Gobierno de La Rioja

Núm. 1
BOLETIN OFICIAL DE LA RIOJA
Jueves 2 de enero de 1997
CONSEJERÍA DE HACIENDA Y PROMOCIÓN ECONÓMICA
III.A.2

Reglamento de funcionamiento del Tribunal Laboral de Conciliación, Mediación y Arbitraje

VISTO el Acuerdo sobre el Reglamento de funcionamiento del Tribunal Laboral de conciliación, Mediación y Arbitraje de La Rioja suscrito con fecha 17 de septiembre de 1996 por la Comisión Paritaria de Seguimiento del Acurdo Interprofesional de La Rioja (BOR de 31.12.94), y de conformidad con lo dispuesto en los Art. 83 y 90 del Real Decreto Legislativo 1/95, de 24 de marzo (BOE del 29), por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, y Art. 2 del Real Decreto 1040/81, de 22 de mayo (BOE del 6 de junio) sobre registro y depósito de Convenios Colectivos de Trabajo.

Esta Dirección General de Industria, Fomento y Trabajo, ACUERDA:

1.- Ordenar la inscripción del Acuerdo sobre el Reglamento de funcionamiento del Tribunal Laboral de Conciliación, Mediación y Arbitraje de La Rioja en el correspondiente Registro de Convenios Colectivos de esta Dependencia, con notificación a la Comisión Paritaria.

2.- Disponer su publicación en el "Boletín Oficial de La Rioja".

Logroño, 5 de diciembre de 1996.- El Director Gral de Industria, Fomento y Trabajo, Enrique Lapresa Nogués

PREÁMBULO

La Comisión de Seguimiento del Tribunal Laboral de Mediación, Conciliación y Arbitraje de La Rioja, en su reunión del día 17 de Septiembre de 1996, por unanimidad de todos sus miembros, acordó la aprobación del Reglamento de Funcionamiento del Tribunal Laboral de La Rioja.

Con dicho texto, que consta de doce Artículos, tres Disposiciones Adicionales y una Disposición Final, se pretende configurar el marco de actuaciones que hagan del Tribunal Laboral de La Rioja un instrumento útil para la resolución de los conflictos laborales en el territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Así, y sin perjuicio de ulteriores modificaciones, bien por necesidades operativas del Tribunal, bien por adaptar su texto a los posibles cambios legales dentro del ámbito laboral, las partes firmantes, Federación de Empresarios de La Rioja, Comisiones Obreras de La Rioja y Unión General de Trabajadores de La Rioja, acuerdan el siguiente texto del Reglamento de Funcionamiento del Tribunal Laboral de La Rioja.

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Naturaleza y objeto.

El Tribunal Laboral de Conciliación, Mediación y Arbitraje de La Rioja, se constituye a tenor del artículo 83.3 del Estatuto de los Trabajadores, en virtud del Acuerdo Interprofesional de La Rioja suscrito por la Federación de Empresarios de La Rioja y los Sindicatos Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras el día veintitrés de noviembre de mil novecientos noventa y cuatro, con el objeto de establecer un sistema extrajudicial y extradministrativo de solución de la conflictividad laboral.

El mencionado Tribunal, además de las funciones de intervención en los conflictos de intereses que le sean propios, actúa como órgano de conciliación y mediación a los efectos de los artículos 63 y 154 del texto refundido de la Ley de Procedimiento Laboral, conforme a las previsiones y límites contenidos en el presente acuerdo.

Artículo 2. Territorial y Personal.

2.1. Las disposiciones contenidas en este acuerdo serán de aplicación en la totalidad del territorio de La Rioja.

2.2. Estarán afectados por las mismas las empresas y trabajadores cuyas relaciones de trabajo se desarrollen en centros de trabajo ubicados en el ámbito territorial mencionado.

Artículo 3. Vigencia y Denuncia.

El presente acuerdo de funcionamiento del Tribunal Laboral de La Rioja tendrá una vigencia indefinida.

