Gobierno de La Rioja

Núm. 69
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Viernes 5 de junio de 2009
CONSEJERÍA DE TURISMO, MEDIO AMBIENTE Y POLÍTICA TERRITORIAL
III.A.23

Aprobación definitiva del Plan General Municipal de Lumbreras

El Pleno de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, en sesión celebrada el día 8 de abril de 2009, acordó aprobar definitivamente el Plan General Municipal de Lumbreras.

Lo que se hace público para general conocimiento y para dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 97 de la Ley 5/2006 de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja con la advertencia de que contra este acuerdo que no pone fin a la vía administrativa, podrán interponerse los siguientes recursos:

1. Por el Ayuntamiento o cualesquiera otras Administraciones Públicas, recurso contencioso administrativo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de la presente publicación. No obstante, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 44.1 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, podrá interponer el requerimiento previo que allí se cita en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de la presente publicación.

2. Por los particulares, recurso de alzada ante la Excma. Sra. Consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de la presente publicación.

Asimismo y en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 70.2 de la Ley 7/1.985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local en este mismo Anuncio y mediante Anexo, se procede a publicar la normativa urbanística aprobada así como la Memoria Ambiental formulada.

Logroño, a 14 de mayo de 2009.- El Director General de Política Territorial.- El Presidente de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Luis García del Valle Manzano.

1. Normas Generales

1.1. Objeto y alcance

1.1.1. El presente Plan General Municipal tiene por objeto la ordenación urbanística integral del municipio de lumbreras.

1.1.2. Para ello, este Plan General clasifica el suelo para el establecimiento del régimen jurídico correspondiente, define los elementos fundamentales de la estructura general adoptada para la ordenación urbanística del territorio y establece las determinaciones orientadas a promover su desarrollo y ejecución, según el artículo 61 de la Ley 5/2006 de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Rioja (en adelante, LOTUR).

1.1.3. Este Plan General se ha redactado teniendo en cuenta las determinaciones y directrices establecidas por los instrumentos de ordenación territorial.

1.2. Ámbito temporal

1.2.1. Vigencia. La vigencia del Plan General será indefinida, según el artículo 102 de la LOTUR.

1.2.2. Revisión. Se estima un plazo máximo de veinte años para proceder a la revisión del presente Plan General. Esta podrá producirse anticipadamente si se dieran los supuestos detallados en el artículo 103 de la LOTUR.

1.2.3. Modificación. Las modificaciones del presente Plan deberán seguir las determinaciones del artículo 104 de la LOTUR. Para su tramitación se estará a lo dispuesto por los artículos 105 y 106.

1.3. Ámbito territorial

El ámbito territorial del Plan General se extiende a todo el término municipal de LUMBRERAS.

1.4. Contenido

El Plan General se compone de los siguientes documentos:

- Memoria informativa

- Memoria justificativa

- Normas urbanísticas

- Cuadro de usos en suelo no urbanizable

- Fichero de zonas de ordenación

- Fichero de gestión

- Catalogo de elementos protegidos, edificios fuera de ordenación y afecciones

- Programa de actuación y estudio económico y financiero

- Planos

1.5. Obligatoriedad en la observancia del Plan

El plan es de obligatoria observancia, en los términos establecidos por la legislación urbanística.

1.6. Interpretación

Las normas de este Plan se interpretarán atendiendo a su contenido y con sujeción a los objetivos y finalidades expresados en la memoria. En caso de duda o contradicción entre sus determinaciones prevalecerá la interpretación más favorable a la menor edificabilidad y a la mayor dotación de espacios libres o de equipamiento comunitario.

2. Normas sobre presentación y tramitación de expedientes urbanísticas

2.1. Planes Especiales

El objeto de los Planes Especiales será el determinado por los artículos 77, 78 y 79 de la LOTUR. Deberá aportarse la documentación por triplicado, redactada por técnico competente y visada por el Colegio Profesional Correspondiente. La documentación técnica mínima será la detallada en el artículo 77 del Reglamento de Planeamiento o por la normativa que lo sustituya. La tramitación se realizará conforme a lo especificado en el artículo 90 de la LOTUR.

2.2. Estudios de Detalle

El objeto de los Estudios de Detalle será completar o adaptar determinaciones establecidas para el suelo urbano. Deberá aportarse la documentación por triplicado, redactada por técnico competente y visada por el Colegio Profesional Correspondiente. Contendrá las determinaciones que figuran en el artículo 80 de la LOTUR. La documentación técnica mínima será la detallada en el artículo 66 del Reglamento de Planeamiento o por la normativa que lo sustituya. La tramitación se realizará conforme a lo especificado en el artículo 92 de la LOTUR.

3. Normas sobre diseño y calidad para proyectos de obras de urbanización

3.1. Abastecimiento de agua

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 59 a 67 de las Normas Urbanísticas Regionales (en adelante, NUR), o de la normativa que las sustituya.

3.2. Saneamiento y alcantarillado

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 68 a 73 de las NUR, o de la normativa que las sustituya.

Para los nuevos desarrollos, se establece la obligatoriedad de construcción de redes de saneamiento separativas y la conexión de las aguas residuales al sistema general de saneamiento municipal.

3.3. Suministro de energía eléctrica

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 74 a 79 de las NUR, o de la normativa que las sustituya.

3.4. Alumbrado exterior

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 80 a 87 de las NUR, o de la normativa que las sustituya.

3.5. Pavimentación, jardinería y mobiliario urbano

Se seguirán las condiciones establecidas en los artículos 88 a 95 de las NUR, o de la normativa que las sustituya.

3.6. Ejecución simultanea de la urbanización y la edificación.

Para autorizar en suelo urbano la edificación de terrenos que no tengan la condición de solar será preciso garantizar la realización de las obras de urbanización mediante un aval por el importe del 150% del valor de las obras de urbanización.

En suelo urbano no consolidado, si se desea ejecutar simultáneamente la urbanización y la edificación, deberá garantizarse la ejecución de la urbanización de la misma forma, mediante avalde la Junta de Compensación de la Unidad de Ejecución.

4. Normas de disciplina e intervención en el uso del suelo

4.1. Consulta e información urbanística

La solicitud de información urbanística se realizará en el impreso oficial correspondiente. El informe relativo a la solicitud será evacuado por el técnico municipal en el plazo de un mes, a contar desde la fecha de solicitud.

4.2. Actos sujetos a licencia

Están sujetos a licencia previa los siguientes actos:

4.2.1. Licencia de obras

- Obras de nueva planta

- Obras de reforma o ampliación

- Obras menores

- Obras de urbanización

- Movimiento de tierras

- Cerramiento o cercado de terrenos y solares

4.2.2. Otras licencias

- Parcelaciones urbanas

- Demolición de construcciones

- Instalación de grúas y otros medios auxiliares en las construcciones

4.3. Documentación a presentar en actos sujetos a licencia de obras.

4.3.1. Obras de nueva planta. La documentación a presentar junto a la solicitud de licencia será la siguiente:

- Proyecto técnico por duplicado, redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

- Cuestionario de estadística, debidamente cumplimentado

- Oficios de dirección técnica, visados por los colegios profesionales correspondientes

- Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

En caso de ser necesario, memoria de control de calidad redactada por técnico competente y visada por el Colegio profesional correspondiente

Si el uso de la edificación está incluido en el reglamento de actividades MINP, deberá presentarse además la documentación que se detalla en el apartado 4.4.2.

4.3.2. Obras de reforma o ampliación. Se clasifican como tales:

- Las que afecten a la estructura y aspecto exterior de las construcciones

- Las que modifiquen elementos comunes de los edificios

- La instalación o modificación de ascensores o montacargas

- Las obras de tabiquería por las que se modifique sustancialmente la distribución interior de las edificaciones.

- Las obras, inicialmente consideradas como menores, pero cuya intensidad o escala hagan aconsejable, a juicio del Ayuntamiento, su conceptuación como obras de reforma o nueva planta, o las obras menores acumuladas o sucesivas sobre una misma edificación

La documentación a presentar será la misma que para las obras de nueva planta.

4.3.3. Obras menores. Se distinguen dos tipos:

4.3.3.1. Obras que requieren estudio de seguridad y dirección facultativa

- Apuntalamiento de fachadas

- Demolición de edificios de una planta y altura inferior a 4 metros

- Instalación de andamios de altura superior a una planta

- Aquellas obras que afecten a la estructura y al aspecto exterior de las construcciones, cuya intensidad o escala, a juicio del Ayuntamiento, no haga necesaria la redacción de un proyecto técnico.

Junto a la solicitud de licencia se presentará la siguiente documentación:

- Oficios de dirección técnica, visados por los colegios profesionales correspondientes

- Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegioprofesional correspondiente

- Documento que describa escrita y/o gráficamente las obras con indicación de su extensión y situación

- Presupuesto de las obras firmado por el constructor de las mismas, con indicación de materiales, cantidades y precios

4.3.3.2. Obras que no requieren dirección facultativa:

- Colocación de rótulos, carteles, banderas o anuncios

- Colocación de toldos

- Reparación de cubiertas

- Reparación de fachadas

- Sustitución de carpinterías exteriores sin modificación de los huecos

- Reparación o sustitución de instalaciones existentes

- Instalación de aparatos sanitarios

- Reparación o sustitución de solados y alicatados

- Enlucidos, enfoscados y pintura de paramentos interiores

- Reparación o sustitución de falsos techos

- Demolición y construcción de tabiques interiores

- Derribo de cubiertos provisionales de una planta y menos de 50 m2 de superficie

La documentación a presentar será la misma que en el apartado anterior, con excepción del oficio de dirección técnica y del estudio de seguridad.

4.3.4. Obras de Urbanización. La documentación a presentar, junto a la solicitud de licencia, será la siguiente:

- Proyecto técnico por duplicado, redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

- Oficio de dirección técnica, visado por el colegio profesional correspondiente

- Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

4.3.5. Movimiento de tierras: La documentación a presentar será la misma que la exigida para una obra de urbanización

4.3.6. Cerramiento o cercado de terrenos y solares. Junto a la solicitud de licencia se presentará la siguiente documentación:

- Documento que describa escrita y/o gráficamente las obras con indicación de su extensión y situación

- Presupuesto de las obras firmado por el constructor de las mismas, con indicación de materiales, cantidades y precios

4.4. Clasificación y documentación de los actos sujetos a otro tipo de licencias.

4.4.1. Parcelaciones urbanas. La documentación a presentar, junto a la solicitud de licencia, será la siguiente:

- Memoria con descripción de las superficies y linderos de la parcela original y de las resultantes

- Plano de situación o emplazamiento

- Plano de información acotado

- Plano de parcelación acotado

4.4.2. Apertura y modificación de actividades. (Licencia Ambiental) La documentación a presentar junto a la solicitud de licencia será la siguiente:

Proyecto técnico por triplicado, redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente, con su correspondiente memoria ambiental

Documentación que fuera preceptiva para la obtención de las autorizaciones o licencias según la legislación vigente en materia de prevención de incendios, protección de la salud, generación de residuos y vertidos y emisiones a la atmósfera

Oficio de dirección técnica, visado por el colegio profesional correspondiente

4.4.3. Demolición de construcciones. La documentación a presentar, junto a la solicitud de licencia, será la siguiente:

Proyecto de derribo por duplicado, redactado por técnico competente y visado por el Colegioprofesional correspondiente

Oficio de dirección técnica, visado por el colegio profesional correspondiente

Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

4.4.4. Instalación de grúas y otros medios auxiliares en las construcciones. La documentación a presentar, junto a la solicitud de licencia, será la siguiente:

Proyecto de instalación por duplicado, redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

Oficio de dirección técnica, visado por el colegio profesional correspondiente

Estudio de seguridad y salud redactado por técnico competente y visado por el Colegio profesional correspondiente

4.5. Tramitación de licencias

4.5.1. Solicitud. La solicitud se formulará en el impreso oficial correspondiente dirigido a la Alcaldía y suscrito por el interesado o persona que le represente, con los datos acreditativos de la personalidad y domicilio el solicitante y la situación de la finca, así como de la obra o actividad para la que se solicite licencia. Con la solicitud se acompañarán los documentos que se han detallado en el apartado anterior.

4.5.2. Otorgamiento. El proceso de otorgamiento de licencias será el establecido en la legislación vigente de régimen local, en los artículos 192 a 196 de la LOTUR y en los artículos 1 a 6 del Reglamento de Disciplina Urbanística o normativa que lo sustituya.

4.5.3. Licencia ambiental. El proceso para la obtención de la licencia ambiental será el regulado en el Decreto 62/2006 de 10 de Noviembre por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo del título primero de la Ley 5/2002

4.5.4. Caducidad. Las licencias de obras caducarán al año de su concesión si dentro del mencionado plazo no hubiera dado comienzo la obra amparada por la licencia. Igualmente se declarará caducada la licencia cuando se interrumpan las obras por un plazo superior a seis meses. Dichos plazos podrán prorrogarse de conformidad con lo establecido en la legislación vigente. La caducidad requerirá declaración expresa previo expediente.

4.6. Ordenes de ejecución

El Ayuntamiento podrá ordenar, por motivos de interés turístico o cultural la ejecución de obras de conservación y reforma de edificaciones, para lo que se seguirán las determinaciones del artículo 197 de la LOTUR y de los artículos 10 y 11 del Reglamento de Disciplina Urbanística o normativa que lo sustituya.

4.7. Ruinas

Cuando alguna construcción o parte de ella estuviere en estado ruinoso, el Ayuntamiento, de oficio o a instancia de cualquier interesado, declarará esta situación, procediendo de acuerdo a lo determinado en el artículo 199 de la LOTUR y de los artículos 12 a 28 del Reglamento de Disciplina Urbanística o normativa que lo sustituya.

5. Normas sobre el uso del suelo

5.1. Usos del suelo urbano

5.1.1. Uso Residencial.

A.1. Vivienda plurifamiliar: Viviendas agrupadas en una misma parcela

A.2. Vivienda unifamiliar: Vivienda situada en una parcela independiente

5.1.2. Uso Industrial.

B.1. Talleres y pequeños almacenes: Actividades realizadas en locales de superficie inferior a 500 m2 consistentes en la realización de artes y oficios o en la guardería, conservación y distribución de productos sin venta directa al público.

B.2. Industrias y almacenes en general: Actividades de obtención, transformación, elaboración, conservación y distribución de materias y productos.

5.1.3. Uso Terciario.

C.1. Oficinas: Actividades administrativas privadas, incluyendo archivos, salas de reunión y otros espacios destinados a actividades complementarias de aquellas.

C.2 Comercial: Comercio detallista tradicional

C.3 Comercial: Mercados, galerías y centros comerciales

C.4 Establecimientos públicos: Bares, cafeterías, restaurantes.

C.5 Establecimientos públicos: Salas de fiesta, discotecas, casinos, salas de bingo, salones recreativos, etc.

C.6 Uso residencial público: Residencias de estudiantes, albergues juveniles, residencias de ancianos, pensiones, casa de huéspedes, hoteles y moteles

C.7 Servicios del automóvil: Aparcamiento y estancia de vehículos automóviles no ligados a otro uso. (No se incluye la reparación de automóviles que tiene la consideración de actividad industrial)

5.1.4. Uso Dotacional.

D.1. Servicios públicos y administrativos: Conjunto diverso de equipamientos prestados por la Administración o, subsidiariamente, por entidad autorizada para ello. Comprende los usos correspondientes a las actividades propias de la Administración, de la protección ciudadana y de servicios especiales como servicio contra incendios, servicios de correos y teléfonos, cocheras, comisaría, cementerios, etc.

D.2. Religioso: Culto y/o actividades complementarias (administración, catequesis, etc.).

D.3. Cultural: Bibliotecas, cinematógrafos, teatros, salas de conciertos, de exposiciones, de reuniones o de conferencias y servicios relacionados con la difusión de la cultura

D.4. Sanitario: Dotaciones relacionadas con la salud: Consultorios, dispensarios, casa de socorro, clínicas, hospitales, tanatorios.

D.5. Asistencial: Servicios sociales que facilitan la satisfacción de ciertas necesidades individuales y comunitarias de la población, principalmente niños y ancianos. Pueden ser locales específicos o acompañados de espacios de uso residencial comunitario.

D.6. Deportivo: Práctica, enseñanza o exhibición de deportes. Podrá ser público o privado y tener capacidad para espectadores o restringirse a los usuarios.

