soluciones para conseguirlo deberán ser las más adecuadas respecto a los demás principios.

La eliminación de añadidos y modificaciones inadecuadas se entenderá no como una búsqueda estricta del estado primitivo del edificio, sino que supondrá un análisis de las sucesivas modificaciones que ha sufrido éste en el tiempo, corrigiendo aquellas que supongan tratamientos incorrectos.

El principio de acondicionamiento para su correcta utilización se basa en el criterio de que los edificios deben ser utilizados en las debidas condiciones de habitabilidad, aislamiento, seguridad, confort, etc.

Cualquier intervención sobre estos edificios se enjuiciará en la concesión de licencia para la misma en función del correcto equilibrio de los cuatro principios descritos.

Las acciones que supongan derribo, obras de reforma o nueva planta y cualquier intervención en fachada o elementos singulares del edificio, deberán acompañarse además del Proyecto (si éste fuese necesario) de un documento anexo con el siguiente contenido:

a) Descripción del edificio. Alzados o fotografías de fachada del edificio y contiguos. Características tipológicas. Elementos singulares.

b) Estado de conservación. Añadido o alteraciones inadecuadas.

c) Estado de habitabilidad. Condiciones higiénico-sanitarias.

d) Medidas de actuación que se proponen.

El documento anexo descrito que, puede ser presentado de forma simultánea o previa respecto al Proyecto correspondiente, será examinado por la Administración, que establecerá la corrección o incorrección de las medidas de actuación que se proponen en función de los cuatro principios antes descritos y de las características del edificio.

Los tratamientos que, salvo causa justificada, la Administración debe imponer a los edificios según su calificación, se describen en el Artículo siguiente.

Artículo 99. Construcciones en edificios protegidos.

1º.- Se autorizarán actuaciones dirigidas predominantemente a la conservación, con posibilidades limitadas de intervenciones de restauración.

2º.- Serán permitidas asimismo las actuaciones para la supresión de cuerpos o elementos ajenos a la calidad de obra principal, así como restauraciones muy restringidas de elementos afectados por deterioros avanzados, siempre que estén plenamente justificadas.

3º.- Las obras de consolidación que sean necesarias deberán ser adecuadas al carácter y valor arquitectónico del edificio y de la parte afectada por ellas.

4º.- Respecto a la reconstitución de elementos dañados se estará a lo dispuesto por el ConsejoSuperior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja en lo referente a criterios de restauración y análogos.

5º.- Para aquellos edificios que hayan sufrido transformaciones intensas, se podrán suprimir cuerpos ajenos a la obra principal y de valor nulo o negativo, debiéndose adecuar la intervención que se proponga al respecto necesario al edificio, sin necesariamente recurrir a soluciones imitativas.

6º.- Se seguirá tanto la conservación volumétrica general como las de los espacios principales internos, manteniéndose para ello los tramos estructurales, horizontales y verticales que pudieran existir de la obra más antigua o de otras intervenciones posteriores de interés, e introduciendo las soluciones técnicas más adecuadas para su consolidación.

7º.- Cuando sea el caso, se tratará de restituir aquellos espacios a partir de la documentación gráfica que pudiera existir o de soluciones tipológicas semejantes y de la misma época, si fuera conveniente.

8º.- Se seguirá el criterio de conservación estricta en la composición general de las fachadas.

Reglamentación detallada del suelo urbano no consolidado.

Sección primera: Disposiciones generales.

Artículo 100. Objeto y alcance.

En la presente sección se desarrollan las determinaciones de las Normas respecto de aquellas áreas en las que se aprecian circunstancias que hacen necesaria su ejecución sistemática, de acuerdo con los criterios de la Ley del Suelo.

Artículo 101. Delimitación de las unidades de ejecución.

Con el fin de desarrollar la ordenación de todo el Suelo Urbano no Consolidado, el Plan General define el ámbito de las unidades de ejecución a los efectos del justo reparto de cargas y beneficios exigido por la legislación. Estas Unidades de ejecución deberán ser delimitadas conforme al procedimiento establecido en el Reglamento de Gestión, determinando los bienes y propiedades incluidos en la misma. La modificación de las mismas se hará de acuerdo con el procedimiento legalmente vigente.

Artículo 102. Estudios de detalle y proyectos de urbanización.

En el ámbito de las unidades de ejecución podrán formularse Estudios de detalle con carácter previo o simultáneo a los procedimientos de equidistribución, en el caso de que se considere necesario proceder a completar o mejorar las determinaciones del Plan General. Estos Estudios de detalle no podrán ampliar la volumetría adjudicada ni alterar significativamente los espacios públicos, debiendo en cualquier caso establecer las rasantes y definir con exactitud los terrenos de cesión obligatoria, y en cualquier caso respetarán las premisas básicas de accesos rodados y peatonales.

Los Estudios de Detalle no podrán excederse de las determinaciones señaladas por la LOTUR.

Para la ejecución de los sistemas de comunicación, infraestructuras y espacios libres se desarrollarán mediante los correspondientes Proyectos de Urbanización.

Artículo 103. Unidades de Ejecución previstas.

Se prevén las siguientes unidades de ejecución (se indican edificabilidades netas):

Unidad de Ejecución UE-1

Superficie total: 5.575 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 2.408 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-2

Superficie total: 3.974 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 1.917 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-3

Superficie total: 7.398 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.750 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-4

Superficie total: 5.539 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.549 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-5

Superficie total: 5.520 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 2.985 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-6

Superficie total: 5.804 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 4.275 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-7

Superficie total: 5.666 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.779 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-8A

Superficie total: 6.542 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 5.588 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-8B

Superficie total: 5.755 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 4.872 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-9

Superficie total: 6.155 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 6.326 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-10

Superficie total: 3.353 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.298 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-11

Superficie total: 3.898 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 1.678 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-12

Superficie total: 8.503 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.655 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-13

Superficie total: 2.497 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 988 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-14

Superficie total: 6.834 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 2.515 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-15

Superficie total: 5.316 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 5.277 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-16

Superficie total: 7.216 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 7.773 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-17

Superficie total: 3.601 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 4.860 m2 (3.264 m2 para uso residencial)

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-18

Superficie total: 9.420 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.984 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-19

Superficie total: 7.424 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.216 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-20

Superficie total: 6.170 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 2.475 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-21

Superficie total: 5.300 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 2.013 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-22

Superficie total: 2721 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 1.698 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-23

Superficie total: 7.916 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3551 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-24

Superficie total: 3.809 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 3.162 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

Unidad de Ejecución UE-25

Superficie total: 5.249 m2

Superficie aproximada de techo edificable: 4.330 m2

Sistema de actuación: Compensación

Condiciones de urbanización: Proyecto de Urbanización

Plazos de ejecución: 8 años

La edificabilidad, uso, alineaciones y demás determinaciones para la materialización del derecho a edificar son las que se señalan tanto en los planos de ordenación, como en la ficha correspondiente a la Zona donde esté situada.

Se establece como sistema de actuación como regla general el de compensación, por ser el prevalente en la LOTUR.

Reglamentación del suelo urbanizable delimitado.

Capítulo IV. Sección primera: Condiciones Generales.

Artículo 104. Ámbito.

Suelo Urbanizable Delimitado es la categoría que viene clasificado como tal en los planos de ordenación. Se divide en Sectores.

El Sector constituye la unidad de planeamiento. Es su ámbito territorial coherente que recibe una ordenación urbanística conjunta.

Las características del único Sector Industrial quedan determinadas por las Fichas.

Artículo 105. Plan Parcial.

Es el instrumento que desarrolla la ordenación del Suelo urbanizable Delimitado. Sus determinaciones serán las incluidas en el artículo 73 y 74 LOTUR. Los respectivos Planes Parciales deben seguir las determinaciones marcadas por las Fichas de ordenación.

Artículo 106. Aprovechamiento y Edificabilidad.

El aprovechamiento urbanístico susceptible de apropiación por los particulares será del 95% en el momento de apropiación del Plan Parcial.

La edificabilidad de la zona se expresará en m2t del uso característico de la misma, fijado a través de un índice I m2t/m2s, aplicable a la superficie total.

Se fijarán en cada caso en el Plan Parcial los coeficientes de ponderación relativa entre los usos característicos y los compatibles. Si el Plan Parcial no fija coeficientes de ponderación justificados se aplicarán subsidiariamente al menos los siguientes:

Vivienda Libre: 1

Vivienda Protegida: 0,6

Comercial: 1,5

Espacio Libre Privado: 0,2

Industrial: 0,8

Si de la aplicación de los parámetros urbanísticos propios del uso tales como ocupación máxima, edificabilidad neta, etc. resultase una edificabilidad inferior al aprovechamiento máximo se estará a la condición más restrictiva, entendiendo como tal la que implique menor edificabilidad.

Sector: S1-A

Uso Característico: Industrial

Superficie (m2): 449.736

Aprovechamiento máximo: 0,8 m2t/m2s

Aprovechamiento máximo (m2t): 359.788

Capítulo V. Reglamentación del suelo urbanizable no delimitado.

Sección primera: Disposiciones Generales.

Artículo 107. Ámbito.

Se clasifica como Suelo Urbanizable no Delimitado todo el término municipal que no esté clasificado como Suelo urbano, Suelo Urbanizable Delimitado o Suelo no Urbanizable.

Artículo 108. Criterios para la delimitación.

Se deberá firmar un convenio urbanístico con el Excmo. Ayuntamiento, por aquellos propietarios que representen más del 50% de la superficie a delimitar.

Dependiendo de si la zona a delimitar tiene contacto o no con el suelo urbano o urbanizable delimitado, se aplicarán una u otra ficha, ya que tienen unas características diferentes. Dichas características deberán ser cumplidas tanto por el convenio urbanístico como en el Plan Parcial.

En el convenio urbanístico se fijará de acuerdo con las respectivas Fichas, la delimitación del Sector, su superficie, características y tipología por la que se opta por los propietarios, así como las conexiones e infraestructuras que se consideren adecuadas para el correcto funcionamiento del Sector.

Se deberá justificar la viabilidad económica, que la delimitación del Sector sea racional y no únicamente basada en el parcelario, las infraestructuras de conexión, etc.

Artículo 109. Régimen transitorio

A los únicos efectos de regular transitoriamente los terrenos clasificados como suelo urbanizable no delimitado, en tanto no se delimite el correspondiente sector, se regulará como el suelo no urbanizable de protección agrícola.

Se procurará que en su aplicación no perjudique el futuro desarrollo urbano.

Capítulo VI. Normas urbanísticas del suelo no urbanizable.

Sección primera: Condiciones generales.

Artículo 110. Definiciones.

1º.- Constituyen suelo no urbanizable aquellos terrenos en que concurra alguna de las circunstancias siguientes:

a.- Que deban incluirse en esta clase de suelo por estar sometidos a algún régimen especial de protección incompatible con su transformación, de acuerdo con los distintos instrumentos de ordenación territorial o la legislación sectorial, en razón de sus valores paisajísticos, históricos, arqueológicos, científicos, ambientales o culturales, o en función de su sujeción a limitaciones o servidumbres para la protección del dominio público.

b.- Que el Plan General considere necesario preservar por los valores a que se ha hecho referencia en el punto anterior, por su valor agrícola, forestal, ganadero o por sus riquezas naturales.

c.- Los terrenos cuyas características geotécnicas o morfológicas desaconsejen su destino a aprovechamientos urbanísticos, bien sea por los costes desproporcionados que exigiría el establecimiento de estos, bien sea para evitar riesgos ciertos de erosión, hundimiento, inundación o cualquier tipo de calamidad.

2º.- Constituyen Afecciones Sectoriales, aquellos terrenos que siendo bien Urbanos, Urbanizables o No Urbanizables, se encuentran sometidos a algún tipo de afección de uso, edificatoria, etc., por razones de las legislaciones sectoriales aplicables, tales como las de carreteras, cauces fluviales, cañadas, tendidos eléctricos, etc.

Artículo 111. Categorías de suelo no urbanizable

Se establecen la siguiente categoría para la totalidad del Suelo No Urbanizable:

a.- Suelo No Urbanizable de protección agrícola.

Artículo 112. Afecciones sectoriales

A los condicionantes de la categoría de suelo se superpondrán los de las afecciones que les correspondan así como su régimen de autorizaciones. Son los siguientes:

- Afección de carreteras

- Afección de cauces fluviales

- Afección de Vías Pecuarias y Vía Verde

- Afección al Camino de Santiago

- Afección a las infraestructuras

- Afección al cementerio

Artículo 113. Concepto de núcleo de población.

1º.- Se entiende por núcleo de población todo asentamiento humano que genera objetivamente demandas o necesidades de servicios urbanísticos comunes tales como red de abastecimiento de agua, red de saneamiento, red de alumbrado público, sistema de accesos viarios, etc., que soncaracterísticos de las áreas con destino urbano.

2º.- Solo existe actualmente un único núcleo de población dentro del Término Municipal.

Artículo 114. Condiciones objetivas de formación de núcleos de población.

A los efectos de lo dispuesto en el Plan Especial de Protección del Medio Ambiente Natural de La Rioja, se entenderá que no existen posibilidades de formación de núcleo de población cuando se dé alguna de las circunstancias siguientes:

a) No existencia de vivienda unifamiliar a distancia de 150 metros de otra edificación cualquiera que sea su uso, medida entre cerramientos.

b) Vivienda unifamiliar asentada en parcelas superiores a 5.000 m2 en suelo de regadío ó 20.000 m2 en suelo de secano y con los siguientes máximos:



Parcela sobre Superficie construida Edificabilidad
la que se asienta (m2) máxima (m2) (m2/ m2)
De 5.000 a 10.000 150 0,02
De 10.001 a 15.000 200 0,02
De 15.001 a 20.000 250 0,02
Superior a 20.000 300 0,02

Entendiendo incluidos en la superficie construida los porches y desarrollada en una sola planta.

c) Solución de vertidos controlados mediante sistema de fosa séptica.

d) Tipología constructiva adaptada y perfectamente integrada en el medio rural.

Sección segunda: Condiciones generales de uso.

Artículo 115. Usos Característicos.

Se consideran usos característicos en suelo no urbanizable los siguientes:

a) Los que engloban actividades de producción agropecuaria, entendiéndose por tal la agricultura extensiva en secano y regadío, los cultivos experimentales o especiales, la horticultura y floricultura a la intemperie o bajo invernadero, la explotación maderera, la cría y guarda de animales en régimen de estabulación o libre, la cría de especies piscícolas, la caza y la pesca.

b) La defensa y mantenimiento del medio natural y sus especies, la conservación, mejora y formación de reservas naturales.

c) Los usos recreativos, educativos y culturales, vinculados al disfrute de la naturaleza.

Artículo 116. Usos permitidos.

1º.- Con carácter general se consideran usos permitidos en el suelo no urbanizable:

a) Los relacionados con la producción agropecuaria.

b) Los relacionados con la defensa y el mantenimiento del medio natural.

c) Las explotaciones mineras.

d) Los usos ligados al ocio y actividades lúdicas o culturales de la población.

e) Los infraestructurales, incluidas las infraestructuras energéticas

f) Los que se declaren de utilidad pública e interés social.

g) La vivienda familiar directamente vinculada a explotaciones agropecuarias o al servicio de alguno de los usos permitidos.

En todo caso la vivienda se vinculará a una parcela mínima según el uso de que se trate y tendrá un tamaño máximo, tal como se expresa en las Condiciones Particulares de Uso y Edificación.

h) Actividades transformadoras (plantas bituminosas, hormigoneras, lavado de áridos, etc.)

Artículo 117. Usos prohibidos.

Se consideran usos incompatibles los restantes que no se contemplan en el artículo anterior.

Sección tercera: Condiciones generales de la edificación y regulación de servicios.

Artículo 118. Condiciones de volumen y superficie.

Conceptos básicos.

1º.- Alturas. Se entiende por altura de cerramientos verticales la distancia vertical entre la rasante natural del terreno en el que se ubica la edificación y el borde del alero o cubierta o, en su caso, cara inferior del último forjado. La altura máxima para cada uso o actividad se regula en las Condiciones Particulares de Uso del Suelo y Edificación.

Como norma general no se permiten construcciones de altura superior a los 7,00 metros, salvo en los casos expresamente permitidos en la regulación del uso o actividad correspondiente. La altura máxima no podrá ser sobrepasada en ninguna de las rasantes del terreno quedando prohibidas por encima de ésta todo tipo de construcciones a excepción de la cubierta del edificio.

Se considera altura máxima de cumbrera la máxima altura que puede alcanzar el edificioincluidos todos los elementos de cubierta del mismo.

2º.- Superficie. Superficie máxima ocupada por la edificación es la máxima superficie, en planta, de terreno que puede ocupar el edificio incluidas las zonas exteriores cubiertas. La superficie edificada es el total de superficie construida de la edificación incluyendo todas sus plantas y el 50% de los espacios cubiertos exteriores. Esta puede determinarse como tal o como edificabilidad o porcentaje de superficie edificada respecto a la superficie de la finca.

3º.- Parcela y retranqueos. Se considera parcela mínima edificable la mínima superficie de una finca que permite implantar un determinado uso o actividad. Se considera retranqueo la separación entre una edificación y cualquier lindero de la finca con otras propiedades. Se determina para cada uso o actividad distinguiendo entre el retranqueo a linderos y el retranqueo con caminos. En lo referente al retranqueo respecto a carreteras, ferrocarriles y cauces públicos se estará a lo dispuesto en la legislación sectorial correspondiente.

Artículo 119. Condiciones estéticas y constructivas.

1º.- Las condiciones estéticas de las construcciones, se ajustarán en lo básico, al ambiente en que estuvieran situadas y a tal efecto:

a) Las construcciones en lugares inmediatos o que formen parte de un grupo de edificios de carácter artístico, histórico, arqueológico, típico o tradicional habrán de armonizar con el mismo, o cuando, sin existir conjunto de edificios, hubiera alguno de gran importancia o calidad de los caracteres indicados.

b) En los lugares de paisaje abierto y natural, o en las perspectivas que ofrezcan los conjuntos urbanos de características histórico artísticas, típicos o tradicionales y en las inmediaciones de las carreteras y caminos de trayecto pintoresco, no se permitirá que la situación, masa, altura de los edificios, muros y cierres, o la instalación de otros elementos, limite el campo visual para contemplar las bellezas naturales, romper la armonía del paisaje o desfigurar la perspectiva propia del mismo.

2º.- Composición. Las construcciones deberán adaptarse a las invariantes formales y tipológicas de la arquitectura tradicional de su entorno. Estos se traducen al tratamiento de composición volumen, altura, cubierta, huecos de fachada, materiales.

3º.- Fachadas. En general se deja libertad en cuanto a la composición y técnicas constructivas de las fachadas. Se procurará evitar los materiales de construcción vistos o de revestimientos y la composición de huecos y volúmenes que, en función de los epígrafes anteriores, no se adecuen al entorno natural y construido de la edificación. Todas las fachadas del edificio deberán tener el mismo tratamiento o existir una armonía entre los diferentes materiales empleados.

4º.- Cubiertas. Las cubiertas deberán ser inclinadas con una pendiente máxima del 50%. Los aterrazamientos en cubierta no podrán tener una superficie superior al 50 % de la superficie del faldón correspondiente medido en planta. Los aleros deberán resolverse de la manera tradicional con borde de alero del mismo material y en el mismo plano que el faldón de cubierta a que corresponda. Quedan prohibidos los petos. El vuelo máximo del alero sobre los cerramientos verticales de fachada es de 60 cm.

El material de cobertura será teja cerámica de perfil árabe y color rojo. En edificaciones de uso agrario se podrá utilizar el fibrocemento o la chapa metálica siempre que el radio de la onda y el color sean iguales a los de la teja cerámica. Excepto en el uso de invernadero se prohíben los materiales plásticos traslúcidos en una superficie superior a 1/10 de la superficie total de la cubierta.

5º.- Cerramientos de fincas. Los cierres de fincas podrán hacerse con alambradas, excepto de espino, empalizadas de madera o cañizo y setos arbustivos, con una altura máxima de 2m.

6º.- Movimientos de tierras. Los movimientos de tierra solo serán autorizables cuando sean indispensables para el desarrollo de una actividad o edificación exigiéndose la justificación documental de estos supuestos.

7º.- Ampliación de Edificios Existentes. La ampliación de los edificios existentes, siempre que su uso o actividad sea permitido, deberá mantener las líneas generales de composición del mismo.

Artículo 120. Condiciones higiénicas y de infraestructuras básicas.

1º.- Abastecimiento de Agua. Toda edificación destinada a vivienda o estancia de personas deberá contar con suministro de agua con el caudal mínimo necesario para la actividad y las condiciones de potabilidad determinadas por la autoridad sanitaria competente. En el caso de edificaciones de vivienda la dotación mínima será de 200 litros por habitante y día.

2º.- Saneamiento. Las aguas residuales deben conducirse a las redes generales de saneamiento, si existen, o a pozos absorbentes, previa depuración de fosas sépticas o plantas depuradoras, según el carácter de la actividad que las genera. Queda prohibido el vertido de aguas residuales a cauces públicos, barrancos o acequias.

Sección cuarta: Condiciones particulares de uso y edificación.

Artículo 121. Actividades relacionadas con los usos agrarios.

1º.- Concepto. Se consideran agrarias las actividades relacionadas directamente con la explotación de los recursos vegetales del suelo.

2º- Condiciones de tramitación. La autorización de cualquier construcción deberá tramitarse siguiendo el procedimiento previsto en el Artículo 44º. 2 del Reglamento de Gestión Urbanística.