No obstante, cualquier organización firmante del acuerdo podrá denunciarlo comunicándolo a los restantes.

CAPÍTULO II

ESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO

Artículo 4. Cometido y Funciones del Tribunal.

Será cometido esencial del Tribunal Laboral promover, facilitar y proporcionar los sistemas, mecanismos y prácticas de solución voluntarias de los conflictos laborales, individuales o colectivos, tanto los de aplicación e interpretación de norma como los de intereses, en cualquiera de sus modalidades.

Respecto a los conflictos individuales, las funciones del Tribunal serán las dimanantes de la Disposición Adicional Primera del presente acuerdo:

El Tribunal Laboral tendrá asignadas las siguientes funciones:

a) Conciliación y Mediación en los conflictos laborales que le sean sometidos, a través del procedimiento que se determina en el artículo 10 de este acuerdo.

b) Mediación en la negociación de convenios colectivos, en los casos en que la comisión negociadora así lo solicite.

c) Mediación, respecto a las discrepancias surgidas durante la fase de los preceptivos periodos de consulta o de notificación previa al afectado, en su caso, previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores.

d) Mediación, al objeto de fijar los servicios mínimos en los casos de convocatoria de huelga.

e) Arbitraje, de acuerdo con lo establecido en los artículos 11 y siguientes del propio Reglamento.

Los mencionados procedimientos se regirán por los principios de gratuidad, igualdad, imparcialidad, independencia, oralidad, audiencia y contradicción.

Artículo 5. Composición del Tribunal.

El Tribunal Laboral de La Rioja tendrá composición paritaria a efectos de las representaciones de los trabajadores y empresarios, adoptando todos los acuerdos por unanimidad de sus miembros.

Artículo 6. Del Presidente del Tribunal.

La presidencia del Tribunal Laboral, será detentada por uno de sus miembros, representante de la Organización a la que se haya atribuido tal condición, en virtud de acuerdo adoptado, por unanimidad, por la Comisión Paritaria de Interpretación, Aplicación y Seguimiento del Acuerdo Interprofesional de La Rioja, en base a un sistema de alternancia anual en función de la representatividad de cada organización.

Serán funciones del Presidente:

- Dar la orden para la convocatoria.

- Mantener el orden en las reuniones.

- Conceder el uso de la palabra a quien la solicite.

- Dirigir el debate y proponer la correspondiente deliberación, cuando proceda, constatando la unanimidad de los acuerdos que se adopten.

- Ratificar la autentificación de documentos.

Artículo 7. Del Secretario del Tribunal.

La función de Secretario será ejercida por persona ajena a las respectivas representaciones y que posea reconocida formación y experiencia en el ámbito jurídico-laboral.

Serán funciones del Secretario:

- Convocar, por orden del Presidente, a cada una de las partes que se sometan a los procedimientos previstos en el presente Reglamento.

- Levantar acta de las reuniones en las que constarán necesariamente los acuerdos adoptados.

- Hacer certificaciones de las actas, con el visto bueno del Presidente, a petición de cualquiera de las partes.

El Secretario asistirá a las deliberaciones del Tribunal sin derecho a voto.

Artículo 8. Cuerpo de Árbitros Laborales.

El Tribunal de La Rioja está integrado, asimismo, por el Cuerpo de Árbitros Laborales compuesto por personas de probada y reconocida experiencia en el campo de las relaciones de trabajo, designados unánimemente por las partes firmantes del presente acuerdo.

Articulo 9. Presidencia de Convenios Colectivos.

El Tribunal Laboral de La Rioja pondrá a disposición de las Comisiones Deliberadoras de los Convenios Colectivos que se negocien en el ámbito territorial de La Rioja, el Cuerpo de Árbitros y Mediadores del propio Tribunal, al objeto de que cualquiera de sus componentes, previamente elegido por ambas representaciones, pueda ejercer las funciones de Presidente de las negociaciones que se lleven a cabo para la firma de aquellos.