D.7. Escolar: Guarderías,

D.8.Escolar: Escuelas, centros de enseñanza en general.

D.9. Infraestructuras: Usos correspondientes a las redes de servicios precisas para proporcionar el abastecimiento de agua, energía, saneamiento, transporte o similares

5.2. Usos del suelo no urbanizable

5.2.1. Clasificación.

Las actividades y usos en el suelo no urbanizable se clasifican en:

a) Prohibidos. Son aquellos que resulten incompatibles con los objetivos de protección de cada categoría en que se divide el suelo no urbanizable

b) Permitidos. Son aquellos que, por su propia naturaleza y conforme a la legislación sectorial aplicable, sean compatibles con los objetivos de protección de cada categoría en que se divide el suelo no urbanizable

c) Autorizables. Son aquellos que, por su propia naturaleza y en determinadas condiciones, puedan resultar compatibles con los objetivos de protección y preservación del suelo no urbanizable.

5.2.2. Usos pormenorizados del suelo no urbanizable

a) Conservación de la naturaleza

- Preservación estricta.

- Conservación activa.

- Mejora ambiental.

- Actividades científico-educativas.

- Manejo y control de fauna.

- Introducción de especies vegetales o animales.

b) Uso Público

- Actividades deportivo-recreativas.

- Acampada.

- Acampada itinerante en travesía.

- Uso del fuego.

- Actividades náuticas.

- Actividades aeronáuticas de carácter deportivo.

- Tráfico motorizado.

c) Explotación de recursos primarios

- Recolección de musgos, hongos, frutos y plantas silvestres.

- Aprovechamientos madereros.

- Tratamientos selvícolas de conservación.

- Tratamientos fitosanitarios con productos químicos.

- Introducción de especies forestales no autóctonas.

- Cambio de uso forestal.

- Actividad cinegética.

- Pesca fluvial.

- Ganadería intensiva.

- Mejora de pastizales.

- Agricultura de secano o de regadío.

- Apicultura.

- Extracciones mineras.

- Extracción tradicional de piedra de musgo para la construcción.

- Movimientos de tierras ligados a los aprovechamientos agrarios.

d) Equipamientos e infraestructuras

- Relacionados con la conservación de la naturaleza.



- Adecuaciones naturalísticas.
- Centros de Interpretación del Parque.

- Relacionados con el uso público.



- Señalización y/o realización de senderos.
- Adecuaciones recreativas.
- Parques rurales y jardines públicos.
- Campings.
- Campamentos juveniles.
- Instalaciones deportivas en medio rural.
- Parques de atracciones y parques acuáticos.
- Recintos de atracciones.
- Instalaciones eventuales de restauración.
- Instalaciones permanentes de hostelería y/o restauración.

- Relacionados con el aprovechamiento de los recursos primarios.



- Infraestructuras de defensa del monte contra incendios forestales.
- Apertura de nuevas pistas forestales.
- Cercas o vallados de carácter cinegético.
- Granjas cinegéticas.
- Construcciones para la caza.
- Piscifactorías.
- Construcciones para la pesca fluvial.
- Cercas o vallados de carácter pecuario.
- Infraestructuras de servicio a la explotación agraria.
- Obras e instalaciones anejas a la explotación agraria.
- Industrias de primera transformación agraria.
- Instalación de viveros y/o invernaderos.

- Relacionados con la protección del suelo y de los recursos hidrológicos.



- Obras de captación de aguas y acueductos.
- Obras para la protección de cauces.
- Pequeñas presas.
- Sistemas generales de abastecimiento y/o saneamiento.
- Construcción de fosas sépticas o sanitarios químicos.
- Vertederos de residuos agrarios.
- Vertederos de residuos ligados a la actividad minera autorizada.
- Vertederos de residuos ligados a la actividad industrial autorizada.
- Vertederos de residuos urbanos.
- Vertederos y depósitos de residuos radiactivos, tóxicos o/y peligrosos.
- Desmontes, aterrazamientos y rellenos.
- Instalaciones anejas a la explotación minera e infraestructuras de servicio.

- Otras infraestructuras y equipamientos.



- Ampliación, modificación de trazado o nuevo viario.
- Instalaciones de servicio de la carretera.
- Líneas de ferrocarril.
- Instalaciones provisionales para la ejecución de obra pública.
- Instalaciones para el mantenimiento de obra pública.
- Infraestructuras lineales de transporte de energía.
- Instalaciones energéticas de carácter puntual.
- Centrales para la producción de energía eléctrica.
- Infraestructuras lineales de telecomunicaciones.
- Instalaciones puntuales de telecomunicaciones.
- Almacenes de productos no agrarios.
- Industrias y almacenes de productos tóxicos y/o peligrosos.
- Instalaciones y pequeñas industrias artesanales.
- Industrias de transformación de productos elaborados.
- Plantas de tratamiento y eliminación de residuos sólidos.
- Aeródromos, helipuertos y pistas de aterrizaje.
- Construcciones ligadas a la defensa nacional.
- Centros escolares y centros sanitarios especiales.
- Cementerios.
- Publicidad estática no institucional.
- Esculturas y monumentos conmemorativos.

e) Usos residenciales.

- Vivienda ligada a la guardería forestal.

- Vivienda ligada al mantenimiento de una infraestructura o equipamiento.

- Vivienda unifamiliar aislada no vinculada a la gestión forestal o al mantenimiento de infraestructuras o equipamientos.

5.2.3. Conservación de la naturaleza

1.1.- Preservación estricta. Es la herramienta de gestión, competencia exclusiva de la Consejería competente en materia de medio ambiente, orientada a la conservación del estado actual de los ecosistemas y sus componentes, y a preservar su evolución natural con criterios estrictamente científicos y técnicos aprobados.

1.2.- Conservación activa. Es la herramienta de gestión, competencia exclusiva de la Consejería competente en materia de medio ambiente, orientada a mantener el paisaje de un área determinada, conservando los usos y formas de explotación que definen sus características territoriales locales.

1.3.- Mejora ambiental. Es la herramienta de gestión, competencia exclusiva de la Consejería competente en materia de medio ambiente, que engloba aquellos tratamientos culturales prioritariamente orientados a reconducir el área sobre el que se apliquen a su situación primigenia (restauración ambiental) o a estadios evolutivos ecológica y paisajísticamente más valiosos, de acuerdo con los objetivos de conservación del Parque.

1.4.- Actividades científico-educativas. Utilización del medio y sus recursos para llevar a cabo actividades de carácter científico y/o educativo propuestas o realizadas en colaboración con centros de investigación o centros de enseñanza: recolección de muestras, instalación de estaciones para la observación de los hábitats y de las biocenosis, experimentación y seguimiento sobre los ecosistemas, etc.

1.5.- Manejo y control de fauna. Control de las poblaciones faunísticas autóctonas y conjunto de actuaciones sobre las mismas orientado a lograr el mayor equilibrio posible, tanto desde el punto de vista biológico como cinegético, entre las que cabe destacar el anillamiento de aves y el marcaje de animales, la captura y/o caza selectiva de ejemplares, la reproducción en cautividad de especies animales silvestres, etc.

1.6.- Introducción de especies vegetales o animales. Se considera en esta definición la aparición de origen antrópico, mediante cualquier sistema, de ejemplares vegetales o animales en el ámbito del P.R.U.G., pertenecientes a cualquier Orden del Reino Animal o Vegetal, cuyas especies estén catalogadas o no como protegidas según la legislación vigente. La introducción de especies silvestres pertenecientes a la flora o la fauna autóctonas del espacio deberá ser en cualquier caso promovida por la Administración del Parque o autorizada. Por el contrario, se prohíbe en el ámbito territorial del P.R.U.G. la introducción de especies animales silvestres no autóctonas, salvo excepcionalmente las de especial interés científico o cinegético, y siempre que resulten admisibles los posibles impactos generados sobre la flora o fauna silvestres o en la dinámica ecológica de los ecosistemas naturales, adoptando las cautelas y sistemas de control que se consideren necesarios.

5.24. Uso Público

2.1. Actividades deportivo-recreativas. Se incluyen bajo esta denominación todas las actividades de ocio y recreo que puedan tener como escenario el Parque Natural, tanto las que no necesitan de ningún artefacto mecánico para su realización (senderismo, rutas a caballo), como las que precisan de la utilización de medios mecánicos no motorizados (bicicleta de montaña, esquí de fondo o esquí de travesía, telemark, etc.) El Plan Rector de Uso y Gestión establece la necesidad de autorización para llevar a la práctica las actividades organizadas para grupos de 60 o más personas, las organizadas sin establecer límite al número de participantes en su convocatoria, las que requieran vehículos de apoyo que circulen por pistas de uso restringido y aquellas que puedan suponer situaciones de riesgo por atravesar terrenos cinegéticos en épocas de caza. Además, presta especial atención a que los residuos generados durante la práctica de estas actividades sean trasladados a los contenedores de basura instalados al efecto en su ámbito territorial, prohibiendo de forma expresa el depósito de basuras o cualquier otro tipo de residuo fuera de los mismos, tanto en el Parque como en el Preparque.

2.2. Acampada. Es la estancia, más o menos prolongada, nunca permanente, en tienda de campaña, caravana, coche- caravana, etc., la cual se puede llevar a cabo exclusivamente en las áreas destinadas y debidamente señalizadas a tal fin dentro de los límites del Parque. El Plan Rector de Uso y Gestión sólo permite como áreas de acampada los campings y los campamentos juveniles, cuyo establecimiento se regula en el Capítulo III del Título II de la Normativa. En consecuencia, queda específicamente prohibida la acampada libre, ya prohibida en los montes de Utilidad Pública de La Rioja según la Ley 2/1995, de 10 de febrero, de Protección y desarrollo del Patrimonio Forestal de La Rioja, así como la acampada prolongada fuera de los campings o campamentos juveniles establecidos, aunque los terrenos no pertenecieran a montes de Utilidad Pública, si bien se podrán autorizar acampadas de carácter especial fuera de estos recintos, asociadas a actividades científicas, educativas, militares, etc.

2.3.- Acampada itinerante en travesía. Esta modalidad de acampada se define como la instalación, en el ámbito del Parque Natural, de tiendas de campaña con objeto de pernoctar un período no superior a una noche en el mismo lugar, en el marco de un determinado recorrido de travesía de montaña. La pernocta por períodos superiores a una noche en el mismo lugar se considera acampada libre, terminantemente prohibida en todo el ámbito del P.R.U.G.

2.4.- Uso del fuego. La utilización del fuego dentro del ámbito del P.R.U.G. para fines agro-

forestales, ganaderos o cinegéticos (quemas de rastrojos, quemas controladas para el control de la vegetación invasora de pastizales, etc.), deberá ser expresamente autorizado, quedando terminantemente prohibida la utilización del fuego para actividades recreativas o de ocio fuera de las adecuaciones expresamente construidas a tal fin en las áreas recreativas del Parque (hogueras en el suelo, parrillas y barbacoas particulares, etc.)

2.5.- Actividades náuticas. La utilización de la lámina de agua del embalse de Pajares para elbaño o para la práctica de actividades náuticas -a vela y/o a motor- o deportes acuáticos, se regulará de acuerdo con lo que establezca el Plan Indicativo de Usos del Embalse o, en su defecto, la Confederación Hidrográfica del Ebro. Las áreas en las que se permitan estas actividades deberán contener las infraestructuras y equipamientos necesarios, así como presentar una señalización inequívoca que garanticen el acotado y buen uso de la zona de uso náutico. Se incluyen también bajo este epígrafe las actividades deportivo-recreativas relacionadas con los cursos de los ríos y arroyos del Parque Natural: piragüismo, rafting, descenso de barrancos, etc., que el Plan Rector de Uso y Gestión permite aguas abajo del Embalse de Pajares, en el río Mayor y en el río Iregua, aguas abajo de el área recreativa de El Achichuelo-La Blanca.

2.6.- Actividades aeronáuticas de carácter deportivo. Conjunto de actividades deportivo-recreativas en el medio aéreo que requieren para su práctica la utilización de medios mecánicos motorizados (ultraligeros, avionetas, etc.) o de equipos específicos no motorizados (saltos en paracaídas, globos aerostáticos, parapente, ala delta, planeadoras, etc.) El Plan Rector de Uso y Gestión prohíbe su práctica sólo en la época de caza de aves migratorias, con objeto de evitar situaciones de riesgo para las personas.

2.7.-Tráfico motorizado. El Plan Rector de Uso y Gestión diferencia en la Sierra de Cebollera la circulación de vehículos a motor destinados a los usos agrícolas, ganaderos, forestales o cinegéticos, del tránsito de vehículos automóviles particulares para el uso turístico, sean turismos, camionetas, camiones, vehículos todoterreno o motocicletas de cualquier cilindrada. En este sentido, el tráfico en la red viaria del Parque, de acuerdo con el Plan de Uso Público del P.R.U.G., cuya utilización se permite sin restricciones especiales en la red de uso libre, se prohíbe para los vehículos asociados a los usos turísticos y recreativos en los caminos y pistas forestales señalizados como prohibidos, que constituyen la red viaria de uso restringido, así como su circulación campo a través. Por el contrario, el Plan Rector de Uso y Gestión sólo permite la circulación campo a través y en la red viaria de uso restringido, de los vehículos expresamente autorizados, bien por estar destinados a los usos agro-forestales o cinegéticos, bien mediante autorización de la Administración del Parque. En cualquier caso, el Plan Rector de Uso y Gestión prohíbe las competiciones deportivas a motor en el ámbito territorial de su aplicación, y faculta a la Dirección del Parque Natural a establecer limitaciones a la circulación de vehículos autorizados campo a través.

5.2.5. Explotación de recursos primarios

3.1.- Recolección de musgos, hongos, frutos y plantas silvestres. Se define como la recogida de productos forestales silvestres (musgos, hongos, frutos y plantas silvestres o cualquiera de sus órganos) para el consumo familiar tradicional o con fines comerciales; en este último caso se deberá estar en posesión de licencia de aprovechamiento forestal. En caso de que la Administración del Parque lo considere necesario, se podrán regular las cantidades máximas anuales de los productos que se consideren y establecer las condiciones particulares de las recolecciones.

3.2.- Aprovechamientos madereros. Se entenderán como aprovechamientos madereros la recolección de productos forestales maderables (apeo de árboles, recogida de leñas o restos de desbroces, extracción de plantas leñosas...), con fines comerciales, para su uso doméstico o su transformación artesanal o industrial. Se incluyen en este concepto las cortas de reproducción, las entresacas y las cortas de mejora (aclareos y claras), independientemente de que los productos resultantes sean considerados de carácter intermedio o productos finales. Además, a los efectos normativos del Plan Rector de Uso y Gestión, la consideración de los aprovechamientos madereros como permitidos, autorizables o prohibidos llevarán asociada la misma condición para la construcción de las infraestructuras necesarias para su puesta en práctica (instalación de cables y teleféricos o apertura de vías de saca para la evacuación de la madera), las cuales serán de uso exclusivo para los aprovechamientos forestales. En el ámbito del P.R.U.G., todos los aprovechamientos forestales se regulan en el espacio y el tiempo mediante Proyectos de Ordenación de Montes, en los montes de Utilidad Pública, y planes técnicos en los montes de particulares, de acuerdo con lo establecido en la Ley 2/1995, de 10 de febrero, de Protección y Desarrollo del Patrimonio Forestal de La Rioja, así como a través de la adjudicación de lascorrespondientes licencias de aprovechamientos forestales emitidas por la Consejería competente del Gobierno de La Rioja.

3.3.- Tratamientos selvícolas de conservación. Comprenden todas aquellas actuaciones selvícolas (cortas, desbroces puntuales, eliminación de residuos de corta, etc.), orientadas al mantenimiento de las masas forestales, evitando la aplicación de herbicidas, fungicidas y/o insecticidas.

3.4.- Tratamientos fitosanitarios con productos químicos. Se definen como la aplicación de productos herbicidas, fungicidas y/o insecticidas cuyo fin es prevenir o tratar enfermedades fúngicas o plagas de insectos que pudieran poner en peligro el buen estado de las masas forestales. El uso de productos fitosanitarios deberá ajustarse a las normas vigentes para su aplicación, con arreglo a los períodos, limitaciones y condicionamientos establecidos por los organismos competentes. En cualquier caso, el uso de productos fitosanitarios en el Parque Natural se limitará a los incluidos en las categorías toxicológicas A o B, tal y como señala la Orden del Ministerio de Agricultura, de 4 de diciembre de 1975, (B.O.E. de 19-XII-75), por la que se reglamenta el uso de productos fitosanitarios para prevenir daños a la fauna, y que prohíbe el uso de productos de categoría C respecto a la fauna terrestre.