3º.- Condiciones de Edificación y Construcción. Según sus características propias las construcciones cumplirán las condiciones siguientes:

a) Construcciones e instalaciones accesorias de la actividad agrícola "casillas". Las edificaciones para guarda de aperos de labranza podrán instalarse en cualquier parcela con una superficie mínima de parcela de 5.000 m2, con las siguientes condiciones:

Superficie máxima ocupada: 20 m2

Número de plantas: 1 P. Baja

Altura máxima de cerramientos: 2,5 m

Altura máxima de cumbrera: 3,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 4,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 8,0 m

Huecos en paramentos exteriores: máximo 4

Se prohíbe zonas cubiertas exteriores no incluidas en la superficie anterior. Las cubiertas deberán ser inclinadas en su totalidad.

b) Cerramientos de fincas. El cerramiento de fincas de mampostería u obra de fábrica queda prohibido. La altura máxima será de 2,00 m.

c) Invernaderos. La instalación de invernaderos no se halla sometida a ningún requisito en cuanto al tamaño mínimo de la finca en que se asienten, salvo que se pretenda emplazar también una vivienda destinada al servicio de la explotación, en cuyo caso la superficie mínima será de 5.000 m2 y respetando las siguientes condiciones edificatorias aplicables, que son:

Número de plantas: 1 P. Baja

Altura máxima de cerramientos: 4,5 m

Altura máxima de cumbrera: 6,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 6,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 8,0 m

Deberán construirse con materiales traslúcidos y con estructura fácilmente desmontable.

Se prohíben las obras de urbanización exteriores.

d) Naves para el cultivo del champiñón y otros cultivos agrícolas. Se entiende por este tipo de naves a las destinadas a los cultivos intensivos que deban protegerse de la luz solar. Las condiciones edificatorias aplicables son:

Superficie mínima de parcela: 5.000 m2

Edificabilidad máxima: 0,3m2t/m2s

Número de plantas: 1 P. Baja

Altura máxima de cerramientos: 4,5 m

Altura máxima de cumbrera: 6,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 6,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 8,0 m

Se prohíben las obras de urbanización exteriores.

e) Naves para el almacenaje de maquinaria y productos agrarios. Constituyen los denominados"Pabellones Agrícolas" destinados al almacenaje de productos procedentes de cosechas y de la maquinaria precisa para la actividad. Las condiciones edificatorias aplicables son:

Superficie mínima de parcela: 5.000 m2

Edificabilidad máxima: 0,25 m2t/m2s

Superficie máxima ocupada: 1.000 m2

Número de plantas: 1 P. Baja

Altura máxima de cerramientos: 6,0 m

Altura máxima de cumbrera: 8,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 6,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 8,0 m

Separación al menos de 50 m de cualquier otra construcción en la que se produzca la presencia habitual o contrataciones temporales de personas.

4º.- Se prohíben las obras de urbanización exteriores. Y, será obligatorio el acabado exterior revestido y pintado en un color acorde con el paisaje, se prohíbe el color blanco.

f) Obras e instalaciones para la transformación de productos agrarios. Son construcciones destinadas a la primera transformación, manipulación y almacenamiento de productos agrarios vinculadas a una o varias explotaciones reducidas. Las condiciones edificatorias aplicables son:

Superficie mínima de parcela: 4.000 m2

Edificabilidad máxima: 0,5 m2t/m2s

Superficie máxima ocupada: 50% m2

Número de plantas: 2 plantas

Altura máxima de cerramientos: 10,0 m

Altura máxima de cumbrera: 13,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 6,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 8,0 m

Artículo 122. Actividades relacionadas con los usos ganaderos.

1º.- Concepto. Se considerarán agrarias las actividades relacionadas directamente con la explotación de la cría y reproducción de especies.

2º.- Condiciones de tramitación. La autorización de cualquier construcción, excepto cerramiento de fincas, deberán tramitarse siguiendo el procedimiento previsto en el Artículo 44º. 2 del Reglamento de Gestión Urbanística.

3º.- Condiciones de Edificación y Construcción. Según sus características propias las construcciones cumplirán las condiciones siguientes:

a) Establos, residencias y criaderos de animales en régimen de estabulación.

En ningún caso ocuparán una superficie superior al treinta por ciento de la finca y cumplirán las condiciones siguientes:

Superficie mínima de parcela: 3.000 m2

Número de plantas: 1 P. Baja

Altura máxima de cerramientos: 4,0 m

Altura máxima de cumbrera: 8,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 8,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 10,0 m

Las distancias mínimas entre estas construcciones y los núcleos de población serán superiores a los 500 m.

Los proyectos contendrán las especificaciones de la solución adoptada para la absorción y reutilización de las materias orgánicas que en ningún caso podrán ser vertidas a cauces, barrancos ni caminos a la intemperie. Se prohíben las obras de urbanización exteriores. Será obligatorio el acabado exterior revestido y pintado en un color acorde con el paisaje.

b) Explotaciones ganaderas en régimen de estabulación libre y semiestabulado.

Para la práctica de esta actividad no se considera necesario establecer un tamaño mínimo de parcela, quedando prohibida la construcción de viviendas vinculadas a este tipo de explotaciones.

Las condiciones edificatorias aplicables son:

Superficie máxima ocupada: 8% del total de la finca

Número de plantas: 1 P. Baja

Altura máxima de cerramientos: 4,0 m

Altura máxima de cumbrera: 6,0 m

Retranqueo mínimo a lindero: 15,0 m

Retranqueo mínimo a caminos: 15,0 m

4º.- Se prohíben las obras de urbanización exteriores. Y, será obligatorio el acabado exterior revestido y pintado en un color acorde con el paisaje; se prohíbe el color blanco. Los cobertizos no podrán tener cerrados todos sus paramentos.

Artículo 123. Actividades transformadoras

1º.- Concepto. Actividades de producción industrial destinadas a la transformación de productos agrarios así como a su almacenamiento y expedición obtenidos a través del aprovechamiento económico de los recursos naturales de su entorno.

Excepcionalmente se permitirán, además de las de primera transformación, las actividades que por su sistema de producción y movimientos continuos de maquinaria pesada, o por necesitar una gran extensión para el secado de la materia prima o por la producción de molestias como ruidos, polvo, etc., se consideren incompatibles con el medio urbano o con otras industrias.

Se permiten como tales tanto las de carácter temporal como las permanentes. Se adoptarán las distancias señaladas en el anterior apartado.

2º.- Condiciones de tramitación. La autorización de cualquier construcción, excepto cerramiento de fincas, deberán tramitarse siguiendo el procedimiento previsto en el Artículo 44º. 2 del Reglamento de Gestión Urbanística.

3º.- Condiciones de Edificación y Construcción. Se permiten en las condiciones establecidas en el Artículo 113 de las Normas Urbanísticas Regionales de La Rioja.

Artículo 124. Construcciones Turístico-Recreativas y Culturales.

Se permiten en las condiciones establecidas en el Artículo 110 de las Normas Urbanísticas Regionales de La Rioja, con la excepción de los parámetros especificados mas adelante para cada tipo de construcción, en las áreas clasificadas como Suelo No Urbanizable (Urbanizable No Delimitado).

Deberá aportarse solución debidamente justificada a los problemas de infraestructuras e instalaciones, incorporándose al proyecto la documentación precisa para su ejecución.

1º.- Restaurantes y bares. La altura máxima permitida es de dos plantas.

2º.- Centros culturales. La altura máxima permitida es de dos plantas, medidas conforme a las Ordenanzas Generales de la Edificación.

3º.- Espectáculos deportivos. Si suponen la construcción de tribunas o volúmenes cerrados (aunque lo sean parcialmente), que superen los cuatro metros de altura sobre la rasante natural del terreno, se atenderá a su integración en el entorno.

4º.- Instalaciones deportivas. Las de superficie superior a 10.000 m2. estén o no ligadas a otros usos, así como las que tengan tribunas o volúmenes cerrados de más de 4 m de altura, requerirán el trámite siguiente:

a) Petición ante el Ayuntamiento, con justificación en su caso de la utilidad pública o interés social.

b) Informe del Ayuntamiento que, junto con la documentación presentada, se elevará por éste al órgano autonómico competente.

c) Información pública durante quince días, al menos.

d) Resolución definitiva del órgano autonómico.

Los locales sociales, vestuarios y superficies cerradas en general complementarias de la actividad deportiva, tendrán una ocupación de suelo inferior al 5 % de la total y una altura no superior a la de planta baja.

Los frontones, incluso los vinculados a viviendas unifamiliares o instituciones, tendrán el mismo tratamiento y consideración que los volúmenes cerrados parcialmente, necesitando la realización de un Estudio de Impacto previo a la concesión de la licencia todos aquellos que superen los cuatro metros de altura sobre la rasante natural del terreno.

5º.- Acampada. No se fija parcela mínima. Se deberá prever una superficie mínima del 15% dela finca para espacios libres y deportivos. Se prohíbe la construcción como campamentos de turismo de apartamentos, bungalows ni otras edificaciones del tipo vivienda.

Artículo 125. Resto de actividades

Para las actividades relacionadas con los usos permitidos por el artº116 no especificadas anteriormente, se estará a lo dispuesto en las Normas Urbanísticas Regionales de La Rioja sobre Condiciones particulares de uso y edificación.

Sección quinta: Suelo no urbanizable protegido.

Artículo 126. Suelo no urbanizable de protección agrícola.

Es el que por su excepcional valor y las posibilidades de explotación de sus recursos naturales, tiene medidas complementarias para impedir usos o construcciones contrarios a los intereses a proteger.

Comprende la totalidad del suelo no urbanizable.

Se aplicarán las condiciones generales y particulares establecidas para el suelo no urbanizable.

Sección sexta: Afecciones sectoriales.

Artículo 127. Afección de carreteras

Se han grafiado los límites de las zonas afectadas por la aplicación de las legislaciones estatal y autonómica, según indican las prescripciones legales, y que se reproducen más abajo para cada clase de vía. Se estará, por tanto, a lo dispuesto para el Suelo No Urbanizable que corresponda, según planos, y a la legislación sectorial de carreteras, ya sea autonómica o estatal.

Las vías afectadas son la A-12, la N-120, la LR-309, LR-111 y LR-203.

En Suelo no Urbanizable se delimita en la red comarcal, 18 m de franja de prohibición de edificación y 50 m de afección, en la que será necesario el permiso especifico de la Dirección General de Carreteras para poder edificar o realizar cualquier actividad. En la N-120 habrá 25 m de prohibición de la edificación y 50 m de zona de afección y en la A-12 habrá 50 m de prohibición y 100 m de zona de afección, en las que será necesario el permiso especifico de la Demarcación de Carreteras del Estado para poder edificar o realizar cualquier actividad.

Son de Dominio Público los terrenos ocupados por las carreteras estatales y sus elementos funcionales y una franja de terreno de ocho metros de anchura en autopistas, autovías y vías rápidas, y de tres metros en el resto de las carreteras, a cada lado de la vía, medidas en horizontal y perpendicularmente al eje de la misma, desde la arista exterior de la explanación.

La zona de servidumbre de las carreteras estatales consistirá en dos franjas de terreno a ambos lados de las mismas, delimitadas interiormente por la zona de dominio público y exteriormente por dos líneas paralelas a las aristas exteriores de la explanación a una distancia de 25 metros en autopistas, autovías y vías rápidas, y de ocho metros en el resto de las carreteras, medidas desde las citadas aristas.

Para las nuevas construcciones próximas a carreteras del Estado existentes o previstas, se exigirá que, con carácter previo al otorgamiento de licencias de edificación, se lleven a cabo los Estudios correspondientes de determinación de los niveles sonoros esperables, así como la obligatoriedad de establecer limitaciones a la edificabilidad o de disponer los medios de protección acústica imprescindibles, en caso de superarse los umbrales recomendados, de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente, Ley 37/2003, de 17 de noviembre de Ruido (B.O.E. 18.11.2003) y, en su caso, en la normativa autonómica.

Artículo 128. Afección de Cauces Fluviales.

Comprende los suelos de dominio público delimitados por el nivel máximo de la crecida ordinaria, correspondiente a los distintos cauces del término municipal. Se ha grafiado una zona de protección de 15 metros a ambos lados de las márgenes, dentro de la cual queda prohibida cualquier tipo de construcción excepto si es autorizada por motivos excepcionales por la Comisaría de aguas del Ebro. Se prohíbe especialmente levantar y sacar fuera de cauce piedras o arenas existentes en los mismos en cantidad susceptible de perjudicar la capacidad biogénica del medio. La autorización de extracciones conllevará un estudio de impacto ecológico así como un proyecto sellado y visado por la Comisión de Urbanismo de La Rioja.

Los terrenos lindantes a márgenes de cauces naturales estarán sometidos a las zonas de servidumbre, zonas de policía y usos autorizados en la legislación aplicable de Dominio PúblicoHidráulico vigente en cada momento.

Actualmente se fija; Zona de Servidumbre 5 metros y, Zona de Policía 100 metros. La modificación de estos parámetros legales será de directa aplicación sin que esto suponga que se tengan que modificar las presentes normas.

Artículo 129. Afección de Vías Pecuarias y Vía Verde

Comprende la Zona de afección de las Vías Pecuarias y Vía Verde. Son las siguientes:

- Calzada de los Romanos

- Vereda de los Peregrinos o Camino Francés

- Colada del Camino de los Terreros

- Colada del Camino de Nájera o de Bañares a Nájera

- Colada del Monte Abajo

- Colada del Camino de Fuentes del Olmo

- Colada de las Cabras o del Camino de los Molineros

- Colada de Tirgo

- Vía Verde del Oja

Todas ellas se reflejan en la documentación gráfica.

Estas vías son de titularidad pública (Comunidad Autónoma de La Rioja) y están reguladas por su propia legislación (Código Civil; Ley 3/1995 de 23 de marzo y Decreto 3/1998 de 9 de enero por el que se aprueba el Reglamento que regula las Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de La Rioja). La Vía Verde del Oja está regulada por la Ley 5/2003, de 26 de marzo, reguladora de la Red e Itinerarios Verdes de La Rioja. Cualquier actuación o actividad que pretenda realizarse con relación a las mismas deberá contar con la autorización expresa del órgano competente.

En el caso de que el crecimiento del núcleo urbano llegue a afectar a una vía pecuaria, se mantendrá en todo caso su carácter de camino rural no permitiéndose su urbanización mediante pavimentos superficiales urbanos (asfaltados, hormigonados, aceras, etc.). En el supuesto de que sea necesaria su urbanización por pasar a formar parte de los viales de comunicación del núcleo se deberá recomponer de forma más o menos paralela, y a través de la correspondiente modificación del trazado, una nueva vía pecuaria sin urbanizar y que permita asegurar su continuidad.

Artículo 130. Afección al Camino de Santiago

Se estará a lo dispuesto por el Plan Especial de Protección, Recuperación y Revitalización del Camino de Santiago a su paso por La Rioja u otro que lo sustituya.

Artículo 131. Afección a las infraestructuras

Se señala una banda de protección a captaciones y a depósitos de 50 m de radio con objeto de preservar la calidad y suficiencia de las aguas, limitando la realización de actividades constructivas o transformadoras del medio, a excepción de aquellas estrictamente necesarias para el aprovechamiento de los recursos agrarios que no supongan contaminación de acuíferos subterráneos.

Será de aplicación lo dispuesto en el R.D. 140/2003 por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consume humano (BOE 45, de 21.02.2003)

Artículo 132. Afección al cementerio

Se estará a lo dispuesto en el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de La Rioja, aprobado por Decreto 30/1998, de 27 de marzo o legislación sectorial vigente.

Artículo 133. Edificaciones preexistentes. Edificios fuera de ordenación.

Las edificaciones preexistentes en suelo no urbanizable que, por la entrada en vigor de la presente normativa, queden sometidas al régimen de Fuera de Ordenación previsto en el artículo 99 de la Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, podrán efectuar obras de consolidación y mejora, así como de ampliación, hasta un 25% de su edificabilidad actual, dentro de los tres años siguientes a contar desde la publicación en el Boletín Oficial de La Rioja de esta normativa.

Para ello, es preceptivo acreditar que las edificaciones existentes se ejecutaron de conformidad con la legalidad vigente en el momento de su construcción, o que ha transcurrido el tiempo fijadoen tal legislación para la legalización de dichas obras.

Disposición final.

El presente Plan General Municipal entrará en vigor al día siguiente de la publicación en el Boletín Oficial de La Rioja de su aprobación definitiva por Comunidad Autónoma de La Rioja.

Logroño, marzo de 2007.- El Equipo Redactor: Arquitectos, Diana Jurado Fernández, Marta Cabezón Pérez. Abogado, Antonio José García Laso.



Anexo. Ordenanza sobre contaminación acústica por ruidos y vibraciones.

Título I: Disposiciones generales

Artículo 1. La presente Ordenanza tiene por objeto regular las actuaciones en orden a la protección de las personas y los bienes contra las agresiones producidas por la energía acústica en sus manifestaciones más representativas: ruido y vibraciones.

A los efectos de la presente Ordenanza el ruido y las vibraciones se entenderán comprendidos dentro de los elementos contaminantes de la atmósfera por formas de energía aludidos en el artículo 1 de la Ley de Protección del Medio Ambiente Atmosférico.

Artículo 2. Quedan sometidas a las prescripciones establecidas en la presente Ordenanza, de obligatoria observancia dentro del territorio de Bañares, cuantas actividades, instalaciones y comportamientos generen ruidos o vibraciones susceptibles de producir molestias, daños materiales o cualquier otra acción perjudicial a personas y bienes.

Igualmente quedan sometidas a las prescripciones establecidas en esta Ordenanza, todos los elementos constructivos constituyentes de la edificación, en tanto en cuanto facilitan o dificultan la transmisión de ruidos y vibraciones producidas en su entorno.

Artículo 3. Corresponderá al Ayuntamiento dentro de su territorio, y a través de sus servicios competentes, ejercer el control del cumplimiento de la presente Ordenanza, exigiendo la adopción de las medidas correctoras necesarias, señalar limitaciones, realizar cuantas inspecciones sean precisas y aplicar las sanciones correspondientes en caso de incumplirse lo preceptuado.

Podrá requerirse por el Ayuntamiento, si carece de medios propios, el auxilio o asesoramiento de los servicios técnicos competentes dependientes del Gobierno de La Rioja.

Artículo 4. Las mediciones y controles que se lleven a cabo en cumplimiento de esta Ordenanza y demás legislación en materia de ruidos y vibraciones, habrán de efectuarse en todo caso bajo la responsabilidad de un técnico competente y con aparatos de medida que cumplan con los requisitos de normalización u homologación reglamentarios.

Artículo 5. Para aquellas actividades, instalaciones y obras que se autoricen a partir de la entrada en vigor de la presente Ordenanza, las prescripciones establecidas en la misma son de obligatorio y directo cumplimiento.

Respecto a las actividades, instalaciones y obras autorizadas con anterioridad a la entrada en vigor de la Ordenanza la adecuación a las normas establecidas en la misma se realizará según lo dispuesto en las disposiciones transitorias.

Artículo 6. El Ayuntamiento velará por la aplicación de las presentes normas en todo lo que sea de su correspondiente competencia.

Título II. Definiciones, unidades y clasificaciones

Artículo 7. Con excepción de las definiciones específicas señaladas en los siguientes artículos, se adoptarán las definiciones acústicas, notaciones y unidades que figuran en la Norma Básicade la Edificación "Condiciones Acústicas de los Edificios", Real Decreto 1.909/81, de 24 de julio (B.O. del Estado número 214, de 7 de septiembre de 1.981), modificada por Real Decreto 2.115/82, de 12 de agosto, y las sucesivas ampliaciones y modificaciones que en el futuro se establezcan por los organismos competentes.

Los términos acústicos no incluidos en la Norma Básica citada se interpretarán de acuerdo con las Normas U.N.E. y, en su defecto, por las Normas I.S.O.

Artículo 8. La determinación del nivel de ruido se realizará y expresará en decibelios, corregidos conforme a la red de ponderación normalizada mediante la curva de referencia tipo A -dB(A)- tomada de la norma UNE 21314/75.

Artículo 9. La determinación del nivel de vibración se realizará midiendo la aceleración de la misma en las bandas de 1/3 octava comprendidas entre 2 y 80 Hz. calculando posteriormente el coeficiente K de la vibración.

El coeficiente K de una vibración será el que corresponde a la curva de mayor valor de las indicadas en el Anexo, que contenga algún punto del espectro de vibración considerada.

Artículo 10. A efectos de la presente Ordenanza se considera dividido el día en dos periodos denominados Diurno y Nocturno. El primero de ellos ocupa el espacio de tiempo comprendido entre las 8 y las 22 horas; correspondiendo al segundo, el espacio de tiempo comprendido entre las 22 y las 8 horas.

Los ruidos y vibraciones emitidas o transmitidos tendrán la consideración de diurnos o nocturnos según se produzcan en uno u otro período de tiempo.

Artículo 11. El grado de precisión de los sonómetros utilizados para la medición de aislamiento acústico y nivel de vibración será de Tipo 1, según prescribe la Norma IEC-651/79.

Para la medición del nivel de ruido, podrán utilizarse equipos de precisión del Tipo 2.

Artículo 12. Con el fin de poder diferenciar y ponderar los diversos ruidos con mayor precisión y racionalidad, se efectúa una primera clasificación del ruido en función de las características ambientales en que se desarrolla. De este modo se obtienen cinco niveles que representan una diversidad de ruidos con características comunes y que se definen en los puntos siguientes.

1. Nivel de Emisión.- A los efectos de esta Ordenanza se entiende por nivel de emisión del nivel de presión acústica originado por una fuente sonora.

1.1. Nivel de Emisión Interno (NEI).- Es el nivel de presión acústica existente en un determinado local donde funciona una o más fuentes sonoras.

1.2. Nivel de Emisión Externo (NEE).- Es el nivel de presión acústica originado por una o más fuentes sonoras que funcionan en el espacio libre exterior.

2. Nivel de Recepción.- Es el nivel de presión acústica existente en un determinado lugar, originado por una fuente sonora que funciona en emplazamiento diferente.

2.1. Nivel de Recepción interno (NRI).- Es el nivel de recepción medido en el interior de un local. A su vez se distinguen dos situaciones que vienen definidas en los apartados siguientes:

2.1.1. Nivel de Recepción Interno con Origen Interno (N.R.I.I.).- Es aquel nivel de recepción interno originado por una fuente sonora o vibrante que funciona en otro recinto situado en el mismo edificio o edificio colindante.