CAPÍTULO III

CONCILIACIÓN Y MEDIACIÓN

Artículo 10. Del procedimiento de Conciliación y Mediación.

10.1. Los conflictos laborales, tanto colectivos como individuales, bien sean de interés o jurídicos, con las excepciones establecidas en la Disposición Adicional Primera de este acuerdo, podrán ser sometidos al Tribunal Laboral a efectos de intento de solución de los mismos por la vía de la Conciliación y Mediación.

Para ello será requisito imprescindible la libre y expresa voluntad de sometimiento de trabajadores y empresarios, en cada caso. Dicho consentimiento se entenderá otorgado cuando, tras la solicitud inicial de una de las partes, comparece la otra ante la citación del Tribunal Laboral y accede a la celebración del trámite de Conciliación-Mediación.

El sometimiento previo y voluntario de trabajadores y empresarios afectados por un conflicto laboral a los procedimientos de Conciliación y Mediación previstos en el presente acuerdo, se considerará otorgado, sin necesidad de expreso sometimiento, cuando el convenio colectivo aplicable en la Rioja o acuerdo suficiente, incluya una cláusula en la que las partes negociadoras, en representación de los trabajadores y empresarios incluidos en el ámbito personal de dicho convenio, se sometan expresa y colectivamente a los procedimientos de Conciliación y Mediación regulados en el presente Reglamento.

Análogamente, el mismo procedimiento establecido en el párrafo anterior operará en los convenios de ámbito estatal, si bien limitado a los trabajadores y empresas o centros de trabajo ubicados en la Comunidad Autónoma de La Rioja, cuando así se establezca expresamente en el propio convenio o cuando las respectivas comisiones paritarias de interpretación suscriban, voluntaria y expresamente, un acuerdo de sometimiento a los procedimientos de Conciliación y Mediación referidos.

A los efectos de lo regulado en el artículo 154 de la Ley de Procedimiento Laboral, los trabajadores y empresas o centros de trabajo radicados en La Rioja y afectados por Convenios de ámbito estatal, podrán someterse, voluntaria y expresamente, en cada caso, a los procedimientos de Mediación y Conciliación del Tribunal Laboral de La Rioja, aún cuando en el Convenio de aplicación se hubiera establecido cláusula de sometimiento tácito a otro órgano de solución extrajudicial de conflictos.

10.2. La intervención del Tribunal Laboral se producirá mediante escrito introductorio.

10.3. El referido escrito, tanto si se trata de conflictos colectivos como individuales, deberá contener:

a) La voluntad expresa de trabajadores y empresarios de someterse a los trámites de Conciliación y Mediación o la mención específica del Convenio Colectivo y cláusula aplicables.

b) Nombre de la empresa, domicilio, actividad, número de trabajadores de su plantilla y convenio o pacto de empresa, si lo hubiere, tratándose de conflictos individuales. En el caso de conflictos colectivos, además de lo anterior, deberá indicarse el número de trabajadores afectados por el conflicto y de ser Éste de ámbito superior al de empresa, descripción del grupo o sector empresarial.

c) Nombre del trabajador afectado, antigüedad, categoría profesional y remuneración salarial efectiva, en los conflictos individuales. Descripción del grupo de trabajadores y sus categorías profesionales, tratándose de conflictos colectivos.

d) Exposición de los hechos que motivan el conflicto, con constancia de las diversas interpretaciones y opiniones de las partes, así como las pretensiones de la parte que lo insta.

e) Firma de la parte o partes interesadas, según los casos, o sus representantes legales.

A efectos de facilitar la redacción de dicho escrito, el Tribunal Laboral tendrá a disposición de los interesados modelos normalizados.

La falta de alguno los requisitos mencionados no será impedimento para la citación de las partes al acto de Conciliación, a excepción del caso en que el escrito resulte ininteligible o no se especifique suficientemente el objeto de la Conciliación, subsanándose los defectos que se observen en la comparecencia posterior.