3.5.- Introducción de especies forestales no autóctonas. Siembras o plantaciones más o menos extensas, de origen antrópico, con especies vegetales no autóctonas de la Sierra de Cebollera, que el Plan Rector de Uso y Gestión establece como autorizables bajo determinadas condiciones. La práctica de esta actividad estará sometida a las disposiciones de la Ley 2/1995, de 10 de febrero, de Protección y Desarrollo del Patrimonio Forestal de La Rioja.

3.6.- Cambio de uso forestal. Se incluye en el concepto de cambio de uso forestal cualquier actuación destinada a la eliminación de la masa forestal existente en un predio determinado, con el fin de acometer una sustitución de especies o de transformar el uso forestal en cualquier otro uso ganadero o agrícola (roturación de montes para implantar pastizales o cultivos agrícolas de secano o regadío). Las actuaciones de cambio de uso forestal estará sometida a las disposiciones de la Ley 2/1995, de 10 de febrero, de Protección y Desarrollo del Patrimonio Forestal de La Rioja.

3.7.- Actividad cinegética. Comprende actividades de caza mayor y caza menor de las especies catalogadas como cinegéticas por la legislación vigente, incluida la caza de paloma en los pasos migratorios. El Plan Rector de Uso y Gestión permite la práctica cinegética sin más requisitos que los establecidos en la legislación vigente, si bien faculta a la Dirección del Parque Natural para establecer limitaciones adicionales en consideración de circunstancias propias de la dinámica del Parque.

3.8.- Pesca fluvial. Actividad de pesca deportiva en los cursos y láminas de agua del Parque Natural. El Plan Rector de Uso y Gestión permite la pesca fluvial deportiva sin más requisitos que los establecidos en la legislación vigente, si bien faculta a la Dirección del Parque Natural para establecer limitaciones adicionales en consideración de circunstancias propias de la dinámica del Parque.

3.9.- Ganadería intensiva. Conjunto de actividades destinadas a la producción comercial de animales en régimen de estabulación o semi-estabulación, y sus instalaciones, para las que el Plan Rector de Uso y Gestión establece que precisan autorización para su puesta en práctica en las zonas en que no estén prohibidas. La autorización requerirá Estudio de Valoración Ambiental cuando la explotación ganadera precise grandes instalaciones con capacidad de alojamiento para un número de animales superior a 150 cabezas de ganado bovino o caballar, 100 cerdas o 200 cerdos, 1.000 cabezas de caprino u ovino; 250 conejos o 6.000 aves.

3.10.- Mejora de pastizales. Actividades agro-forestales destinadas al cambio de especies pascícolas o a la mejora de la producción o estructura florística de los pastizales, bien en cuanto a su palatabilidad o a su composición nutricional para el ganado que los aprovecha. Este concepto incluye actuaciones tales como desbroces de matorral, labores del suelo, fertilizaciones, riegos, etc., excluyéndose del mismo las destinadas a la implantación y mejora de prados de siega, que tienen consideración de cultivos de regadío a efectos normativos.

3.11.-Agricultura de secano o de regadío. Labores de cultivo de la tierra orientadas a la producción de especies vegetales herbáceas o leñosas, aplicando o no riegos en cualquiera de susformas.

3.12.-Apicultura. Actividad orientada a la producción de miel, polen, ceras y otros productos elaborados por las abejas, instalando colmenas en el medio natural.

3.13.- Extracciones mineras. Conjunto de excavaciones subterráneas o a cielo abierto, necesarias para la extracción de materias primas minerales de localización superficial, subsuperficial o a profundidad. El Plan Rector de Uso y Gestión prohíbe la actividad minera en su ámbito territorial de aplicación, excepto la estrictamente necesaria para el normal desarrollo de las actividades constructivas en el Parque, tal como las extracciones de arenas y áridos para la construcción de edificaciones, infraestructuras o equipamientos en el ámbito territorial del P.R.U.G., que podrán ser autorizadas en zonas concretas, debiendo estar el solicitante en posesión de la correspondiente licencia de construcción.

3.14.- Extracción tradicional de piedra de musgo para la construcción. Aprovechamiento local de elementos pétreos envejecidos por agentes atmosféricos y bióticos que forman parte de la arquitectura tradicional de los habitantes del Parque Natural, utilizados con el fin de conservar su estética constructiva. La autorización del aprovechamiento de piedra de musgo estará siempre ligada a la presentación de la necesaria licencia de construcción de edificaciones en el ámbito territorial del P.R.U.G., que justifique el destino de la piedra y el volumen solicitado.

3.15.- Movimientos de tierras ligados a los aprovechamientos agrarios. Se definen como todas aquellas labores agrícolas, pascícolas o forestales que supongan alteración de los horizontes edáficos en una extensión de, al menos, 0'5 Has. No se incluyen en este concepto la apertura de hoyos para reforestaciones o las labores agrarias del suelo necesarias para el cultivo habitual, y que generalmente no suponen volteo de horizontes edáficos (escarificados, subsolados, rippados, etc.)

5.2.6. Equipamientos e infraestructuras

4.1.- Relacionados con la conservación de la naturaleza.

4.1.1.-Adecuaciones naturalísticas. Incluye obras y/o instalaciones menores, fácilmente desmontables, cuyo destino sea el de facilitar la observación, estudio y disfrute de la naturaleza, tales como casetas de información, cartelería y paneles informativos relacionados con el Parque Natural, puestos para la observación de fauna, etc.

4.1.2.-Centros de Interpretación del Parque. Edificaciones y construcciones anejas destinadas a acoger las exposiciones y actividades culturales ligadas a la explicación de todos los aspectos naturales y culturales relacionados con el Parque Natural.

4.2.- Relacionados con el uso público.

4.2.1. Señalización y/o realización de senderos. Conjunto de actuaciones destinadas a la delimitación y señalización de sendas de carácter exclusivamente peatonal para su uso con fines excursionistas dentro del ámbito del Parque Natural.

4.2.2. Adecuaciones recreativas. Se definen como espacios destinados al desarrollo de actividades recreativas concentradas, en los que no se acometen obras de ajardinamiento, con instalaciones o equipamientos de pequeña entidad, permanentes o no, adaptados a las características del entorno natural: mesas, bancos, fuentes, barbacoas, juegos, servicios sanitarios y de recogida de basuras, y refugios asociados a las áreas recreativas del Parque.

4.2.3. Parques rurales y jardines públicos. Conjunto integrado de obras de ajardinamiento e instalaciones no mecánicas destinadas a posibilitar el recreo y el juego al aire libre. Supone la construcción de instalaciones permanentes, tales como bancos, fuentes, mobiliario para juegos infantiles, etc.

4.2.4. Campings. Espacio delimitado y vallado en el que se permite la estancia más o menos prolongada en tienda de campaña, caravana u otro alojamiento fácilmente transportable, y que requiere la dotación de servicios mínimos para evitar posibles impactos derivados de cualquier concentración humana: aseos, servicios sanitarios, abastecimiento de agua potable, recogida de residuos e instalaciones para venta de productos básicos.

4.2.5. Campamentos juveniles. Espacios delimitados en los que se permite el alojamiento en tiendas de campaña a efectos del desarrollo de actividades pedagógicas, culturales o similares, organizadas y de carácter grupal. Requieren la dotación de un reducido núcleo de instalacionesde servicio, en general de carácter no permanente (servicios sanitarios y de recogida de residuos e instalaciones de cocina y aseo).

4.2.6. Instalaciones deportivas en medio rural. Conjunto integrado de obras, edificaciones e instalaciones dedicadas a la práctica reglamentaria de determinados deportes, que pueden contar con instalaciones apropiadas para el acomodo de espectadores. Se incluyen aquí la construcción de piscinas de cualquier tamaño, polideportivos cubiertos, campos de golf, de fútbol.

4.2.7. Parques de atracciones y parques acuáticos. Conjunto integrado de gran extensión superficial, formado por instalaciones y artefactos mecánicos, en general de carácter permanente, destinados a juegos o entretenimientos, con exclusión de usos deportivos intensivos, y con una proporción mayoritaria de elementos mecánicos o acuáticos.

4.2.8. Recintos de atracciones. Conjunto de instalaciones y equipos mecánicos de carácter no permanente que constituyen un pequeño recinto ferial de atracciones itinerantes y desmontables.

4.2.9.- Instalaciones eventuales de restauración. Instalaciones, desmontables o no, de reducidas dimensiones y uso estacional, autorizadas para la venta de bebidas y alimentos, y generalmente asociadas a las áreas de recreo y a los campings.

4.2.10.- Instalaciones permanentes de hostelería y/o restauración. Edificaciones de carácter permanente destinadas a dar servicios de alojamiento y/o restauración a personas en tránsito. Se incluyen en esta categoría hoteles, hostales, posadas, albergues, restaurantes, mesones, discotecas, bares, pubs, etc.

4.3.- Relacionados con el aprovechamiento de los recursos primarios.

4.3.1.- Infraestructuras de defensa del monte contra incendios forestales. Conjunto de actuaciones y dotaciones orientadas a la prevención y lucha contra los incendios forestales. Comprende la apertura y mantenimiento de áreas cortafuegos y pistas forestales, la construcción de torres de vigilancia, aeródromos o helipuertos, almacenes de material de extinción, pequeños embalses o la instalación de antenas repetidoras, así como cualquier otro tipo de actuación que a juicio de la Dirección del Parque y de la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza sea necesaria para los fines propuestos.

4.3.2.- Apertura de nuevas pistas forestales. Actuación referida a la apertura de pistas forestales de uso público o para las explotaciones forestales, de al menos cuatro metros de anchura, y cuya construcción requiere generalmente la compactación del suelo y la construcción de desmontes, terraplenes, cunetas, estructuras hidráulicas y otras obras de fábrica. Su apertura vendrá justificada en informe técnico acompañado de documento medioambiental, con especial análisis de los impactos paisajísticos, atendiendo a su máxima integración en el paisaje y mínimo impacto.

4.3.3.- Cercas o vallados de carácter cinegético. Cercados que por sus materiales y/o diseño supongan una barrera que dificulte la libre circulación de la fauna. Se incluyen en esta categoría, entre otras, las cercas de malla.

4.3.4.- Granjas cinegéticas. Espacios delimitados con vallado cinegético y dotados de infraestructuras específicas, destinados a la cría en régimen de cautividad o semi-cautividad de especies animales silvestres catalogadas como cinegéticas según el R.D. 1095/1989, con el objeto de liberar ejemplares al medio natural para su caza. El Plan Rector de Uso y Gestión prohíbe la instalación de granjas cinegéticas destinadas a la cría de especies animales no autóctonas del Parque Natural en todo su ámbito territorial de aplicación.

4.3.5- Construcciones para la caza. Se refiere a la instalación en el ámbito del P.R.U.G. de construcciones de obra fijas o desmontables, que constituyan puestos para la caza de aves migratorias o de cualquier otra especie cinegética. El Plan Rector de Uso y Gestión prohíbe la construcción de puestos de caza fijos de obra, y exige autorización para la instalación de puestos de caza desmontables, en todo su ámbito territorial de aplicación.

4.3.6.- Piscifactorías. Instalaciones asociadas a los cursos de agua destinadas a la producción de ejemplares piscícolas de agua dulce con destino al consumo humano, a cualquier otro aprovechamiento industrial o la repoblación de los cursos de agua.

4.3.7.- Construcciones para la pesca fluvial. Instalación de construcciones de obra fijas al borde de los cursos y láminas de agua en el ámbito del P.R.U.G. que constituyan puestos para la pescafluvial de carácter deportivo, los cuales deberán estar señalizados para su buen uso.

4.3.8.- Cercas o vallados de carácter pecuario. Cercados que tengan como fin la guarda del ganado, que no dificulten el libre paso de la fauna silvestre.

4.3.9.- Infraestructuras de servicio a la explotación agraria. Se trata de infraestructuras de cualquier tipo (eléctricas, viarias, de abastecimiento o saneamiento,...) necesarias para el servicio y funcionamiento de una o varias explotaciones agrarias, tanto agrícolas como ganaderas o forestales. Su construcción puede suponer obras de sistemas generales comunes o de conexión entre explotaciones.

4.3.10.- Obras e instalaciones anejas a la explotación agraria. Obras de acondicionamiento, instalaciones o edificaciones necesarias para el desarrollo de las actividades agrarias: almacenes de productos agrarios, parques de maquinaria, cuadras, establos, parideras, instalaciones de ordeño, parques de madera, secaderos, etc.

4.3.11.- Industrias de primera transformación agraria. Instalaciones industriales para la primera transformación de productos agrarios (bodegas, panaderías industriales, mataderos, lecherías y queserías, aserraderos o fábricas de chapa, etc.), así como sus instalaciones anejas, destinadas a la clasificación, preparación y embalaje de materias primas y productos elaborados. Estas instalaciones se deben encontrar necesariamente al servicio exclusivo de la explotación o de un grupo de explotaciones vecinas.

4.3.12.- Instalación de viveros y/o invernaderos. Conjunto de infraestructuras y equipamientos, fijos o temporales, necesarios para la producción de planta forestal y/o de jardinería. El Plan Rector de Uso y Gestión diferencia en cuanto a su localización el tratamiento de los viveros destinados a la producción de planta de jardinería de las instalaciones destinadas a la producción de planta forestal autóctona para uso en el Parque Natural.

4.4.- Relacionados con la protección del suelo y de los recursos hidrológicos.

4.4.1.- Obras de captación de aguas y acueductos. Obras e instalaciones dirigidas a obtener aguas subterráneas o superficiales destinadas a su aprovechamiento energético o industrial, a la implantación de riegos o al abastecimiento humano: derivaciones de agua de ríos, arroyos o embalses mediante canales, azudes o tuberías y realización de sondeos y pozos. Se incluye en este concepto la construcción de acueductos para el transporte de agua a grandes distancias.

4.4.2.- Obras para la protección de cauces. Obras destinadas a proteger las márgenes y lechos de los cauces de la dinámica erosiva fluvial. Se diferencian, a efectos normativos, las obras de fábrica, tales como encauzamientos, espigones, obras de defensa frente a inundaciones, muros de protección, etc., de las actuaciones en cuya ejecución se utilicen mayoritariamente materiales naturales y elementos vegetales, en función de su integración paisajística y de su impacto ambiental.

4.4.3.- Pequeñas presas. Contempla la construcción de muros transversales en los cauces, de entre 2 y 10 metros de altura de base a coronación, para conseguir pequeños embalses de aguas superficiales destinadas al riego de explotaciones agrarias, al abastecimiento de poblaciones humanas, al baño como actividad recreativa o a la producción energética (minicentrales hidroeléctricas).

4.4.4.- Sistemas generales de abastecimiento y/o saneamiento. Comprende esta categoría las infraestructuras e instalaciones constitutivas de los sistemas generales de abastecimiento y saneamiento, tales como depósitos reguladores, tuberías de conducción y canales de abastecimiento, pozos de registro, plantas potabilizadoras, colectores y estaciones depuradoras de aguas residuales.

4.4.5.- Construcción de fosas sépticas o sanitarios químicos. Instalación, en lugares alejados de los sistemas generales de saneamiento, de fosas sépticas o sanitarios de carácter químico. Su aprobación requerirá la presentación de un documento medioambiental, en el que se contemplen las cautelas necesarias para evitar contaminaciones en las aguas o el suelo.

4.4.6.- Vertederos de residuos agrarios. Adecuaciones e instalaciones anejas para el vertido de residuos (orgánicos, inorgánicos, sólidos o líquidos) de una o varias explotaciones agrarias, o de industrias agrarias de primera transformación.

4.4.7.- Vertederos de residuos ligados a la actividad minera autorizada. Adecuaciones einstalaciones anejas destinadas al acopio de residuos minerales sin aprovechamiento industrial.

4.4.8.- Vertederos de residuos ligados a la actividad industrial autorizada. Adecuaciones e instalaciones anejas para el vertido de residuos (orgánicos, inorgánicos, sólidos o líquidos) producidos por industrias no agrarias de primera transformación o de productos elaborados.