2.1.2. Nivel de Recepción Interno con Origen Externo (N.R.I.E.).- Es aquel nivel de recepción interno originado por un caudal sonoro que procede del espacio libre exterior.

2.2. Nivel de Recepción Externo (NRE).- Es el nivel de recepción medido en un determinado punto situado en el espacio libre exterior.

Artículo 13. Con el fin de poder diferenciar y ponderar los diversos ruidos con mayor precisión y racionalidad, se efectúa una segunda clasificación del ruido teniendo en cuenta la variación del mismo en función del tiempo. De este modo se consideran los ruidos que se definen a continuación.

1. Ruido Continuo. "Es aquél que se manifiesta ininterrumpidamente durante más de 5 minutos. A su vez, dentro de este tipo de ruidos se diferencian tres situaciones.

1.1. Ruido Continuo-uniforme.- Es aquél ruido continuo cuyo nivel de presión acústica (Lp), utilizando la posición de respuesta "rápida" del equipo de medida, se mantiene constante o bien los límites en que varía difieren en menos de 3 dB(A).

1.2. Ruido Continuo-variable.- Es aquel ruido continuo cuyo nivel de presión acústica (Lp), utilizando la posición de respuesta "rápida" del equipo de medida, varía entre unos límites que difieren entre 3 y 6 dB(A).

1.3. Ruido Continuo-fluctuante.- Es aquel ruido continuo cuyo nivel de presión acústica (Lp), utilizando la posición de respuesta "rápida" del equipo de medida, varía entre unos límites que difieren en más de 6 dB(A).

2. Ruido Esporádico.- Ruido esporádico es aquél que se manifiesta ininterrumpidamente durante un período de tiempo igual o menor de 5 minutos. A su vez dentro de este tipo de ruido se diferencian dos situaciones.

2.1. Ruido Esporádico-intermitente.- Es aquel ruido esporádico que se repite -con mayor o menor exactitud - con una periodicidad cuya frecuencia es posible determinar.

2.2. Ruido Esporádico-aleatorio.- Es aquel ruido esporádico que se produce de forma totalmente imprevisible, por lo que para su correcta valoración es necesario un análisis estadístico de la variación temporal del nivel sonoro durante un tiempo suficientemente significativo.

Artículo 14. Los métodos operativos empleados para realizar las diversas mediciones acústicas, excepto aislamiento acústico aéreo, quedan descritos en el Anexo I de esta Ordenanza.

Artículo 15. La medición del aislamiento acústico exigido a las distintas particiones y soluciones constructivas que componen los diversos recintos de las edificaciones, se realizará siguiendo las prescripciones establecidas en la norma UNE 74-040-84, parte 4

Artículo 16. La determinación del nivel de vibración se realizará de acuerdo con lo establecido en la norma ISO-2631-2, apartado 4.2.3.

La magnitud determinante de la vibración será su aceleración medida sobre un eje y corregida mediante la aplicación de la ponderación combinada sobre los tres ejes (r.m.s.) en m/s2.

Para cuantificar la intensidad de la vibración se utilizará cualquiera de los procedimientos que se indican en los apartados siguientes.

Determinación por lectura directa en la curva que corresponde a la vibración considerada.

Medición del espectro de la vibración considerada en bandas de tercio de octava (entre 1 y 80 Hz) y determinación posterior de la curva base mínima que contiene dicho espectro. A estos efectos se utilizará el diagrama incluido en el anexo II.

En caso de variación en los resultados obtenidos por uno u otro sistema se considerará el valor más elevado.

Título III. Niveles de ruido y vibración admisibles

Artículo 17. Ninguna fuente sonora podrá emitir ni transmitir niveles de ruido superiores a los señalados en el presente artículo.

Ambiente Interior:

Nivel de recepción dB(A)



Zonas Día Noche
Residencial 35 28
Sanitario 32 28
Industrial 60 50
Ambiente Exterior
Nivel de recepción dB(A)
Zonas Día Noche
Residencial 50 40
Sanitario 45 35
Industrial 70 55

Se exceptúan de la prohibición expresada en el punto anterior los ruidos procedentes del tráfico, construcción y trabajos en la vía pública, cuya regulación se efectúa en Títulos específicos.

Por razón de la organización de actos con especial proyección oficial, cultural, recreativa o de otra naturaleza, o bien por tradicional consenso de la población, el Ayuntamiento podrá adoptar las medidas necesarias para modificar con carácter temporal en determinadas zonas del casco urbano los niveles a que hacen alusión los puntos segundo y tercero de este artículo

Artículo 18. Ningún aparato mecánico podrá transmitir a los elementos sólidos que componen la compartimentación del recinto receptor niveles de vibración superiores a los señalados en el Anexo A de la norma ISO-2631-2, y que son los siguientes:



Uso del recinto afectado Periodo Curva base m/s2
Sanitario Diurno 1
Nocturno 1
Residencial Diurno 2
Nocturno 1,4
Oficinas Diurno 4
Nocturno 4
Almacén y comercial Diurno 8
Nocturno 8

Se considerarán las curvas base que se detallan en el gráfico incluido en el Anexo de esta Ordenanza.

Título IV. Condiciones exigibles a la edificación

Artículo 19. Todos los edificios deberán cumplir las condiciones acústicas de la edificación que se determina en la Norma Básica de la Edificación-Condiciones Acústicas de 1.982 (NBE-CA-

1.982), aprobada por Real Decreto 1909/81, de 24 de julio modificada por Real Decreto 2.115/82, de 12 de agosto, así como las modificaciones que en el futuro se introduzcan y otras normativas que se establezcan respecto al aislamiento de la edificación.

Artículo 20. Se exceptúan del apartado anterior los forjados constitutivos de la primera planta de la edificación, cuando dicha planta sea de uso residencial y en la planta baja puedan localizarse, conforme al planeamiento, usos susceptibles de producir molestias por ruidos o vibraciones.

En estos casos el aislamiento acústico a ruido aéreo R exigible será de 55 dB(A).

Título VI. Regulación del ruido de tráfico

Artículo 21. Todo vehículo de tracción mecánica deberá tener en buenas condiciones de funcionamiento el motor, la transmisión, carrocería y demás órganos del mismo capaces de producir ruidos, y especialmente el dispositivo silenciador de los gases de escape, con el fin de que el nivel sonoro emitido por el vehículo al circular con el motor en marcha no exceda de los límites que establece el presente Decreto.

Artículo 22. Queda prohibida la circulación de vehículos a motor con el llamado "escape libre" o con silenciadores no eficaces, incompletos, inadecuados o deteriorados.

Artículo 23. Queda prohibido el uso de bocinas o cualquier otra señal acústica dentro del casco urbano, salvo en los casos de inminente peligro de atropello o colisión, o que se trate de servicios públicos de urgencia (Policía, Bomberos y Ambulancias) o de servicios privados para el auxilio urgente de personas, en caso de ser necesario manifestar su presencia.

Artículo 24. Los límites máximos admisibles para ruidos emitidos por los distintos vehículos a motor en circulación, serán los establecidos por los Reglamentos 41 y 51 anejos al Acuerdo de Ginebra de 20 de marzo de 1.958 y Decretos que lo desarrollan (B.O.E. de 18.5.82 y 22.6.83).

Artículo 25. La autoridad municipal podrá notificar a la Departamento de Medio Ambientes de la Comunidad Autónoma de la Rioja las denuncias impuestas por infracción de las normas contenidas en este Título.

A partir del conocimiento de esta denuncia el Departamento de Medio Ambiente podrá comprobar la corrección de las causas que hayan dado lugar a dicha denuncia, pudiendo elevar propuesta de apertura del correspondiente expediente sancionador.

Título VII. Comportamiento de los ciudadanos en la vía pública y en la convivencia diaria.

Artículo 26. La producción de ruidos en la vía pública y en las zonas de pública convivencia (plazas, parques, riberas, etc.) o en el interior de los edificios, deberá ser mantenida dentro de los límites que exige la convivencia ciudadana.

La prescripción establecida en el párrafo anterior se refiere a ruidos producidos, especialmente en horas de descanso nocturno, por:

1. El tono excesivamente alto de la voz humana o la actividad directa de las personas.

2. Los sonidos producidos por los diversos animales domésticos.

3. Los aparatos o instrumentos musicales

4. Los electrodomésticos.

Artículo 27. En relación con los ruidos a que se refiere el artículo 35.1. queda prohibido:

- Cantar, gritar, vociferar, especialmente en horas de descanso nocturno.

- Realizar trabajos y reparaciones domésticas entre las 22 horas y las 8 horas del día siguiente.

- Realizar trabajos de bricolaje con carácter asiduo cuando los ruidos producidos durante la ejecución de los mismos supere los niveles expresados en el Título III de esta Ordenanza.

Artículo 28. En relación con los ruidos a que se refiere el artículo 35.2. se establece la obligatoriedad por parte de los propietarios de animales domésticos, de adoptar las precauciones necesarias a fin de que los ruidos producidos por los mismos no ocasionen molestias al vecindario.

Artículo 29. En relación con los ruidos a que se refiere el artículo 35.3. se tendrá en cuenta que la televisión, radio y otros aparatos musicales deberán ajustar su volumen de forma que no sobrepasen los niveles establecidos en el Título III. Asimismo, el uso de los diversos instrumentos musicales se realizará adoptando las necesarias precauciones, tanto en su instalación como en el local donde se utilicen, de modo que los niveles de ruido producido no superen los límites establecidos en el Título III.

Artículo 30. En relación con los ruidos a que se refiere el artículo 35.4. se prohíbe la utilización, desde las 22 horas hasta las 8 horas del día siguiente, de cualquier tipo de aparato doméstico como es el caso de lavavajillas, lavadoras, licuadoras, aspiradoras y otros, cuando sobrepasen los niveles acústicos establecidos en el Título III.

Artículo 31. Con carácter general se prohíbe el empleo de todo dispositivo sonoro con fines de propaganda, reclamo, aviso o distracción.

Esta prohibición no regirá en los casos de alarma, urgencia o tradicional consenso de la población, pudiendo ser dispensada por la autoridad municipal por razones de interés nacional o de especial significación ciudadana.

Artículo 32. En los trabajos realizados tanto en la vía pública como en la edificación no se autorizará el empleo de maquinaria cuyo nivel de emisión externo (NEE) sea superior a 90 dB(A), medido en la forma expresada en Anexo de esta Ordenanza.

Si excepcionalmente, por razones de necesidad técnica, fuera imprescindible la utilización de maquinaria con poder de emisión superior a los 90 dB(A), el Ayuntamiento limitará el número de horas de trabajo de la citada máquina en función de su nivel acústico y de las características acústicas del entorno ambiental en que esté situada.

Artículo 33. Los trabajos realizados tanto en la vía pública como en la edificación, no podrán realizarse entre las 22 horas y las 8 horas del día siguiente si producen niveles sonoros superiores a los establecidos con carácter general en el Título III.

Se exceptúan de la prohibición anterior las obras urgentes, las que se realicen por razones de necesidad o peligro y aquellas que por sus inconvenientes no pueden realizarse durante el día. El trabajo nocturno deberá ser expresamente autorizado por el Ayuntamiento, quien determinará los límites sonoros que deberá cumplir en función de las circunstancias que concurran en cada caso.

Artículo 34. Se prohíbe el funcionamiento, excepto por causas justificadas de cualquier sistema de alarma o señalización de emergencia.

Artículo 35. Los titulares de instalaciones de alarma deberán poner en conocimiento de la Dirección de Protección Ciudadana la puesta en funcionamiento de dichas instalaciones, así como un teléfono de contacto para ser informados en caso de funcionamiento (justificado o no) de la instalación.

Artículo 36. Se autorizarán las pruebas y ensayos de los sistemas de alarma, que serán de dos tipos:

a) Iniciales.- Serán las que se realicen previamente a su puesta en marcha. Podrán efectuarse entre las 10 y las 18 horas.

b) Rutinarias.- Serán las de comprobación periódica de la instalación. Sólo podrán realizarse una vez al mes y en un intervalo máximo de 5 minutos, dentro del horario anteriormente indicado.

El Servicio de Protección Ciudadana deberá conocer previamente el plan de estas comprobaciones, con expresión del día y hora en que se realizarán.

Artículo 37. Cuando el anormal funcionamiento de un sistema de alarma produzca molestias a la vecindad y no sea posible localizar al responsable o titular de dicha instalación, el Servicio de Protección Ciudadana, procederá a desmontar y retirar el sistema de alarma.

Artículo 38. Cualquier otra actividad o comportamiento singular o colectivo no comprendido en los artículos precedentes, que conlleve una perturbación por ruidos para el vecindario que sea evitable con la observancia de una conducta cívica normal, se entenderán incursos en el régimen sancionador de esta Ordenanza.

Título VIII. Régimen jurídico

Capitulo I. Inspección

Artículo 39. El personal de la Administración debidamente identificado podrá llevar a cabo visita de inspección a las actividades que vengan desarrollándose y a las instalaciones en funcionamiento a los efectos de comprobar el cumplimiento de las determinaciones de la presente Ordenanza.

Los propietarios de los establecimientos y actividades productores de ruidos y vibraciones deberán permitir la inspección y facilitarla.

El personal funcionario en el ejercicio de estas funciones gozará, a todos los efectos, de la condición de Agentes de la Autoridad.

Artículo 40. Las visitas de inspección podrán llevarse a cabo de oficio o a instancia de parte interesada mediante la correspondiente denuncia.

Artículo 41. Los Agentes de vigilancia del tráfico formularán denuncias por infracción de lo dispuesto en la presente Ordenanza cuando, con ayuda de aparatos medidores de ruidos, comprueben que el nivel de ruidos producido por un vehículo en circulación rebasa los límites señalados en el artículo 33 de esta Ordenanza.

Podrá, asimismo, formularse denuncia por los Agentes de vigilancia de tráfico, sin necesidad de utilizar aparatos medidores, cuando se trate de vehículos que circulen con el llamado escape libre o produzcan, por cualquier otra causa, un nivel máximo de ruidos que notoriamente rebasen los límites máximos establecidos en el citado artículo 33.

El titular del vehículo denunciado podrá unir al pliego de descargo certificación expedida por la Departamento de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma, en la que se haga constar el nivel de ruidos comprobado por la misma, siempre que presente el vehículo ante aquel organismo en el plazo de dos días hábiles siguientes al de la entrega o recepción del boletín de denuncia.

Capitulo II. Infracciones

Artículo 42. Se considerarán infracciones administrativas las acciones u omisiones que contravengan las disposiciones de la presente Ordenanza, con independencia de otras responsabilidades legalmente exigibles.

Las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves de conformidad con la tipificación contenida en los artículos siguientes.

Artículo 43. Constituye falta leve:

a) Superar los valores limites admitidos.

b) Transmitir niveles de vibración superiores a la curva base máxima admisible para cada situación.

c) Cualquier otra infracción a las normas de la presente Ordenanza no calificada expresamente como falta grave o muy grave.

d) La circulación de vehículos a motor con el escape libre o silenciadores ineficaces, incompletos, inadecuados o deteriorados.

Artículo 44. Constituye falta grave:

a) Superar en más de 5 dB(A) los valores límite admisibles.

b) Transmitir niveles de vibración correspondientes a dos curvas base inmediatamente superiores a la máxima admisible para cada situación.

c) La vulneración expresa de los requerimientos municipales para la corrección de las deficiencias observadas.

d) La no presentación de los vehículos a las inspecciones.

e) La negativa u obstrucción a la labor inspectora.

f) La reincidencia en faltas leves en el plazo de 12 meses.

Artículo 45. Constituye falta muy grave:

a) Superar en más de 15 dB(A) los valores límite admitidos.

b) Transmitir niveles de vibración correspondientes a más de 2 curvas base inmediatamente superiores a la máxima admisible para cada situación.

c) La reincidencia en faltas graves en el plazo de 12 meses.

d) Incumplimientos graves y conscientes de lo establecido en esta Ordenanza.

Capitulo III. Sanciones

Artículo 46. Las infracciones a los preceptos de la presente Ordenanza se sancionarán de la forma siguiente:

a) Infracciones leves, con multa de hasta 90,15 euros.

b) Infracciones graves, con multa desde 90,15 euros hasta 120,20 euros.

c) Infracciones muy graves, con multa desde 120,20 euros hasta 150,25 euros, clausura temporal o definitiva de la actividad perturbadora.

La sanción de la clausura temporal o definitiva se podrá imponer en aquellas infracciones en que se aprecie reiterada resistencia al cumplimiento de lo ordenado.

En las resoluciones de los procedimientos sancionadores se podrá conceder un plazo para la adopción de medidas correctoras en los focos ruidosos o se podrá imponer la corrección de determinados comportamientos.

Artículo 47. Con independencia de las demás medidas que se adopten, en aquellos supuestos en que la producción de ruidos o vibraciones supere los niveles establecidos, se procederá inmediatamente, y en la medida de lo posible a adoptar aquellas medidas provisionales procedentes para hacer cesar las molestias.

Artículo 48.

1. No obstante la tipificación expresa de las infracciones contenidas en los artículos anteriores para graduar la cuantía de las respectivas sanciones se valorarán conjuntamente las siguientes circunstancias:

a) Naturaleza de la infracción.

b) Capacidad económica de la empresa.

c) La gravedad del daño producido en los aspectos sanitario, social o material.

d) El grado de intencionalidad y la reincidencia.

2. Será considerado reincidente el sujeto infractor que hubiera incumplido lo preceptuado en esta Ordenanza una o más veces en los doce meses precedentes

Capitulo IV. Procedimiento sancionador

Artículo 49. El procedimiento sancionador se ajustará a lo dispuesto en la Ley 30/1.992, de Régimen Jurídico de la Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, así como en el Real Decreto 1398/1993, de 4 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora.

Artículo 50. Será órgano competente para la incoación de expedientes sancionadores derivados de las infracciones tipificadas en esta Ordenanza el Alcalde-Presidente del Ayuntamiento.

Asimismo y en defecto del anterior, subsidiariamente podrá acordarla incoación de expedientes sancionadores el Excmo. Sr. Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja.

Artículo 51. Serán órganos competentes para la resolución del expediente sancionador los siguientes:

- El Alcalde-Presidente del Ayuntamiento, o en su caso la Autoridad que hubiese incoado el expediente.

Artículo 52. Las resoluciones adoptadas por los órganos competentes agotarán la vía administrativa, y deberán ser notificadas al interesado especificando los recursos que contra ellos caben.

Capitulo V. Responsables

Artículo 53. Serán responsables de las infracciones establecidas en esta Ordenanza quienes por acción u omisión hubieren participado en las mismas, así como los dueños, propietarios o titulares de los establecimientos o actividades objeto de la infracción.

En supuestos de titularidad compartida por más de una persona física o jurídica, de un establecimiento o actividad responderán solidariamente todos los cotitulares.

En supuestos de personas jurídicas, titulares de las actividades o establecimientos objeto de infracción responderán subsidiariamente por las sanciones impuestas, los Gerentes, Encargados o Apoderados que desempeñen las funciones de Dirección.

Artículo 54. La responsabilidad administrativa por las infracciones a que se refiere la presente Ordenanza, será independiente de la responsabilidad civil, penal o de otro orden que en su caso pueda exigirse a los interesados.

Artículo 55. La responsabilidad por infracciones cometidas frente a lo establecido en esta Ordenanza se extingue por el cumplimiento de la sanción, muerte o extinción de las personas físicas o jurídicas.

Disposiciones adicionales

Primera.

En el supuesto de que sobre una misma actividad fueran de aplicación más de una normativa se aplicará la que establezca menor nivel sonoro permitido.

Segunda.

El régimen que establece la presente Ordenanza se entiende sin perjuicio de las intervenciones que correspondan a otros organismos de la Administración en la esfera de sus respectivas competencias.

Tercera.

A los cuatro años de la entrada en vigor de la presente Ordenanza se procederá a analizar los resultados y a proponer, en su caso, la modificación de aquellos extremos que se consideren oportunos.

Disposición transitoria.

Los titulares de las actividades legalmente autorizadas o en trámite en la fecha de entrada en vigor de esta Ordenanza, disponen de un periodo de un año para implantar las medidas técnicas correctoras necesarias para el cumplimiento de los niveles máximos de inmisión sonora o de vibraciones, pudiendo prorrogarse este plazo en casos excepcionales debidamente justificados.

Disposición final.

La presente Ordenanza entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja.

Anexo A

Descripciones de los métodos operativos empleados para realizar las diversas mediciones acústicas

Apartado I. Nivel de Emisión Interno (N.E.I.).

1. La medición del nivel de emisión interno (N.E.I.) a que se refiere el artículo 12.1.1. de la Ordenanza, se realizará teniendo en cuenta las prescripciones detalladas en los puntos que se desarrollan en el presente apartado.

2. Características ambientales.- La medición se realizará manteniendo cerradas las puertas y ventanas existentes en el recinto donde esté ubicada la fuente sonora.

Se reducirá al mínimo imprescindible el número de personas asistentes a la medición.

3. Puesta en Estación del Equipo de Medida.- En general, y siempre que las características del recinto lo permitan, el sonómetro se colocará a 1,20 m. del suelo y a 2 m. de distancia de la fuente sonora. Si la fuente es direccional el micrófono se orientará hacia la misma, siendo suficiente una estación para la valoración del nivel acústico de la fuente. Si la fuente es omnidireccional se fijarán tres estaciones a su alrededor, formando ángulos de 120 grados.

En todo caso se realizará un croquis acotado con la ubicación del sonómetro.

4. Característica introducida.- La característica de medición introducida en el sonómetro dependerá del tipo de ruido a medir, ateniéndose a lo dispuesto a continuación:

Ruido continuo-uniforme: Rápido (FAST)

Ruido continuo-variable: Lento (SLOW)

Ruido continuo-fluctuante: Estadístico

Ruido esporádico: Lento (SLOW).

5. Número de registros.- El número de registros dependerá del tipo de ruido, ateniéndose a lo establecido en los puntos que se desarrollan en los siguientes párrafos.