10.4. Recibido el escrito introductorio, que será debidamente registrado, el Tribunal Laboral señalará fecha, hora y lugar para el trámite de la Mediación y Conciliación, dentro de los cinco días hábiles siguientes al de la presentación, notificándolo a ambas partes a efectos de su debida comparecencia.

10.5. La asistencia al acto de Conciliación y Mediación, una vez cumplimentado el requisito previsto en el artículo 10.1, será obligatoria, debiendo comparecer las partes por sí mismas o por medio de representantes o apoderados, debidamente acreditados. Ambas partes podrán comparecer asistidas de asesores. La incomparecencia de una o ambas partes no justificada debidamente, dará lugar a la formalización de la oportuna Acta de Conciliación, con especificación del intento de Conciliación realizado sin efecto o, en su caso, el archivo. No obstante, a petición de una o ambas partes que aleguen causa justificada, podrá volverse a realizar una segunda convocatoria dentro del mismo procedimiento.

10.6. En el trámite de Conciliación y Mediación serán oídas ambas representaciones, concediendo el Presidente la palabra a las mismas cuantas veces lo estime conveniente. En el transcurso del acto, el Tribunal, podrá ofrecer las propuestas y soluciones que considere oportunas.

10.7. A petición de ambas partes o por iniciativa de los miembros del Tribunal que intervienen en el procedimiento, el acto de Conciliación-Mediación, siempre que los plazos legales lo permitan, podrá aplazarse cuantas veces se precise, fijándose en tal caso, la fecha o fechas que procedan, quedando constancia de ello en el Acta levantada y dándose por notificadas las partes en ese mismo acto.

10.8 Del trámite de Conciliación y Mediación se levantará Acta por el Secretario del Tribunal, en la que se harán constar los nombres y condiciones personales de los asistentes, representación en la que actúan, exposición de los hechos origen del conflicto, postura de cada una de las partes y acuerdos que se adopten o, en su caso, la desavenencia constatada.

10.9. En caso de desacuerdo, el Tribunal Laboral ofrecerá a las partes la posibilidad de someterse al trámite de arbitraje previsto en el artículo siguiente.

10.10. El acuerdo adoptado entre las partes en trámite de Conciliación en conflicto colectivo tendrá la misma eficacia que lo estipulado en Convenio Colectivo y, en caso de conflictos individuales, los efectos del acuerdo serán los previstos en el Capítulo Primero, Título V del Libro Primero de la Ley de Procedimiento Laboral. En ambos casos, el pacto pondrá fin al conflicto, con obligación de cumplimentar lo establecido en el acuerdo conciliatorio y con las garantías ejecutorias previstas en el artículo 68 de la Ley de Procedimiento Laboral vigente.

10.11. El Secretario del Tribunal Laboral librará sendas certificaciones del acta respectiva a cada una de las partes, a los efectos que procedan.

10.12. En caso de Conciliación en conflictos colectivos de interpretación de normas o Convenios Colectivos, se librará copia del Acta de la misma a la Administración Laboral correspondiente, a efectos de su publicación.

10.13. En los supuestos de conflictos con convocatoria de huelga, se remitirá Acta del trámite de Conciliación a la Autoridad Laboral correspondiente, para su conocimiento y efectos.

CAPÍTULO IV

ARBITRAJE

Artículo 11. Disposiciones Generales.

11.1. Mediante el Arbitraje, los sujetos titulares del contrato de trabajo, los órganos de representación de los trabajadores de la empresa, los empresarios, los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales, en los términos de legitimación para postular previstos en la Ley rituaria laboral y el Estatuto de los Trabajadores, pueden someter a la decisión de uno o varios árbitros o del propio Tribunal, las cuestiones litigiosas surgidas o que pueden surgir en materia de su libre disposición, tanto en conflictos de intereses como jurídicos, bien sean de carácter colectivo o individual, con las excepciones contenidas en la Disposición Adicional Primera del presente acuerdo, conforme a derecho o equidad, previo otorgamiento de sumisión expresa al Arbitraje por suscripción del Convenio Arbitral "ad hoc".