4.4.9.- Vertederos de residuos urbanos. Adecuaciones e instalaciones anejas para el vertido de residuos (orgánicos, inorgánicos, sólidos o líquidos) producidos por los núcleos urbanos o por concentraciones humanas temporales (áreas recreativas, campamentos juveniles o áreas de acampada).

4.4.10.- Vertederos y depósitos subterráneos de residuos radiactivos, tóxicos o/y peligrosos. Adecuaciones e instalaciones anejas, destinadas al vertido de residuos definidos como radiactivos en el Art. 2 de la Ley 25/1964, de 29 de abril, sobre Energía Nuclear, modificada por la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, o definidos como tóxicos y peligrosos en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.

4.4.11.- Desmontes, aterrazamientos y rellenos. Conjunto de movimientos de tierras que supongan alteración de las características topográficas del terreno, transformando sustancialmente la cubierta vegetal y la dinámica edáfica, no ligados a los asociados a actividades agrarias (Epígrafe 3.17).

4.4.12.- Instalaciones anejas a la explotación minera e infraestructuras de servicio. Comprende infraestructuras de cualquier tipo (eléctricas, viarias, de abastecimiento o saneamiento,...), edificaciones e instalaciones necesarias para el desarrollo de la actividad extractiva, o para el tratamiento primario de estériles o minerales (parques de maquinaria, lavaderos, balsas de decantación, etc.).

4.5.- Otras infraestructuras y equipamientos.

4.5.1.- Ampliación, modificación de trazado o nuevo viario. Conjunto de actuaciones constructivas cuyo objeto es la construcción de nuevas vías de comunicación asfaltadas, o la ampliación o modificación del trazado de vías existentes de uso general. Se incluye en este concepto la construcción o ampliación de puentes y la realización de túneles de cualquier longitud.

4.5.2.- Instalaciones de servicio de la carretera. Comprenden infraestructuras y construcciones de servicio a los usuarios de la carretera: estaciones de servicio, básculas de pesaje, instalaciones de Inspección Técnica de Vehículos, talleres de reparación de vehículos, puntos de socorro y las áreas de servicio en el caso de autopistas.

4.5.3.- Líneas de ferrocarril. Localización y construcción de cualquier nuevo trazado de línea férrea asociada al transporte de viajeros o a las actividades agraria, minera o industrial, incluidas las obras de electrificación y la construcción de infraestructuras y equipamientos necesarios para su buen funcionamiento y uso (estaciones, señalización, vallados, etc.)

4.5.4.- Instalaciones provisionales para la ejecución de obra pública. Instalaciones de carácter temporal, previstas o no en proyecto unitario de obra, ligadas funcionalmente a la fase constructiva de la obra pública o infraestructura territorial. Se trata siempre de instalaciones fácilmente desmontables y cuyo período de existencia no rebasa en ningún caso el de la actividad constructiva a que se encuentra ligado.

4.5.5.- Instalaciones para el mantenimiento de obra pública. Instalaciones y edificaciones de carácter permanente, previstas o no en proyecto unitario de obra, vinculadas funcionalmente al mantenimiento del buen estado de una obra pública o infraestructura territorial. En ningún caso se incluyen en este concepto los usos residenciales.

4.5.6.- Infraestructuras lineales de transporte de energía. Se engloba en este concepto cualquier sistema general de transporte de energía (electricidad o calor), gas o productos derivados del petróleo, enterrado, superficial o aéreo, tales como oleoductos, gaseoductos, grandes conducciones de agua caliente y las líneas de transporte de electricidad de alta, media y baja tensión.

4.5.7.- Instalaciones energéticas de carácter puntual. Pequeñas plantas de producción de energía (minicentrales hidroeléctricas asociadas a pequeñas presas, plantas de cogeneración, etc.), de potencia inferior a 50 MW, y construcciones para el control del transporte de energía, gas oproductos derivados del petróleo, tales como estaciones de transformación eléctrica, estaciones de registro y control de oleoductos o gaseoductos, etc. No se incluyen en esta definición los grupos electrógenos, paneles solares, instalaciones de calefacción, etc., de uso particular o local para explotaciones o usos residenciales autorizados o permitidos.

4.5.8.- Centrales para la producción de energía eléctrica. Instalación o construcción de centros industriales destinados a la producción de energía eléctrica, con potencia igual o superior a 50 MW. Se diferencian las instalaciones que utilizan como forma básica de producción la combustión de gases, minerales fósiles o radiactivos (centrales térmicas u otras instalaciones de combustión y centrales nucleares), prohibidas en todo el ámbito del P.R.U.G., de las que utilizan fuentes de energía limpias y renovables, como centrales hidroeléctricas, parques eólicos y parques de energía solar, que pueden ser autorizadas por la Junta Rectora a propuesta del Director del Parque Natural. A los efectos de la Normativa del Plan Rector de Uso y Gestión, los centros productores de electricidad a partir de fuentes de energía renovables se definen como amplios espacios destinados a la construcción de centros de producción de energía eléctrica aprovechando saltos hidráulicos, la energía eólica o la energía solar, caracterizados generalmente por su elevado consumo superficial, la necesidad de realizar obras de envergadura, la aplicación de condiciones de contorno muy específicas y su impacto ambiental y paisajístico.

4.5.9.- Infraestructuras lineales de telecomunicaciones. Estas infraestructuras comprenden todas las líneas por cable vinculadas al sistema general o local de telecomunicaciones (líneas telefónicas, fibra óptica, televisión por cable...).

4.5.10.- Instalaciones puntuales de telecomunicaciones. Espacios destinados a la construcción de antenas emisoras, repetidores de televisión o de telefonía móvil, estaciones de seguimiento de satélites, emisoras de radiofrecuencia, etc., integrados en el sistema general o local de telecomunicaciones.

4.5.11.- Almacenes de productos no agrarios. Establecimientos para el almacenaje de productos no agrarios diversos, incluidos los destinados al abastecimiento de las actividades agrarias, siempre que no estén clasificados como tóxicos y/o peligrosos.

4.5.12.- Industrias y almacenes de productos tóxicos y/o peligrosos. Construcciones destinadas a la producción y/o almacenamiento de sustancias o productos tóxicos y/o peligrosos, definidos y regulados en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, y en su reglamento, aprobado en Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, así como en el Real Decreto 363/1995, de 10 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas.

4.5.13.- Instalaciones y pequeñas industrias artesanales. Construcciones destinadas a la elaboración de productos ligados a la artesanía local o a las producciones primarias locales, tales como panificadoras, carpinterías o ebanisterías, pequeños talleres cerámicos, etc.

4.5.14.- Industrias de transformación de productos elaborados. Instalaciones industriales, generalmente de mayor entidad que las anteriores, destinadas a la elaboración de productos de consumo o de segunda transformación, tales como fábricas de puertas, ventanas o muebles, industrias de transformación cárnica o láctea, así como cualquier otro tipo de industria que pudiera ser instalada en el ámbito del P.R.U.G.

4.5.15.- Plantas de tratamiento y eliminación de residuos sólidos. Instalaciones industriales para el tratamiento de los residuos sólidos mediante combustión, fermentación o cualquier otro procedimiento físico, químico o biológico para su eliminación o reciclado, tales como plantas incineradoras, fábricas de reciclaje de vidrio o papel, etc. El Plan Rector de Uso y Gestión prohíbe estas instalaciones, salvo las plantas de compostaje destinadas a la producción de humus y/o sustratos aplicables en actividades agrícolas, forestales o de la jardinería, asociadas a vertederos de residuos agrarios, de carácter autorizable.

4.5.16.- Aeródromos, helipuertos y pistas de aterrizaje. Instalaciones y edificaciones anejas cuya única función es permitir la navegación aérea de avionetas, ultraligeros, aeroplanos, planeadores, helicópteros, etc., destinados al uso turístico o deportivo, a la lucha aérea contra las plagas agrícolas o forestales, o a la prevención y extinción de incendios forestales.

4.5.17.- Construcciones ligadas a la defensa nacional. Edificaciones e instalaciones de titularidadpública o de manifiesta utilidad pública que deben localizarse en áreas rurales, vinculadas a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

4.5.1.8.- Centros escolares y centros sanitarios especiales. Edificaciones de titularidad pública o de manifiesta utilidad pública que deben localizarse en áreas rurales, vinculadas a la enseñanza o al tratamiento de determinadas enfermedades.

4.5.19.- Cementerios. Espacios y equipamientos anejos destinados al enterramiento o incineración de personas fallecidas.

4.5.20.- Publicidad estática no institucional. Comprende este concepto cualquier tipo de instalación o soporte que permita la difusión de información comercial de carácter publicitario y no institucional.

4.5.21.- Esculturas y monumentos conmemorativos. Construcciones o instalaciones, de carácter temporal o permanente, normalmente localizados en hitos paisajísticos o zonas de amplia visibilidad externa, con finalidad artística, conmemorativa o propagandística de contenido político, religioso, civil, militar, etc.

5.2.7. Usos residenciales.

5.1.- Vivienda ligada a la guardería forestal. Edificación residencial aislada de carácter familiar y uso permanente vinculada a la actividad de la guardería forestal.

5.2.- Vivienda ligada al mantenimiento de una infraestructura o equipamiento. Edificación residencial de uso permanente o temporal, con la finalidad exclusiva de atención a infraestructuras territoriales o equipamientos de utilidad pública.

5.3.- Vivienda unifamiliar aislada no vinculada a la gestión forestal o al mantenimiento de infraestructuras o equipamientos. Edificación residencial aislada de carácter familiar y uso permanente no vinculada a actividades forestales o al mantenimiento de equipamientos o infraestructuras de utilidad pública o interés social.

6. Normas sobre la edificación

6.1. Definición de parámetros reguladores de la edificación.

6.1.1. Sistemas de ordenación

6.1.1.1.- Sistema de ordenación por alineación de calle. Se caracteriza porque las edificaciones se disponen de manera continua a lo largo de las alineaciones de los viales. Se utiliza exclusivamente en suelo urbano.

6.1.1.2.- Sistema de ordenación por edificacion aislada. El sistema de ordenación que se caracteriza porque los edificios se disponen separados de las alineaciones de parcela se denomina ordenación por edificación aislada. Se utiliza indistintamente en suelo urbano y no urbanizable.

6.1.2. Parámetros urbanísticas comunes

6.1.2.1.- Parcela. Es la unidad de edificación. La construcción que se establezca sobre ella obtendrá licencia con un proyecto unitario, supondrá un propietario único o comunidad de propietarios y será estructuralmente independiente de la construcción en parcelas colindantes. Se define su superficie mínima (m2) y su frente mínimo (m) para cada zona de ordenación. Quedan exceptuadas de las condiciones de fachada y superficie las parcelas situadas junto o entre edificios colindantes ya construidos que no estén fuera de ordenación, ni en estado ruinoso.

6.1.2.2.- Alineación. Es el límite entre las parcelas de dominio privado y los viales y espacios libres de uso y dominio públicos. Se definen gráficamente todas las alineaciones en el suelo urbano.

6.1.2.3.- Linderos. Son las líneas de separación entre parcelas. Los linderos que puedan aparecer en este planeamiento tienen carácter orientativo.

6.1.2.4.- Rasante. Es el perfil longitudinal de las vías publicas. Se definen las rasantes en los viales de nueva apertura mediante cotas de nivel situadas en las intersecciones de los ejes de los viales. A efectos de la medición de alturas, se definen como rasantes de parcela:

a) Rasante longitudinal media: Línea horizontal situada en el plano de la alineación correspondiente y que pasa por la cota media de la rasante del vial en el tramo considerado. Para su cálculo, se dividirá la alineación en tramos de manera que la diferencia de cotas entre ellos sea siempre inferior a 3 metros

b) Rasante transversal media: Plano horizontal definido por la rasante longitudinal media. Lasparcelas con alineación a dos calles no concurrentes, podrán dividirse en dos porciones, de forma que la porción ligada a la calle más alta no sea superior al 50% del solar.

6.1.2.5.- Plantas. Se clasifican en los siguientes tipos:

Planta de sótano. Es aquella planta en la que la cara inferior del forjado del techo se encuentra en todos sus puntos por debajo de la rasante transversal media de la parcela

Planta de semisótano. Es aquella planta en la que la cara inferior del forjado del techo se encuentra en todos sus puntos por debajo de un plano horizontal situado un metro por encima de la rasante transversal media

Planta baja. Es aquella planta en la que la cara inferior del forjado del suelo o de la solera, se encuentre en todos sus puntos por debajo de un plano horizontal situado un metro por encima de la rasante transversal media, estando la cara inferior del forjado del techo por encima de este plano

Plantas alzadas. Aquellas situadas por encima de la planta baja

Planta de bajocubierta. Es aquella planta situada entre la cubierta y el forjado de techo de la última de las plantas alzadas.

6.1.2.6.- Construcciones permitidas por encima de la altura

Por encima de la altura máxima permitida sólo se permitirán:

- Vertiente de la cubierta partiendo desde el borde del alero, y con una pendiente que no exceda de 45ª.

- Altura máxima cumbrera: 4 m.

- Chimeneas y conductos de ventilación.

6.1.3. Parámetros urbanísticas propios de la ordenación por alineación

6.1.3.1.- Fondo. Distancia desde la alineación, medida sobre una recta perpendicular a la misma, que establece un límite a la edificación por la parte posterior. Se estable un fondo máximo, en metros, que podrá ser igual para todas las plantas del edificio o especifico para la planta baja.

6.1.3.2.- Numero de plantas. Se define el número de plantas mediante la expresión B + x, donde B hace referencia a la planta baja y x al número de plantas alzadas. En este parámetro no se incluyen las plantas de sótano ni semisótano. A estos efectos, si el uso de la planta bajocubierta es residencial, se considerará como una planta alzada más.

Se define también, en cada caso la altura máxima de cada planta (medida entre las caras inferiores de los forjados correspondientes), obteniéndose la altura total de la edificación mediante la suma de las mismas.

6.1.3.4. Vuelos. Se entienden por vuelos aquellas partes de las plantas alzadas que sobresalen de la alineación. Se establecen las siguientes condiciones:

- Longitud máxima, definida mediante un porcentaje de la longitud de la alineación (%)

- Fondo máximo, que podrá ser absoluto (cm), o relativo, cifrado en un porcentaje de la anchura del vial

- Altura mínima sobre la rasante (m)

6.1.3.5. Cubiertas. Pueden distinguirse dos tipos: planas e inclinadas. En este último caso, se definen las siguientes condiciones:

- Anchura máxima del alero (cm)

- Pendiente máxima de la cubierta (%)

- Altura máxima desde la cumbrera hasta la cara inferior del forjado de techo de la última planta (m)

6.1.4. Parámetros urbanísticas propios de la ordenación por edificacion aislada

6.1.4.1.- Edificabilidad. Indica la suma de todas las superficies construidas cubiertas y cerradas de la planta baja y de las alzadas. Las superficies cubiertas abiertas computarán el 50% en las plantas alzadas.

No computarán para el cálculo de la edificabilidad las superficies de las plantas de sótano y semisótano, las superficies no cubiertas de las plantas alzadas ni las superficies abiertas de la planta baja ni la superficie de la planta de bajocubierta excepto cuando su uso sea residencial

Se define la edificabilidad máxima mediante un coeficiente que determina la relación entre la edificabilidad total y la superficie de la parcela, expresado en metro cuadrado de techo por metrocuadrado de suelo (m2t/m2s). Podrá expresarse también mediante un valor absoluto, en m2

6.1.4.2.- Ocupación. Se define como la superficie de la proyección horizontal de las edificaciones sobre la parcela, incluso la edificación bajo rasante. Se indica la ocupación máxima mediante un coeficiente que determina la relación entre la ocupación total y la superficie de la parcela, expresado en %. Podrá expresarse también mediante un valor absoluto, en m2

6.1.4.3.- Altura. Se definen dos tipos:

Altura reguladora. Es la distancia entre el plano rasante transversal medio y la cara inferior del forjado de la última planta. Se expresa en metros

Altura total. Es la distancia entre el plano rasante transversal medio y el punto más alto del edificio, excluidos los elementos técnicos de las instalaciones (antenas, pararrayos, etc.) Se expresa en metros

6.1.4.4.- Retranqueo. Distancia desde la alineación, medida sobre una recta perpendicular a la misma, que establece el límite de la línea de edificación. Se establecen retranqueos a la alineación y a los linderos, expresados ambos en metros.