5.1. Ruido continuo-uniforme.- Se efectuarán 3 registros en cada estación de medida, con una duración de 15segundos cada uno y con un intervalo de 1 minuto entre cada registro. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado.

El nivel de emisión interna (N.E.I.) de la fuente sonora vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

Para las fuentes omnidireccionales, el valor final representativo de su nivel de emisión interno (N.E.I.) vendrá dado por la media aritmética de los valores obtenidos en cada una de las tres estaciones de medida.

5.2. Ruido continuo-variable.- De forma análoga a la descrita en el punto anterior.

5.3. Ruido continuo-fluctuante.- Se efectuará un registro en cada estación de medida con una duración que dependerá de las características del ruido a medir, de modo que el tiempo de observación sea suficientemente representativo y, en general, superior a 15 minutos.

El nivel de emisión interno (N.E.I.) de la fuente sonora vendrá representado por el índice LO5, valor que será proporcionado automáticamente por la memoria del analizador estadístico.

Para las fuentes omnidireccionales, el valor final representativo de su nivel de emisión interna (N.E.I.) vendrá dado por la media aritmética de los valores obtenidos en cada una de las estaciones de medida.

5.4. Ruido esporádico.- Se efectuarán tres registros del episodio ruidoso en cada estación de medida. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado por el aparato de medida.

El nivel de emisión interna (N.E.I.) de la fuente sonora vendrá representado por la media aritmética de los tres registros realizados.

Para las fuentes omnidireccionales el valor final representativo de su nivel de emisión interna (N.E.I) vendrá dado por la media aritmética de los valores obtenidos en cada una de las tres estaciones de medida.

Apartado II.- Nivel de Emisión Externo (N.E.E.)

1. La medición del nivel de emisión externo (N.E.E.) a que se refiere el artículo 12.1.2. de la Ordenanza se realizará teniendo en cuenta las prescripciones detalladas en los puntos que se desarrollan en el presente apartado.

2. Características ambientales.- Se desistirá de la medición cuando las características climáticas (temperatura y humedad) queden fuera del rango de las condiciones de medida del equipo utilizado.

Para velocidad del viento superior a 3 m/s se desistirá de la medición. Para velocidades inferiores se podrá efectuar la medición siempre que se utilice el equipo de medida con su correspondiente pantalla contra el viento.

3. Puesta en estación del equipo de medida.- En general, y siempre que las características superficiales lo permitan, el sonómetro se colocará a 1,20 m. del suelo y a 2 m. de distancia de la fuente sonora. Si la fuente es direccional el micrófono se orientará hacia la misma, siendo suficiente una estación para la valoración del nivel acústico de la fuente. Si la fuente es omnidireccional se fijarán tres estaciones a su alrededor, formando ángulos de 120 grados. En todo caso se realizará un croquis acotado con la ubicación del sonómetro.

4. Característica introducida.- La característica de medición introducida en el sonómetro dependerá del tipo de ruido a medir, ateniéndose a lo dispuesto a continuación:

Ruido continuo-uniforme: Rápido (FAST)

Ruido continuo-variable: Lento (SLOW)

Ruido continuo-fluctuante: Estadístico

Ruido esporádico: Lento (SLOW).

5. Número de registros.- El número de registros dependerá del tipo de ruido, ateniéndose a lo establecido en los puntos que se detallan en los siguientes párrafos.

5.1. Ruido continuo-uniforme.- Se efectuarán tres registros en cada estación de medida, con una duración de 15 segundos cada uno y con un intervalo de 1 minuto entre cada registro. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado.

El nivel de emisión externo (N.E.E.) de la fuente sonora vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

Para la fuentes omnidireccionales, el valor final representativo de su nivel de emisión externo (N.E.E.) vendrá dado por la media aritmética de los valores obtenidos en cada una de las tres estaciones de medida.

5.2. Ruido continuo-variable.- De forma análoga a la descrita en el punto anterior.

5.3. Ruido continuo-fluctuante.- Se efectuará un registro en cada estación de medida, con una duración que dependerá de las características del ruido a medir, de modo que el tiempo de observación sea suficientemente representativo y, en general, superior a 15 minutos.

El nivel de emisión externo (N.E.E.) de la fuente sonora vendrá representado por el índice LO5, valor que será proporcionado automáticamente por la memoria del analizador estadístico.

Para las fuentes omnidireccionales, el valor final representativo de su nivel de emisión externo (N.E.E.) vendrá dado por la media aritmética de los valores obtenidos en cada una de las tres estaciones de medida.

5.4. Ruido esporádico.- Se efectuarán tres registros del episodio ruidoso en cada estación de medida. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado por el aparato de medida.

El nivel de emisión externo (N.E.E.) de la fuente sonora vendrá representado por la media aritmética de los tres registrados realizados.

Para las fuentes omnidireccionales el valor final representativo de su nivel de emisión externa (N.E.E.) vendrá dado por la media aritmética de los valores obtenidos en cada una de las tres estaciones de medida.

Apartado III.- Nivel de Recepción Interno con origen interno (N.R.I.I.)

1. La medida del nivel de recepción interno con origen interno (N.R.I.I.) a que se refiere el artículo 12.2.1.1., de la Ordenanza se realizará teniendo en cuenta las prescripciones detalladas en los puntos que se desarrollan en el presente apartado.

2. Características ambientales.- La medición se realizará con las(s) ventana(s) y puerta(s) del recinto cerradas, de modo que se reduzca al mínimo la influencia del ruido exterior de fondo.

Se reducirá al mínimo imprescindible el número de personas asistentes a la medición y si las características del equipo de medición lo permiten se desalojará totalmente e! recinto donde se realiza la medición.

3. Puesta en Estación del Equipo de Medida.- Se seleccionará una estación de medida que cumpla con los requisitos siguientes:

- Situará el micrófono del equipo de medida a 1 metro de la pared del recinto y a 1,20 metros del suelo.

- La selección se realizará de modo que la estación de medida afecte a aquella pared que se estime fundamental en lo que a transmisión de ruido se refiere. En caso de no existir una pared fundamental, se seleccionará preferentemente la pared opuesta a aquella por donde se manifiesta el ruido de fondo (generalmente la fachada).

- Sobre el lugar preseleccionado se moverá experimentalmente el sonómetro paralelamente a la pared transmisora tratando de localizar el punto de mayor presión acústica. Este movimiento se realizará a lo largo de 0,5 metros en cada sentido.

En el lugar donde se aprecie mayor intensidad acústica se fijará la estación de medida definitiva.

- La situación del equipo de medida se reflejará y acotará en un croquis realizado al efecto.

- El micrófono se orientará de forma sensiblemente ortogonal hacia la pared (ángulo horizontal)y ligeramente inclinado hacia arriba (ángulo vertical).

4. Característica introducida.- La característica de medición introducida en el sonómetro dependerá del tipo de ruido a medir, ateniéndose a lo dispuesto a continuación:

Ruido continuo-uniforme Rápido (FAST)

Ruido continuo-variable Lento (SLOW)

Ruido continuo-fluctuante Estadístico

Ruido esporádico Lento (SLOW).

5. Número de registros.- El número de registros dependerá del tipo de ruido, ateniéndose a lo establecido en los puntos que se detallan en los siguientes párrafos.

5.1. Ruido continuo-uniforme. Se efectuarán tres registros en la estación de medida seleccionada, con una duración de 15 segundos cada uno y con un intervalo de 1 minuto entre cada registro.

El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado.

El nivel de recepción interno con origen interno (N.R.I.I.) de la fuente sonora, vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

5.2. Ruido continuo-variable.- De forma análoga a la descrita en el punto anterior.

5.3. Ruido continuo-fluctuante.- Se efectuará un registro en la estación de medida seleccionada con una duración que dependerá de las características del ruido a medir, de modo que el tiempo de observación sea suficientemente representativo y, en general, superior a 15 minutos.

El nivel de recepción interno con origen interno (N.R.I.I.) de la fuente sonora vendrá representado por el índice LO5, valor que será proporcionado automáticamente por la memoria del analizador estadístico.

5.4. Ruido esporádico.- Se efectuarán tres registros del episodio ruidoso en la estación de medida seleccionada. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado por el aparato de medida.

El nivel de recepción interno con origen interno (N.R.I.I.) de la fuente sonora vendrá representado por la media aritmética de los tres registros realizados.

Apartado IV.- Nivel de Recepción Interno con origen Externo (N.R.I.E.)

1. La medida del nivel de recepción interno con origen externo (N.R.I.E.) a que se refiere el artículo 12.2.1.2. de la Ordenanza se realizará teniendo en cuenta las prescripciones detalladas en los puntos que se desarrollan en el presente apartado.

2. Características ambientales.- La medición se realizará con la(s) ventana(s) del recinto abierta(s). Se desistirá de la medición cuando las características ambientales (temperatura y humedad) queden fuera del rango de las condiciones de medida del equipo utilizado.

Para velocidades del viento superiores a 3 m/s se desistirá de la medición. Para velocidades inferiores se podrá efectuar la medición siempre que se utilice el equipo de medida con su correspondiente pantalla contra el viento.

Cuando la fuente de ruido considerada se encuentre alejada de la estación de medida, el nivel de recepción externo (N.R.E.) dependerá significativamente de las condiciones climáticas, por lo que en el informe de la medición se reflejarán las condiciones existentes durante la misma. Si es posible se obtendrá un valor típico y una indicación sobre el margen de variación.

3. Puesta en Estación del Equipo de Medida.- El equipo se situará junto al hueco de la ventana, con el micrófono enrasado con el plano de la fachada exterior y orientado hacia la fuente sonora. La(s) ventana(s) permanecerán abierta(s).

4. Característica introducida.- La característica de medición introducida en el sonómetro dependerá del tipo de ruido a medir, ateniéndose a lo dispuesto a continuación:

Ruido continuo-uniforme: Rápido (FAST)

Ruido continuo-variable: Lento (SLOW)

Ruido continuo-fluctuante: Estadístico

Ruido esporádico: Lento (SLOW).

5. Número de registros.- El número de registros dependerá del tipo de ruido, ateniéndose a lo establecido en los puntos que se detallan en los siguientes párrafos.

5.1. Ruido continuo-uniforme.- Se efectuarán tres registros en la estación de medida seleccionada, con una duración de 15 segundos cada uno y con un intervalo de 1 minuto entrecada registro.

El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado.

El nivel de recepción interno con origen externo (N.R.I.E.) de la fuente sonora vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

5.2. Ruido continuo-variable.- De forma análoga a la descrita en el punto anterior.

5.3. Ruido continuo-fluctuante.- Se efectuará un registro en la estación de medida seleccionada, con una duración que dependerá de las características del ruido a medir, de modo que el tiempo de observación sea suficientemente representativo y, en general, superior a 15 minutos.

El nivel de recepción interno con origen externo (N.R.I.E.) de la fuente sonora vendrá representado por el índice LO5, valor que será proporcionado automáticamente por la memoria del analizador estadístico.

5.4. Ruido esporádico.- Se efectuarán tres registros del episodio ruidoso en la estación de medida seleccionada. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado por el aparato de medida.

El nivel de recepción interno con origen externo (N.R.I.E.) de la fuente sonora vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

Apartado V.- Nivel de Recepción Externo (N.R.E.)

1. La medida del nivel de recepción externo (N.R.E.) a que se refiere el artículo 12.2.2. de la Ordenanza se realizará teniendo en cuenta las prescripciones detalladas en los puntos que se desarrollan en el presente apartado.

2. Características ambientales.- Se desistirá de la medición cuando las características climáticas queden fuera del rango de las condiciones de medida del equipo utilizado. Para la velocidad del viento superior a 3 m/s se desistirá de la medición, para velocidades inferiores se podrá efectuar la medición siempre que se utilice el equipo de medida con su correspondiente pantalla contra el viento.

Cuando la fuente de ruido considerada se encuentre alejada de la estación de medida, el nivel de recepción externo (N.R.E.) dependerá significativamente de las condiciones climáticas, por lo que en el informe de la medición se reflejarán las condiciones existentes durante la misma. Si es posible se obtendrá un valor típico y una indicación sobre el margen de la variación.

3. Puesta en Estación del Equipo de Medida.- En general, el equipo se instalará a 1,20 metros del suelo y a 3,5 metros como mínimo de las paredes, edificios o cualquier otra superficie reflectante, y con el micrófono orientado hacia la fuente sonora.

Cuando las circunstancias lo requieran podrán modificarse estas características, especificándolo en el informe de medición. En todo caso se realizará un croquis acotado con la ubicación del sonómetro.

4. Característica introducida.- La característica de medición introducida en el sonómetro dependerá del ruido a medir, ateniéndose a lo dispuesto a continuación:

Ruido continuo-uniforme: Rápido (FAST)

Ruido continuo-variable: Lento (SLOW)

Ruido continuo-fluctuante: Estadístico

Ruido esporádico: Lento (SLOW).

5. Número de registros.- El número de registros dependerá del tipo de ruido, ateniéndose a lo establecido en los puntos que se detallan en los siguientes párrafos.

5.1. Ruido continuo-uniforme.- Se efectuarán tres registros en la estación de medida seleccionada, con una duración de 15 segundos cada uno y con un intervalo de 1 minuto entre cada registro.

El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado.

El nivel de recepción externo (N.R.E.) de la fuente sonora vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

5.2. Ruido continuo-variable.- De forma análoga a la descrita en el punto anterior.

5.3. Ruido continuo-fluctuante.- Se efectuará un registro en la estación de medida seleccionada, con una duración que dependerá de las características del ruido a medir, de modo que el tiempo de observación sea suficientemente representativo y, en general, superior a 15 minutos.

El nivel de recepción externo (N.R.E.) de la fuente sonora vendrá representado por el índice LO5, valor que será proporcionado automáticamente por la memoria del analizador estadístico.

5.4. Ruido esporádico. - Se efectuarán tres registros del episodio ruidoso en la estación de medida seleccionada. El valor considerado en cada medición será el máximo nivel instantáneo (MaxL) registrado por el aparato de medida.

El nivel de recepción externo (N.R.E.) de la fuente sonora vendrá dado por la media aritmética de los tres registros realizados.

Apartado VI.- Corrección por Ruido de Fondo

1. Si durante la medición de cualquiera de los niveles de ruido a que se refieren los apartados I al V de este Anexo se observa la existencia de ruido ajeno a la fuente sonora objeto de la medición y se estima que dicho ruido pudiera afectar al resultado de la misma, se procederá a efectuar una corrección por ruido de fondo, tal como se indica en los puntos que se desarrollan seguidamente.

2. Se localizará el origen del ruido ajeno a la fuente sonora objeto de medición y se anulará mientras dure la misma.

3. Si no es posible dicha anulación se realizará una corrección en el nivel total medio (N1) de acuerdo con las instrucciones dadas a continuación.

3.1. Se medirá el nivel acústico del conjunto formado por la fuente sonora mas el ruido de fondo. Dicho valor se designará N1.

3.2. Se parará la fuente sonora y se medirá (en las mismas condiciones) el nivel producido por el ruido de fondo. Su valor se designará N2.

3.3. Se establecerá la diferencia (m) entre los dos niveles medidos: m=N1-N2

3.4. En función del valor (m) se obtendrá la corrección © que deberá aplicarse al nivel N1. El valor de dicha corrección figura en el cuadro siguiente:

Corrección por ruido de fondo

Valor de la diferencia de nivel (dB)



0/3,5 3,5/4,5 4,5/6 6/8 8/10 mas de 10
C 2,5 1,5 1 0,5 0

3.5. En caso de que el valor (m) se encuentre entre 0 y 3,5 se desestimará la medición, realizándose la misma en otro momento en que el ruido de fondo sea menor.

3.6. En los casos en que el valor (m) sea superior a 3.5, se determinará el valor de la corrección correspondiente © y se restará del valor N1, obteniendo así el valor final representativo del nivel sonoro de la fuente objeto de la medición (N); es decir:

N = N1-C

Apartado VII.- Corrección por Tonos Audibles

1. Si durante la medición de cualquiera de los niveles de ruido a que se refieren los apartados I al V de este Anexo se observa la existencia de tonos audibles se aplicará la penalización correspondiente en función de la pureza de dichos tonos.

2. La determinación de la existencia de tonos audibles se realizará en base al procedimiento que se desarrolla en los puntos siguientes.

2.1. Medición del espectro del ruido en bandas de tercio de octava entre las frecuencias comprendidas entre 20 y 8.000 Hz.

2.2. Determinación de aquella(s) banda(s) en la(s) que la presión acústica sea superior a la presión existente en sus bandas laterales.

2.3. Determinación de las diferencias existentes entre la presión acústica de la banda considerada y la de las bandas laterales, calculando posteriormente la media aritmética de dichas diferencias (Dm).

Se considerará aquella banda en que el valor de la penalización correspondiente sea máxima.

3. Determinación de la penalización aplicable.- La penalización aplicable por la existencia de tonos audibles será la que se refleja en el cuadro siguiente:

Corrección por tonos audibles



Zona considerada Dm. igual o Dm. igual o Dm igual o
del espectro mayor a 5 dB mayor a 8 dB mayor a 15dB
20 a 125Hz. 1 dB (A) 3 dB (A) 5 dB (A)
160 a 400 Hz. 3 dB (A) 5 dB(A) 5 dB (A)
500 a 8.000 Hz. 5 dB(A) 5 dB (A) 5 dB (A)

Apartado VIII.- Corrección por Porcentaje de Ruido.

En la medición de cualquiera de los niveles de ruido a que se refieren los apartados I al V de este Anexo se aplicará la correspondiente penalización-despenalización, cuando la duración del citado ruido, respecto a un tiempo de observación suficientemente significativo, se encuentre por exceso o por defecto en situaciones extremas.

A estos efectos se considera un tiempo de observación de 14 horas si el ruido es diurno y de 10 horas si el ruido es nocturno.

Los valores de estos coeficientes de corrección se fijan en la tabla siguiente:

Corrección por porcentaje de ruido

Duración del ruido (%)



0/5 5/10 10/90 90/95 95/100
Penalización 3 dB (A)5 5 dB (A)
Despenalización 5 dB (A) 3 dB (A)

Anexo. Ordenanza sobre limpieza vial y gestión de los distintos tipos de residuos.

Exposición de motivos.- La presente Ordenanza tiene por objeto la regulación, dentro del término municipal de Bañares, de todo lo relacionado con la limpieza vial, recogida de residuos urbanos, régimen de la prestación de dicho servicio, módulos y vehículos para su transporte, vertido y eliminación, distintos tipos de contenedores y horarios de recogida para cada material de deshecho.

De esta Ordenanza se destaca una serie de necesidades que pretenden corregir los principales factores de suciedad, como son, entre otros:

- Evitar el abandono de papeles, objetos, escombros y otros residuos fuera de los circuitos de recogida, usando las papeleras, contenedores y los servicios especiales.

- Librar las basuras teniendo en cuenta las normas, horarios y sistemas establecidos en cada caso.

- Corregir con responsabilidad los efectos negativos que muchas veces produce la concurrencia de los animales domésticos en la Ciudad.

Se estará en lo dispuesto en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.

Título I. Disposiciones generales

Artículo 1.- La presente Ordenanza tiene por objeto regular, en el ámbito de competencias del Ayuntamiento de Bañares, y dentro de su término municipal, las siguientes situaciones, actividades y comportamientos:

- La limpieza de la vía pública en lo que se refiere al uso común general de los ciudadanos, y la limpieza de solares de propiedad municipal. Asimismo, la inspección y la realización subsidiaria de la limpieza de los solares de propiedad pública o privada.

- La prevención del estado de suciedad de la Ciudad, producido como consecuencia de las manifestaciones públicas en la calle, y la limpieza de los bienes de dominio municipales en lo que respecta a su uso común especial y privativo.

- La recogida de residuos urbanos producidos a consecuencia del consumo doméstico, así como la de todos los materiales residuales que, por su naturaleza, puedan asimilarse a los anteriores y, en general, toda clase de basuras y desperdicios producidos dentro del ámbito urbano, cuya recogida corresponda por Ley a los Ayuntamientos.

- La acumulación, carga, transporte y vertido de tierras, escombros y otros materiales similares y asimilables, producidos como consecuencia de obras, construcciones, derribos, etc.

- En cuanto sea de su competencia, la gestión, control e inspección de los sistemas y equipamientos destinados al tratamiento, aprovechamiento, depósito y eliminación de los residuos mencionados.

Artículo 2.- En ningún caso quedan incluidos en los apartados anteriores los residuos peligrosos que se regirán por su legislación específica.

Artículo 3.- El deber de cumplir lo establecido en la presente ordenanza por los ciudadanos se entenderá siempre sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones que atañen a la empresa adjudicataria del Servicio de Limpieza Pública, conforme al contrato que en cada momento esté vigente y a las instrucciones que, en cada caso, dicte el Ayuntamiento.

Artículo 4.- Las normas de la presente Ordenanza se aplicarán por analogía a los supuestos queno estén expresamente regulados y que, por su naturaleza, estén comprendidos en su ámbito de aplicación.

Artículo 5.- 1. Tanto las personas físicas como jurídicas están obligadas, en lo que concierne a la limpieza de la ciudad, a observar una conducta encaminada a evitar y prevenir la suciedad.

2. Asimismo, podrán poner en conocimiento de la Autoridad Municipal las infracciones que en materia de limpieza pública presencien, o de las que tengan un conocimiento cierto.

3. Será responsabilidad del Ayuntamiento atender las reclamaciones, denuncias y sugerencias de los ciudadanos, ejerciendo las acciones que en cada caso correspondan.

Artículo 6.- 1. Todos los ciudadanos están obligados al cumplimiento puntual de la presente Ordenanza y de cuantas disposiciones complementarias con ella relacionada dicte en cualquier momento la Alcaldía o el Concejal responsable del Servicio de Limpieza.

2. La Autoridad Municipal podrá exigir en todo momento el cumplimiento inmediato de la presente Ordenanza, exigiendo al causante de una infracción la corrección de la misma, sin perjuicio de la imposición de la sanción que corresponda.