11.2. El Convenio Arbitral, deberá expresar la voluntad inequívoca de las partes de someter la solución de todas las cuestiones litigiosas, de alguna de esas cuestiones o de cualquiera individualizada, a la decisión de uno o más árbitros, así como expresar la sumisión a la obligación de cumplir con tal decisión.

El Convenio Arbitral deberá formalizarse por escrito. A estos efectos, el Tribunal Laboral tendrá a disposición de las partes los modelos normalizados correspondientes.

11.3. El indicado Convenio Arbitral obliga a las partes a estar y pasar por lo estipulado, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 12.11.

11.4. El desarrollo del procedimiento arbitral se regirá por los principios esenciales de audiencia, contradicción e igualdad entre las partes. En virtud de ello, el árbitro o árbitros procurarán que el procedimiento que conduce a la solución arbitral esté precedido por el máximo conocimiento de las posiciones que en cada momento están adoptando las partes y la voluntad de conciliar las diferencias.

Artículo 12. Del procedimiento arbitral.

12.1. Finalizado el trámite de Mediación y Conciliación, sin acuerdo entre las partes, el Tribunal Laboral ofrecerá a trabajadores y empresarios la posibilidad de someterse a la función de Arbitraje, facilitando al efecto la lista de árbitros que conforman el Cuerpo de Árbitros Laborales regulado en el artículo 8 de este acuerdo o posibilitando el Arbitraje del propio Tribunal Laboral, a través de los miembros del mismo que hayan intervenido en el procedimiento de Conciliación-Mediación.

En este caso, el Secretario del Tribunal hará constar, en el acta respectiva, el acuerdo expreso de las partes de someterse a la función de Arbitraje, en cuyo caso, se suscribirá, en ese mismo momento o con posterioridad, el Convenio Arbitral. El acuerdo de sometimiento al Arbitraje del Tribunal Laboral se incluirá en el Acta de Conciliación que, a tales efectos, pone fin al conflicto. En ambos supuestos, deberá figurar la condición del Arbitraje solicitado, bien sea de derecho o equidad y las peticiones y posiciones concretas y determinadas de cada una de las partes.

12.2. La solicitud de Arbitraje, realizada por trabajadores y empresarios que no se hayan sometido previamente a los trámites de Conciliación y Mediación, deberá reflejarse en escrito dirigido al Tribunal Laboral en el que deberán constar, además de la manifestación voluntaria y expresa de ambas partes de sometimiento a la resolución arbitral, los mismos requisitos formales establecidos en el artículo 10.3 de este acuerdo para el escrito introductorio en solicitud del trámite de Conciliación y Mediación, así como los requisitos formales establecidos "in fine" en el apartado anterior.

12.3. La resolución arbitral, será emitida por el árbitro o árbitros designados de común acuerdo por las partes, de entre los que configuran el Cuerpo de Árbitros Laborales o, en su caso, por los miembros del Tribunal Laboral que hayan conocido del conflicto en trámite de Conciliación-Mediación.

12.4. El ejercicio de la función de Arbitraje será incompatible y, por tanto no podrá realizarse, si por razón de profesión o cargo, la persona designada hubiera conocido, en cualquier medida, del asunto o temas objeto de aquel. En este supuesto, el árbitro pondrá en conocimiento del Tribunal Laboral dicho hecho en el término más breve posible, con suspensión de los plazos que a continuación se detallan.

12.5. En los casos de sometimiento al Arbitraje del propio Tribunal Laboral que ha intervenido en el trámite de Conciliación, el Laudo Arbitral, que deberá ser acordado por unanimidad, se emitirá en el plazo de tres días hábiles. Dicho plazo quedará interrumpido cuando el Tribunal Laboral solicite, con carácter previo, cualquier dictamen pericial.