6.2. Condiciones especificas de edificación en suelo no urbanizable

Serán de aplicación las condiciones establecidas en el Capítulo 5 del Título III de las Normas Urbanísticas Regionales (NUR)

6.3. Condiciones técnicas

Se deberá justificar el cumplimiento específico de la normativa reseñada a continuación, o de la que la sustituya, así como del resto de la reglamentación técnica de obligado cumplimiento.

6.3.1. Condiciones de habitabilidad. En las viviendas, deberán cumplirse las Normas de habitabilidad de La Rioja, aprobadas mediante Decreto 51/2002 de 4 de Octubre

6.3.2. Condiciones de accesibilidad. Será de aplicación obligada el Reglamento de Accesibilidad aprobado por Decreto 19/2000, en aquellas actuaciones edificatorias indicadas en la disposición undécima, capitulo 3.

6.3.3. Condiciones acústicas: deberán cumplirse las determinaciones del Documento Básico del Código Técnico de la edificación CTE DB HR sobre condiciones acústicas en los edificios.

6.3.4. Condiciones de ahorro de energía: Deberán cumplirse las determinaciones del Documento Básico del Código Técnico de la edificación CTE DB HE.

6.3.5. Condiciones de salubridad. Deberán cumplirse las determinaciones del Documento Básico del Código Técnico de la edificación CTE DB HS

6.3.6. Condiciones de seguridad de utilización. Deberán cumplirse las determinaciones del Documento Básico del Código Técnico de la edificación CTE DB SU

6.3.7. Condiciones de protección contra incendios. Deberán cumplirse las determinaciones del Documento Básico del Código Técnico de la edificación CTE DB SI: Seguridad en caso de incendio

6.3.8. Condiciones exigibles a las estructuras. Deberán cumplirse las determinaciones del Documento Básico del Código Técnico de la edificación CTE DB SE: Seguridad estructural. Para estructuras de hormigón se seguirá la Instrucción de hormigón estructural EHE, aprobada por Real Decreto 2661/98.

6.3.9. Condiciones exigibles a las instalaciones. Se cumplirán el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión REBT, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios RITE y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, así como la Ley para el acceso a la Infraestructuras comunes de telecomunicación ICT y el Reglamento de Aparatos Elevadores.

6.3.10. Condiciones de control de calidad en la construcción. Se cumplirá el decreto 14/1993 sobre disposiciones mínimas de control de calidad del Gobierno de La Rioja

6.3.11. Condiciones de seguridad en la construcción. Se cumplirá el Real Decreto 1627/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.

6.3.12. Condiciones Ambientales. Se cumplirán la Ley 5/2002 de 8 de Octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja; y el Decreto 62/2006, de 10 de Noviembre, por el que se aprueba el reglamento de desarrollo del Título I, «Intervención Administrativa», de la anterior ley 5/2002.

7. Normas ambientales

7.1. Condiciones generales.

7.1.1.- En la ejecución del Plan General Municipal se deberán contemplar las medidas preventivas y correctoras establecidas en la Memoria Ambiental.

7.1.2.- El Ayuntamiento será el responsable de la ejecución del Programa de Vigilancia Ambiental, así como del cumplimiento de lo establecido en el Informe de Sostenibilidad Ambiental y en la Memoria Ambiental.

7.1.3.- No son objeto de la Memoria Ambiental los instrumentos o programas de desarrollo del Plan General Municipal ni aquellas actuaciones que deban ser objeto de posteriores procedimientos de Evaluación de Sostenibilidad Ambiental según la normativa vigente en esta materia, como es el caso de determinados proyectos de urbanización o infraestructuras.

7.1.4.- Se deberá garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental en la tramitación de las autorizaciones y licencias necesarias para el desarrollo de nuevas infraestructuras, proyectos o actividades previstas o derivadas de este Plan.

7.1.5.- Una vez aprobado el Plan General, el Ayuntamiento deberá poner a disposición del órgano ambiental, de las Administraciones públicas afectadas y del público el Plan aprobado y una declaración que resuma los siguientes aspectos:

De qué manera se han integrado en el Plan los aspectos Ambientales.

Cómo se han tomado en consideración el Informe de Sostenibilidad Ambiental, los resultados de las consultas y la Memoria Ambiental.

Las razones de la elección del Plan aprobado, en relación con las alternativas consideradas.

Las medidas adoptadas para el seguimiento de los efectos ambientales de la aplicación del Plan.

Un resumen no técnico sobre la documentación del Informe

7.2. Medidas preventivas y correctoras.

7.2.1.- Protección de la atmósfera y del ambiente acústico.

7.2.1.1.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se dispondrán los medios necesarios para minimizar la generación de polvo, gases contaminantes, ruidos y vibraciones mediante el mantenimiento preventivo de los motores de la maquinaria, la optimización de los planes de trabajo y la reducción de los recorridos de la maquinaria pesada, con el fin de contribuir a reducir las emisiones causantes del cambio climático mediante el empleo de las mejores tecnologías disponibles.

7.2.1.2.- Se recomienda la aprobación de una ordenanza de protección frente a la contaminación acústica y vibraciones en el municipio.

7.2.2.- Protección del sistema hidrológico.

7.2.2.1.- Las actuaciones previstas en el Plan deberán adaptarse en todo caso a las disposiciones establecidas en el Plan Director de Abastecimiento de Agua a Poblaciones 2002- 2015 y en el Plan Director de Saneamiento y Depuración de Aguas 2000- 2010 o en sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

7.2.2.2.- Las actuaciones derivadas del desarrollo del Plan que requieran la captación de aguas del cauce o del subsuelo mediante la apertura de pozos, así como el vertido directo o indirecto de aguas residuales a cauce deberán contar con la preceptiva concesión o autorización del Organismo de Cuenca.

7.2.2.3.- Los vertidos de aguas residuales a las redes de los sistemas de saneamiento y depuración de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan deberán ser autorizados y tratarse con el fin de garantizar el cumplimiento de los umbrales establecidos para los parámetros marcados en la normativa vigente en La Rioja.

7.2.2.4.- La ejecución de obras sobre la zona de Dominio Público Hidráulico o de policía (100 m de anchura a ambos lados de un cauce público) requerirá la preceptiva autorización del Organismo de Cuenca.

7.2.2.5.- En caso de que los terrenos afectados por las actuaciones del Plan se encuentren en zona inundable (periodo de avenida de 500 años), se recuerda al promotor la conveniencia de analizar los riesgos y, en consecuencia, adoptar las medidas adecuadas, con arreglo a lo previsto en la legislación de Protección Civil al efecto.

7.2.2.6.- En la planificación de desarrollo de este Plan se respetará en las márgenes una anchura libre de 5 m en toda la longitud de la zona colindante con el cauce con objeto de preservar la servidumbre de paso destinada al personal de vigilancia y ejercicio de actividades de pesca y salvamento, entre otras.

7.2.2.7.- Las futuras edificaciones de carácter residencial deberán tener la planta baja, o el sótano si lo hubiera, a una cota tal que no sean afectadas por la avenida de 100 años, ni se produzca la condición de inundación peligrosa (aquella que puede producir víctimas, interrumpir un servicio imprescindible para la comunidad o dificultar gravemente las actuaciones de emergencia) para la de 500 años.

7.2.2.8.- Las construcciones no residenciales (industriales, comerciales, etc.) Deberán situarse a cotas suficientes para evitar que durante la avenida de 100 años se produzcan alturas de inundación sobre el suelo superiores a 0,5 m, salvo que se hubieran adoptado en el entorno medidas impermeabilizadoras hasta el nivel de dicha avenida.

7.2.2.9.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se evitará el movimiento de maquinaria por cauces y las actuaciones que, directa o indirectamente puedan afectar negativamente a la calidad de las aguas, tales como vertido de aceites o grasas procedentes de la maquinaria.

7.2.3.- Protección del suelo y la geomorfología.

7.2.3.1.- Se evitará su contaminación por el vertido incontrolado de residuos, cumpliendo en todo caso la legislación vigente en esta materia y las disposiciones establecidas en el Plan Director de Residuos 2000- 2006 o sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

7.2.3.2.- En caso de detectarse la existencia de suelos contaminados en la ejecución de cualquier actuación de desarrollo del Plan, así como al solicitar una licencia o autorización para efectuar un cambio de uso o actividad en suelos en los que se haya desarrollado una actividad potencialmente contaminante en el pasado, deberá comunicarse este hecho a la Dirección General de Calidad Ambiental y actuar de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

7.2.3.3.- Se procederá al sellado y restauración de los puntos incontrolados de residuos existentes en estos municipios.

7.2.3.4.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan, se tendrán en cuentas las siguientes medidas preventivas:

- Tanto los depósitos de materiales como las zonas de aparcamiento de la maquinaria se localizarán en zonas que no afecten a los medios naturales y provistos de las medidas necesarias para evitar la afección a los suelos.

- En caso de utilizar en las explanaciones o en la urbanización materiales de préstamo, éstos procederán de explotaciones mineras debidamente autorizadas.

- No se realizarán tareas de mantenimiento de maquinaria, vehículos y herramientas a motor en las zonas de actuación.

- Se delimitarán todas las zonas en obras con el fin de evitar afecciones más allá de lo estrictamente necesario.

La capa superficial de tierra vegetal será retirada conservándose adecuadamente para su posterior utilización en la restauración. El acopio se realizará en cordones de 2 m de altura máxima.

7.2.4.- Protección de la vegetación.

En la fase de ejecución de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan se utilizarán especies autóctonas para las labores de revegetación.

7.2.5.- Protección de la fauna.

Las instalaciones eléctricas de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan deberán cumplir el Decreto 32/1998, de 30 de abril, por el que se establecen normas de carácter técnico para las instalaciones eléctricas con objeto de proteger la avifauna.

7.2.6.- Protección de los espacios naturales.

7.2.6.1.- En el desarrollo de nuevos sectores urbanizables colindantes con zonas protegidas se deberán prever espacios de amortiguación en los que se localicen los usos menos impactantes, como sistemas generales o zonas verdes asociadas.

7.2.6.2.- Se deberá preservar la conectividad ecológica entre los espacios naturales protegidos y hábitats de interés comunitario existentes a través de vías pecuarias, cauces hidrológicos, etc. Estos elementos de conexión deberán conservarse o restaurarse para asegurar su funcionalidad.

7.2.7.- Protección del paisaje.

7.2.7.1.- En la tramitación de las autorizaciones y licencias necesarias para el desarrollo de nuevas infraestructuras, proyectos o actividades previstas o derivadas de este Plan se exigirá que al finalizar las obras se retiren correctamente todos aquellos materiales que no se vayan a utilizar con posterioridad y se lleve a cabo la limpieza exhaustiva, restauración vegetal e integración paisajística del emplazamiento y de los caminos de acceso.

7.2.7.2.- En el caso de que se produzcan tierras inertes sobrantes durante la fase de ejecución de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan, se recomienda destinarlas a la restauración de algún espacio degradado cercano.

7.2.7.3.- Las obras a ejecutar en el desarrollo del Plan deberán respetar los valores culturales y arquitectónicos existentes en la zona.

7.3.- Programa de Vigilancia Ambiental.

7.3.1.- El órgano responsable del seguimiento del Plan remitirá un informe anual en el que se hará referencia a los aspectos indicados en el Programa de Vigilancia propuesto en el Informe de Sostenibilidad Ambiental y en este condicionado, se evaluará la eficacia de las medidas correctoras adoptadas y, en su caso, se propondrán medidas adicionales o modificaciones en la periodicidad de los controles a realizar.

7.3.2.- En caso de que se presenten circunstancias excepcionales que impliquen deterioros ambientales o situaciones de riesgo, se emitirá un informe especial, sin perjuicio de las comunicaciones que procedan a los órganos competentes, y con el fin de poder tomar las medidas extraordinarias que procedan.

7.3.3.- Del examen de esta documentación podrán derivarse modificaciones de las actuaciones previstas, en función de una mejor consecución de los objetivos de la presente Memoria Ambiental.

7.4.- Condiciones adicionales.

7.4.1.- La Dirección General de Calidad Ambiental podrá dictar condiciones adicionales a la Memoria Ambiental por iniciativa propia o a propuesta de los correspondientes órganos sustantivos en función de los resultados del seguimiento de los trabajos realizados durante la ejecución del Plan o ante la manifestación de cualquier tipo de impacto no contemplado inicialmente.

7.4.2.- Si una vez emitida la Memoria se manifestase algún otro impacto severo o crítico sobre el medio ambiente, el órgano sustantivo por iniciativa propia o a solicitud del órgano ambiental podrá suspender cautelarmente la ejecución del Plan, hasta determinar cuáles son las causas de dicho impacto y se definan las medidas correctoras precisas para corregirlo o minimizar sus efectos.

7.4.3.- La Memoria no prejuzga ni exime al promotor de cualesquiera otros informes o autorizaciones que fueran necesarios con arreglo a la normativa sectorial correspondiente y cuya obtención, cuando resulte pertinente, deberá ser gestionada por el interesado.

7.4.4.- En caso de que el Plan General Municipal sea objeto de modificaciones sustanciales posteriores a esta Memoria Ambiental, deberá consultar ante el órgano ambiental sus posibles efectos sobre el medio ambiente, así como la necesidad o no de someter de nuevo el citado Plan al procedimiento de Evaluación de Sostenibilidad Ambiental.

8. Condiciones estéticas generales

8.1. Aplicación.

Las condiciones de estética son de aplicación a todas las actuaciones sujetas a licencia municipal.

8.2. Salvaguarda de la estética urbana.

La defensa de la imagen urbana y el paisaje natural y el fomento de su valoración y mejora, tantoen lo que se refiere a los edificios, en conjuntos o individualizadamente, como a las áreas no edificadas, corresponde al Ayuntamiento, por lo que cualquier actuación que pudiera afectar a la percepción de aquellos, deberá ajustarse al criterio que mantenga.

A los anteriores efectos, se prohibirá el empleo de materiales que simulen técnicas constructivas tradicionales. Los edificios de nueva planta, y las reformas en los existentes, deberán ajustarse al estilo general tradicional del pueblo.

Las nuevas construcciones y las modificaciones de las existentes deberán responder en su diseño y composición a las características dominantes del ambiente en que hayan de emplazarse. A tal fin se deberá mantener la armonía general de las calles o entorno en que estén situados, en desniveles, módulos, carácter, alineación y proporciones de huecos. Se armonizarán sistemas de cubiertas, cornisa, posición de forjados, ritmos, dimensiones de huecos y macizos, composición, materiales, y color.

A los fines de garantizar la debida adaptación de las nuevas edificaciones a las ya existentes a su entorno, podrá exigirse la aportación de los análisis del impacto sobre el medio en que se localicen, con utilización de documentos gráficos del conjunto de las calles o plazas a que aquellas dieran frente y otros aspectos, desde los lugares que permitieran su vista.

Los Planes Especiales o Estudios de Detalle demostrarán la consecución de unidades coherentes en el aspecto formal, mediante los correspondientes estudios del impacto.

Sobre la base de un análisis del lugar en que se identifiquen sus límites visuales desde los puntos de contemplación más frecuentes, las vistas desde o hacia el sitio a conservar o crear, las siluetas características, así como los elementos importantes en cuanto a rasgos del paraje, puntos focales, arbolado y edificios existentes, se justificará la solución adoptada, que deberá contemplar al menos los siguientes aspectos:

a) Creación de una estructura espacial comprensiva tanto del sistema de espacios abiertos (áreas verdes, vías) como del de los espacios cerrados (plazas, calles, itinerarios del peatón).

b) Establecimiento de criterios para la disposición y orientación de los edificios en lo que respecta a su percepción visual desde las vías perimetrales, los accesos a los puntos más frecuentes e importantes de contemplación.

c) Establecimiento de criterios selectivos o alternativos para el empleo armónico de los materiales de urbanización, de edificación y de ajardinamiento, así como de las coloraciones permitidas para los mismos.

Las determinaciones o condicionamientos a que de lugar la solución adoptada deberá plasmarse gráficamente en diagramas y planos esquemáticos de la estructura formal propuesta, en planta o alzado a escala entre 1/500 y 1/1.000, así como en explicaciones o comentarios escritos que permitan orientar el carácter del futuro desarrollo.