3. La Alcaldía, a propuesta de los Servicios Municipales correspondientes, podrá imponer sanción, de acuerdo con el Cuadro que se establece al efecto, a los que con su comportamiento contravinieran lo dispuesto en la presente Ordenanza.

Artículo 7.- 1. El Ayuntamiento podrá realizar subsidiariamente los trabajos de limpieza que, según la presente Ordenanza, corresponda efectuar directamente a las personas físicas o jurídicas imputándoles el coste de la limpieza, y sin perjuicio de las sanciones que correspondan en cada caso.

2. En las mismas condiciones que en el apartado anterior el Ayuntamiento podrá subsidiariamente llevar a cabo trabajos de mantenimiento, reparación y limpieza de los elementos y partes exteriores de los inmuebles, carga, retirada, transporte y eliminación de los materiales residuales abandonados, y actuar de igual forma, en cuantas actuaciones supongan el incumplimiento de la presente Ordenanza.

Artículo 8.- 1. El Ayuntamiento favorecerá y colaborará en las acciones que en materia de limpieza pública sean promovidas por los particulares, fomentando las actuaciones encaminadas a aumentar la mejora en la calidad de vida en el municipio.

2. El Ayuntamiento velará específicamente por el cumplimiento de la presente Ordenanza.

Título II. De la limpieza pública

Capítulo I. De la limpieza pública como consecuencia del uso común general de los ciudadanos

Artículo 9.- A efectos de la limpieza se considera como vía pública: las calles, paseos, avenidas, aceras, bulevares, travesías, plazas, parques, zonas ajardinadas, túneles viarios y demás bienes de uso público, destinados directamente al uso común general de los ciudadanos.

Artículo 10.- 1. Queda prohibido tirar y abandonar en la vía pública, así como en solares y terrenos públicos y privados, cualquier tipo de residuo.

2. Los residuos de pequeño volumen tales como papeles, colillas, envoltorios, peladuras, etc., deberán depositarse en las papeleras instaladas al efecto.

3. Los materiales residuales voluminosos, o los de pequeño tamaño en gran cantidad, deberán ser evacuados y retirados conforme a lo dispuesto para la recogida de residuos urbanos, o de acuerdo con los correspondientes Servicios de recogida. Si por sus características fuera imposible su retirada por los Servicios Municipales, ésta se efectuará por los particulares siguiendo las directrices que marque el Servicio Municipal y la Legislación vigente al respecto.

4. Se prohíbe arrojar cigarros puros, cigarrillos, colillas, u otras materias encendidas en las papeleras. En todo caso deberán depositarse en ellas una vez apagados.

5. Se prohíbe igualmente tirar a la vía pública cualquier clase de desperdicio desde los vehículos, ya estén parados o en marcha, especialmente el contenido de los ceniceros.

6. No se permite sacudir ropas, alfombras, escobas, escobones o similares sobre la vía pública, ni tampoco desde los balcones, ventanas o terrazas, fuera del horario comprendido entre las 22 horas y las 9 horas. En todo caso, estas operaciones se realizarán de forma que no causen daños ni molestias a personas o cosas.

7. No se permite regar las plantas instaladas en el exterior de los edificios si a consecuencia de esta operación se producen vertidos o salpicaduras sobre la vía pública o sobre sus elementos.

8. Se prohíbe escupir, orinar y defecar en la vía pública.

9. Se prohíbe, como medida higiénica y de seguridad, tirar y abandonar en cualquier zona de uso público, así como en solares y terrenos públicos o privados, jeringuillas y elementos de uso íntimo como preservativos, compresas, tampones, etc. En cualquier caso dichos elementos tendrán que depositarse con la protección suficiente para que no produzcan accidente alguno, tanto al público en general como al personal del servicio de limpieza.

10. Se prohíbe arrojar a la vía pública desde ventanas, terrazas, balcones, aberturas exteriores, etc. de los edificios, viviendas o establecimientos cualquier tipo de residuo urbano, incluso en bolsas u otros recipientes.

11. Queda prohibido realizar cualquier operación que pueda ensuciar la vía pública, y de forma especial el lavado, limpieza, cambio de aceite de vehículos y el vertido de aguas procedentes de cualquier tipo de limpieza.

12. La limpieza de pasajes particulares, retranqueo de locales comerciales y portales, patios interiores, solares, galerías comerciales y similares corresponderá a sus propietarios.

13. El Ayuntamiento ejercerá el control e inspección del estado de limpieza de los elementos objeto del punto 12 anterior, y podrá obligar coactivamente a limpiarlos a la persona responsable, de acuerdo con las instrucciones que al efecto dicten los Servicios Municipales.

14. Los productos del barrido y limpieza de los elementos señalados en el punto 12. no podrán ser en ningún caso abandonados en la calle, sino que deberán ser depositados en bolsas adecuadamente cerradas en los contenedores puestos al efecto por el Ayuntamiento y en horario comprendido entre las 20 y 22 horas.

Artículo 11.- El Ayuntamiento podrá indicar anticipadamente la prohibición de aparcar en aquellas calles que su estado de limpieza lo requiera, a fin de efectuar una limpieza a fondo de las mismas en días determinados, mediante comunicados en los propios vehículos, señales portátiles en las que figure la leyenda de "limpieza pública" y el día y la hora de la operación.

Capítulo II. De la suciedad en la vía pública a consecuencia de obras y actividades diversas.

Artículo 12.- 1. Todas las actividades que puedan ocasionar suciedad en la vía pública, cualquiera que sea el lugar en que se desarrollen, y sin perjuicio de las licencias o autorizaciones que en cada caso sean procedentes, exigen de sus titulares la obligación de adoptar las medidas necesarias para evitar que se ensucie la vía pública, y retirar los materiales residuales resultantes, y conservar el espacio en el que desarrollan su cometido y las proximidades del mismo, en perfectas condiciones de limpieza.

2. La Autoridad Municipal podrá requerir al responsable para que efectúe las acciones de limpieza correspondientes.

Artículo 13.- 1. Para prevenir la suciedad, las personas que realicen trabajos u obras que afecten a la vía pública, deberán proceder a la protección de ésta mediante la colocación de elementos adecuados alrededor de los derribos, tierras y otros materiales sobrantes de obra, de modo que se impida la expansión y vertido de estos materiales fuera de la zona afectada por los trabajos, así como la obstrucción de los sumideros de la red de alcantarillado.

2. Si fuera necesario, debido al hecho de que los vehículos de transporte dependientes de la obra produjeran suciedad en la vía pública, se instalarán un sistema de lavado de las ruedas de esos vehículos.

3. En especial, las zonas inmediatas a los trabajos de zanjas, canalizaciones, etc., realizadas en la vía pública, deberán mantenerse siempre limpias y exentas de toda clase de materiales residuales.

4. Cuando se trate de obras en la vía pública, independientemente de las medidas de seguridad vial, deberán instalarse vallas y elementos de protección, así como tubos para la carga y descarga de materiales y productos de derribo, que deberán reunir las condiciones necesarias para impedir la suciedad en la vía pública y que se causen daños a personal o cosas.

5. Los vehículos destinados a trabajos de construcción, darán cumplimiento a las prescripciones que se establecen sobre transporte y vertido de tierras y escombros.

Artículo 14.- Cuando se trate de edificios en construcción, rehabilitación, reforma o derribo será el contratista o promotor de la obra el responsable de la limpieza de la vía pública que se vea afectada por las obras.

Artículo 15.- 1. Se prohíbe el abandono, deposición o vertido en la vía pública de cualquier material residual.

2. Los residuos se depositarán, en todo caso, en elementos de contención autorizados por el Ayuntamiento, y siguiendo en cuanto a la instalación, las directrices que para contenedores en la vía pública quedan establecidas.

3. Los residuos procedentes de pequeñas obras domésticas, podrán depositarse en contenedores de recogida de residuos domiciliarios, siempre que no sobrepasen los 25 Kg, vayan en bolsas adecuadamente cerradas y en horario comprendido entre las 20 y 22 horas.

4. La utilización de contenedores de obra será preceptiva cuando haya de ocuparse espacio público para su depósito y ajustarán sus dimensiones a las características de las vías públicas en que se ubiquen, de tal modo, que no sea impeditiva de la prestación de estos servicios.

5. Los contenedores para obras deberán retirarse de la vía pública con las condiciones que establece la presente Ordenanza.

Artículo 16.- 1. Finalizadas las operaciones de carga, descarga, salida o entrada a obras, almacenes, etc., de cualquier vehículo que pueda producir suciedad en la vía pública, el personal responsable de dichas operaciones, y subsidiariamente, los titulares de los establecimientos y obras donde se hayan efectuado y, en último término, el propietario o el conductor del vehículo, procederán a la limpieza de la vía pública y de los elementos de ésta que se hubieran ensuciado, así como a la retirada de los materiales vertidos, todo ello sin perjuicio de lo establecido en el artículo 14 de la presente Ordenanza.

2. Las personas mencionadas en el apartado anterior, y por el mismo orden, serán las responsables de las infracciones que por los conceptos citados se hicieran a la presente Ordenanza, y de los daños que de las mismas se deriven.

Artículo 17.- 1. Queda prohibido el transporte de hormigón con vehículo hormigonera sin llevar cerrada la boca de descarga con un dispositivo que impida el vertido de hormigón en la vía pública.

2. Se prohíbe limpiar las hormigoneras en las vías públicas, así como en cualquier otro lugar que no sea la propia planta de hormigonado o el punto de destino del hormigón.

3. Del incumplimiento de los apartados anteriores serán responsables el propietario y el conductor del vehículo, quedando obligados a la limpieza del hormigón que se vierta, y de la vía pública afectada, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Artículo 18.- Se prohíbe rebuscar, manipular, seleccionar y extraer, por personal no autorizado, cualquier tipo de material residual depositado en la vía pública, papeleras o contenedores.

Artículo 19

La limpieza de escaparates, tiendas, puntos de venta, establecimientos comerciales, etc. efectuada por los particulares se hará con la precaución de no ensuciar la vía pública, y su horario será tal que no cause molestias a los viandantes. El titular de la actividad será responsable de ello.

Artículo 20.- Será obligación de los titulares de las terrazas mantener estas y cada uno de los elementos que la componen en las debidas condiciones de limpieza, seguridad y ornato. Al término de la jornada propia de la actividad y una vez retirados y agrupados los elementos del mobiliario, deberá realizar las tareas de limpieza necesarias de la superficie ocupada por el velador.

A tales efectos, será requisito indispensable para el titular de la instalación, disponer de los correspondientes elementos de recogida y almacenamiento de los residuos, que puedan ensuciar el espacio público.

No se permitirá almacenar o apilar productos o materiales junto a terrazas con veladores, ni fuera de la instalación fija de los quioscos de temporada o permanentes, así como residuos propios de la instalación, tanto por razones de estética y decoro, como por higiene.

Artículo 21.- 1. Se prohíbe realizar en la vía pública los actos que se especifican a continuación:

a) Vaciar, verter y depositar cualquier clase de materiales residuales tanto en las calzadas comoen las aceras, alcorques, solares y red de saneamiento.

b) Derramar en los mismos lugares cualquier tipo de agua sucia.

c) El vertido en los sumideros existentes en la vía pública de cualquier líquido que no proceda de la limpieza de la misma.

d) El abandono de animales muertos

e) La limpieza de animales

f) El lavado y reparación de vehículos, incluido el cambio de aceite.

g) Realizar cualquier acto que produzca suciedad o sea contrario a la limpieza y decoro de la vía pública.

Artículo 22.- 1. Se prohíbe el abandono de muebles, enseres particulares y residuos voluminosos en la vía pública, salvo los que estén en espera de ser retirados por el servicio especial de recogida de los mismos, los días y a las horas establecidos.

2. Será potestad de los servicios municipales la retirada sin previo aviso de todo objeto material abandonado en la vía pública.

3. Los materiales retirados por los servicios municipales, serán trasladados, para su depósito o eliminación, a los lugares previstos a tal fin por la Autoridad Municipal.

4. El depósito o tratamiento de estos materiales se regirá, en todo momento, por la legislación vigente y, en lo no previsto, por lo que disponga la Autoridad Municipal Competente.

5. Los gastos ocasionados por la recogida, transporte y custodia de estos materiales, deberán abonarlos los propietarios o los productores de deshechos.

Capítulo III. De la limpieza y mantenimiento de los elementos y partes exteriores de los inmuebles

Artículo 23.- 1. Los propietarios de inmuebles, o subsidiariamente, los titulares, están obligados a mantenerlos en las debidas condiciones de seguridad, limpieza y ornato público.

2. Se prohíbe tener en las ventanas, balcones, terrazas u otras aberturas de las casas que den a la vía pública, ropa tendida, sucia o lavada y cualquier otra clase de objeto que sea contrario al decoro de la vía pública o al mantenimiento de la estética urbana, excepto para aquellas viviendas que esté imposibilitadas físicamente para ello.

Artículo 24.- 1. Las comunidades de propietarios de los edificios o los propietarios de fincas, viviendas y establecimientos están obligados a mantener limpias las fachadas, los rótulos de numeración de los portales, las medianeras descubiertas, las entradas, las escaleras de acceso y, en general, todas las partes de los inmuebles que sean visibles desde la vía pública.

2. A estos efectos los propietarios deberán proceder a los trabajos de mantenimiento, limpieza, rebozado y estucado, cuando por motivos de ornato público sea necesario o lo ordene la Autoridad Municipal, previo informe de los servicios municipales competentes.

3. Supuesto un incumplimiento de los apartados anteriores, y previo trámite de audiencia, el Ayuntamiento, requerirá a los responsables para que en el plazo que se les señale realicen las obras u operaciones necesarias.

4. En caso de incumplimiento, y cuando las circunstancias lo hagan aconsejable, o se obtengan mejoras de interés general, el Ayuntamiento podrá efectuar de forma subsidiaria las obras y operaciones de conservación y limpieza a que se refiere el presente artículo, imputando el coste a los propietarios, sin perjuicio de las sanciones a que hubiere lugar.

Capítulo IV: De la limpieza y mantenimiento de urbanizaciones y solares de propiedad privada.

Artículo 25.- 1. Corresponde a los propietarios la limpieza a su costa de las aceras, pasajes, calzadas, plazas, etc., de las urbanizaciones de dominio y uso privado.

2. Será también obligación de los propietarios la limpieza de los patios interiores de manzana, los solares particulares, las galerías comerciales y similares.

3. El Ayuntamiento ejercerá el control e inspección del estado de limpieza de los elementos objeto de los apartados anteriores, y podrá requerir a los responsables para su limpieza, de acuerdo con las instrucciones que al efecto dicten los servicios municipales.

Artículo 26.- 1. Los propietarios de solares y terrenos deberán mantenerlos libres de desechos y residuos, y en las debidas condiciones de salubridad, higiene, seguridad y ornato público.

2. La prescripción anterior incluye la exigencia de la desratización y desinfección de los solares.

Artículo 27.- 1. En caso de ausencia de los propietarios y cuando existan razones de interés público, derivadas de las condiciones de salubridad de los terrenos, el Ayuntamiento, previa autorización judicial, podrá acceder a la parcela, a través de la puerta de acceso si fuese necesario o mediante el derribo de la valla.

2. Los servicios municipales imputarán a los propietarios los costes de las operaciones que fueran necesarias, así como las que se deriven de la devolución a su estado inicial y la sanción correspondiente por incumplimiento y abandono.

Artículo 28.- 1. Tratándose de zonas urbanizadas o afectadas por el planeamiento urbanístico, y mediando cesión de sus propietarios para uso público, el Ayuntamiento, una vez oídos los interesados, podrá hacerse cargo total o parcialmente del mantenimiento, de las condiciones objeto de los artículos precedentes, sin perjuicio de las obligaciones del promotor.

2. En el supuesto contemplado en el apartado anterior, la Autoridad Municipal Competente, en ejercicio de sus facultades, resolverá de acuerdo con el interés ciudadano.

Capítulo V: Repercusiones en la limpieza respecto a la tenencia de animales en la vía pública.

Artículo 29.- 1. Los propietarios son los responsables de los daños o afecciones a personas y cosas y de cualquier acción que ocasione suciedad en la vía pública por animales de su pertenencia.

2. En ausencia del propietario, será responsable subsidiaria la persona que condujese al animal en el momento de producirse la acción.

3. Ante la situación de que un animal causara suciedad en la vía pública, los agentes municipales están facultados en todo momento para exigir del propietario o tenedor del animal la reparación inmediata de la afección causada.

Artículo 30.- 1. Como medida higiénica ineludible, las personas que conduzcan o paseen perros u otra clase de animales por la vía pública, están obligados a impedir que aquellos hagan sus deposiciones (u orinen) sobre las aceras, calzadas, parterres, zonas verdes, zonas terrosas y demás elementos de la vía pública destinados al paso o juego de los ciudadanos.

2. Durante su permanencia en la vía pública, los animales deberán hacer sus deposiciones en los lugares habilitados o expresamente autorizados por el Ayuntamiento para este fin.

3. En todos los casos, el conductor de animales en la vía pública deberá necesariamente llevar consigo elementos (bolsas, recogedor, etc.) necesarios para permitirle recoger y apartar las deposiciones de la vía pública. Dichas bolsas convenientemente cerradas deberán ser depositadas en las papeleras o, si el horario es el adecuado, en los contenedores situados por el Ayuntamiento en la vía pública.

Artículo 31.- El Ayuntamiento establecerá en la vía pública los equipamientos especiales para las deposiciones de los animales de compañía, señalará los lugares habilitados, instalará los elementos de contención adecuados, y colocará las señales preventivas e informativas necesarias para el mejor uso de los mismos.

Artículo 32.- La celebración de fiestas tradicionales y otros actos públicos que requieran la participación de animales, así como los de concursos, exposiciones, etc., de animales que se realicen en la vía pública, precisarán de autorización municipal con el consiguiente abono del precio público por utilización de espacios de dominio público o depósito de fianzas para responder de los daños o suciedad que se pudieran ocasionar por tal motivo.

Capítulo VI: Actuaciones del ciudadano en caso de nevada, respecto a la limpieza de la vía pública.

Artículo 33.- Ante una nevada, los propietarios de edificios, titulares de negocios, el titular administrativo (cuando se trate de edificios públicos), los propietarios de solares, y subsidiariamente los responsables de los mismos, están obligados a cumplir las prescripciones siguientes:

1. Los empleados de fincas urbanas o inmuebles, o en su defecto, las comunidades de propietarios de los mismos, y en cualquier caso la persona o personas que tengan a su cargo la limpieza de edificios públicos y edificios de toda clase, están obligados a limpiar la nieve y hielo de la parte de acera frente a su fachada, al objeto de dejar libre el espacio suficiente para el paso de peatones.

2. La nieve o el hielo se depositarán en la acera, junto al bordillo, pero no en la calzada, y de tal modo que:

a) No se deposite sobre los vehículos estacionados.

b) No impida la circulación del agua por las rígolas, ni el acceso y circulación de vehículos.

c) Quede libre el acceso al sumidero, o tapa de registro del alcantarillado más próximo.

4. Las condiciones establecidas en el nº 2 anterior, referentes a limpieza de nieve en las aceras, deberán cumplirlas igualmente los Servicios Municipales o, en su caso, la empresa concesionaria del servicio de limpieza.

Artículo 34.- Mientras dure la situación de nevada, los ciudadanos en general, y los propietarios de inmuebles, negocios, lonjas, solares, vehículos, etc., deberán observar las instrucciones que en todo momento dicte la Autoridad Municipal.

Artículo 35.- En ningún caso será lanzada a la vía pública la nieve que se hubiese acumulado en terrazas, balcones, cubiertas y restantes partes de los edificios, salvo las disposiciones que en sentido contrario dicte la Autoridad Municipal competente.

Título III. De la limpieza de la ciudad en cuanto al uso común especial y privativo y las manifestaciones públicas en la calle

Artículo 36.- De acuerdo con lo establecido en el artículo 1, el presente Título contempla las normas a seguir para mantener la limpieza de la Ciudad en estos aspectos:

a) El uso común especial y el uso privativo de los bienes de dominio público municipal.

b) La prevención de la suciedad en la Ciudad que pudiera producirse como consecuencia de actividades públicas en la vía pública.

Artículo 37.- 1. La suciedad de la vía pública producida como consecuencia del uso común especial y del privativo, será responsabilidad de las personas autorizadas para tal uso.

2. Los titulares de establecimientos, sean o no fijos, tales como bares, cafés, quioscos, puestos de venta y similares, están obligados a mantener en las debidas condiciones de limpieza el espacio urbano sometido a su influencia, así como los elementos instalados en él.

3. El Ayuntamiento podrá exigir a los titulares a que se refiere el apartado anterior la colocación de recipientes homologados para el depósito y retención de los residuos producidos por el consumo en sus establecimientos, correspondiéndoles también la limpieza y mantenimiento de dichos elementos.

Artículo 38.- 1. Los organizadores privados de un acto público en espacios de propiedad pública, deberán solicitar la correspondiente autorización municipal y serán los responsables de la suciedad derivada de tal acto en los mismos.

2. A efectos de la limpieza de la ciudad, los organizadores privados de actos públicos están obligados a informar al Ayuntamiento del lugar, recorrido y horario de los mismos. El Ayuntamiento les podrá exigir la constitución de una fianza en función de los previsibles trabajos extraordinarios de limpieza que pudiera corresponder efectuar a consecuencia de la suciedad producida por la celebración del acto. De encontrarse el espacio ocupado y el de su influencia en perfectas condiciones de limpieza, la fianza les será devuelta. En caso contrario, se deducirá de la misma el importe de los trabajos extraordinarios a realizar.

3. Si como consecuencia directa de un acto público se produjeran deterioros en la vía pública o en su mobiliario, serán de ello responsables sus organizadores o promotores, quienes deberán abonar los gastos de reposición con independencia de las sanciones a que hubiere lugar.