12.6. En los supuestos de solicitud de Arbitraje, respecto al Cuerpo de Árbitros Laborales operará el siguiente procedimiento:

a) El Tribunal Laboral facilitará a las partes, en el plazo de dos días hábiles siguientes a la presentación del escrito de sometimiento o de la firma del Acta de Conciliación en la que se contemple tal extremo, la lista de árbitros, con el fin de que aquellas designen los que procedan, siempre en número impar, de acuerdo con el procedimiento previsto en el presente artículo, dentro del plazo de las veinticuatro horas siguientes. Tal designación, podrá realizarse y aceptarse en la propia Acta de Conciliación, si así lo acuerdan ambas partes.

b) Si no se lograra acuerdo entre las partes en la designación de árbitros, el Tribunal Laboral presentará una lista compuesta por un número de árbitros igual al doble más uno del número consensuado por las partes, elegidos de entre los componentes del Cuerpo de Árbitros, de la que ambas partes irán descartando nombres alternativos hasta que queden el árbitro o árbitros, que alcancen el número previsto.

c) En los tres días hábiles siguientes a la aceptación por las partes del árbitro o árbitros, Éstos convocarán una reunión conjunta de las partes, a la que podrán comparecer por sí mismos o por medio de representantes debidamente acreditados, en su caso, acompañados de sus respectivos asesores.

Dicho trámite de audiencia no será preciso, con carácter obligatorio, cuando las partes se hubieran sometido al Arbitraje de los miembros del Tribunal que intervinieron en el procedimiento de Mediación-Conciliación.

d) Oídas las exposiciones de ambas partes y analizada la documentación que obre en el expediente, así como los informes, peritajes y otras diligencias que, a iniciativa de los árbitros, se hubieran realizado, e intentada sin efecto la aproximación de las posturas respectivas, el árbitro o árbitros dictarán laudo en el plazo máximo de siete días hábiles.

e) En caso de que no se produjera unanimidad en el criterio de los árbitros, la resolución arbitral deberá ser emitida por mayoría simple.

f) El Tribunal Laboral facilitará copia de las resoluciones arbitrales, a petición de cualquiera de las partes.

12.7. En cualquier estado del procedimiento previo a la resolución arbitral, los árbitros designados al efecto podrán solicitar de ambas o alguna de las partes la aportación de documentación que pudiera ser de interés para la constatación de aspectos importantes del conflicto, que igualmente deberá ser entregada antes de que se proceda a dictar la correspondiente resolución.

Los árbitros podrán solicitar, asimismo, cualquier tipo de informe o peritaje, a los mismos efectos señalados anteriormente.

En estos casos, el plazo para dictar resolución arbitral quedará interrumpido hasta tanto que no obren en poder de los árbitros la documentación o informe solicitados, si bien se procurará que las diligencias se cumplimenten en plazo más breve posible y atendiÉndose siempre a los plazos legales establecidos.

12.8. En los procedimientos arbitrales instados, que tengan su origen en situaciones conflictivas creadas como consecuencia de divergencias en la aplicación de sistemas de organización técnica del trabajo o, en cualesquiera otros que, por su complejidad, requieran conocimientos específicos sobre la materia en cuestión, el árbitro o árbitros designados o, en su caso, los miembros del Tribunal Laboral propuestos para resolver el Arbitraje, podrán estar asistidos por aquellos técnicos, especialistas en el tema, que figuren incluidos en la lista del Cuerpo de Árbitros del Tribunal Laboral de La Rioja, quienes, si se les solicita por aquellos, deberán emitir el correspondiente dictamen técnico que, en ningún caso, tendrá carácter vinculante a efectos de la resolución arbitral que se dicte.

12.9. Como criterio general, desde la aceptación de arbitraje hasta la emisión de la decisión arbitral, no deberán transcurrir más de veinte días hábiles.