8.3. Cubiertas.

Las cubiertas serán inclinadas, a base de faldones de teja cerámica árabe o de cemento perfil árabe en colores rojo o tabaco. Se prohíben las cubiertas de fibrocemento, aluminio, plástico y pizarra. Quedan prohibidas las cubiertas planas.

8.4. Huecos.

Se deberán conservar las proporciones, formas y tipologías de huecos tradicionales del municipio, especialmente en la calle o plaza donde se vaya a realizar la obra. Como norma general, la proporción de huecos se debe inscribir en un rectángulo con la dimensión vertical mayor que la horizontal.

Las carpinterías exteriores serán de madera, pudiendo sustituirse por aluminio lacado de color oscuro

8.5. Fachadas.

Los materiales de fachada serán los tradicionales en la localidad, preferiblemente la piedra natural de la zona, así como los revocos y acabados de pintura en colores ocres, tierras, blancos, y en general los dominantes en el tramo de calle o entorno considerado.

En caso de reforma o ampliaciones de edificios, se deberán emplear los mismos materiales y acabados de fachada que en el edificio original.

Se prohíbe el uso del ladrillo caravista. Igualmente se prohíbe todo material cerámico vidriadoo acabado brillante en fachadas.

Se prohíbe cualquier tipo de tejavanas y tinglados situados en planta baja, balcones, etc., que rompan con la unidad y el ambiente del edificio en su entorno.

En todo caso, las soluciones de ritmos y proporción entre los huecos y macizos en la composición de las fachadas, deberán adecuarse en función de las características tipológicas de la edificación del entorno, armonizando las líneas fijas de referencia de la composición (cornisas, aleros, impostas, vuelos, zócalos, recercados, etc).

Las fachadas laterales y posteriores se tratarán con condiciones de composición y materiales similares a los de la fachada principal. En cualquier caso, los paramentos de los edificios deberán ser tratados como obras acabadas, sin permitir fachadas o medianerías de material no preparado para ser visto, sin revestir o revocar en armonía con el resto del edificio.

8.6. Tratamiento de las plantas bajas.

En las obras en los edificios que afecten a la planta baja, ésta deberá armonizar con el resto de la fachada.

8.7. Modificación de fachadas.

En edificios no catalogados, podrá procederse a la modificación de las características de una fachada existente de acuerdo con un proyecto adecuado que garantice un resultado homogéneo del conjunto arquitectónico y su relación con los colindantes.

8.8. Salientes y entrantes en fachadas. Vuelos.

Se entiende por salientes o vuelos todos aquellos elementos que sobresalen de la fachada del edificio, tales como balcones, miradores, balconadas, terrazas cubiertas, cuerpos volados cerrados.

Se prohíben los patios abiertos a fachadas.

Los balcones y voladizos tendrán su plano inferior a una altura mínima de 3 m. con respecto a la rasante de la calle o terreno en cualquier punto de la fachada.

No se permiten vuelos sobre los patios de parcela que disminuyan las condiciones mínimas de dimensiones establecidas en los patios.

El vuelo máximo será de 0,60 m. En calles y espacios con anchura igual o inferior a 4 m., únicamente se permiten balcones, con un vuelo máximo de 0,3 m.

Quedan prohibidas las tribunas, miradores y cualquier vuelo cerrado.

El vuelo de los aleros no podrá exceder de 30 cm. del vuelo máximo permitido.

No se establece un máximo de longitud para los vuelos de balcones, debiendo en todo caso separarse de las fincas contiguas como mínimo, en una longitud igual al saliente y no inferior a sesenta (60) centímetros.

La profundidad de las terrazas entrantes no será superior a su altura ni a su anchura. Esta profundidad se contará a partir de la línea de la fachada.

8.9.- Alturas máximas permitidas.

- La altura máxima de la planta baja será de 3 m.

- La altura máxima de las plantas alzadas se establece en 3 m.

- La medición de alturas en terrenos en pendiente, para los casos de edificación con fachadas a dos vías públicas, se establecen las siguientes limitaciones en cuanto al número de plantas en la calle superior:

- Desnivel entre calles menor de 3 metros: B+2

- Desnivel entre calles entre 3 y 6 metros: B+1

- Desnivel entre calles superior a 6 metros: B





Memoria ambiental del Plan: Plan General Municipal de Lumbreras

La presente Memoria Ambiental tiene por objeto valorar la integración de los aspectos ambientales presentes en la documentación de aprobación provisional del Plan General Municipal (PGM) de Lumbreras, así como incorporar a dicho Plan las determinaciones finales que sean precisas, con carácter previo a la aprobación definitiva del mismo por parte de laComisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (COTUR). Esta Memoria Ambiental forma parte, junto con otras actuaciones, del proceso de evaluación ambiental de planes y programas establecido en la normativa de aplicación vigente.

Además, y de acuerdo con el artículo primero de la Ley 9/2006, de 28 de abril, también se persigue el promover un desarrollo sostenible, conseguir un elevado nivel de protección del medio ambiente y contribuir a la integración de los aspectos ambientales en la preparación y adopción de planes y programas.

I. Normativa de aplicación

Esta Memoria Ambiental se dicta al amparo de la normativa siguiente:

Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados Planes y Programas en el medio ambiente (BOE núm. 102, de 29 de abril de 2006).

Ley 5/2006, de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (BOR núm. 59, de 4 de mayo de 2006).

Ley 8/2007, de 28 de mayo, de suelo (BOE núm. 128, de 29 de mayo de 2007).

Ley 11/2006, de 30 de diciembre de 2006, de Medidas Fiscales y Administrativas para el año 2007 (BOR núm. 172, de 30 de diciembre de 2006).

Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente (incorpora las Directivas 2003/4/CE y 2003/35/CE) (BOE núm. 171, de 19 de julio de 2006).

Resolución núm. 866, de 18 de diciembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental, por la que se aprueba el Documento de Referencia para los Planes Urbanísticos e Instrumentos de Ordenación del Territorio de La Rioja (BOR núm. 169, de 23 de diciembre de 2006. Corrección de errores BOR núm. 6, de 11 de enero de 2007).

Ley 5/2002, de 8 de octubre, de protección del medio ambiente de La Rioja (BOR núm. 124, de 12 de octubre de 2002).

Ley 4/1995, de 20 de marzo, de Creación del Parque Natural de la Sierra de Cebollera (BOR núm. 37, de 28 de marzo de 1995 y BOE núm. 122, de 23 de mayo de 1995).

Decreto 35/2000, de 30 de junio, por el que se aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de la Sierra de Cebollera (BOR núm. 84, de 5 de julio de 2000).

Plan Especial de Protección del Medio Ambiente Natural (PEPMAN) de La Rioja (BOR núm. 78, de 30 de junio de 1988).

II. Justificación de las actuaciones

El promotor del Plan, el Ayuntamiento de Lumbreras, aprobó inicialmente los documentos del PGM de Lumbreras en Pleno de 29.10.2007, los cuales fueron sometidos a exposición pública (BOR núm. 157, de 27.11.2007). La aprobación provisional se produjo por el Ayuntamiento Pleno en sesión celebrada el 15.05.2008.

Según establece el artículo 3 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, será objeto de evaluación ambiental los planes y programas, así como sus modificaciones, que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente; que se elaboren o aprueben por una Administración Pública y que su elaboración y aprobación venga exigida por una disposición legal o reglamentaria.

El mismo artículo 3 entiende que tienen efectos significativos sobre el medio ambiente los planes y programas que establezcan el marco para la futura autorización de proyectos legalmente sometidos a evaluación de impacto ambiental en las materias de ordenación del territorio urbano y rural o del uso del suelo.

Por otra parte, el artículo 7.1 de la citada Ley 9/2006, de 28 de abril, establece la elaboración de la Memoria Ambiental dentro del proceso de evaluación ambiental. Así, el artículo 12 establece que finalizada la fase de consultas, se elaborará una Memoria Ambiental con objeto de valorar la integración de los aspectos ambientales en la propuesta de plan o programa, en la que se analizarán:

I. El proceso de evaluación ambiental;

II. El Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) y su calidad;

III. El resultado de las consultas realizadas y cómo se han tomado en consideración; y

IV. La previsión de los impactos significativos de la aplicación del plan o programa.

Esta Memoria Ambiental contendrá las determinaciones finales que deban incorporarse a la propuesta del Plan.

Asimismo, según establecen el Capítulo III del Título III y la Disposición Adicional 5ª de la Ley 5/2006, de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, la redacción y revisión de los Planes Generales Municipales, además de otros instrumentos del planeamiento territorial y urbanístico, estarán sometidas a Evaluación Ambiental.

Por otra parte, la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de Suelo, establece en su artículo 15 la obligatoriedad de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística de someterse a evaluación ambiental.

Igualmente necesario es mencionar que la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente, regula en los artículos 16 y 18 del Título III Derecho de participación pública en asuntos de carácter medioambiental- tanto la participación del público en la elaboración de planes y programas relacionados con el medio ambiente, como la observación, por parte de las Administraciones Públicas, de las garantías en materia de participación en relación con la elaboración, modificación y revisiones de las disposiciones de carácter general en materia de Ordenación del Territorio rural y urbano y utilización de los suelos.

La Memoria Ambiental es preceptiva y se tendrá en cuenta en el PGM antes de su aprobación definitiva. Será realizada para el caso de los planes urbanísticos e instrumentos de ordenación territorial por el órgano competente en materia de ordenación del territorio y urbanismo y, en todo caso, con el acuerdo del órgano ambiental. Órganos éstos cuyas competencias, para el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de La Rioja corresponden, respectivamente, a la Dirección General de Política Territorial y a la Dirección General de Calidad Ambiental, pertenecientes ambas a la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial. Tal distribución competencial queda recogida en la Disposición Adicional 5ª de la Ley 5/2006, de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, que en su apartado 5 establece que «el órgano autonómico competente en materia de ordenación del territorio y urbanismo elaborará y emitirá la Memoria Ambiental, en todo caso, con anterioridad al acto final de aprobación del instrumento al que se refiera, y la publicará en el Boletín Oficial de La Rioja».

III. La evaluación ambiental definida por el documento de referencia

La amplitud, nivel de detalle y grado de especificación que debe de contener el Informe de Sostenibilidad Ambiental, así como los criterios ambientales estratégicos y los indicadores de los objetivos ambientales y principios de sostenibilidad, fueron determinados por la Dirección General de Calidad Ambiental a través de un Documento de Referencia genérico y específico para los planes urbanísticos e instrumentos de ordenación del territorio siguientes: Zonas de Interés Regional; Proyectos de Interés Supramunicipal; Planes Generales Municipales y Planes Parciales que desarrollen instrumentos de planeamiento que no dispongan de evaluación ambiental. Dicho Documento de Referencia viene especificado en el Anexo I de la Resolución nº 866, de 18 de diciembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental, por la que se aprueba el Documento de Referencia para los Planes Urbanísticos e Instrumentos de Ordenación del Territorio de La Rioja.

Para las actuaciones referentes al proceso de Consultas, el órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja estableció tanto el listado que definía quiénes eran las Administraciones públicas afectadas y el público interesado, como los órganos a consultar competentes en diversas materias, a los efectos de las citadas consultas. Los organismos consultados fueron los siguientes:

Administraciones Públicas afectadas y público interesado consultado (Art. 10.1.b, Ley 9/2006, de 28 de abril)

(Anexo II, Resolución nº 559, del Director General de Calidad Ambiental)

Administraciones Públicas afectadas:

Administración del Estado

Delegación del Gobierno en La Rioja

Ministerio de Fomento, Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja

Ministerio de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Ebro

Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja

Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja

Dirección General de Desarrollo Rural

Dirección General de Política Agraria Comunitaria

Dirección General de Turismo

Director General de Industria y Comercio

Dirección General de Calidad e Investigación Agroalimentaria

Dirección General de Cultura

Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja

Dirección General para la Innovación

Dirección General de Salud Pública y Consumo

Dirección General de Justicia e Interior-SOS Rioja

Dirección General de Calidad Ambiental

Dirección General del Agua

Dirección General de Medio Natural

Dirección General de Carreteras

Consejería de Hacienda, Secretaría General Técnica

Administración Local (términos municipales colindantes)

Ayuntamientos de Villoslada de Cameros, Villanueva de Cameros, Gallinero de Cameros y Laguna de Cameros

Público interesado

Ecologistas en Acción

Colectivo Ecologista Riojano (CER)

Colectivo Ecologista de Arnedo y El Cidacos (CEAC)

Fundación para el estudio y conservación de las aves riojanas (FRECA)

IV. El Plan General Municipal de Lumbreras

El municipio de Lumbreras se rige actualmente por una Delimitación de Suelo Urbano, aprobada definitivamente el 2 de julio de 1982. En el transcurso de estos años se han aprobado siete modificaciones puntuales a la misma. El documento que se presenta ante la COTUR para aprobación definitiva es un PGM adaptado a la Ley 5/2006, de 2 de mayo, LOTUR.

Según la documentación aportada por el promotor, las determinaciones contenidas en el PGM de Lumbreras persiguen los siguientes objetivos:

En Suelo Urbano: completar la ordenación y delimitar zonas con un crecimiento controlado.

En Suelo No Urbanizable: establecer condiciones de uso y edificación para preservarlo del proceso de desarrollo urbano y otorgarle la protección adecuada a cada zona en base a los importantes valores paisajísticos y ambientales.

Se pretende evitar el crecimiento desordenado y garantizar la supervivencia de los excelentes valores naturales del municipio. Por ello no se prevé ningún ámbito de Suelo Urbanizable para preservar la acción urbanizadora y fomentar las actividades ganaderas y forestales.

El suelo se ha clasificado en Urbano y No Urbanizable; no se prevé ningún ámbito de Suelo Urbanizable. Las superficies propuestas en el PGM son las siguientes:



Clasificación del suelo Tipo Superficie (m2)
Suelo Urbano Consolidado 132.417
No Consolidado 12.398
Suelo No Urbanizable Especial Protección 141.592.425
Total Suelo 141.737.240

El término municipal engloba tres núcleos de población: la Villa de Lumbreras y las aldeas del Horcajo y de San Andrés. En el presente PGM se ha incrementado la superficie de Suelo Urbano, principalmente al noreste del núcleo de Lumbreras, donde se delimita la única Unidad de Ejecución de Suelo Urbano No Consolidado.

En el Suelo No Urbanizable clasificado por el PGM de Lumbreras se han establecido diez categorías de protección, tanto en planos como en Memoria, todas ellas de Suelo No Urbanizable Especial (no se establece SNU Genérico) conforme a la zonificación y régimen de usos queestablece el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de la Sierra de Cebollera. Además, hay que indicar que la práctica totalidad del término municipal está catalogado por el PEPMAN. Las categorías propuestas de SNU Especial de Protección son las siguientes:

1. Preparque de Sierra Cebollera

2. Arroyos de montaña y lagunas

3. Uso recreativo

4. Predominio ganadero

5. Predominio forestal

6. Enclaves de vegetación singular

7. Alta montaña

8. Corredor de infraestructuras

9. Cauces y riberas (embalse de Pajares)

10. Carreteras

V. Descripción del proceso de evaluación ambiental

La legislación reguladora del procedimiento administrativo para la elaboración y aprobación de los Planes Generales Municipales, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de La Rioja, la Ley 5/2006, de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, introduce en dicho procedimiento administrativo, a través de su Disposición Adicional 5ª, un proceso de evaluación ambiental; de acuerdo con lo establecido en el artículo 7 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente. De esta forma se asegura que la evaluación ambiental se realice durante el proceso de elaboración de los Planes Generales Municipales y antes de la aprobación definitiva de éstos.

Este proceso de evaluación ambiental constará, según define el apartado primero del artículo 7 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, de las siguientes actuaciones:

a) La elaboración de un Informe de Sostenibilidad Ambiental, cuya amplitud, nivel de detalle y grado de especificación será determinado por el órgano ambiental.

b) La celebración de consultas.

c) La elaboración de la Memoria ambiental.

d) La consideración del informe de sostenibilidad ambiental, del resultado de las consultas y de la memoria ambiental en la toma de decisiones.

e) La publicidad de la información sobre la aprobación del Plan.