Artículo 39.- La colocación de carteles, vallas publicitarias, etc., la realización de pintadas, pinturas murales de carácter artístico, etc., y la distribución de octavillas y similares, se regularán por la Ordenanza Municipal de Actividades Publicitarias Visuales.

Título IV. De la recogida de residuos urbanos

Capítulo I. Condiciones generales y ámbito de prestación de los servicios

Artículo 40.- 1. El presente Título tiene por objeto regular las condiciones en que el Ayuntamiento prestará, y el usuario utilizará, los servicios destinados a la recogida de los desechos y residuos urbanos, producidos por los ciudadanos.

2. Tienen la categoría de usuarios a los efectos de prestación de estos servicios, todos los vecinos y habitantes de Bañares, quienes los utilizarán de acuerdo con las disposiciones vigentes y con la presente Ordenanza.

Artículo 41.- A los efectos de la presente Ordenanza, tendrán la categoría de residuos urbanos, los materiales de desecho que a continuación se enumeran, siempre que no estén considerados como peligrosos:

1. Los residuos de alimentación y del consumo doméstico producidos por los ciudadanos en sus viviendas, incluidos ropa, calzado y cualquier producto análogo.

2. Las cenizas de la calefacción doméstica.

3. Los residuos procedentes del barrido de la vía pública.

4. Los desechos producidos a consecuencia de pequeñas obras domiciliarias, cuando la entrega diaria a los servicios de la recogida domiciliaria no sobrepase los 25 Kg

5. La broza de la poda de árboles y del mantenimiento de plantas, siempre que se entregue troceada.

6. Los envoltorios, envases, embalajes y otros residuos sólidos producidos en locales comerciales.

7. Los materiales residuales producidos por actividades de servicios, comerciales, equipamientos e industriales, siempre que puedan asimilarse a los desechos domiciliarios, tanto cuantitativa como cualitativamente

8. Los desechos producidos por el consumo en bares, restaurantes y demás establecimientos del Gremio de Hostelería. Así mismo, los producidos en supermercados, mercados, mercadillos, autoservicios y establecimientos similares.

9. Los residuos de consumo en general, producidos en residencias, hoteles, hospitales, clínicas, colegios, y otros establecimientos públicos o abiertos al público.

10. Los muebles, enseres domésticos y trastos viejos.

11. Los animales domésticos muertos.

12. Las deposiciones de los animales domésticos o de compañía que se liberen de forma adecuada, tal como dispone la presente Ordenanza.

13. Los vehículos que por sus signos exteriores, tiempo de permanencia en la misma situación u otras circunstancias, puedan considerarse en situación de abandono.

Artículo 42.- Quedan excluidos de la competencia de los servicios municipales de recogida de residuos urbanos, los siguientes materiales:

1. Los productos de transformación industrial, escorias y cenizas producidas en fábricas, talleres, almacenes e instalaciones industriales.

2. Los residuos de hospitales, clínicas y centros asistenciales, que no sean asimilables a los del artículo 41.

3. Cualquier tipo de residuo sólido generado por las actividades situadas fuera del suelo urbano no industrial.

4. Los residuos peligrosos.

5. Los residuos radiactivos.

6. Los residuos industriales en general

7. Además de los ya mencionados, aquellos que en circunstancias especiales determine la Autoridad Municipal competente.

Artículo 43.- El Ayuntamiento, de oficio o a petición de los vecinos interesados, podrá extender el servicio a zonas exteriores al suelo urbano no industrial.

Artículo 44.- El Ayuntamiento establecerá anualmente la tasa correspondiente a la prestación de los diferentes servicios de recogida de residuos urbanos. Los usuarios procederán al pago de la tasa de acuerdo con lo que establezca la Ordenanza Fiscal correspondiente.

Artículo 45.- Serán sancionados quienes entreguen a los servicios de recogida residuos distintos a los señalados para cada clase de servicio. También serán sancionados los que depositen los desechos en elementos de contención distintos a los expresamente señalados en cada caso por los servicios municipales.

Artículo 46.- En cuanto a lo establecido con anterioridad, los Servicios de Medio Ambiente delAyuntamiento interpretarán en caso de duda y determinarán en consecuencia la aceptabilidad o no de los residuos, así como el tipo de recogida que corresponda.

Artículo 47.- 1. El Ayuntamiento, a propuesta de los Servicios Municipales y por motivos de interés público, podrá efectuar las modificaciones que considere convenientes en materia de recogidas especiales, frecuencias, horarios, forma de prestación del servicio y tipo de contenedores.

2. Las modificaciones que refleja el apartado uno anterior serán objeto de la información pública necesaria, con excepción de las disposiciones que dicte la Autoridad Municipal competente en situación de emergencia.

Capítulo II. Del servicio de recogida de residuos domiciliarios y de otros residuos urbanos.

Artículo 48.- 1. El servicio de recogida de residuos domiciliarios se realizará por medio de los contenedores puestos al efecto por el Ayuntamiento.

- En dichos contenedores sólo podrán depositarse los residuos domiciliarios especificados en el artº 41.

3. Se prohíbe la existencia de contenedores de residuos urbanos de propiedad privada en zonas de uso público, sean éstas de dominio público o privado, debiendo los que se posean ubicarse en el interior de las edificaciones.

Artículo 49.- La ubicación de los contenedores será establecida por el Ayuntamiento y su reserva de espacio será señalizada en la vía pública.

Artículo 50.- 1. Queda prohibido el traslado de los contenedores fuera de su reserva de espacio.

2. Queda prohibido aparcar vehículos de forma que impidan el normal desenvolvimiento de los servicios de recogida.

Artículo 51.- La prestación del servicio de recogida de residuos domiciliarios, comprenderá las siguientes operaciones:

a) Descarga del contenedor en el vehículo de recogida.

b) Devolución del contenedor a su ubicación, señalada en la vía pública.

c) Limpieza y retirada de los restos de residuos vertidos en la vía pública a consecuencia de estas operaciones, o porque no hayan tenido cabida en el interior del contenedor.

d) Limpieza periódica de los contenedores.

Artículo 52.- 1. Se prohíbe el abandono de residuos domiciliarios en la vía pública, así como en solares y terrenos públicos o privados. Los usuarios están obligados a depositarlas en el interior de los contenedores, en bolsas preferentemente biodegradables debidamente cerradas, con arreglo a los horarios establecidos en el artículo 69.

2. Especial atención requerirá, como medida de salubridad, el depósito en los contenedores de productos alimenticios que aparentemente sean comestibles pero que estén caducados o que supongan un peligro para la salud pública.

Artículo 53.- Queda prohibido el trasvase o manipulación de los residuos domiciliarios, a no ser por causa de fuerza mayor.

Artículo 54.- 1. Los usuarios están obligados a entregar los residuos domiciliarios al servicio de recogida en condiciones tales que no se produzcan vertidos de residuos durante esta operación. Si como consecuencia de una deficiente presentación de los residuos se produjeran tales vertidos, el usuario causante será el responsable de la suciedad ocasionada en la vía pública.

2. Se prohíbe el depósito de bolsas de residuos domiciliarios en las papeleras de la vía pública.

3. Se prohíbe el depósito de bolsas de residuos en los contenedores instalados para recogida de vidrio, papel, escombros o de cualquier otro tipo que no sea el de recogida de basuras.

4. Se prohíbe el libramiento de residuos que contengan residuos líquidos o susceptibles de licuarse.

5. Para su depósito en los contenedores, todas las bolsas que contengan residuos deberán estar perfectamente atadas de modo que no se produzcan vertidos de materiales residuales.

Artículo 55.- Los titulares de establecimientos, así como la agrupación de titulares de puestos en mercados, galerías comerciales, etc. cuya producción de residuos domiciliarios exceda de 500 litros diarios estarán obligados a solicitar del Ayuntamiento uno o varios contenedores de residuos para su uso exclusivo. Estos contenedores deberán alojarse en el interior de losestablecimientos, siendo trasladados a la vía pública únicamente para su descarga.

Artículo 56.- Queda prohibido instalar en la vía pública, de forma permanente, contenedores de residuos domiciliarios que no sean propiedad municipal, o fruto de convenios con otras Administraciones

Artículo 57.- En ningún caso se permite el libramiento a los servicios de recogida de residuos domiciliarios de los demás desechos no incluidos en el artículo 48.

Artículo 58.- Los ciudadanos estarán obligados a colaborar en la realización de las actividades necesarias para la consecución de los objetivos señalados en planes autonómicos o municipales de residuos, que establezcan medidas de reducción, reutilización, reciclado, u otras formas de valorización y eliminación de los residuos urbanos.

Artículo 59.- Sin perjuicio de las causas de retirada y depósito de vehículos previstas en la Ley de Seguridad Vial y disposiciones concordantes, los Servicios Municipales procederán a la retirada de los vehículos situados en la vía pública o terrenos adyacentes y espacios libres públicos siempre que por sus signos exteriores, tiempo que permanecieron en la misma situación u otras circunstancias puedan considerarse residuos urbanos, como consecuencia de su situación de abandono, previo informe del Servicio de Policía Local.

Artículo 60.- El Ayuntamiento podrá dictar Normas Complementarias a la presente Ordenanza a fin de establecer o modificar recogidas especiales, frecuencias de recogida, horarios y tipos de contenedores.

Capítulo III. Del uso de instalaciones fijas para residuos.

Artículo 61.- 1. Se prohíbe el vertido a la red de alcantarillado municipal de sólidos procedentes de trituradores de residuos, tanto domésticos como industriales.

2. Se prohíbe la evacuación directa de residuos sólidos a la red de saneamiento.

Artículo 62.- 1. La instalación de cualquier tipo de incinerador de residuos sólidos (domésticos, hospitalarios, industriales, etc.), exigirá autorización previa del Ayuntamiento.

2. No se autoriza el libramiento a los servicios de recogida de basuras previamente tratadas mediante instalaciones destinadas a aumentar su densidad (trituradores, compactadores, etc.), si los interesados no han obtenido antes autorización municipal.

Capítulo IV. Del aprovechamiento y de las recogidas selectivas de los materiales residuales contenidos en los residuos

Artículo 63.- 1. Una vez depositados los desechos y residuos en los contenedores en espera de ser recogidos por los servicios correspondientes, adquirirán el carácter de propiedad municipal, de acuerdo con la Ley 10/1998, de 21 de abril, sobre Residuos.

2. A los efectos de la recogida selectiva, la propiedad municipal sobre los desechos y residuos urbanos a que hace referencia el apartado anterior será efectiva en el momento en que los materiales residuales sean librados en los contenedores correspondientes.

3. Ningún particular se puede dedicar a la recogida o aprovechamiento de los desechos de cualquier tipo de residuos urbanos sin previa autorización municipal. Se prohíbe seleccionar, clasificar y separar cualquier clase de material residual depositado en los contenedores en espera de ser retirados por los servicios de recogida, excepto en el caso de disponer de licencia expresa otorgada por el Ayuntamiento.

Artículo 64.- A los efectos de la presente Ordenanza, se considerará selectiva la recogida o libramiento por separado de uno o más componentes de los residuos domiciliarios, llevada a cabo por los servicios de recogida directamente o por terceros privados o públicos que previamente hayan sido autorizados expresamente por el Ayuntamiento.

Artículo 65.- El Ayuntamiento, a través de los servicios municipales o contratados, podrá llevar a cabo cuantas experiencias y actividades en materia de recogida selectiva considere convenientes, introduciendo al efecto las modificaciones necesarias en la organización del servicio de recogida de basuras.

Artículo 66.- 1. El Ayuntamiento podrá favorecer y fomentar las iniciativas privadas o públicas para valorizar los residuos que, a juicio de los servicios municipales, tengan posibilidades de alcanzar resultados positivos para la Ciudad.

2. El Ayuntamiento, en uso de sus potestades y después de oír a los interesados, podrá incentivaro subvencionar las campañas de recogida selectiva de los residuos.

Artículo 67.- Cuando el Ayuntamiento ofrezca servicios de recogida selectiva el usuario estará obligado a utilizarlos.

Capítulo V. Régimen y horario de prestación de los servicios de recogida de residuos urbanos.

Artículo 68.- 1. La frecuencia para la recogida de residuos domiciliarios será la fijada por el Ayuntamiento de Bañares.

2. El servicio de recogida de residuos domiciliarios se efectuará en general, en horario nocturno. Se prohíbe el libramiento o depósito de las basuras en los contenedores antes de las 20 horas y después de las 22 horas. Excepcionalmente podrán depositarse después de las 22 horas siempre que se haga antes del paso del vehículo de recogida.

Artículo 69.- Los titulares de establecimientos que dispongan de contenedores de residuos domiciliarios para uso exclusivo deberán trasladarlos a la vía pública para su descarga, de la siguiente forma:

- Entre las 20 y las 22 horas cuando la recogida se efectúe por el servicio de recogida en horario ordinario.

- En el momento del paso del vehículo de recogida o, como mucho, una hora antes cuando la recogida se efectúe por un servicio de recogida en horario extraordinario.

Título V. De la recogida, transporte y vertido de tierras y escombros

Capítulo I. Condiciones generales y ámbito de aplicación

Artículo 70.- 1. El presente Título regulará las siguientes operaciones:

a) El libramiento, carga, transporte, acumulación y vertido de los desechos sólidos calificados como tierras y escombros.

b) La instalación en la vía pública de contenedores para obras, destinados a la recogida y transporte de tierras y escombros.

3. Las disposiciones de este Título, no regirán para las tierras y otros materiales asimilables cuando sean destinados a la venta o al suministro para trabajos de obra nueva. Si serán aplicables todas las prescripciones que establece la presente Ordenanza en cuanto a la prevención y corrección de la suciedad en la vía pública, producida a consecuencia de la carga, descarga y transporte de los citados materiales.

Artículo 71.- A los efectos de la presente Ordenanza, tendrán la consideración de tierras y escombros, los siguientes materiales residuales:

1. Las tierras, piedras y materiales similares procedentes de excavaciones.

2. Los residuos resultantes de trabajos de construcción, demolición, derribo y, en general, todos los sobrantes de obras mayores y menores asimilables a escombros.

3. Cualquier material residual asimilable a los anteriores y los que en circunstancias especiales determine la Autoridad Municipal Competente.

Artículo 72.- La intervención Municipal en materia de tierras y escombros tendrá por objeto evitar que, a consecuencia de las actividades expresadas, se produzca:

1. El vertido incontrolado de dichos materiales o efectuado de forma inadecuada.

2. El vertido en lugares no autorizados.

3. La ocupación indebida de terrenos o bienes de dominio público.

4. El deterioro de los pavimentos y restantes elementos estructurales de la Ciudad.

5. La suciedad en la vía pública y demás superficies de la Ciudad.

Artículo 73.- El Ayuntamiento fomentará que el vertido de tierras y escombros se efectúe de forma que se procure la recuperación de espacios públicos y privados.

Artículo 74.- El Ayuntamiento podrá promover convenios con titulares de explotaciones o fincas autorizadas para el vertido de tierras y escombros, debiendo los interesados realizar el vertido en dichos lugares cuando así se indique por la autoridad municipal

Capítulo II. De la utilización de contenedores para obras

Artículo 75.- A los efectos de la presente Ordenanza, se designan con el nombre de "contenedores" para obras, los recipientes normalizados, especialmente diseñados para sercargados y descargados sobre vehículos de transporte especial, y destinados a la recogida de los materiales residuales que se especifica en el artículo 72.

Artículo 76.- 1. La colocación de contenedores para obras está sujeta a licencia municipal, que será otorgada por los servicios municipales correspondientes.

2. Los contenedores para obras situados en el interior acotado de zonas de obras, no precisarán licencia; sin embargo, en los restantes requisitos deberán ajustarse a las disposiciones de la presente Ordenanza.

3. El pago del precio público por la colocación de contenedores para obras en la vía pública, se regulará por acuerdo del Órgano Municipal correspondiente.

Artículo 77.- 1. Los contenedores para obras solamente podrán ser utilizados por los titulares de la licencia a que hace referencia el artículo 77 anterior.

2. No podrá colocarse más de un contenedor para una misma obra, cuando se trate de ocupación de viales.

Artículo 78.- 1. Además de la placa de control que el Ayuntamiento obliga a instalar, los contenedores para obras están obligados en todo momento a presentar en su exterior de manera perfectamente visible:

a) El nombre o razón social y teléfono del propietario o de la empresa responsable.

b) Cuantos datos sean exigibles para su identificación, en función de la licencia municipal concedida.

3. Los contenedores para obras deberán estar pintados de colores que destaquen su visibilidad, tanto de día, como de noche.

Artículo 79.- 1. Una vez llenos, los contenedores para obras deberán ser tapados inmediatamente de modo adecuado, de forma que no se produzcan vertidos al exterior de los materiales residuales.

2. Igualmente es obligatorio tapar los contenedores al finalizar el horario de trabajo.

Artículo 80.- 1. Las operaciones de instalación y retirada de los contenedores para obras deberán realizarse de modo que no causen molestias a los ciudadanos.

2. La maniobra de carga y descarga de un contenedor se realizará con una persona, pie a tierra, que dirija y facilite el tráfico, así como las mencionadas maniobras.

3. Los contenedores de obras deberán utilizarse o manipularse de modo que su contenido, o parte de él, no se vierta en la vía pública o no pueda ser levantado o esparcido por el viento.

4. Al retirar el contenedor, el titular de la licencia de obras, deberá dejar en perfectas condiciones de limpieza, la superficie de la vía pública afectada por su ocupación.

5. El titular de la licencia de obras será responsable del estado de la vía pública, así como de los daños causados en la misma, debiendo comunicarlos inmediatamente a los servicios municipales correspondientes en caso de haberse producido.

Artículo 81.- 1. Los contenedores se situarán, si fuera posible, en el interior de la zona cerrada de obras y, en otro caso, en la calzada, junto al bordillo, en calles con aceras.

2. De no ser posible dentro de la obra, en plazas, zonas peatonales, calles sin aceras, etc., los contenedores se colocarán lo más cerca que se pueda a la obra, no obstaculizando accesos a viviendas o establecimientos, perjudicando lo mínimo posible el paso de vehículos y de tal forma que los peatones puedan circular libremente por la acera.

3. En todo caso deberán observarse en su colocación las prescripciones siguientes.

a) Se situarán preferentemente delante de la obra a la que sirven o tan cerca como sea posible.

b) Deberán colocarse de modo que no impidan la visibilidad de los vehículos, especialmente en los cruces, respetando las distancias establecidas para los estacionamientos por la Ley de Seguridad Vial y disposiciones concordantes.

c) Al menos deberá quedar libre un carril de circulación.

d) No se entorpecerá la visión aún con el vehículo de transporte, de ninguna señal, tanto luminosas como de señalización vertical.

e) No podrán situarse en los pasos de peatones ni delante de ellos, ni en los vados ni reservas de estacionamiento y parada, excepto cuando estas reservas hayan sido solicitadas para la misma obra.

f) En ningún caso podrán ser colocados, total o parcialmente, sobre las tapas de acceso a servicios públicos, hidrantes de incendios, alcorques de los árboles ni, en general, sobre ningún elemento urbanístico cuya utilización pudiera ser dificultada en circunstancias normales o en caso de emergencia.

7. Se colocarán, en todo caso, de modo que su lado más largo esté situado en sentido paralelo a la acera o a la línea de fachada.

8. Cuando los contenedores estén situados en la calzada, deberán separarse 0,20 m. del bordillo de la acera, de modo que no impidan que las aguas superficiales alcancen y discurran por la rigola hasta el sumidero más próximo.

Artículo 82.- Cuando los contenedores deban permanecer en la vía pública durante la noche en vías insuficientemente iluminadas o en lugares que representan un peligro para el tráfico rodado, deberán llevar incorporadas las señales reflectantes o luminosas para hacerlos identificables.

Artículo 83.- Los contenedores para obras serán retirados de la vía pública:

1. Al expirar el término de concesión de la licencia de obras.

2. Cuando existan razones de interés público previo requerimiento de la Autoridad Municipal.

3. En cuanto estén llenos, para proceder a su vaciado y siempre dentro del mismo día en que se ha producido el llenado.

Capítulo III. Del libramiento y vertido de tierras y escombros.

Artículo 84.- 1. El libramiento de tierras y escombros, se podrá efectuar de las siguientes maneras:

a) En el servicio de recogida de basuras domiciliarias, cuando la cantidad de entrega diaria no sobrepase los 25 Kg.

b) Directamente a los contenedores de obras autorizados por el Ayuntamiento, contratados a cargo de los particulares.

c) Directamente en los lugares que el Ayuntamiento tenga acondicionados o autorizados al efecto, cumpliendo las condiciones que en su caso se señalen.

4. En todos los libramientos de tierras y escombros a que hace referencia el apartado anterior, el promotor de la obra será el responsable de la suciedad que se ocasione en la vía pública, estando obligado a dejar limpio el espacio urbano afectado.

Artículo 85.- En lo que respecta al libramiento y vertido de tierras y escombros, se prohíbe:

a) Depositar en los contenedores de obras residuos que contengan materias inflamables, explosivas, tóxicas, orgánicas, nocivas y peligrosas y, en los situados en la vía pública, además de los indicados anteriormente, materiales susceptibles de putrefacción o de producir olores desagradables, y toda clase de materiales residuales que puedan causar molestias a los usuarios de la vía pública.

b) Depositar muebles, enseres, trastos viejos y cualquier material residual similar, en los contenedores de obra situados en la vía pública.

c) El vertido en terrenos de dominio público que no hayan sido expresamente autorizados por el Ayuntamiento para tal fin.

Capítulo IV. Del transporte de tierras y escombros

Artículo 86.- 1. El transporte de tierras y escombros por las vías urbanas deberá realizarse de acuerdo a lo dispuesto en la presente Ordenanza.

2. Lo dispuesto en la presente Ordenanza se entiende sin perjuicio del cumplimiento de la Ley de Seguridad Vial y disposiciones concordantes y restante normativa que sea de aplicación.

Artículo 87.- 1. Los vehículos en que se efectúe el transporte de tierras y escombros reunirán las debidas condiciones para evitar el vertido de su contenido sobre la vía pública.