12.10. En todos los casos, el Laudo tendrá carácter vinculante para las partes.

12.11. El Laudo, únicamente podrá recurrirse ante los Tribunales competentes por cuestiones relacionadas con el procedimiento (falta de

citación o audiencia), aspectos formales de la resolución arbitral (incongruencia) o vulneración de derechos fundamentales o del principio de norma mínima.

12.12. En todo momento, tras la notificación del Laudo y en el plazo de siete días hábiles, cualquiera de las partes podrá solicitar del árbitro o árbitros la aclaración de alguno de los puntos de aquel.

12.13. En caso de conflictos colectivos de interpretación de convenios, se librará copia del Laudo a la Administración laboral correspondiente, a efectos de su publicación.

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera

En tanto no se determine lo contrario, y sin perjuicio de la voluntad de las partes signantes del presente acuerdo de regular con precisión las funciones de Conciliación, Mediación y Arbitraje en los conflictos individuales de trabajo, cuando así se acuerde por la Comisión Paritaria del Acuerdo Interprofesional de La Rioja, los mencionados procedimientos que se insten para intentar la solución de conflictos que afecten, exclusivamente, a un trabajador individualizado, no podrán versar sobre las materias siguientes: demandas de tutela del derecho de libertad sindical y demás derechos fundamentales.

Segunda

La Comisión Paritaria de Interpretación, Aplicación y Seguimiento del acuerdo Interprofesional de La Rioja, por acuerdo unánime de sus componentes, podrá modificar el contenido y ampliar las competencias previstas en el presente Reglamento, cuando así se estime conveniente.

Asimismo, son funciones de la mencionada Comisión, en relación con el Tribunal Laboral de La Rioja:

a) La interpretación de cualquier cláusula del presente acuerdo.

b) El nombramiento y designación del Secretario.

c) El nombramiento, a propuesta de parte, de miembros del Cuerpo de Árbitros de La Rioja.

d) La ampliación o reducción de la lista de árbitros, manteniendo la condición de paridad.

e) Adecuar el presente Reglamento a cualquier novedad que pudiera surgir durante su vigencia, si se estima conveniente.

f) Cualquier otra dimanante de la problemática de desarrollo, aplicación e interpretación de este Reglamento.

La Comisión tendrá su domicilio, a efectos de notificaciones, en la sede del propio Tribunal Laboral de La Rioja, sita en c/ Gran Vía 54, entreplanta (Edificio Torreblanca), Logroño 26005.

Tercera

Sin perjuicio de las funciones y cometidos asignados, a las Comisiones Paritarias por la legislación laboral vigente y, por los propios Convenios Colectivos, los conflictos que pudieran surgir de la interpretación de aquellos, podrán ser instados directamente ante el Tribunal Laboral de La Rioja, en virtud de acuerdo válidamente adoptado por las propias Comisiones Paritarias.

No obstante, las Comisiones Paritarias de los Convenios Colectivos deberán conocer en forma prioritaria de los supuestos siguientes:

a) Aplicación de cláusula de descuelgue.

b) Determinación de funciones de las categorías o grupos profesionales regulados en el Convenio Colectivo.

DISPOSICIÓN FINAL

El Presente Reglamento será de aplicación inmediata, a partir del día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de la Rioja, para todos los conflictos que tengan entrada en el Tribunal Laboral a partir de dicha fecha.

En Logroño a 17 de Septiembre de 1996.

DILIGENCIA: Con esta fecha queda registrado en esta Dirección general, el presente Acuerdo sobre el Reglamento de funcionamiento del Tribunal Laboral de Conciliación, Mediación y Arbitraje de La Rioja suscrito con fecha 17 de septiembre de 1996 por la Comisión Paritaria de Seguimiento del Acuerdo Interprofesional de La Rioja (BOR de 31.12.94).

Logroño, 5 de diciembre de 1996.- El Director General de Industria, Fomento y Trabajo, Enrique Lapresa Nogués

¿Te ha resultado útil el contenido de esta página?
¡Gracias por tu valoración!
Al 63% de las personas esto les resultó útil.
Subir