Por lo tanto, esta Memoria Ambiental se redacta para dar cumplimiento del apartado c) del citado artículo 7, dentro del proceso de evaluación ambiental. Para ello, fue elaborado previamente el Informe de Sostenibilidad Ambiental del PGM de Lumbreras y se llevaron a cabo las consultas de ambos documentos, tal y como se detalla a continuación.

La versión preliminar del proyecto de PGM de Lumbreras (Aprobación Inicial) junto con su Informe de Sostenibilidad Ambiental fueron sometidos a consulta de las Administraciones públicas afectadas y del público interesado durante un plazo de 45 días; de acuerdo con el artículo 10.1.b. de la Ley 9/2006, de 28 de abril. Así mismo, fue puesto a disposición del público durante un mes, tras anuncio de exposición pública (BOR núm. 157, de 27.11.2007). En el apartado VIII se realiza una evaluación del resultado de las consultas realizadas.

El Ayto. de Lumbreras posteriormente, procedió a la redacción de un nuevo ISA (Mayo 2008) donde se incorporaba un informe sobre la fase de Consultas de la evaluación ambiental. Este último ISA fue aprobado provisionalmente junto con el resto de documentación del PGM en el Pleno de 15.05.2008. La tabla siguiente representa el proceso de evaluación ambiental seguido y los documentos elaborados en cada fase; además, se hacen constar algunos datos de referencia como fechas relacionadas o lugares de consulta.



Fechas Fases Tramit. del PGM Fases de la Eval. Amb. Doc. generados Órgano responsable Aprob. Public. Lugar de consulta
Octubre2007- Aprobación Inicial PGM Ayuntamiento 29.10.07 Ayuntamiento. D.G. Pol. Terr. Internet
Febrero 2008 Información Pública Consultas Ayuntamiento. BOR 157.
D.G. Pol. Terr. 27.11.07
Mayo 2008 Aprobación Provisional PGM Ayuntamiento 15.05.08
2008 Elaboración de la MA Propuesta de MA. D.G. de Pol. Terr. 07.10.08
Solicitud de Acuerdo D.G. de Pol. Terr. 07.10.08
Ac. del órgano ambiental Acuerdo a la MA D.G. de Cal. Amb. Pendiente
Aprobación Definitiva Aprobación Definitiva Res. de Aprob. Def. D.G. Pol. Terr. Pendiente Ayuntamiento. D.G. Política Territorial. BOR

ISA: Informe de Sostenibilidad Ambiental | COTUR: Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo |

MA: Memoria Ambiental | PGM: Plan General Municipal | BOR: Boletín Oficial de La Rioja.

VI. Análisis del informe de sostenibilidad ambiental

El ISA fue redactado en octubre de 2007 y aprobado inicialmente junto con el proyecto de PGM de Lumbreras. El contenido de aquel se ajusta al artículo 8 y al Anexo I de la Ley 9/2006, de 28 de abril, y recoge además, las orientaciones e indicaciones establecidas en el Documento de Referencia aprobado por el órgano ambiental. Posteriormente, tras el período de Consultas se aprobó un nuevo documento, de fecha mayo 2008, que recogía las respuestas a los informes emitidos durante dicho período.

El documento se divide en los capítulos siguientes:

1.- Introducción

2.- Descripción del planeamiento

3.- Legislación aplicable

4.- Descripción del medio

5.- Capacidad de acogida del territorio

6.- Justificación de la solución elegida

7.- Identificación de impactos

8.- Evaluación de repercusiones ambientales

9.- Medidas preventivas, protectoras y correctoras

10.- Programa de vigilancia ambiental

11.- Resumen no técnico

Anexo nº 1.- Planos

En los primeros cuatro apartados del ISA se definen los objetivos, tanto del planeamiento como los de protección ambiental, se estiman las demandas (abastecimiento, saneamiento, energía y residuos) y se enumera la legislación de aplicación. Además, se realiza la descripción del medio: abiótico, biótico, socio-cultural, gestión del medio natural y riesgos naturales y tecnológicos. Destacamos de estos apartados los objetivos y las afecciones debidas a la normativa de protección de la naturaleza de aplicación al término municipal de Lumbreras.

Suelo urbano

Se definen tres núcleos de población, a los que se otorga esta clasificación: La villa de Lumbreras y las aldeas de San Andrés y El Horcajo. En suelo urbano consolidado se pretende completar la ordenación mediante la regulación detallada del uso de los terrenos y de las condiciones de la edificación. En las zonas no consolidadas se delimitan zonas que garanticen un crecimiento controlado de los núcleos, la previsión de nuevas zonas libres públicas y la equidistribución de las cargas y beneficios derivados de la urbanización. La gestión del suelo no consolidado se realiza mediante una unidad de ejecución, que en este caso se sitúa en la zona noreste del núcleo de Lumbreras, donde se detectan las tendencias de crecimiento más relevantes.

Suelo urbanizable

Para evitar un crecimiento desordenado y garantizar la supervivencia de los excelentes valores naturales de este municipio, incluido en su totalidad dentro del PEPMAN de La Rioja, se considera necesaria la redacción de un instrumento de planeamiento que preserve de la acción urbanizadora a todo el término municipal, protegiendo y fomentando las actividades ganaderas y forestales que son uno de los pocos recursos con que cuenta Lumbreras. En base a este parámetro no se clasifica como urbanizable ninguna zona de este municipio.

Suelo no urbanizable

Se establecen condiciones de uso y edificación para preservar este tipo de suelo del proceso de desarrollo urbano, en base a los importantísimos valores paisajísticos y ambientales que posee, otorgando a toda la superficie del mismo, excluido el suelo urbano, con la clasificación de suelo no urbanizable especial:

- «de protección de cumbres», a la zona de la Sierra de Cebollera, definida en el PEPMAN dentro del espacio natural protegido PC-3, perteneciente a este municipio, y que está delimitada por la isohipsa de 1700m, por la carretera N-III, por el término de Villoslada de Cameros y por la Provincia de Soria;

- «de protección forestal», a los M.U.P. nº 97, nº 98, nº 99 y nº 100, incluidos en la zona de montaña subatlántica del Iregua-Alto Leza, definida en el PEPMAN dentro del espacio naturalprotegido MA-2.

- «de protección de cauces y riberas», a la zona inmediata al embalse de Pajares, definida en el PEPMAN dentro del espacio natural protegido MA-2, que limita al norte con la carretera N-III y al sur, este y oeste con el M.U.P. nº 97; y

- «de protección de montaña subatlántica «, al resto del termino municipal, también incluido en el PEPMAN dentro del espacio natural protegido MA-2, y que corresponde casi en su totalidad con las zonas circundantes a los tres núcleos de población (Lumbreras, San Andrés y El Horcajo).

El ISA define también, los objetivos y criterios de protección ambiental, de manera general, que serán similares a los de cualquier otra actuación y estarán basados en las premisas de la sostenibilidad:

- Evitar afecciones a los cauces circulantes y a los remanentes hídricos subterráneos.

- Velar porque en lo referente a las afecciones a la atmósfera se cumplan las prescripciones legales, tanto en cuanto a la emisión de gases contaminantes, como en cuanto a la emisión de partículas, ruidos y olores, durante la urbanización y construcción de las diferentes zonas residenciales, así como durante su evolución.

- Evitar afecciones a la fauna y la vegetación de la zona, especialmente a las de mayor naturalidad, a las de mayor grado de desarrollo o madurez, y a la de mayor fragilidad. Evitar la introducción de flora exótica que pueda desequilibrar el ecosistema.

- Establecer corredores ecológicos que eviten el aislamiento de determinadas comunidades tras la ampliación de las zonas urbanas, que a causa del establecimiento de nuevos viales, edificios e infraestructuras, fragmentan el territorio.

- Procurar la máxima integración de las nuevas tramas urbanas y de las tipologías edificatorias en el entorno, de forma que se respete la orografía y las formas naturales del territorio.

- Buscar formas de autoabastecimiento, fomentando las energías renovables, la reutilización de los recursos y un adecuado diálogo con el entorno rural actual.

Las figuras de protección ambiental que afectan al término municipal de Lumbreras, y que aparecen analizadas en el ISA, son las siguientes:

1) Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural Sierra de Cebollera. Todo el término municipal está incluido dentro del Parque Natural.

2) PEPMAN. A través de dos figuras del catálogo: «Grandes Espacios de Montaña Subatlántica» MA-2 Iregua-Alto Leza» y «Áreas de protección de cumbres» PC-3 Alta Montaña de la Sierra de Cebollera.

3) LICs y ZEPAs. Mediante la figura de «Sierras de la Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros». En Lumbreras se dan 17 de los 27 hábitats inventariados.

4) Áreas de interés para la fauna. En el Catálogo de especies clasificadas en peligro de extinción de La Rioja se recogen dos de ellas en Lumbreras: el cangrejo de autóctono de río (Austropotamobius pallipes) y la perdiz pardilla (Perdix perdix hispaniensis). Ambas especies tienen aprobado su correspondiente Plan de Recuperación.

En relación a los riesgos naturales y tecnológicos derivados del planeamiento propuesto por el PGM de Lumbreras, éstos son analizados en el apartado 4.5 del ISA. Se han tenido en cuenta los siguientes riesgos naturales: inundación, desprendimientos, deslizamientos, hundimientos, incendios forestales y, finalmente, los riesgos tecnológicos: nuclear, químico y transporte de mercancías peligrosas. Se concluye que no existen riesgos tecnológicos ni naturales. Por ello, se justifica la no existencia en la cartografía del mapa de riesgos naturales que establece el artículo 15.2, de la Ley 8/2007, de Suelo.

Para conocer las zonas más aptas. para la urbanización se ha utilizado la metodología de calcular la capacidad de acogida del territorio. Para ello se analiza el territorio a partir de la información aportada en el apartado segundo del ISA, Descripción del medio, y se definen dos unidades ambientales: Preparque y Parque. La valoración de la capacidad de acogida de las unidades ambientales definidas se basa en la información cartográfica de los condicionantes físicos, ambientales y socioeconómicos. La valoración ambiental de las unidades se realiza teniendo en cuenta los elementos siguientes: singularidad, suelo, hidrología superficial, fauna, vegetación, paisaje y sociedad. Finalmente, este apartado quinto concluye que si bien la unidad ambiental quepresenta una mejor capacidad de acogida es la Preparque, esta capacidad es definida como baja, por lo que los crecimientos urbanísticos previstos por el PGM deberán quedar restringidos al entorno del casco urbano. La tabla siguiente muestra estas conclusiones:



Unidad Ambiental Vulnerabilidad Aptitud Capacidad de acogida
Preparque Alta Apto Baja
Parque Muy Alta Muy desfavorable Muy Baja

El análisis de impactos y las medidas preventivas y correctoras se analiza en el apartado siguiente de esta Memoria Ambiental.

Finalmente, en el apartado décimo del ISA se establece el Programa de Vigilancia Ambiental, como elemento para llevar a cabo el seguimiento de los principales factores analizados. Para ello se definen tanto indicadores de situación como indicadores de seguimiento. Éstos últimos vienen asociados al cumplimiento de las medidas de protección, integración y prevención previamente definidas. Para cada indicador de seguimiento se definen: objetivo, indicador de realización, calendario, valor umbral, momento de análisis del valor umbral, medidas complementarias preventivas y medidas compensatorias. Los indicadores propuestos son los siguientes:

Proporción superior a 5 m2 de zonas verdes públicas por habitante

Nº de taludes con pendientes superior a 20º

% de taludes revegetados

- % de presencia de especies exóticas en los ajardinamientos y zonas verdes

- Disminución de la población de una determinada comunidad animal

- Variación de los niveles de contaminantes atmosféricos y ruidos en el municipio tras la puesta en marcha del nuevo PGM

- Medición del halo luminoso en torno al municipio antes y después del desarrollo del nuevo PGM

- % de depuración de las aguas residuales municipales superior al 55%

- Presencia de vertidos ilegales al cauce

- Nº de viviendas con sistemas de producción o aprovechamiento energético sostenibles

- Elementos repuestos durante las urbanizaciones y a la finalización de las mismas

- Presencia de elementos discordantes en la trama urbana tras la puesta en marcha del nuevo PGM

- Análisis sanitarios que cumplan con lo establecido en la Directiva 98/83/EU y en el RD 140/2003

VII. Previsión de los impactos significativos

El ISA realiza en su apartado séptimo la identificación de impactos por el desarrollo y ejecución del PGM de Lumbreras. Las acciones impactantes consideradas son las siguientes:

- Clasificación del suelo

- Desbroce y despeje

- Movimientos de tierras

- Construcción-edificación

- Producción de ruido

- Emisión de gases y polvo

- Producción de residuos

- Infraestructura de saneamiento

- Infraestructura de abastecimiento

- Introducción de flora exótica

- Fragmentación del territorio y ocupación del territorio

- Presencia de nuevas construcciones

Dichas acciones son descritas en profundidad y catalogadas posteriormente según su grado de impacto como positivo, compatible, moderado, severo o crítico. Dicha información aparece integrada en una matriz de impacto de doble entrada (acciones impactantes) x (factores del medio afectados). Este apartado del ISA finaliza resumiendo que « los aspectos del medio que se verán más impactados (con carácter negativo) por el desarrollo y puesta en marcha del PGM serán la vegetación, la fauna, el paisaje y la hidrología, por este orden. Por otro lado, las acciones másimpactantes, han resultado ser los Movimientos de Tierras y la Producción de Residuos «. Por otro lado, la matriz de impacto muestra la existencia de tres acciones impactantes catalogadas como severas, todos ellos afectando a la vegetación: Desbroce y despeje; Introducción de flora exótica y Fragmentación y ocupación del territorio.

El apartado noveno del ISA está dedicado a presentar una serie de medidas preventivas, protectoras y correctoras de carácter genérico, para los impactos esperados por aplicación del PGM de Lumbreras. Se hace también especial referencia al cumplimiento de las indicaciones que establece el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural Sierra de Cebollera. Estas medidas versan sobre los aspectos siguientes: Conservación de los suelos y protección contra la erosión; Protección de la vegetación natural; Protección de la fauna; Protección de los recursos hídricos y energéticos; Protección contra la contaminación atmosférica y ruido; Protección contra la contaminación lumínica; Integración paisajística; Protección del patrimonio, vías pecuarias y otras infraestructuras; Protección de la salud humana y, finalmente, Protección frente a los riesgos.

VIII. Evaluación del resultado de las consultas realizadas

Durante la fase de consultas a las Administraciones Públicas afectadas y al público interesado de los documentos de Aprobación Inicial del Plan se recibieron los informes de las instituciones y organismos siguientes:



Administraciones y público interesado que emitieron informe Fecha
Ministerio de Fomento, Demarcación de Carreteras del Estado 31.01.08
Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja 04.02.08
Dirección General de Turismo 05.12.07
Dirección General de Cultura 03.01.08
Dirección General de Salud Pública y Consumo 22.01.08
Dirección General de Justicia e Interior-SOS Rioja 04.01.08
Dirección General de Calidad Ambiental 10.12.07
Dirección General de Medio Natural 08.02.08
Dirección General de Política Territorial 15.02.08
Dirección General de Carreteras 07.01.08

La tabla siguiente recoge en resumen el contenido de las aportaciones anteriores. En la columna «Aportaciones» se expresa el contenido del informe emitido por el Organismo correspondiente, mientras que en la columna «Consideración en el Plan» se expresa la respuesta que el Ayto. de Lumbreras dio a cada uno de los citados informes.

Aportaciones presentadas durante la fase de consultas:

Según establece el artículo 15.3 de la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de suelo, durante la fase de consultas sobre los instrumentos de ordenación de actuaciones de urbanización, deberán de recabarse los informes tanto de la Administración Hidrológica sobre la existencia de recursos hídricos necesarios para satisfacer las nuevas demandas y sobre la protección del dominio público hidráulico, como de las Administraciones competentes en materia de carreteras y demás infraestructuras afectadas, acerca de dicha afección y del impacto de la actuación sobre la capacidad de servicio de tales infraestructuras. Además, se hace especial referencia a que éstos informes serán determinantes para el contenido de la Memoria Ambiental. En el momento de redactar esta Memoria Ambiental no se ha recibido ningún informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro. El informe de Carreteras del Estado en La Rioja aparece reflejado en la información precedente de este apartado, junto con el resto de los informes recibidos en la fase de Consultas.