2. En la carga de vehículos se adoptarán las precauciones necesarias para impedir que se ensucie la vía pública.

3. Los materiales transportados deberán ser cubiertos o protegidos de modo que no se desprenda polvo, ni se produzcan vertidos de materiales residuales.

Artículo 88.- 1. Los transportistas de tierras y escombros están obligados a proceder a la limpieza inmediata del tramo de vía afectada, incluso sumideros, en el supuesto de que la vía pública se ensuciase a consecuencia de las operaciones de carga y transporte.

2. También quedan obligados a retirar en cualquier momento, y siempre que sean requeridos por la Autoridad Municipal, las tierras y escombros vertidos en lugares públicos no autorizados.

3. Los servicios municipales podrán proceder a la limpieza de la vía pública afectada y a la retirada de los materiales vertidos a que hacen referencia los apartados 1 y 2 anteriores, siendo imputados a los responsables los gastos que de ellos se deriven, y sin perjuicio de la sanción que corresponda.

4. En cuanto a lo dispuesto en el apartado anterior, serán responsables solidarios los empresarios y promotores de las obras y trabajos que hayan originado el transporte de tierras y escombros.

5. La responsabilidad sobre el destino último de las tierras y escombros finaliza en el momento en que estos materiales sean recibidos y descargados en los emplazamientos autorizados al efecto por los servicios municipales.

Capítulo V. Horario

Artículo 89.- 1. El libramiento de tierras y escombros en los servicios de recogida domiciliaria a que se refiere el apartado a) del artículo 85 se hará dentro del horario establecido para dicho servicio.

2. La deposición de tierras y escombros en los contenedores se hará durante las horas hábiles de trabajo, sin que se cause molestias a los vecinos..

3. Serán sancionados los infractores de lo dispuesto en el número 2 anterior, salvo que, ante circunstancias excepcionales, hubiesen obtenido autorización expresa de los servicios municipales correspondientes.

Título VI. Del tratamiento o eliminación de los residuos y de los vertederos

Capítulo I. Condiciones generales y ámbito de aplicación.

Artículo 90.- 1. El presente Título regulará las condiciones para proceder al tratamiento de los residuos urbanos, en general, generados en el término municipal de Bañares o que previa autorización de su Ayuntamiento, pudieran ser tratados o eliminados en sus instalaciones y equipamientos.

2. Quedan excluidos del presente título:

a) Los residuos peligrosos.

b) Los residuos radiactivos.

c) Los residuos generados a consecuencia de actividades mineras o extractivas.

d) Los residuos agrícolas o ganaderos producidos en fase de explotación.

e) Los residuos hospitalarios no asimilables a los residuos urbanos.

f) Los vehículos abandonados

g) Los residuos industriales en general.

8. En lo que se refiere a los residuos señalados en los apartados c), d), e) y f) del número 2 anterior, el Ayuntamiento podrá establecer normas especiales para su tratamiento o eliminación a propuesta de los servicios municipales.

Artículo 91.- A los efectos de la presente Ordenanza se entenderá por tratamiento el proceso o conjunto de procesos que se apliquen a los materiales residuales bajo la tutela administrativa, cuyo objeto sea el almacenamiento, trasvase, tría, clasificación, reutilización y valoración de los residuos, ya sea como materias primas o semielaboradas, ya sea para su aprovechamiento energético.

Artículo 92.- 1. El Ayuntamiento podrá autorizar discrecionalmente, previa solicitud, para depositar los residuos asimilables a urbanos en los lugares habilitados al efecto.

2. Para cualquiera de los tipos de autorización, el usuario formulará la correspondiente petición a los Servicios Municipales quienes, una vez estudiado cada caso, propondrán la conveniencia o no de la autorización, y las condiciones de la misma.

Artículo 93.- 1. El Ayuntamiento exigirá de los productores de residuos sólidos que los libren a los equipamientos municipales en condiciones de posibilitar la prestación del servicio de tratamiento o eliminación con total garantía de seguridad para las personas y el medio.

2. Los equipamientos municipales de tratamiento o eliminación podrán rechazar la recepción de aquellos materiales residuales que no cumplan, por su naturaleza o forma de presentación, lasexigencias que se hubieran establecido respecto a su recepción.

3. La utilización de las instalaciones municipales de tratamiento o eliminación de residuos se hará de acuerdo con las normas de régimen interno que en cada caso se establezcan.

Artículo 94.-

1. Se prohíbe todo tipo de abandono de residuos.

2. A los efectos de la presente Ordenanza se considerará abandono todo acto que tenga por resultado dejar incontroladamente los materiales residuales en el entorno.

3. Queda prohibida la incineración de cualquier tipo de residuo urbano o industrial a cielo abierto, en calderas y aparatos de calefacción, etc., debiendo efectuarse en hornos adecuados y previniendo las medidas oportunas para una eficaz depuración de humos, para lo cual será preceptiva la correspondiente licencia de apertura tramitada conforme establece el Decreto 62/2006.

Artículo 95.-

1. Una vez recibidos los materiales residuales en las instalaciones de tratamiento o eliminación, adquirirán el carácter de propiedad municipal, salvo disposición expresa del Ayuntamiento.

2. Los servicios municipales podrán recoger los residuos abandonados, transportarlos, y tratarlos o eliminarlos, imputando el coste de los servicios prestados a los responsables, sin perjuicio de la sanción que corresponda imponer, ni de la reclamación de las responsabilidades civiles o criminales del abandono. Desde su recogida, los residuos tendrán el carácter de propiedad municipal.

Artículo 96.- El servicio de tratamiento o eliminación de residuos podrá ser prestado por el Ayuntamiento por gestión directa o indirecta, mediante consorcios, conciertos con los particulares o cualquier otra fórmula que tenga por conveniente.

Artículo 97.- 1. El Ayuntamiento, en ejercicio de sus potestades, favorecerá las iniciativas que, a juicio de los servicios municipales, tengan por objeto la recuperación y valorización de los materiales residuales.

2. Asimismo, el Ayuntamiento podrá favorecer las iniciativas tendentes a la reutilización de los recursos recuperables de los residuos para la fabricación de nuevos bienes.

Artículo 98.- El Ayuntamiento podrá aplicar la tasa que corresponda por el tratamiento o eliminación de los residuos sólidos, a quienes hagan uso de las instalaciones establecidas al efecto.

Capítulo II. De la responsabilidad de los productores de residuos

Artículo 99.-

1. El productor o poseedor será responsable de cuantos daños puedan producir los residuos, salvo que haya hecho entrega de ellos a persona autorizada para su transporte, tratamiento o eliminación.

2. Los productores o poseedores de residuos que los libren para su transporte, tratamiento o eliminación a un tercero no autorizado, serán responsables solidarios con éste de cualquier perjuicio que pudiera derivarse de ello. También responderán solidariamente de las sanciones que procediera imponer.

Título VII. Régimen sancionador

Artículo 100.- Constituyen infracción administrativa en relación con las materias que regula la presente Ordenanza los actos u omisiones que contravengan lo establecido en las normas que integren su contenido.

Artículo 101.-

1.- Las infracciones serán sancionadas, conforme se determina en esta Ordenanza, por el Alcalde, dentro de los límites que la legislación aplicable autoriza y sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales a que hubiera lugar en su caso.

2.- Las infracciones de la presente ordenanza se clasifican en leves, graves y muy graves

3.- Serán faltas leves la infracción de lo previsto en los siguientes artículos: 45; 50; 52,1; 52,2; 53; 54; 68; 69,2; 78; 79; 80; 81,1; 81,4; 82; 83; 84,3; 86,1,b; 88,2; 88,4; 90; 94; 102,2

En general, será considerada como leve, cualquier infracción de las normas contenidas en estaordenanza que no esté calificada expresamente como grave o muy grave

4.- Serán faltas graves la reiteración en la comisión de faltas leves y la infracción de lo dispuesto en los siguientes artículos: 10,8; 10,9; 10,10; 10,11,10,12; 10,14; 12,1; 13,1; 13,2; 13,3; 13,4; 13,5; 15,1; 16,1; 17,1; 21,a; 21,c; 21.d; 21,f; 26,1; 26,3; 48,3; 63,2; 64,3; 70; 81,5; 84,1; 84,2; 86,1,a; 88,1; 89

5.- Serán faltas muy graves la reiteración en la comisión de faltas graves y la infracción de lo dispuesto en los siguientes artículos: 17,2; 56; 57; 62,1; 73,1; 73,2; 73,3; 73,4; 86,1,c; 95.1; 95.3; 100,1; 100.2; 101.2

Artículo 102.-

1. Las responsabilidades derivadas del incumplimiento de las obligaciones señaladas en la Ordenanza serán exigibles no sólo por los actos propios, sino también por los de aquellas personas de quien se deba responder y por el poseedor de los animales de los que se fuere propietario.

2. Cuando se trate de obligaciones colectivas, tales como limpieza de elementos comunes, la responsabilidad será atribuida a la respectiva comunidad de propietarios o habitantes del inmueble si aquella no está constituida.

Artículo 103.-

1.- Las infracciones a lo dispuesto en esta Ordenanzas dará lugar a las siguientes sanciones:

a) Por comisión de faltas leves: Multa de 2.000 a 50.000pesetas

b) Por comisión de faltas graves: Multa de 50.001 a 100.000pesetas

c) Por comisión de faltas muy graves: Multa de 100.001 a 150.000pesetas

2.- En todo caso, la sanción se impondrá teniendo en cuenta que la comisión de infracciones no resulte más beneficiosa para el infractor que el cumplimiento de esta Ordenanza, por lo que cuando la suma de la sanción impuesta y el coste de la restitución de las cosas al estado anterior a la infracción, arrojase una cifra inferior a dicho beneficio, se incrementará la cuantía de la multa hasta alcanzar el importe del mismo.

3.- Para la imposición de las sanciones concretas se deberá de guardar la debida adecuación entre la gravedad del hecho constitutivo de la infracción y la sanción aplicada, considerándose los criterios siguientes para su graduación:

a) La existencia de intencionalidad o reiteración

b) La naturaleza de los perjuicios causados

c) La reincidencia, por comisión en el término de un año, de más de una infracción de la misma naturaleza cuando así se haya declarado por acto firme en vía administrativa

Artículo 104.- En todo caso, con independencia de las sanciones que pudieran imponerse, deberán ser objeto de adecuado resarcimiento los daños y perjuicios que se hubieran irrogado en los bienes de dominio público, previa evaluación por los servicios municipales correspondientes, y la obligada audiencia al responsable

Disposición derogatoria única.- Con la entrada en vigor de la presente Ordenanza quedan derogadas cuantas normas municipales de igual rango se opongan, contradigan o resulten incompatibles con lo regulado en la misma.

Disposición final.- La presente Ordenanza entrará en vigor a los 15 días de su completa publicación en el Boletín oficial de la Rioja.

Memoria Ambiental del Plan General Municipal de Bañares

La presente Memoria Ambiental tiene por objeto valorar la integración de los aspectos ambientales presentes en la documentación de aprobación provisional del Plan General Municipal (PGM) de Bañares, así como incorporar a dicho Plan las determinaciones finales que sean precisas, con carácter previo a la aprobación definitiva del mismo por parte de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (COTUR). Esta Memoria Ambiental forma parte, junto con otras actuaciones, del proceso de evaluación ambiental de planes y programas establecido en la normativa de aplicación vigente.

Además, y de acuerdo con el artículo primero de la Ley 9/2006, de 28 de abril, también se persigue el promover un desarrollo sostenible, conseguir un elevado nivel de protección delmedio ambiente y contribuir a la integración de los aspectos ambientales en la preparación y adopción de planes y programas.

I. Normativa de aplicación

Esta Memoria Ambiental se dicta al amparo de la normativa siguiente:

- Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados Planes y Programas en el medio ambiente (BOE núm. 102, de 29 de abril de 2006).

- Ley 10/1998, de 2 de julio, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (LOTUR) (BOR núm. 80, de 4 de julio de 1998).

- Ley 11/2006, de 30 de diciembre de 2006, de Medidas Fiscales y Administrativas para el año 2007 (BOR núm. 172, de 30 de diciembre de 2006).

- Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente (incorpora las Directivas 2003/4/CE y 2003/35/CE) (BOE núm. 171, de 19 de julio de 2006).

- Resolución núm. 866, de 18 de diciembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental, por la que se aprueba el Documento de Referencia para los Planes Urbanísticos e Instrumentos de Ordenación del Territorio de La Rioja (BOR núm. 169, de 23 de diciembre de 2006. Corrección de errores BOR núm. 6, de 11 de enero de 2007).

- Ley 5/2002, de 8 de octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja (BOR, núm. 124, de 12 de octubre de 2002).

- Plan Especial de Protección del Medio Ambiente Natural (PEPMAN) de La Rioja (BOR núm. 78, de 30 de junio de 1988)

II. Justificación de las actuaciones

El promotor del Plan, el Ayuntamiento de Bañares, aprobó inicialmente el documento de PGM, el cual fue sometido a exposición pública (BOR núm. 146, de 13.11.2004). Posteriormente, tras los correspondientes acuerdos plenarios, se volvieron a realizar nuevos trámites de exposición pública de la aprobación inicial (BOR núm. 153, de 30.11.2004; BOR núm. 157, de 29.11.2005 y BOR núm. 62, de 09.05.2006), para subsanar deficiencias e incorporar la evaluación ambiental del plan. Finalmente, se sometió a exposición pública el Informe de Sostenibilidad Ambiental (BOR núm. 107, de 1.08.2007).

Según establece el artículo 3 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, será objeto de evaluación ambiental los planes y programas, así como sus modificaciones, que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente; que se elaboren o aprueben por una Administración Pública y que su elaboración y aprobación venga exigida por una disposición legal o reglamentaria.

El mismo artículo 3 entiende que tienen efectos significativos sobre el medio ambiente los planes y programas que establezcan el marco para la futura autorización de proyectos legalmente sometidos a evaluación de impacto ambiental en las materias de ordenación del territorio urbano y rural o del uso del suelo.

Por otra parte, el artículo 7.1 de la citada Ley 9/2006, de 28 de abril, establece la elaboración de la Memoria Ambiental dentro del proceso de evaluación ambiental. Así, el artículo 12 establece que finalizada la fase de consultas, se elaborará una Memoria Ambiental con objeto de valorar la integración de los aspectos ambientales en la propuesta de plan o programa, en la que se analizarán:

I. El proceso de evaluación ambiental;

II. El Informe de Sostenibilidad Ambiental y su calidad;

III. El resultado de las consultas realizadas y cómo se han tomado en consideración; y

IV. La previsión de los impactos significativos de la aplicación del plan o programa.

Esta Memoria Ambiental contendrá las determinaciones finales que deban incorporarse a la propuesta del Plan.

Por otra parte, la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de Suelo, establece en su artículo 15 la obligatoriedad de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística de someterse a evaluación ambiental.

Igualmente necesario es mencionar que la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan losderechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente, regula en los artículos 16 y 18 del Título III Derecho de participación pública en asuntos de carácter medioambiental- tanto la participación del público en la elaboración de planes y programas relacionados con el medio ambiente, como la observación, por parte de las Administraciones Públicas, de las garantías en materia de participación en relación con la elaboración, modificación y revisiones de las disposiciones de carácter general en materia de Ordenación del Territorio rural y urbano y utilización de los suelos.

La Memoria Ambiental es preceptiva y se tendrá en cuenta en el PGM antes de su aprobación definitiva. Será realizada para el caso de los planes urbanísticos e instrumentos de ordenación territorial por el órgano competente en materia de ordenación del territorio y urbanismo y, en todo caso, con el acuerdo del órgano ambiental. Órganos éstos cuyas competencias, para el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de La Rioja corresponden, respectivamente, a la Dirección General de Política Territorial y a la Dirección General de Calidad Ambiental, pertenecientes ambas a la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial.

III. La evaluación ambiental definida por el documento de referencia

La amplitud, nivel de detalle y grado de especificación que debe de contener el Informe de Sostenibilidad Ambiental, así como los criterios ambientales estratégicos y los indicadores de los objetivos ambientales y principios de sostenibilidad, fueron determinados por la Dirección General de Calidad Ambiental a través de un Documento de Referencia genérico y específico para los planes urbanísticos e instrumentos de ordenación del territorio siguientes: Zonas de Interés Regional; Proyectos de Interés Supramunicipal; Planes Generales Municipales y Planes Parciales que desarrollen instrumentos de planeamiento que no dispongan de evaluación ambiental.

Dicho Documento de Referencia viene especificado en el Anexo I de la Resolución nº 866, de 18 de diciembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental, por la que se aprueba el Documento de Referencia para los Planes Urbanísticos e Instrumentos de Ordenación del Territorio de La Rioja. La aprobación de esta Resolución siguió un proceso como el establecido en el artículo 9 de la Ley 9/2006, de 28 de abril y ampliándolo con la puesta a disposición del público. De tal forma que se identificó y se consultó a las Administraciones públicas afectadas y al público interesado y, además, se expuso a información pública en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR núm. 106, de 12 de agosto de 2006).

Para las actuaciones referentes al proceso de Consultas, el órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja estableció, a través del Anexo II de la citada Resolución, tanto el listado que definía quiénes eran las Administraciones públicas afectadas y el público interesado, como los órganos a consultar competentes en diversas materias, a los efectos de las citadas consultas. Los organismos consultados fueron los siguientes:

Administraciones Públicas afectadas y público interesado

(Art. 10.1.b, Ley 9/2006, de 28 de abril)

(Anexo II, Resolución nº 559, del Director General de Calidad Ambiental)

Capítulo IX. Administraciones Públicas afectadas

Capítulo X. Administración del Estado

Delegación del Gobierno en La Rioja

Ministerio de Fomento, Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja

Ministerio de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Ebro

Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja

Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja

Dirección General de Desarrollo Rural

Dirección General de Política Agraria Comunitaria

Dirección General de Turismo

Director General de Industria y Comercio

Dirección General de Calidad e Investigación Agroalimentaria

Dirección General de Cultura

Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja

Dirección General para la Innovación

Dirección General de Salud Pública y Consumo

Dirección General de Justicia e Interior-SOS Rioja

Dirección General de Calidad Ambiental

Dirección General del Agua

Dirección General de Medio Natural

Dirección General de Carreteras

Consejería de Hacienda, Secretaría General Técnica

Administración Local (términos municipales colindantes)

Ayuntamientos de Santo Domingo de La Calzada, Cirueña, Hervías, San Torcuato, Castañares de Rioja, Baños de Rioja, Villalobar de Rioja y Cidamón

Capítulo XI. Público interesado

Ecologistas en Acción

Colectivo Ecologista Riojano (CER)

Colectivo Ecologista de Arnedo y El Cidacos (CEAC)

Fundación para el estudio y conservación de las aves riojanas (FRECA)

IV. El Plan General Municipal de Bañares

Bañares tiene, según datos del Padrón de 2006, una población de 334 habitantes. El municipio cuenta con unas Normas Subsidiarias de Planeamiento, aprobadas en fecha 05.12.1989 (BOR núm. 27, de 01.03.1990).

Según la documentación aportada por el promotor, los objetivos y criterios generales que han orientado la redacción del PGM de Bañares persiguen:

- Regeneración y mejora del casco histórico y de su entorno natural, además de ordenar el crecimiento del suelo urbano, colmatando vacíos sin urbanizar actualmente.

- Mantenimiento de la estructura viaria actual, aunque se señala la intención de construir un vial que conecte los nuevos sectores con el núcleo urbano.

- Ampliación de los espacios libres y generación de nuevas zonas verdes.

- Conservación del patrimonio histórico, así como la protección del Suelo No Urbanizable, compatible con el desarrollo económico.

El PGM clasifica todo el suelo del término municipal de Bañares en alguna de las clases siguientes:



Clasificación del suelo Tipo Superficie (m2)
Suelo Urbano Consolidado 260.000
No Consolidado 129.000
Suelo Urbanizable Delimitado 449.700
No Delimitado (Industrial) 1.901.700
Suelo No Urbanizable Protección Agrícola 27.130.000
Total Suelo 29.870.400

En el Suelo Urbanizable se prevé un único sector delimitado de uso industrial, el 1-A, situado entre el límite municipal con Santo Domingo de La Calzada y la carretera N-120. Además, se delimitan dos zonas en la categoría de Suelo Urbanizable No Delimitado, una situada en la parte oeste del actual núcleo urbano y otra junto a la carretera LR-111.

Todo el Suelo No Urbanizable, se ha clasificado en una única categoría: de Protección Agrícola. También se han señalado una serie de afecciones sectoriales: carreteras, cauces fluviales, vías pecuarias y vía verde, camino de Santiago, infraestructuras y cementerio.

V. Descripción del proceso de evaluación ambiental

El proceso de evaluación ambiental constará, según define el apartado primero del artículo 7 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, de las siguientes actuaciones:

a) La elaboración de un Informe de Sostenibilidad Ambiental, cuya amplitud, nivel de detalle y grado de especificación será determinado por el órgano ambiental.

b) La celebración de consultas.

c) La elaboración de la Memoria ambiental.

d) La consideración del informe de sostenibilidad ambiental, del resultado de las consultas y de la memoria ambiental en la toma de decisiones.

e) La publicidad de la información sobre la aprobación del Plan.

Por lo tanto, esta Memoria Ambiental se redacta para dar cumplimiento del apartado c) del citado artículo 7, dentro del proceso de evaluación ambiental. Para ello, fue elaborado previamente el Informe de Sostenibilidad Ambiental del PGM de Bañares y se llevaron a cabo las consultas de ambos documentos, tal y como se detalla a continuación.

La versión preliminar del proyecto de PGM de Bañares (Aprobación Inicial) junto con su Informe de Sostenibilidad Ambiental fueron sometidos a consulta de las Administraciones públicas afectadas y del público interesado durante un plazo de 45 días; de acuerdo con el artículo 10.1.b. de la Ley 9/2006, de 28 de abril. Así mismo, fue puesto a disposición del público durante un mes, tras anuncio de exposición pública en el Boletín Oficial de La Rioja y en el diario La Rioja. Además, el nuevo documento del ISA fue expuesto en la página web oficial del Gobierno de La Rioja (www.larioja.org).

La tabla siguiente lleva a cabo un repaso del proceso de evaluación ambiental seguido y de los documentos elaborados en cada fase del proceso y se hacen constar algunos datos de referencia como fechas relacionadas o lugares de consulta.

VI. Análisis del informe de sostenibilidad ambiental

Hubo una primera versión del ISA, que se sometió a exposición pública junto con el PGM. Tras detectarse ciertas carencias se redactó un nuevo ISA en julio de 2007, que fue aprobado en Pleno del Ayuntamiento de 12.07.2007 y sometido a consultas. El documento final presentado por el Ayuntamiento de Bañares (aprobado en Pleno de 09.11.2007) ante la COTUR para su aprobación definitiva es de octubre de 2007 e incorpora el resultado de las consultas al primero. Su contenido se ajusta al artículo 8 y al Anexo I de la Ley 9/2006, de 28 de abril, y recoge además, las orientaciones e indicaciones establecidas en el Documento de Referencia aprobado por el órgano ambiental. El documento se divide en los capítulos siguientes:

0. Informe sobre las consultas e informes recibidos durante la tramitación del ISA

1. Introducción

2. Descripción del planeamiento

3. Legislación aplicable

4. Descripción del medio

5. Capacidad de acogida del territorio

6. Estudio de alternativas y justificación de la solución elegida

7. Identificación de impactos

8. Medidas preventivas, protectoras y correctoras

9. Programa de vigilancia ambiental

10. Resumen no técnico

Anexos: Planos y fotografías

La evaluación de los impactos y el resultado de las consultas realizadas se analizan en losapartados VII y VIII de esta Memoria Ambiental.

Los objetivos de protección ambiental, definidos en el apartado correspondiente del capítulo segundo, son los siguientes:

- Evitar afecciones a los cauces circulantes y a los remanentes hídricos subterráneos.

- Velar porque en lo referente a las afecciones a la atmósfera se cumplan las prescripciones legales, tanto en cuanto a la emisión de gases contaminantes, como en cuanto a la emisión de partículas, ruidos y olores, durante la urbanización y construcción de las diferentes zonas residenciales, así como durante su evolución.

- Evitar afecciones a la fauna y la vegetación de la zona, especialmente a las de mayor naturalidad, a las de mayor grado de desarrollo o madurez, y a la de mayor fragilidad. Evitar la introducción de flora exótica que pueda desequilibrar el ecosistema.

- Establecer corredores ecológicos que eviten el aislamiento de determinadas comunidades tras la ampliación de las zonas urbanas, que a causa del establecimiento de nuevos viales, edificios e infraestructuras, fragmentan el territorio.

- Procurar la máxima integración de las nuevas tramas urbanas y de las tipologías edificatorias en el entorno, de forma que se respeten la orografía y las formas naturales del territorio.

- Buscar formas de autoabastecimiento, fomentando las energías renovables, la reutilización de los recursos y un adecuado diálogo con el entorno rural actual.

Los redactores definen y valoran unidades ambientales (única en este caso) como forma de calcular la capacidad de acogida del territorio. Asimismo, se han analizado tanto la alternativa 0 como dos alternativas de planeamiento. La evaluación de impactos se realiza mediante una matriz factores del medio x acciones impactantes, concluyéndose la inexistencia de impactos críticos o severos.

VII. Previsión de los impactos significativos

Los aspectos del medio que se verán más impactados por el desarrollo del plan, según los redactores del ISA serán la fauna, la vegetación, la hidrología y el paisaje, siendo las acciones más impactantes los movimientos de tierras y la producción de residuos. En todos los casos, los impactos son caracterizados como compatibles y moderados. Los resultados se presentan gráficamente en forma de matriz de impacto de doble entrada. No se han definido impactos de carácter severo o crítico.

Las acciones impactantes consideradas en el ISA son las siguientes: clasificación del suelo, desbroce y despeje, movimientos de tierras, construcción-edificación, ruido, emisión de gases y polvo, producción de residuos, infraestructura de saneamiento, infraestructura de abastecimiento, introducción de flora exótica, fragmentación del territorio y ocupación del territorio y, finalmente, la presencia de nuevas zonas residenciales e industriales.

VIII. Evaluación del resultado de las consultas realizadas

Durante la fase de consultas a las Administraciones Públicas afectadas y al público interesado de los documentos de Aprobación Inicial del Plan se recibieron los informes de las instituciones y organismos siguientes:



Administraciones y público interesado que informaron Fecha
Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja 11.09.07
Dirección General de Turismo 27.07.07
Dirección General de Industria y Comercio 02.08.07
Dirección General de Cultura 31.07.07
Dirección General de Salud Pública y Consumo 20.08.07
Dirección General de Calidad Ambiental 24.08.07
Dirección General de Carreteras 11.09.07
Dirección General de Medio Natural 24.04.07

La tabla siguiente recoge en resumen el contenido de las aportaciones anteriores:

Aportaciones presentadas durante la fase de consultas

- Completar el Plan con la normativa existente en materia de turismo.

- Inclusión de los datos referentes a diversos elementos patrimoniales existentes en el municipio.

- Es necesario proceder a identificar, describir y evaluar los probables efectos significativos en la salud humana y en la interrelación entre ésta y los factores ambientales.

- Existe discordancia entre el mapa correspondiente al estudio de alternativas con el mapa de ordenación prevista adoptado. Por ello, se deberá de valorar en el ISA las modificaciones efectuadas en la clasificación del suelo.

- Corrección en el plano de vías pecuarias de los tramos que no se han cartografiado correctamente

- Conveniencia de incorporar en el plan las actuaciones necesarias para la renovación del alcantarillado municipal.

- Conveniencia del estudio de la ubicación de los futuros accesos y una ordenación urbana más acorde con la jerarquía de la red de carreteras autonómicas.

- Como consecuencia de las aportaciones de los informes anteriores el Ayuntamiento de Bañares respondió en los términos que a continuación se indican, incorporando asimismo al ISA los aspectos siguientes:

Determinaciones incorporadas al PGM de Bañares

- Se completa la normativa con la correspondiente a turismo en el apartado 3.1.13.

- Se incluye la información referente al patrimonio en los apartados siguientes: 4.11.- Patrimonio Histórico-Artístico; 8.8.- Protección de Patrimonio, Servicios, Vías Pecuarias y otras Infraestructuras y en el Plano nº 5.- Patrimonio del Anexo nº 1.- Planos.

- Se han incluido nuevos datos y cálculos de las demandas en los apartados 2.5.1.- Abastecimiento; 2.5.2.- Saneamiento y 2.5.4.- Residuos.

- Se ha realizado la evaluación de las acciones impactantes sobre la salud humana en el apartado 6.3.- Acciones impactantes del Plan General.

- Se han incluido medidas preventivas, protectoras y correctoras a este respecto en el Apartado 8.9.- Medidas de Protección de la Salud Humana. También se ha incorporado un nuevo indicador a este respecto en el apartado 9.2.8.- Cumplimiento de las medidas sobre la Protección de la Salud Humana.

- Se han subsanado los errores existentes en el Plano nº 12.- Estudio de Alternativas.

- Se ha ampliado la justificación de las modificaciones en los usos del suelo en los apartados 5.- Capacidad de Acogida del Territorio y 6.2.- Estudio de Alternativas. Para apoyar el análisis realizado se han incluido los planos siguientes: Plano nº 8.- Condiciones Ambientales; Plano nº 9.- Condicionantes Físicos; Plano nº 10.- Condicionantes Socio-Culturales y Plano nº 11.- Síntesis.

- En relación con la información relativa a las vías pecuarias, dicha información ya se encontraba en el ISA. En cualquier caso, se ha trasladado al Plano nº 6.- Vías Pecuarias del Anejo nº 1.- Planos.

- Aunque no se considera objeto del presente ISA la recomendación realizada por el Consorcio de Aguas y Residuos, sino más bien del Programa de Actuación y Estudio Económico Financiero del PGM, ésta se ha incluido en el apartado 8.4.- Medidas de Protección de los Recursos Hídricos y Energéticos.

Según establece el artículo 15.3 de la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de suelo, durante la fase de consultas sobre los instrumentos de ordenación de actuaciones de urbanización, deberán de recabarse los informes tanto de la Administración Hidrológica sobre la existencia de recursos hídricos necesarios para satisfacer las nuevas demandas y sobre la protección del dominio público hidráulico, como de las Administraciones competentes en materia de carreteras y demás infraestructuras afectadas, acerca de dicha afección y del impacto de la actuación sobre la capacidad de servicio de tales infraestructuras. Además, se hace especial referencia a que éstos informes serán determinantes para el contenido de la Memoria Ambiental. Por ello, se recogen a continuación las conclusiones de dichos informes emitidos a petición de la COTUR.

Con fecha 01.06.2007 la Confederación Hidrográfica del Ebro emite informe sobre el PGM de Bañares, informando favorablemente tanto en lo que respecta a la protección del dominio público hidráulico y el régimen de corrientes, como respecto a las nuevas demandas hídricas.

En fechas 20.12.2006, 24.04.2007 y 11.09.2007 Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja informó desfavorablemente, debido a que no se respetaban las distancias de la línea de edificación de la futura autovía A-12 y de la carretera N-120. En el texto refundido aprobado por el Pleno en sesión de 11.01.2008, aparecen cartografiadas (Plano P01.b) las zonas de afección y las líneas límites de edificación correctamente, tanto a las carreteras estatales como a las autonómicas.

IX. Acuerdo del órgano ambiental a la presente memoria ambiental

Con fecha 22.02.2008 se hizo entrega al órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja de la propuesta de Memoria Ambiental del PGM de Bañares, como requerimiento previo para dar su conformidad a la misma, según lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 9/2006, de 28 de abril. En fecha 28.02.2008 dicho órgano dio su Acuerdo, considerando adecuada la valoración realizada en la Memoria Ambiental de los aspectos ambientales integrados en la propuesta del PGM de Bañares. Asimismo, consideraba que el Plan no vulneraba los principios del desarrollo sostenible, siempre y cuando se cumpliese el condicionado ambiental que se transcribe a continuación:

1.-Protección de la atmósfera y del ambiente acústico.

1.1.-El Plan General Municipal y las ordenanzas municipales existentes deberán ajustarse a las nuevas disposiciones previstas en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera y su normativa de desarrollo, así como a los futuros planes y programas estatales y autonómicos para la protección de la atmósfera y para minimizar los efectos negativos de la contaminación atmosférica.

1.2.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se dispondrán los medios necesarios para minimizar la generación de polvo, gases contaminantes, ruidos y vibraciones mediante el mantenimiento preventivo de los motores de la maquinaria, la optimización de los planes de trabajo y la reducción de los recorridos de la maquinaria pesada, con el fin de contribuir a reducir las emisiones causantes del cambio climático mediante el empleo de las mejores tecnologías disponibles.

1.3.- Se recomienda la adaptación de la planificación urbanística de desarrollo a los aspectos microclimáticos del territorio (diseños de alineaciones y estructura urbana de las nuevas áreas, orientación de los edificios, arquitectura bioclimática pasiva, etc.), así como facilitar o exigir la inserción de instalaciones de energías renovables, especialmente placas solares, tanto para usos propios como la iluminación general, la calefacción o el agua caliente sanitaria, como para la incorporación de energía a la red, equilibrando el impacto de las fuentes de energías no renovables de las nuevas áreas.

1.4.- En lo que respecta a las posibles afecciones acústicas de las vías de comunicación existentes o previstas sobre los nuevos desarrollos urbanísticos, se tendrá en cuenta lo establecido en el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas.

1.5.- El municipio deberá contar con una ordenanza de protección frente a la contaminación acústica y vibraciones, según se establece en la normativa vigente en esta materia.

2.- Protección del sistema hidrológico.

2.1.- Las actuaciones previstas en el Plan deberán adaptarse en todo caso a las disposiciones establecidas en el Plan Director de Abastecimiento de Agua a Poblaciones 2002- 2015 y en el Plan Director de Saneamiento y Depuración de Aguas 2000- 2010 o en sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

2.2.- Las actuaciones derivadas del desarrollo del Plan que requieran la captación de aguas del cauce o del subsuelo mediante la apertura de pozos, así como el vertido de aguas residuales tratadas a cauce deberán contar con la preceptiva concesión o autorización del Organismo deCuenca.

2.3.- Los instrumentos de desarrollo urbanístico de este Plan que prevean suelos sometidos a procesos integrales de urbanización, renovación o reforma interior, así como el desarrollo de suelo urbanizable delimitado, deberán disponer de redes de alcantarillado separativas de las aguas pluviales. Los edificios de nueva construcción o remodelación integral deberán contar con conducciones y conexiones separadas de aguas residuales y pluviales para su posterior adecuada integración a la red municipal.

2.4.- Las nuevas urbanizaciones deberán disponer de algún sistema de aprovechamiento de las aguas pluviales, previendo los sistemas de recogida, almacenamiento y reutilización para el riego de zonas verdes y su uso en jardinería, de forma que permita la reducción del consumo de agua de la red de suministro de abastecimiento del municipio, incorporando en su caso la conexión para los excedentes del sistema elegido a la red separativa.

2.5.- Las actuaciones de reordenación en suelo urbano de más de 50 viviendas en bloque o 20 viviendas aisladas o adosadas que dispongan de zona verde o espacio libre deberán contar con algún sistema de aprovechamiento contemplado en el apartado anterior, salvo justificación de su inviabilidad.

2.6.- Los vertidos de aguas residuales a las redes de los sistemas de saneamiento y depuración de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan deberán ser autorizados y tratarse con el fin de garantizar el cumplimiento de los umbrales establecidos para los parámetros marcados en la normativa vigente en La Rioja.

2.7.- Los promotores, ya sean públicos o privados, que acometan la ejecución de nuevas actuaciones y opten por conectar sus vertidos a las redes de saneamiento municipales o a los colectores generales para que las aguas residuales generadas por dicha actuación sean tratadas en instalaciones públicas de depuración de aguas residuales, deberán participar en los gastos de construcción o ampliación de aquéllas, conforme a lo dispuesto en la Ley 5/2000, de 25 de octubre, de saneamiento y depuración de aguas residuales, modificada por la Ley 11/2006, de 27 de diciembre, de medidas fiscales y administrativas para el año 2007.

2.8.- La ejecución de obras sobre la zona de Dominio Público Hidráulico o de policía (100 m de anchura a ambos lados de un cauce público) requerirá la preceptiva autorización del Organismo de Cuenca.

2.9.- En caso de que los terrenos afectados por las actuaciones del Plan se encuentren en zona inundable (periodo de avenida de 500 años), se recuerda al promotor la conveniencia de analizar los riesgos y, en consecuencia, adoptar las medidas adecuadas, con arreglo a lo previsto en la legislación de Protección Civil al efecto.

2.10.- En la planificación de desarrollo de este Plan se recomienda respetar en las márgenes una anchura libre de 10 m en toda la longitud de la zona colindante con el cauce con objeto de preservar la servidumbre de paso destinada al personal de vigilancia y ejercicio de actividades de pesca y salvamento, entre otras. En todo caso, esa anchura libre será de, al menos, 5 m.

2.11.- Las futuras edificaciones de carácter residencial deberán tener la planta baja, o el sótano si lo hubiera, a una cota tal que no sean afectadas por la avenida de 100 años, ni se produzca la condición de inundación peligrosa (aquella que puede producir víctimas, interrumpir un servicio imprescindible para la comunidad o dificultar gravemente las actuaciones de emergencia) para la de 500 años.

2.12.- Las construcciones no residenciales (industriales, comerciales, etc.) deberán situarse a cotas suficientes para evitar que durante la avenida de 100 años se produzcan alturas de inundación sobre el suelo superiores a 0,5 m, salvo que se hubieran adoptado en el entorno medidas impermeabilizadoras hasta el nivel de dicha avenida.

2.13.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se evitará el movimiento de maquinaria por cauces y las actuaciones que, directa o indirectamente puedan afectar negativamente a la calidad de las aguas, tales como vertido de aceites o grasas procedentes de la maquinaria.

3.- Protección del suelo y la geomorfología.

3.1.- Se evitará su contaminación por el vertido incontrolado de residuos, cumpliendo en todocaso la legislación vigente en esta materia y las disposiciones establecidas en el Plan Director de Residuos 2000- 2006 o sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

3.2.- Con respecto a los residuos procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria, se tendrá en cuenta lo establecido en el artículo 13 del Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

3.3.- Se procederá al sellado y restauración de los puntos incontrolados de residuos existentes en el municipio.

3.4.- En caso de detectarse la existencia de suelos contaminados en la ejecución de cualquier actuación de desarrollo del Plan, así como al solicitar una licencia o autorización para efectuar un cambio de uso o actividad en suelos en los que se haya desarrollado una actividad potencialmente contaminante en el pasado, deberá comunicarse este hecho a la Dirección General de Calidad Ambiental y actuar de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

3.5.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan, se tendrán en cuentas las siguientes medidas preventivas:

3.5.1.- Tanto los depósitos de materiales como las zonas de aparcamiento de la maquinaria se localizarán en zonas que no afecten al medio natural y provistas de las medidas necesarias para evitar la afección a los suelos.

3.5.2.- En caso de utilizar en las explanaciones o en la urbanización materiales de préstamo, éstos procederán de explotaciones mineras debidamente autorizadas.

3.5.3.- No se realizarán tareas de mantenimiento de maquinaria, vehículos y herramientas a motor en las zonas de actuación, salvo en las áreas adecuadamente habilitadas para ello.

3.5.4.- Se delimitarán todas las zonas en obras con el fin de evitar afecciones más allá de lo estrictamente necesario.

3.5.5.- La capa superficial de tierra vegetal será retirada conservándose adecuadamente para su posterior utilización en la restauración. El acopio se realizará en cordones de 2 m de altura máxima.

4.- Protección de la vegetación.

4.1.- En la fase de ejecución de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan se utilizarán especies autóctonas para las labores de revegetación.

5.- Protección de la fauna.

5.1.- Las instalaciones eléctricas de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan deberán cumplir el Decreto 32/1998, de 30 de abril, por el que se establecen normas de carácter técnico para las instalaciones eléctricas con objeto de proteger la avifauna.

6.- Protección de los espacios naturales.

6.1.- En el desarrollo de sectores urbanizables colindantes con zonas protegidas se intentará establecer espacios de amortiguación de usos que eviten impactos indirectos sobre dichos espacios, como sistemas generales o zonas verdes asociadas.

6.2.- No deberá interrumpirse la conectividad ecológica entre los espacios naturales protegidos y hábitats de interés comunitario existentes a través de vías pecuarias, cauces hidrológicos, etc. Estos elementos de conexión deberán mantener su funcionalidad.

7.- Protección del paisaje.

7.1.- En la tramitación de las autorizaciones y licencias necesarias para el desarrollo de nuevas infraestructuras, proyectos o actividades previstas o derivadas de este Plan se exigirá que al finalizar las obras se retiren correctamente todos aquellos materiales que no se vayan a utilizar con posterioridad y se lleve a cabo la limpieza exhaustiva, restauración vegetal e integración paisajística del emplazamiento y de los caminos de acceso.

7.2.- En el caso de que se produzcan tierras inertes sobrantes durante la fase de ejecución de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan, se recomiendadestinarlas a la restauración paisajística de espacios degradados o a la restauración de canteras.

7.3.- Las obras a ejecutar en el desarrollo del Plan deberán respetar los valores culturales y arquitectónicos existentes en la zona.

X. Conclusiones finales del proceso de evaluación ambiental

De acuerdo con lo expuesto en los apartados anteriores referentes al proceso de evaluación ambiental y al contenido de la presente Memoria Ambiental, se considera que:

- Se redactó el Informe de Sostenibilidad Ambiental correspondiente al PGM de Bañares, el cual se ajusta a lo establecido en el artículo 8 y el Anexo I de la Ley 9/2006, de 28 de abril y a la Resolución nº 866, de 18 de diciembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental.

- Se llevó a cabo un proceso de Consultas, según los términos de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

- Se considera que se han tenido en cuenta las aportaciones de los diferentes informes y alegaciones, presentados durante las fases de Consultas y que se ha justificado su incorporación a los documentos del PGM de Bañares. Todo ello con carácter previo a la aprobación definitiva del mismo.

- Se han incorporado los informes de la Confederación Hidrográfica del Ebro y de la Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja, cuyo contenido se considera determinante para el contenido de la presente Memoria Ambiental.

- Se deberá observar lo indicado en el Informe de Sostenibilidad Ambiental, tanto respecto al Plan de Vigilancia Ambiental/Medidas previstas para el seguimiento, como respecto a las medidas correctoras y preventivas propuestas.

- El Ayuntamiento de Bañares, como órgano promotor, deberá realizar un seguimiento de los efectos en el medio ambiente de la ejecución de su PGM; además de identificar con prontitud los efectos adversos no previstos y permitir llevar a cabo las medidas adecuadas para evitarlos. El órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja participará en dicho seguimiento.

- Una vez aprobado definitivamente el PGM de Bañares, y como actuación final del proceso de evaluación ambiental, se deberá de dar publicidad de la información sobre la aprobación de dicho Plan, en los términos establecidos por el artículo 14 de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

- La evaluación ambiental del PGM de Bañares; realizada según la normativa vigente y de la cual esta Memoria Ambiental forma parte, no excluirá la aplicación de la legislación sobre evaluación de impacto ambiental de proyectos. Asimismo, será tenida en cuenta dicha Memoria Ambiental en la evaluación de impacto ambiental de los proyectos que lo desarrollen; conforme lo dispuesto en la Disposición adicional tercera de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

- Se obtuvo el Acuerdo del órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja a la presente Memoria Ambiental.

- El contenido de la presente Memoria Ambiental será tenido en cuenta en la toma de decisiones.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 63% de las personas esto les resultó útil.
Subir