IX. Acuerdo del órgano ambiental a la presente memoria ambiental

Con fecha 07.10.2008 se hizo entrega al órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja de la propuesta de Memoria Ambiental del PGM de Lumbreras, como requerimiento previo para dar su conformidad a la misma; según lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

X. Conclusiones finales del proceso de evaluación ambiental

De acuerdo con lo expuesto en los apartados anteriores referentes al proceso de evaluaciónambiental y al contenido de la presente Memoria Ambiental, se considera que:

Se redactó el Informe de Sostenibilidad Ambiental correspondiente al PGM de Lumbreras, el cual se ajusta a lo establecido en el artículo 8 y el Anexo I de la Ley 9/2006, de 28 de abril y en la Resolución nº 866, de 18 de diciembre de 2006, del Director General de Calidad Ambiental.

Se llevó a cabo un proceso de Consultas, según los términos de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

Se considera que se han tenido en cuenta las aportaciones de los diferentes informes y alegaciones, presentados durante las fases de Consultas y que se ha justificado su incorporación a los documentos del PGM de Lumbreras. Todo ello con carácter previo a la aprobación definitiva del mismo.

Se deberá observar lo indicado en el Informe de Sostenibilidad Ambiental, tanto respecto al Plan de Vigilancia Ambiental/Medidas previstas para el seguimiento, como respecto a las medidas correctoras y preventivas propuestas.

El Ayuntamiento de Lumbreras, como órgano promotor, deberá realizar un seguimiento de los efectos en el medio ambiente de la ejecución de su PGM; además de identificar con prontitud los efectos adversos no previstos y permitir llevar a cabo las medidas adecuadas para evitarlos. El órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja participará en dicho seguimiento.

Una vez aprobado definitivamente el PGM de Lumbreras, y como actuación final del proceso de evaluación ambiental, se deberá de dar publicidad de la información sobre la aprobación de dicho Plan, en los términos establecidos por el artículo 14 de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

La evaluación ambiental del PGM de Lumbreras; realizada según la normativa vigente y de la cual esta Memoria Ambiental forma parte, no excluirá la aplicación de la legislación sobre evaluación de impacto ambiental de proyectos. Asimismo, será tenida en cuenta dicha Memoria Ambiental en la evaluación de impacto ambiental de los proyectos que lo desarrollen; conforme lo dispuesto en la Disposición adicional tercera de la Ley 9/2006, de 28 de abril.

Se solicitó al órgano ambiental de la Comunidad Autónoma de La Rioja su acuerdo a la presente Memoria Ambiental.

El contenido de la presente Memoria Ambiental será tenido en cuenta en la toma de decisiones.

Anexo: Acuerdo del órgano ambiental a la memoria ambiental del Plan General Municipal de Lumbreras

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, que exige el acuerdo del órgano ambiental para la aprobación de los correspondientes planes y programas, y una vez examinados:

* La documentación aportada por el promotor acerca del Plan General Municipal de referencia a lo largo de la tramitación de su procedimiento de Evaluación Ambiental.

* La propuesta de Memoria Ambiental presentada por la Dirección General de Política Territorial con fecha 7 de octubre de 2008.

* El informe emitido a este respecto por el Área de Prevención Ambiental con fecha 23 de octubre de 2008.

Se considera que este Plan no vulnera los principios del desarrollo sostenible, siempre y cuando se cumpla el siguiente condicionado ambiental, que no exime del cumplimiento de las medidas contempladas en su Informe de Sostenibilidad Ambiental y su documentación complementaria, en tanto no sean contradictorias con las aquí dictadas:

Capítulo I.- Medidas preventivas y correctoras.

1.-Protección de la atmósfera y del ambiente acústico.

1.1.-El Plan General Municipal y las ordenanzas municipales existentes deberán ajustarse a las nuevas disposiciones previstas en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera y su normativa de desarrollo, así como a los futuros planes y programas estatales y autonómicos para la protección de la atmósfera y para minimizar los efectos negativos de la contaminación atmosférica.

1.2.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se dispondrán los medios necesarios para minimizar lageneración de polvo, gases contaminantes, ruidos y vibraciones mediante el mantenimiento preventivo de los motores de la maquinaria, la optimización de los planes de trabajo y la reducción de los recorridos de la maquinaria pesada, con el fin de contribuir a reducir las emisiones causantes del cambio climático mediante el empleo de las mejores tecnologías disponibles.

1.3.- Se recomienda la adaptación de la planificación urbanística de desarrollo a los aspectos microclimáticos del territorio (diseños de alineaciones y estructura urbana de las nuevas áreas, orientación de los edificios, arquitectura bioclimática pasiva, etc.), así como facilitar o exigir la inserción de instalaciones de energías renovables, especialmente placas solares, tanto para usos propios como la iluminación general, la calefacción o el agua caliente sanitaria, como para la incorporación de energía a la red, equilibrando el impacto de las fuentes de energías no renovables de las nuevas áreas.

1.4.- En lo que respecta a las posibles afecciones acústicas de las vías de comunicación existentes o previstas sobre los nuevos desarrollos urbanísticos, se tendrá en cuenta lo establecido en el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas.

1.5.- El municipio deberá contar con una ordenanza de protección frente a la contaminación acústica y vibraciones, según se establece en la normativa vigente en esta materia.

2.- Protección del sistema hidrológico.

2.1.- Las actuaciones previstas en el Plan deberán adaptarse en todo caso a las disposiciones establecidas en el Plan Director de Abastecimiento de Agua a Poblaciones 2002- 2015 y en el Plan Director de Saneamiento y Depuración de Aguas 2000- 2010 o en sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

2.2.- Las actuaciones derivadas del desarrollo del Plan que requieran la captación de aguas del cauce o del subsuelo mediante la apertura de pozos, así como el vertido de aguas residuales tratadas a cauce deberán contar con la preceptiva concesión o autorización del Organismo de Cuenca.

2.3.- El desarrollo urbanístico de este Plan deberá disponer de redes de alcantarillado separativas de las aguas pluviales. Los edificios de nueva construcción o remodelación integral deberán contar con conducciones y conexiones separadas de aguas residuales y pluviales para su posterior adecuada integración a la red municipal.

2.4.- Las nuevas urbanizaciones deberán disponer de algún sistema de aprovechamiento de las aguas pluviales, previendo los sistemas de recogida, almacenamiento y reutilización para el riego de zonas verdes y su uso en jardinería, de forma que permita la reducción del consumo de agua de la red de suministro de abastecimiento del municipio, incorporando en su caso la conexión para los excedentes del sistema elegido a la red separativa.

2.5.- Las actuaciones de reordenación en suelo urbano de más de 50 viviendas en bloque o 20 viviendas aisladas o adosadas que dispongan de zona verde o espacio libre deberán contar con algún sistema de aprovechamiento contemplado en el apartado anterior, salvo justificación de su inviabilidad.

2.6.- Los vertidos de aguas residuales a las redes de los sistemas de saneamiento y depuración de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan deberán ser autorizados y tratarse con el fin de garantizar el cumplimiento de los umbrales establecidos para los parámetros marcados en la normativa vigente en La Rioja.

2.7.- Los promotores, ya sean públicos o privados, que acometan la ejecución de nuevas actuaciones y opten por conectar sus vertidos a las redes de saneamiento municipales o a los colectores generales para que las aguas residuales generadas por dicha actuación sean tratadas en instalaciones públicas de depuración de aguas residuales, deberán participar en los gastos de construcción o ampliación de aquéllas, conforme a lo dispuesto en la Ley 5/2000, de 25 de octubre, de saneamiento y depuración de aguas residuales, modificada por la Ley 11/2006, de 27 de diciembre, de medidas fiscales y administrativas para el año 2007.

2.8.- La ejecución de obras sobre la zona de Dominio Público Hidráulico o de policía (100 m deanchura a ambos lados de un cauce público) requerirá la preceptiva autorización del Organismo de Cuenca.

2.9.- En caso de que los terrenos afectados por las actuaciones del Plan se encuentren en zona inundable (periodo de avenida de 500 años), se recuerda al promotor la conveniencia de analizar los riesgos y, en consecuencia, adoptar las medidas adecuadas, con arreglo a lo previsto en la legislación de Protección Civil al efecto.

2.10.- En la planificación de desarrollo de este Plan se recomienda respetar en las márgenes una anchura libre de 10 m en toda la longitud de la zona colindante con el cauce con objeto de preservar la servidumbre de paso destinada al personal de vigilancia y ejercicio de actividades de pesca y salvamento, entre otras. En todo caso, esa anchura libre será de, al menos, 5 m.

2.11.- Las futuras edificaciones de carácter residencial deberán tener la planta baja, o el sótano si lo hubiera, a una cota tal que no sean afectadas por la avenida de 100 años, ni se produzca la condición de inundación peligrosa (aquella que puede producir víctimas, interrumpir un servicio imprescindible para la comunidad o dificultar gravemente las actuaciones de emergencia) para la de 500 años.

2.12.- Las construcciones no residenciales (industriales, comerciales, etc.) deberán situarse a cotas suficientes para evitar que durante la avenida de 100 años se produzcan alturas de inundación sobre el suelo superiores a 0,5 m, salvo que se hubieran adoptado en el entorno medidas impermeabilizadoras hasta el nivel de dicha avenida.

2.13.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan se evitará el movimiento de maquinaria por cauces y las actuaciones que, directa o indirectamente puedan afectar negativamente a la calidad de las aguas, tales como vertido de aceites o grasas procedentes de la maquinaria.

3.- Protección del suelo y la geomorfología.

3.1.- Se evitará su contaminación por el vertido incontrolado de residuos, cumpliendo en todo caso la legislación vigente en esta materia y las disposiciones establecidas en el Plan Director de Residuos 2000- 2006 o sus futuras revisiones o modificaciones, salvo en casos excepcionales que deberán ser debidamente justificados.

3.2.- Con respecto a los residuos procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria, considerados urbanos por la normativa vigente, se propone que el solicitante de una licencia de obras incorpore a la documentación a presentar junto con la solicitud una estimación del volumen previsible de generación de estos residuos, indicando los distintos tipos de materiales que los componen. Previo a la licencia municipal de obras, el Ayuntamiento puede establecer la obligación de constituir una fianza, que permita cubrir el gasto de la correcta gestión de los residuos de construcción y demolición generados. En el momento del comienzo de las obras se indicará el tratamiento mediante gestor autorizado a seguir con estos residuos y se obtendrá la correspondiente justificación documental, que servirá, en su caso, para la devolución del importe de la fianza.

3.3.- Se procederá al sellado y restauración de los puntos incontrolados de residuos existentes en el municipio.

3.4.- En caso de detectarse la existencia de suelos contaminados en la ejecución de cualquier actuación de desarrollo del Plan, así como al solicitar una licencia o autorización para efectuar un cambio de uso o actividad en suelos en los que se haya desarrollado una actividad potencialmente contaminante en el pasado, deberá comunicarse este hecho a la Dirección General de Calidad Ambiental y actuar de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

3.5.- Durante la fase de construcción de las infraestructuras, instalaciones o actividades que se deriven del desarrollo de este Plan, se tendrán en cuentas las siguientes medidas preventivas:

3.5.1.- Tanto los depósitos de materiales como las zonas de aparcamiento de la maquinaria se localizarán en zonas que no afecten al medio natural y provistas de las medidas necesarias para evitar la afección a los suelos.

3.5.2.- En caso de utilizar en las explanaciones o en la urbanización materiales de préstamo, éstosprocederán de explotaciones mineras debidamente autorizadas.

3.5.3.- No se realizarán tareas de mantenimiento de maquinaria, vehículos y herramientas a motor en las zonas de actuación, salvo en las áreas adecuadamente habilitadas para ello.

3.5.4.- Se delimitarán todas las zonas en obras con el fin de evitar afecciones más allá de lo estrictamente necesario.

3.5.5.- La capa superficial de tierra vegetal será retirada conservándose adecuadamente para su posterior utilización en la restauración. El acopio se realizará en cordones de 2 m de altura máxima.

4.- Protección de la vegetación.

4.1.- En la fase de ejecución de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan se utilizarán especies autóctonas para las labores de revegetación.

5.- Protección de la fauna.

5.1.- Las instalaciones eléctricas de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan deberán cumplir el Decreto 32/1998, de 30 de abril, por el que se establecen normas de carácter técnico para las instalaciones eléctricas con objeto de proteger la avifauna.

6.- Protección de los espacios naturales.

6.1.- En el caso de actuaciones a desarrollar en la Zona Especial de Conservación de Importancia Comunitaria «Sierras de Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros», cualquier proyecto que, sin tener relación directa con la conservación del lugar o sin ser necesario para la misma, pueda afectar de forma apreciable a los citados lugares, ya sea individualmente o en combinación con otros proyectos, deberá acompañarse de un informe de evaluación de sus repercusiones ambientales en el espacio, incluidas las correspondientes medidas correctoras, que deberá ser preceptivamente informado por la Consejería competente en materia de medio ambiente. En el caso de que a dicho proyecto le sea de aplicación la normativa vigente en materia de Evaluación de Impacto Ambiental, este informe de evaluación de sus repercusiones ambientales se incluirá dentro del correspondiente Estudio de Impacto Ambiental.

6.2.- En el desarrollo de sectores urbanizables colindantes con zonas protegidas se intentará establecer espacios de amortiguación de usos que eviten impactos indirectos sobre dichos espacios, como sistemas generales o zonas verdes asociadas.

6.3.- No deberá interrumpirse la conectividad ecológica entre los espacios naturales protegidos y hábitats de interés comunitario existentes a través de vías pecuarias, cauces hidrológicos, etc. Estos elementos de conexión deberán mantener su funcionalidad.

7.- Protección del paisaje.

7.1.- Al finalizar las obras de ejecución de este Plan se retirarán correctamente todos aquellos materiales que no se vayan a utilizar con posterioridad y se llevará a cabo la limpieza exhaustiva, restauración vegetal e integración paisajística del emplazamiento y de los caminos de acceso.

7.2.- En el caso de que se produzcan tierras inertes sobrantes durante la fase de ejecución de las infraestructuras, instalaciones o actividades derivadas del desarrollo de este Plan, se recomienda destinarlas a la restauración paisajística de espacios degradados o a la restauración de canteras.

7.3.- Las obras a ejecutar en el desarrollo del Plan deberán respetar los valores culturales y arquitectónicos existentes en la zona.

Capítulo II.- Programa de Vigilancia Ambiental.

1.- El órgano responsable del seguimiento del Plan remitirá un informe cuatrienal en el que se hará referencia a los aspectos indicados en el Programa de Vigilancia Ambiental propuesto en el Informe de Sostenibilidad Ambiental y en este condicionado, se evaluará la eficacia de las medidas correctoras adoptadas y, en su caso, se propondrán medidas adicionales o modificaciones en la periodicidad de los controles a realizar.

2.- En caso de que se presenten circunstancias excepcionales que impliquen deterioros ambientales o situaciones de riesgo, se emitirá un informe especial, sin perjuicio de las comunicaciones que procedan a los órganos competentes, y con el fin de poder tomar las medidas extraordinarias que procedan.

3.- Del examen de esta documentación podrán derivarse modificaciones de las actuacionesprevistas, en función de una mejor consecución de los objetivos de la presente Memoria Ambiental.

Capítulo III- Condiciones adicionales.

1.- Si una vez emitida esta Memoria Ambiental se manifestase algún otro impacto severo o crítico sobre el medio ambiente, el órgano sustantivo por iniciativa propia o a solicitud del órgano ambiental podrá suspender cautelarmente la ejecución del Plan, hasta determinar cuáles son las causas de dicho impacto y se definan las medidas correctoras precisas para corregirlo o minimizar sus efectos.

2.- La presente Memoria Ambiental no prejuzga ni exime al promotor de cualesquiera otros informes o autorizaciones que fueran necesarios con arreglo a la normativa sectorial correspondiente y cuya obtención, cuando resulte pertinente, deberá ser gestionada por el interesado.

3.- En caso de que este Plan sea objeto de modificaciones sustanciales posteriores a esta Memoria Ambiental, deberá consultar ante el órgano ambiental sus posibles efectos sobre el medio ambiente, así como la necesidad o no de someter de nuevo el citado Plan al procedimiento de evaluación ambiental.

Por todo ello, se considera adecuada la valoración realizada en la Memoria Ambiental de los aspectos ambientales integrados en la propuesta del Plan General Municipal de Lumbreras.

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 64% de las personas esto les resultó útil.
Subir